LOS CERETONES

 

 

Existen varias versiones que hacen referencia a quiénes son los Ceretones...

La primera versión de esta leyenda proveniente del estado Falcón, dice que son hombres vampiros invisibles que se cuelan por las ventanas de las casas a altas horas de la noche, para raptar niños y chuparles la sangre. La segunda culpa a los leprosos, quienes para purificar su cuerpo con sangre nueva, la extraen de los más jóvenes. La tercera se basa en la creencia de que sólo son espíritus malos o almas en pena.

Según Luis Arturo Domínguez, investigador especializado en temas de folklore venezolano el origen de los Ceretones, tiene que ver con un rito, más que con cualquier historia de horror y ficción.

- “La persona que pretende ser Ceretón -afirma- ha de someterse a ciertas ceremonias en donde un médico hechicero le impone cosas para lograr la iniciación”.

- ¿Y luego qué ocurre?

- “Después, el iniciado tiene que ir a las doce de la noche a una encrucijada. Allí se revuelca en el suelo, invoca al “Maligno” y queda convertido en un Ceretón. Inmediatamente se dirigirá a la orilla de un pozo. Se desnudará y colocará su ropa, al pié de un árbol. Luego rezará la oración de San Cipriano, al revés, el Credo o cualquier otra oración, y concluida ésta, marchará en dirección a la casa en la cual desea hacer de las suyas, invisible ya para los no iniciados”.

 

1