BREVE HISTORIA DE ALFA Y OMEGA Nº 14

Por Arturo Cuadra Ortegaray Gr.·. 33

 

Cuando el autor de estas líneas fue elegido Venerable Maestro de la Respetable Logia Progreso Numero Uno, en Diciembre de 1986 apareció un fervor masónico inusitado. Las iniciaciones comenzaron en gran numero. Los aprendices pasaron a oficiales y estos a maestros; la membresia se fue ampliando y habiéndose llenado las columnas, el suscrito propuso al hermano JUAN MANUEL SALGADO ZEAS, la creación de una nueva logia, la primera desde 1960. Consultaron el proyecto con el Ilustre y Poderoso Hermano Salvador Chavez Mairena quien se construyo en gran impulsor de la idea. Mas tarde se formo un grupo de hermanos de gran valía, y pasaron a preparar las formalidades de rigor para la creación.

 

El día 25 de octubre de 1987 se reunieron en el templo Masónico, los Venerables Hermanos JUAN MANUEL SALGADO ZEAS, ARTURO ELI TABLADA TIJERINO, CARLOS WILFREDO NAVARRO MOREIRA,GERARDO MENA ESCOBAR, FELIX PEDRO CASTILLO, SALVADOR CHAVEZ MAIRENA, otro cuyo nombre no recuerda la historia , y el suscrito que participaba como consejero. Los hermanos decidieron fundar y sostener una nueva Logia en la capital de la República.

 

Los fundadores cumplieron estrictamente las exigencias del reglamento y la Soberana Gran Logia Simbólica de Nicaragua reunida en león el 20 de Noviembre de 1987, decidió otorgar la Carta patente, en medio de júbilo y alegría indescriptibles. Todos se regocijaron aprobando estruendosamente el advenimiento de un nuevo taller, salvo uno cuyo nombre no recogieron los anales.

 

La respetable Logia Alfa y Omega se instalo con toda pompa y solemnidad el día 15 de Diciembre de 1987 en el templo Masónico de Managua, en una tenida llena del más inmenso regocijo. Su primer Venerable Maestro fue el Venerable hermano JUAN MANUEL SALGADO ZEAS, ahora residiendo en Australia. Han sido Venerables Maestros hasta el día de hoy, los hermanos ARTURO ELI TABLADA TIJERINO, CARLOS WILFREDO NAVARRO MOREIRA, FELIX PEDRO CASTILLO y el actual, CAIRO MANUEL LOPEZ, quien trabajaba en su segundo periódico.

 

La Logia se reúne asiduamente, es faro de luz hacia la moral y la virtud, y hace apostolado a favor del progreso del mundo y de nuestra venerada y sublime Institución.

Es interesante consignar para la historia, el surgimiento de su nombre. Las primeras proposiciones fueron nombres de cualidades tales como Armonía, Virtud, Esperanza. Contra esos nombres propuso el hermano Wilfredo Navarro el de Respetable Logia Libertad Nº 14, exponiendo con brillantez sus argumentos los cuales fueron ganando adeptos hasta que apareció la propuesta del hermano Félix Pedro Castillo, quién dice: En vez del nombre de la libertad pongamos mejor el nombre del Libertador, Simón Bolívar. Hablaron de pro y hablaron en contra hasta que propusieron a otros hermanos militares distinguidos, como Francisco de Miranda, San Martín, José Martí. Juan Manuel Salgado Zeas manifiesta: Porqué no un general centroamericano como Francisco Morazán. Entonces mejor sería honrar a un militar nicaragüense, dice Gerardo Mena Escobar. Menciona varios nombres y propone formalmente el del General Sandino. Discutiéndose el asunto, el hermano Salvador expresa que en lugar de militares deberíamos adoptar el nombre de un hermano civil fallecido como el inolvidable Juan Francisco Gutiérrez , Gran Maestro por 28 años. No se hicieron esperar las menciones para Eduardo Kattengell, Alfredo Galeano y otros de recordación permanente, que hábilmente avalara el Poderoso Chávez Mairena .

La discusión desembocó en la idea de que para no discriminar a uno u otro hermano puesto que todos merecen por igual la distinción, debería proponérsele el nombre de Luz o –hermandad, Firmeza, Igualdad, Fraternidad o cualquier otro similar. La discusión volvió al mismo lugar en donde comenzó, proponiéndose virtudes y cualidades.

Era difícil lograr un consenso y elegir. Tomó la palabra el Venerable hermano Arturo Elí tablada Tijerino y con voz doctoral una intervención floreada , pasa a tercear en la discusión. Propone con toda solemnidad el nombre de Alfa y Omega Número Catorce, explicando que en esos términos está contenido todo lo que existe, que alfa y Omega es el principio y el fin, y por supuesto todo el intervalo que media entre el principio de la vida y el final que es el morir, procedimiento indispensable par cruzar el oriente eterno a fin de recomenzar en la dimensión verdadera y eterna, etcétera ,etcétera.

Alfa y Omega es Jesucristo, dijo el hermano Arturo Elí Tablada Tijerino y fue admirable que todos estuviéramos de acuerdo en lo inmediato. Todos los hermanos se manifestaron satisfechos y celebraron el hallazgo. Los Venerables Hermanos Fundadores se pusieron de pie para proclamar que ese nombre llevaría la Nueva Logia, por los siglos de los siglos, y de ese modo quedó escrito para siempre jamás.

Se dispensaron baterías. Cundió la alegría y habiendo finalizado la obra, pasaron todos al área de masticación. En el Salón de Los Pasos Perdidos se hicieron más intensos los comentarios, proliferaron los abrazos fraternales, se cargaron los cañones y el Venerable Maestro lanzó por fin al aire la voz de :

¡ Fuego ¡ .

1