La Cultura Fenicia

LA CULTURA FENICIA

 
Contenido:
*  La Religión Fenicia
*  El Comercio Fenicio
*  El Arte Fenicio
*  El Alfabeto Fenicio

 

La Religión Fenicia: Contenido

La religión fenicia, en su origen era una religión típicamente cananea en todos sus aspectos.

En las excavaciones arqueológicas de Ugarit antigua ciudad cananea al norte de Biblos, se encontraron la mayor colección de tablillas protofenicias referentes a religión y mitos, ellas son de gran importancia porque confirman que los fenicios tenían una religión basada en la estructura de la antigua religión cananea.

Estela con  el símbolo de la diosa Tanit o Astarte

En la época de la expansión fenicia, podemos distinguir en su religión no solo los elementos cananeos, sino también muchos prestados de los cultos circunvecinos, especialmente tomados de los egipcios y más tarde de los griegos. Aunque la religión había permanecido en su espíritu básicamente cananeo. Los colonizadores fenicios llevaron su religión a través del mar. En todas partes donde fundaron colonias, se daba culto a los mismos dioses, si bien no siempre con los mismos nombres y se realizaban las mismas practicas del culto que en la fenicia de origen.

En la religión fenicia sus cultos se basaban en antiguos mitos cananeos que pretendían explicar el misterio del ciclo de las estaciones, reproducían la alternancia anual de las estaciones propiciatorias de las cosechas. Lo que indican venían de pueblos agrícolas, como seguramente eran los antepasados cananeos, actividad que cambiaron por el mar por su ubicación. Los textos ugariticos proporcionan múltiples indicios sobre lo que los fenicios creían. El panteón fenicio se organizaba en torno a una triada, a la cabeza se encontraba la máxima deidad masculina, llamado EL, Dios Supremo, El creador de los creadores, El padre de los dioses. Era la deidad universal y gobernaba pasivo sobre toda la serie de dioses o divinidades menores. Le seguía la Diosa Madre, llamada Asherat-del-Mar, su consorte, cuyo hijo Baal o Señor, identificado con la juventud, el dinamismo, la fuerza y la violencia, ha llegado hasta nosotros como el dios fenicio por excelencia. El Señor Baal perecía cada ano para simbolizar la ciega de la cosecha y la sequía de la tierra. El hijo renacía luego señalando el retorno de la primavera y una nueva cosecha. Este mito ha tenido diferentes versiones, de acuerdo a los textos encontrados.

Dios Baal, procedente de Siria

El mito cuenta que Baal, dios de las tormentas, de la lluvia y de las montañas, en unión con su esposa Baalat, es decir, "Señora", tuvieron un hijo Aliyan, que junto con su padre luchan contra Mot, Dios de la sequía y el mundo inferior.

De acuerdo a las tablillas encontradas, este ciclo se repite, el joven dios muere, desaparece bajo tierra, pero Anat, esposa y hermana de Aliyan, rescata su cuerpo y lo lleva hasta las alturas de Safón, enterrándolo allí. Luego busca a Mot y le da muerte, por último resucita Aliyat y se sienta en el trono de Mot. El simbolismo de este texto es claro. La tierra ha conseguido sobrevivir a la muerte y a la sequía. El joven aparecerá, sano y salvo, cuando brote la nueva cosecha en primavera.

UGARIT, Baal 1500 a. de J. C.

Los nombres de los dioses del Panteón, variaban según las ciudades, los anteriores pertenecían Biblos, en Sidón tomaban el nombre de Baal Sidón y Astarte, en Tiro se identificaban como Melqart y astarte, por último en Cartago se denominaban en un principio como Melqart y Tanit, cambiando más tarde el nombre por Baal Hammon y Tanit. Además de estos dioses y diosas, el panteón fenicio, tenía muchas más deidades con actividades específicas, como el sidonio Eshmun, cuyo cometido era la curación, Dagón, estaba asociado con el trigo y los cereales y Reshef, con las plagas.

El poder sacerdotal debió ser muy grande, ya que para los fenicios la religión asumía un papel primordial. Los sacerdotes y sacerdotisas formaban una jerarquía con un sacerdote a la cabeza a cargo de cada templo y ejercían gran influencia no solo en el ámbito religioso, sino económico y político en la sociedad. Los templos eran lugares grandes y complejos, pero hay pruebas de que gran parte del culto fenicio tenía lugar en pequeños santuarios al aire libre. Son muy escasos los restos de templo, pero un santuario algo mayor, recientemente descubierto por James Pritchard, en su nueva y reciente excavación en Sarepta, tiene la forma de un pequeño edificio rectangular, dentro del cual se alza un altar.

Astarte Baal Deidad Fenicia desconocida
Astarte, 1400 a. de J. C. (Libano) Baal, 1350 a. de J. C.  (Ugarit) Deidad desconocida, 900 a. J. C.    (Libano)

El sacrificio era una importante característica que la religión fenicia compartía con otras. Se realizaban ceremonias cuyo propósito era el de aplacar y fortalecer al dios. El no honrar regularmente al dios, minaba su valía, poder y deseo de beneficiar a la gente. Es importante reconocer que los fenicios practicaban el más extremo sacrificio: el de vidas humanas. Lo cual les valió el rechazo de sus vecinos hebreos en la fenicia oriental y el de Roma en la fenicia occidental, pues Cartago lo siguió practicando por mucho tiempo. Como prueba de los sacrificios humanos en la fenicia oriental solo se dispone de algunas referencias en el Antiguo Testamento. De la fenicia occidental se tienen pruebas irrefutables en las excavaciones de un antiguo cementerio de Cartago, donde se han exhumado pequeñas vasijas de arcilla que contenían los restos de criaturas y niños. Mezcladas con estas urnas hay otras que contienen los restos de jóvenes animales como cabritos, corderos, gatos y cachorros.

 

El Comercio FenicioContenido

Las ciudades fenicias del segundo milenio antes de Cristo consiguieron crear una estructura comercial propia para compensar la diferencia entre sus recursos naturales y los de sus vecinos.

Por su posición geográfica los fenicios, dice Herodoto, era un pueblo "botado al mar por su geografía". Como comerciantes y mercaderes fueron los fenicios activos y prósperos, buscaban y transportaban por las rutas comerciales marítimas de un extremo a otro del mediterráneo, materias primas y toda clase de productos manufacturados por ellos y por los pueblos de oriente. Excelentes navegantes y audaces exploradores contaban con numerosas flotas comerciales y de guerra, estas últimas protegiendo siempre a los barcos mercantes. Eran naves de estilizadas líneas, veloces y técnicas, dotadas de un gran espolón de proa que actuaba como ariete y servia para abrir grandes vías de agua y echar a pique las naves enemigas.

Colgante  fenicio con símbolos astrales

Fenicia nunca fue un Estado unificado en la acepción moderna del término, era más bien un conjunto de ciudades más o menos importantes cuyos habitantes vivían del comercio marítimo y de las industrias relacionadas con este, es decir, astilleros, factorías de artículos manufacturados, aprovechando las materias primas que los barcos suministraban.

Para los griegos, la prosperidad fenicia, que en su día fue envidiada por todo el Mediterráneo, procedía en sus inicios del humilde murex, molusco que abundaba en las costas fenicias y del cual se extraía el tinte color púrpura. Los tejidos teñidos con púrpura eran en la Antigüedad, un artículo de lujo que solo los potentados podían costearse. A partir de este comercio y el de las finas maderas (cedro) del Líbano, se fueron construyendo las grandes fortunas que luego se invertirían en fletar orondos cargueros con los que los fenicios comerciaron, dando inicio a la expansión y la fundación de colonias y factorías, sirviendo de puente entre las grandes civilizaciones antiguas del oriente y los pueblos del occidente mediterráneo.

Se les ha llamado con mucha propiedad "recaderos del mundo antiguo". Su importante marina iba a buscar los metales útiles como el estaño, cobre y oro en los lugares mas apartados, de los cuales se hacia gran consumo en la corte del faraón y en Ninive y Babilonia. En las colonias fenicias del sur de España encontraron grandes minas de plata, fuente de riqueza y expansión fenicia. Diodoros escritor clásico anota: " los fenicios allegaron grandes riquezas en el comercio de la plata. Gracias a este comercio que realizaron durante mucho tiempo, crecieron hasta el punto de poder fundar colonias en Sicilia e islas cercanas, en Africa y Cerdeña y en Iberia".

Vendían en Grecia, en Italia, en todas las costas bañadas por el Mediterráneo, el incienso y la mirra de Arabia, las piedras preciosas, las especias y marfil de la India, la seda de China, los esclavos y caballos del Cáucaso.

Moneda Fenicia

El comercio fenicio era de intercambio, estos no usaron la moneda hasta el año 400 antes de la era cristiana. En Sidón solo por la influencia de los persas se empezaron a acuñar monedas, en el reverso estaba impresa la cabeza del rey persa, lo que atestigua los estrechos lazos que por aquel tiempo unían a Persia y Sidón.

 

El Arte FenicioContenido

En el arte fenicio concurren elementos de muy diversas procedencias: egipcios, griegos, mesopotámicos, egeos, sirios y micénicos, es decir, fue un arte eminentemente ecléctico. La característica fundamental de este arte fue fundir, asimilar y armonizar en todo original, corrientes artísticas diferentes.

Cuentas de un collar fenicio  Hallado en Olbia, Cerdeña (V -  III a. de C.)

Durante un millar de años, fue imposible moverse por el mundo mediterráneo sin encontrarse con artículos fenicios: las joyas, el vidrio, el marfil tallado, los recipientes de metal decorado: los diseños eran de una amplia y desconcertante variedad, pues los artistas fenicios los adoptaban de otras culturas para satisfacer los variados gustos de sus clientes. Al principio los fenicios actuaban sobretodo como tratantes, los buhoneros contentos de comerciar con cerámica minoica o escarabeos egipcios, fortalecieron el comercio marítimo, pero su pericia no tardo en desarrollarse. Con el tiempo fundaron una industria de creación artesanal, donde se hacían la mayoría de los objetos decorativos con los que comerciaban.

Jarra de vidrio Fenicia                      Alfareria Fenicia

Trabajaban miniaturas de marfil exquisitamente labradas, aunque fabricaban figurillas, placas ornamentales y artículos útiles, la principal producción en marfil de los fenicios consistía en paneles decorativos para muebles de su propia creación con maderas de alta calidad. Los asirios apreciaban mucho estos muebles y recibieron muchos como tributo y como botín. El marfil fenicio provenía de los colmillos de elefantes indios y africanos. De hecho los cartagineses criaban elefantes en sus granjas. Fabricaban adornos de oro, plata, cobre y bronce, producidos en serie. La orfebrería es su mayoría es creada en filigrana y "granulada", este proceso estuvo olvidado durante muchos siglos e intrigo a los joyeros hasta que fue redescubierto en la década de 1920. Tanto la Iliada como la Odisea, describen con admiración los recipientes de plata sidonios.

Placa de marfil incrustado con leona que ataca a un joven negro. Arte Fenicio

Plinio dice que la invención del vidrio se debe a los fenicios, al igual que la pasta vitria. Sin embargo esta tradición la heredaron de Egipto y Mesopotamia, pero adquirieron gran pericia en la manufactura de abalorios y objetos ornamentales. También fabricaban pequeños frascos de incienso y otros recipientes, usando arena de primera calidad procedente de las de Tiro. Los fenicios empleaban una pasta de arena fina combinada con carbonato sódico. Sometiéndola a grandes temperaturas y añadiéndole pigmentos, la mezcla se convertía en vidrio de colores. Las fábricas de pasta vitria produjeron los "vasos", objetos muy usados por los fenicios, que hacían gran uso de los perfumes. Homero, alaba una de los productos más famosos de los artesanos fenicios, las copas con figuras en relieve e incisas, de una exquisita elegancia y belleza. Las fabricaban en oro, plata o bronce, eran consumados maestros en su técnica.

En el siglo IX antes de nuestra era, nace en Chipre una cerámica fenicia bellamente decorada, cuya superficie podía competir incluso con el metal. Los fenicios difundieron el uso de las ánforas como envase de almacenamiento, las figuras de cerámica a molde se puso al alcance de un público muy amplio y dejo de ser exclusivo de las clases elevadas. Los fenicios se interesaron más en su cerámica por su utilidad que por la belleza.

Arte Fenicio Arte Fenicio

Estatuilla en Bronce que representa a un dios fenicio

Estatuilla de Bronce de 1500 a. de J. C. . Representa a un dios de Siria.

Un curioso aspecto de esta venta es que la mayor parte de lo que ha perdurado proviene de otros países, lo cual refleja la manera en que los fenicios inundaban sus mercados, pero ello ha dificultado el poder conocer el verdadero estilo fenicio y diferenciarlo. Los fenicios salieron a través del mar, llevando consigo esta economía mixta de industria, arte y comercio y la desarrollaron en sus colonias occidentales.

 
Bibliografía consultada:

Harden, Donald. Los Fenicios. Biblioteca de Historia, Ediciones Orbis S.A. . Barcelona, 1965.

Corzo, Ramón. Los Fenicios, señores del mar. Madrid, Información y Revistas. 1988.

Martinez, Jesús P. . Historia Universal en Cuadros Esquemáticos, vol I - Edad antigua. Epesa. Madrid, 1948.

Los Fenicios, Vol. I , II. En ORIGENES DEL HOMBRE, Arqueología de las primeras civilizaciones. Ediciones Folio S.A.. Barcelona, 1995.

Beláquez, José María. Historia de Oriente Antiguo. Ediciones Cátedra. Madrid, 1992.
 

Ir Arriba

Página Principal

1