đHwww.oocities.org/es/trepamonio/maquillagemisanegra.htmwww.oocities.org/es/trepamonio/maquillagemisanegra.htm.delayedx-|ŐJ˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙Č0%††3OKtext/html`:Â)°†3˙˙˙˙b‰.HFri, 13 Dec 2002 22:06:30 GMThMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *-|ŐJ†3 Cuando un satanista explica que el satanismo no se basa en rendir culto diablo, y que es precisamente la negación a la creenci

Rituales Satánicos; modo de expresión artístico

 

 

 

 

 

Cuando un satanista explica que su ideología no se basa en rendir culto diablo, y que es precisamente la negación a la creencia y la adoración de una deidad externa, deja perplejo a su interlocutor.

 

żEntonces, que sentido tienen los rituales satánicos, y toda esa estética subversiva, si se produce en ello una descarada contradicción?

 

Tanto los satanistas ortodoxos como los Lavelyanos supongo que estarán de acuerdo conmigo que el satanismo, a diferéncia de las demás creencias ateas, tiene cierto dogma y una arraigada tradición hacia la práctica del ritual, ya sea para la ejecución de la magia negra o por el placer de utilizar la estética de "lo oscuro".

 

En mi caso, los maquillajes, el vestuario y la misa negra son una representación teatral burlona de los rituales religiosos. Mis simulacros de misas contienen una estética lúgubre, ciertamente, y aunque por ello no parezcan cómicas, su pretensión es puramente humorística. El objetivo de este tipo de escenificaciones no es provocar la carcajada fácil, si no es más bien una invitación al sarcasmo más profundo y cruel. Con estás paródias escénicas intento transmitir la misma aversión que me producen las exhibiciones de fe, y en general todas las manifestaciones públicas de carácter espiritual. En pocas palabras, pretendo caricaturizar lo absurdo; la adoración de una deidad externa omnipotente, omnipresente... żY que mejor manera que hacer uso de la mitología creada a partir de las “sagradas” escrituras?

 

żPor qué provocar de esa manera? żpor qué insulto a los religiosos institucionalizados?

 

Ante todo dejar claro que no pretendo salvar el mundo, ni cambiar nada, ni luchar contra... para conseguir que... No soy tan iluso. Siento asco por aquellos que predican o intentan inculcar sus ideologías, pero la razón principal de mi actividad es mucho más simple; lo hago por hobby. No es ironía, de verdad. Insulto a los religiosos constituidos por que me divierte. Quiero ser su “adversario”, quiero ser representante del así llamado “pecado”, o lo que el fascismo religioso pretende inculcarnos como actividades pecaminosas. Esta idea despierta mi espíritu combativo, y desarrolla mi mejor arma ofensiva: la creatividad. Soy un cabrón y no me avergüenzo de ello. Tampoco me enorgullezco. Simplemente me gusto tal y como soy, y seguiré siendo así con ánimo de joder. Simplemente.

 

 

 

Menú principal