CASAS DE DON GÓMEZ (Cc 104)

1. /s/ apical castellana.

2. El grado de cierre de la vocal final no llega nunca a [u]. A veces aparece [o], pero lo normal es la ausencia de cierre. El caso de la mujer del informante es distinto, ya que se muestra más conservadora que el varón: granizu, rohtru, trigu, palu, etc. La vocal /e/ no se cierra prácticamente nunca.

3. Epéntesis de yod en la palabra grancia.

4. La F- inicial latina se aspira en palabras como ahoce 'hoz', hace 'haz', hacina, horca, heno, hozal; pero las excepciones nos demuestran que el fenómeno está en retroceso. El informante es consciente de que las formas con [h] son propias de la tierra, pero, según él, "están mal dichas".

5. La /x/ castellana se aspira en el mismo grado [h] que la F- inicial.

6. Tanto el informante como su cónyuge distinguen wpeC.jpg (1120 bytes) En alguna ocasión hemos encontrado casos de lleísmo (pronunciación wpeD.jpg (755 bytes) en vez de [y]), pero son poco significativos.

7. Excepto en la palabra torba 'tolva', no existe neutralización de l/r implosivas. En posición explosiva se ha documentado en cureca 'culeca'.

8. En posición final, la -r se pronuncia como lateral, normalmente relajada: señol, muhel, pahal, flol, etc.

9. Conservación del grupo -MB- en lambel.

10. Palatalización de -n- en la voz uñil.

11. Posesivo precedido de artículo: "la vecina de la mi Felisa".

12. Diminutivo -INO general.

Cartografía lingüística de Extremadura