CAMPANARIO (Ba 205)

1. /s/ ápico-coronal.

2. La localidad es una excepción en el territorio extremeño en lo que se refiere a la pronunciación de la velar fricativa sorda, ya que no existe su aspiración: nabaja, abeja, jamón.

3. La F- inicial latina, convertida ortográficamente en castellano en una h-, se pronuncia en la localidad, cuando se conserva, como [x]: jaba 'haba', jacha 'hacha', jigo 'higo', xherraúra 'herradura'.

4. Los informantes son yeístas, pero ninguno de ellos muestra rehilamiento.

5. Neutralización de l/r implosivas documentada: suerto 'suelto', buerta 'vuelta', arcornoque 'alcornoque'.

6. El segmento -r se pierde en posición final: enganchá, cabá, pajá.

7. En la conversación -que no en las respuestas aisladas a las preguntas del cuestionario- se advierte muy claramente la tendencia al alargamiento de la vocal final de la palabra, aunque sea átona.

8. El sufijo diminutivo utilizado es -ITO.

Cartografía lingüística de Extremadura