Huaraz,
Director: Pelayo Luciano Salazar
    Secciones
   Portada
   Editorial
   Política
   Locales
   Policial
   Economía
   Internacionales
   Opinión
   Cultural
   Espectáculos
   Deportes
   Amenidades
   Turísmo y Viajes
   Salud y Belleza
   CINE
   HORÓSCOPO
   DIRECTORIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Piernas bellas

El mundo de hoy, exige a las mujeres ser más activas. Es por eso que además de dedicarse a la labor maternal, también se dedican a trabajar, por lo que están más expuestas al riesgo de contraer várices. Ellas, al estar de pie o sentadas, en sus trabajos o casas por mucho tiempo, ejercen presión sobre las plantas de sus pies y no permiten la correcta circulación de la sangre.

Pero, ¿qué son las várices?. Es una enfermedad que consiste en la dilatación, alargamiento y tortuosidad de los vasos venosos y aparece fundamentalmente en las piernas. Esa alteración repercute en el funcionamiento de estos vasos, destinados a devolver la sangre al corazón.

Las várices se ocasionan porque las válvulas que contienen las venas no funcionan correctamente impidiendo que la sangre se devuelva hacia las arterias, alterando la circulación de retorno venoso y haciendo que la sangre se acumula en las venas.

Esta enfermedad se caracteriza por presentar venas anormalmente dilatadas, abultadas y a menudo azulosas y nudosas. Las venas protuberantes se acompañan habitualmente de dolor. Además de ello, las várices provocan hinchazón, calor local, calambres, sensación de pesadez y úlceras en las piernas.

TRATAMIENTOS DE SOLUCION

Aunque muchos piensen que las várices no tienen solución y que lo único que queda es la resignación, la medicina nos ha demostrado que existen diferentes maneras de tratar esta enfermedad hasta desaparecerla. Entre ellas tenemos:

Láser: Si bien pue-de utili-zarse en venas va-ricosas gruesas, su uso es más recomendado para telan-giectasias, venas reticulares y malformaciones venosas. Se introduce una sonda que hace disparos sucesivos que provocan la oclusión del vaso, logrando impedir el paso de la sangre y por lo tanto la venita desaparece.

La escleroterapia: Es un procedimiento ambulatorio que no requiere reposo y que utiliza anestesia local. A tarves de una inyección colocada al interior de las várices elimina el reflujo causante de estas y las várices por completo con un riesgo mínimo y sin dejar cicatrices. Como se trata de venas superficiales el flujo y circulación adecuada de la sangre esta asegurado por las venas profundas que llevan en forma normal el 90% de la sangre de las piernas, pudiendo transportar sin problemas el 100% de ésta. Durante el tratamiento se puede realizar la vida normal, ejercicios, caminar y trabajar; solo no se deben asolear las piernas (evitar el sol) y usar un tipo de soporte elástico (vendas, pantys o calcetines elásticos) indicado por su médico especialista.

Elasto-compresión: Consiste en el uso de vendas, donde la mayor presión se ejerce en el empeine y el talón para lograr un mejor impulso de la sangre y optimizar el retorno venoso. Drenaje Linfático Manual: Las várices e insuficiencia venosa producen hinchazón de las piernas. Las venas están destinadas a retirar el exceso de líquido de las extremidades junto a los desechos del metabolismo. Debido a su mal funcionamiento se acumula líquido produciendo edema. El drenaje linfático manual es un masaje que facilita el retorno venoso, el retorno linfático y la circulación linfática.

Oclusión por radiofrecuencia: Consiste en la introducción de un electrodo directamente en la vena varicosa que descarga ondas de ultrafrecuencia. Dichas descargas provocan la contracción de la capa media muscular del vaso, con lo que deja de pasar sangre por él. Se complementa con la extracción de las ramas varicosas de la pierna mediante ganchos que dejan una cicatriz absolutamente mínima.

Luz pulsada: Útil para las venas más pequeñas. Consiste en un aparato que concentra la intensidad lumínica y produce una irritación o inflamación en la capa más interna de los vasos logrando su obstrucción.

Todos estos tratamientos dan buenos resultados en general, pero no hay que perder de vista que el resultado final dependerá de las características de cada paciente. Por eso, antes de elegir un tratamiento los pacientes deben someterse a un estudio de su situación venosa. Si deseas saber más puedes encontrar el artículo completo en la última edición de la Revista Natura en autoservicios y puestos de revistas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

COPYRIGHT © 2004 - El departamento de Arte y Diseño del Semanario "Primera Página" Jr. Juan de la Cruz Romero 536 Huaraz - Perú
Central telefónica: (043)723877 - Publicidad: (043)9614540
Reservados todos los derechos. Comentarios a: pluciano@viabcp.com

 
1