Nº 23
MAYO-JUNIO 2002

ARTÍCULOS:


TEXTO DE TAPA VOLVER

Nadie puede querer destruir sin tener por lo menos una vaga idea, cierta o falsa, del orden de cosas que según él debería suceder al por entonces existente, y cuanto más viva sea en él esa idea, más poderosa se hará su fuerza destructiva, y cuanto más se aproxime a la verdad, es decir, cuanto más se adecue al necesario desarrollo del mundo social actual, más saludables y útiles serán los efectos de su acción destructiva, pues ésta se halla siempre determinada, no sólo en su esencia y en el grado de su intensidad, sino además en sus modos, en sus vías y en los medios que emplea, por el ideal positivo que constituye su pristína inspiración, su alma.

Miguel Bakunin


¡A DESTRUIR Y SEMBRAR! VOLVER

Tranquilo, sereno y pasificador como el trabscurso del arroyo; pero agitado, revuelto y violento como en su desembocadura... naturaleza pura.
La fiera, al encontrarse acorralada por el cazador, arroja mortales y violentos zarpazos contra su enemigo; utiliza todas sus energías fusionada a la inteligencia y sabiduría que le ha brindado el estado salvaje en el cual habita. Las garras afiladas alcanzan al cazador, desangrando así su poder, y matando la fuerza impuesta. Morir luchando no es lo mismo que vivir resignado, pues, esto no es vivir, es prolongar por algún tiempo la vida. Ya que en mundo de cazadores y presas sólo las fieras viven o mueren dignamente y, con lo cual, brindan vida.
Utilizan su inteligencia, el sudor y la sangre para conquistar el justo derecho -que tiene todo individuo- a la vida ...naturaleza pura.
Un tiempo atrás en la selva urbana el fuego se elevó y se expandió libremente, hubo corridas, temor y respeto; por sobre todo ¡respeto!.
Tras el intenso calor -generado por un incendio, jamás visto en la tierra entonces- los mares, lagos y arroyos hirvieron. Los fenómenos naturales, nunca imaginados por los avanzados científicos e historiadores, sucedieron.
En esta región -destruída completamente- se oyeron poderosos estruendos y ensordecedores estallidos, los cuales, hicieron vibrar el piso arrasado.
Eran truenos, relámpagos, refucilos enceguesedores, que le anunciaban a la desesperada sequía la anciada llegada de la lluvia. Lenta y maravillosamente renació de las cenizas una flor, una vida, una nueva esperanza...
¿Y ahora qué? -se preguntaron- pensaron y decidieron sembrar, con las semillas que siempre les habían prohibido sembrar. Pero esta vez -despues de tantos errores y experiencias pasadascuidarían para que germinen; y así provean el máximo de bienestar y felicidad para todos. Están son: la libertad, la igualdad, y la fraternidad y el amor, ilimitados, como la evolución misma.
¿Pero si la autoridad nuevamente se obstinara en imponer su involución? -se preguntaron-.
Pensaron y decidieron: el camino natural, - todo de nuevo- la fiereza, el fuego, la flor y la desembocadura...
Es naturaleza pura, es revolución social.
¡A destruir y sembrar!

Vilchesz


CRÓNICA DE MILES VOLVER

Dudé, pensé, y sucesivamente sostuve esta cadena hasta que me di cuenta que no podía dejar de estar ahí, más allá de todo, la revuelta y la espontaneidad habían ganado las calles.
Llegando al epicentro, con el cansancio de una jornada de trabajo y con la preocupación por los muertos, me encontré, parafraseando la canción, con negras tormentas agitando los aires, tormentas de fuego, de revuelta, de cemento; me encontré en un caos perfecto, en una “anárquica” realidad que comenzaba a transformar mi pensamiento.
Las barricadas se elevaban por decenas, por cientos y la gente no se dejaba amedrentar, aunque las balas y los gases no menguaban. En cuestión de minutos -ese veinte de diciembre- pasé de no saber si participar, a estar enfrentando al Estado con sus miles de policías que no dejaban de querer matarnos.
Entre idas y venidas, corridas y enfrentamientos, quedé solo, perdí a mis compañeros y entonces, inmerso en una inmensa solidaridad que nos recorría a todos, comencé a buscarlos.
Tras un tiempo me encontré, detenido por las circunstancias, enfrentando a un grupo de policías que había quedado acorralado. El fuego crecía, la ira contenida había comenzado a desatarse y no se detenía ni ante los gases ni el plomo.
Todo era desorden, todo era “anarquía” y yo, en medio de la Av. 9 de Julio, no terminaba de entender todo lo que ocurría. En algún momento escuché que alguien gritaba: “¡Cuidado, vienen los de civil!”. Una camioneta y dos autos se acercaron hasta nosotros, y la lluvia de piedras comenzó. Del otro lado, se abrió una puerta de la que asomó una 9 mm. que empezó a actuar. El silencio se apoderó de todo, instintivamente giré sobre mí y empecé a correr. Sólo se escuchaban disparos, de gases y de balas de goma, aunque un nuevo ruido se había sumado, eran esas 9 mm. lanzando plomo y obligándonos a retroceder.
Las opciones eran tres: hacia adelante, a la derecha o a la izquierda. A mi derecha aparecía un tentador puesto de diarios que se presentaba como un excelente lugar para refugiarme. Lo descarté no sé por qué, pero no fui, seguí hacia adelante casi sin razón.
En el instante siguiente se completó el cambio que había comenzado cuando llegué. A mi derecha, en ese lugar que aparecía como perfecto para cubrirme de las balas, un joven, a un metro mío, cayó de rodillas agarrándose el cuello. La sangre no cesaba, al acercarnos pudimos ver que las balas lo habían alcanzado también en el hombro. Con la gente que estaba lo subimos a una moto para que lo llevaran a un hospital (más tarde me enteraría que había muerto).
En ese momento, comprendiendo que yo podía morir, que si hubiera corrido hacia la derecha yo también hubiera recibido las balas, se me presentaron dos opciones: huir o seguir. La primer alternativa la descarté automáticamente; todavía seguía la revuelta, todavía no había encontrado a mis compañeros, nada había terminado. Alguien gritó desde una ventana (una de esas tantas ventanas que ayudaban como podían, tanto con agua o arrojando cosas contra la policía), que el Presidente había renunciado, pero a nadie le importó, no se pretendía echar a uno para poner a otro, la respuesta fue: “que se vayan todos”.
Las cosas se aclaraban cada vez más, las fuerzas represivas, el Estado, no querían que estuviéramos ahí, no querían ni quieren que existamos, no quieren que se les desobedezca. Se había declarado el estado de sitio, pero la gente había sitiado al Estado. La solidaridad, la rebeldía, habían tomado “anárquicamente” las calles, y ahí estabamos, enfrentando a todos y a todo.
La ciudad era nuestra, la destrucción y el “caos” avanzaban reordenándolo todo. El paisaje era tan violento como hermoso, con la gente en las calles rechazando a la autoridad.
La noche llegó, aunque no calmó todos los ánimos, los saqueos continuaron, aunque no tan fuertemente la represión. Con la noche también llegaron las reflexiones: ¿A quién habíamos ayudado? ¿Quién organizó esto? ¿Qué hay detrás?
Evidentemente existió carne de cañón, evidentemente hubo una lucha palaciega entre poderes dentro del Estado que impulsó muchas cosas, evidentemente uno de los sectores del poder logró ubicarse en el trono, pero también, evidentemente la percepción de la gente cambió, la forma de ver al Estado y a la policía ya no es la misma, la experiencia de la solidaridad y la revuelta demostraron que es posible enfrentar a la autoridad y hasta destruirla, como así también se vio que para hacer esto, no es necesario que nadie nos ordene.
Creo que no es posible hablar en términos de derrota o victoria, el capitalismo continúa, la autoridad también, y hubo muertos. Estado y poder continúan sitiándonos, pero ya no es igual, y aunque existe una relativa calma, la revuelta está latente.

Lionel


AVISO A LOS INSURGENTES VOLVER

"Regla principal: no actuar en masa. Conducid una acción entre tres o cuatro como máximo. El número de los pequeños grupos debe ser lo mayor posible y cada uno de ellos tiene que aprender a atacar y a desaparecer velozmente. La policía intenta aplastar una masa de un millar de personas con un solo grupo de cosacos. Es más fácil vencer a un centenar de hombres que a uno solo, especialmente si éste ataca por sorpresa y desaparece misteriosamente.
La policía y el ejército quedarán sin poder si Moscú está cubierto por estos pequeños destacamentos inaccesibles. (...) No ocupar fortalezas. Las tropas estarán siempre en grado de tomarlas o simplemente de destruirlas gracias a su artillería. Nuestras fortalezas serán los patios interiores o cualquier lugar desde donde es ágil golpear y marcharse. Si debiesen tomar esos lugares, no encontrarían a nadie y habrían perdido numerosos hombres. Es imposible para ellos tomarlos todos porque deberían, para eso, llenar cada casa de cosacos."

Aviso a los insurgentes, Moscú, 1905.


ACERCA DE LAS ASAMBLEAS BARRIALES VOLVER

Estamos viviendo en un país que hace apenas unos 100 días no imaginábamos. No es que la situación haya empeorado tanto - en realidad la miseria ya venía de lejos- sino que todos vivimos un cambio de percepción, tanto del pasado, como del presente, y peor aún, nadie imagina un futuro posible. Ese cambio de percepción, ha generado nuevas actitudes, despertares a la realidad y nuevas formas de imaginarnos a nosotros mismos, así como de identificarnos. En estos últimos tiempos -desde la caída de F. De la Rúa - tanto el fenómeno de los cacerolazos como el de las asambleas populares han sido la única respuesta genuinamente nacida de la voluntad de la gente. Es innegable que los partidos políticos, tanto de izquierda como derecha han querido llevar agua para su propio molino, pero la realidad es que siempre que lo hicieron tuvieron que montarse sobre la movilización espontánea, jamás fueron sus generadores u organizadores.

Después de decenas de asambleas y cacerolazos el nivel de participación popular (en términos cualitativos y cuantitativos) comienza a decrecer. No hay forma de saber si la participación menguante de los sectores populares es momentánea o un índice de un desinterés o decepción cada vez más marcado. Pero lo cierto es que se ha perdido gran parte del impulso inicial, de la espontaneidad y del entusiasmo. Los partidos de izquierda - de triste y escasa participación en los acontecimientos del 19 y 20 de diciembre- han ido copando la asamblea interbarrial y quitando lentamente el espacio de discusión de los vecinos. Hablan de organización y coordinación, de “elecciones ya”, de nacionalización de la banca, y muchas otras consignas más que van mechando en las consignas que se votan en las asambleas.
La metodología es conocida: copan las asambleas con gran cantidad de militantes, saturan la lista de oradores y repiten consignas huecas y desgastadas. Luego de horas de escuchar discursos prefabricados, en la asamblea interbarrial (que la mayor parte de las veces se realiza en Parque Centenario), se votan decenas de consignas, adhesiones y condenas. Palabras, nada más que palabras. Y se habla de organizarse. Como si las asambleas no fueran una organización, el órgano de expresión del pueblo por excelencia. Las propuestas pasan por la “unificación”, cuando lo interesante del fenómeno fue siempre más bien la diversificación, lo espontáneo y la creatividad de las asambleas barriales. Un ejemplo de esta política contra la espontaneidad y la “desorganización” ha sido el institucionalizar todos los viernes un cacerolazo. En los primeros cacerolazos había que estar atento: no se sabían cuando comenzaban -incluso a veces ni por qué empezaban- y mucho menos como terminaban. La participación popular era masiva. Hoy, todo tan organizado, todo tan predecible, apenas convoca algunos centenares de militantes, incapaces de cometer un mínimo desorden, o siquiera ensuciar la calle. Todo ordenado, nada librado al azar.
En las asambleas barriales, a diferencia de la interbarrial, los vecinos plantean sus problemas cotidianos, se conocen las caras y hablan de su realidad concreta. Es en estas asambleas donde se puede observar el espíritu solidario que anima a muchos vecinos. Si hay un desalojo de alguna familia que no puede pagar el alquiler, o si hay problemas de abastecimiento, o no llegan alimentos a los comedores infantiles y las escuelas, la asamblea discute el problema. Y los vecinos que pueden, ayudan o practican la solidaridad, conscientes de que si nosotros no nos interesamos por la comunidad o el barrio, mucho menos lo van a hacer la autoridad o el gobierno de turno. Esta es la diferencia entre la asamblea interbarrial y las asambleas barriales, y es por eso que los oportunistas de la política pueden hacer pie en la interbarrial y no en las asambleas de los barrios. En la primera se votan consignas; en las otras se plantean problemas, se discute y se actúa.
Entristece ver como se desvirtúan las cosas, a manos de los demagogos de izquierda (y también algunos de derecha): quieren transformar verdaderas asambleas y prácticas de autogestión en la que la gente ha desechado a los dirigentes en una “escuela de dirigentes” del mañana, una escuela de futuros burócratas y oportunistas. Mientras las asambleas barriales no deleguen su capacidad de acción y decisión en otro organismo o en una voluntad ajena a ellas mismas, todos los manoseos y manipulaciones serán en vano. Y los oportunistas correrán la misma suerte que el resto de la clase política (de la que no se diferencian más que en el discurso): el desprecio popular.

Lobisón


...ES MENTIR VOLVER

El Indio Solari escribió en una canción: “violencia es mentir”, y tenía razón, más allá el hecho de que sea un comerciante de la música, y esto sin intención de herir la susceptibilidad de ninguna persona. Así es que hablando de violencia, era necesario y ya hasta hartante tener que tocar el tema de la violencia que ha vivido esta sociedad en los primeros meses de este nuevo año, y ni hablar de las dos semanas antes de que empiece. Y de la violencia que aún vivimos hoy.
El Estado es la violencia más feroz que el mismo hombre ha producido jamás, el Estado, un supuesto orden natural, que se devela como conjunciones de coerción y fuerzas, una gran mentira.
Estado y Gobierno, van de la mano. Cualquiera que gobierne va a estar en contra del ideal anarquista, y como un Estado es impensable sin alguien que mande, cae de maduro que esté quien esté gobernando va ha ser un tirano. Por mas “buena voluntad” que éste tenga o demuestre. Es así que un anarquista nunca va a estar de acuerdo con alguien que quiera organizarse dentro de un Estado, sea la forma que éste quiera organizarlo y dirigenciarlo.
Pero no nos desviemos del tema, así como muchos califican un acto de violencia el romper o dañar algo, atacar a las personas ya sea física o verbalmente, estos muchos dejan de lado a un tipo de violencia más brutal aún, o simplemente no la reconocen como tal, esta violencia lleva el nombre de mentira.
¿A qué me refiero? A la mentira de que si no trabajas mil horas durante todos los días de tu vida te convertís en vago y te merezcas la inanición y la desgracia, trabajar para subsistir, la mentira de que sin alguien que mande no puedas organizarte, la de que el Estado es necesario, y de que sus fuerzas represoras también. La gran mentira de que los gobernantes trabajan para sus representados, el cual expresará la opinión y deseos de estos. La que las instituciones educativas enseñan para formar un individuo libre y culto cuando develan estar transformándose en un mero formador mercantil, carne para la empresa. O esa gran mentira de la parametrizada libertad de consumo liberal.
Y así miles de casos, como la mentira de los partidos, la mentira de la ecología, la mentira de la seguridad social, laboral, la de la enfermedad y la medicina mercante. Todas mentiras, pura violencia disfrazada.
¿Por qué violencia es sólo romper o insultar? ¿Acaso lo que cotidianamente hace un Estado, vallan bien o mal sus asuntos, no es violencia? ¿Algo coercitivo, no es violento? Pues el Estado es coercitivo. Si no lo aceptás, entrás por las buenas o quedás excluído o te morís.
Violencia es el encierro, la condena, los límites arbitrarios que realizan otros sobre tu ser. Violenta es esta sociedad represora y así de violenta las ganas de romper todo y construir lazos y formas diferentes. Violento es decir no a la violencia para liberarse, no a las brutales ganas de librarse. Violento es el status quo de esta paz social.
No está mal arrasar en un ataque de furia cuando día a día arrasan tu existencia. No está mal destruir para volver a construir algo nuevo. No está mal estar hastiado de todo y quererlo demostrar rompiendo lo de derredor. No está mal, por el contrario es normal y natural. Pero esto es silenciado, a tal punto de volverse hipocresía, violencia.

(a)


PARTIDOS AL MIEDO VOLVER

Antes que nada vamos a aclarar una cosa: reconozco en la racionalidad, las medidas, el cálculo y las leyes, un camino equivocado por el cual ha transitado el hombre durante mucho tiempo.
En cambio, reconozco en la irracionalidad una puerta abierta, una fuerza desconocida, un mundo por crear.
A su vez, creo que el sentido común, "el sentir de la comunidad" tal como lo indican las palabras que lo componen, es la abertura desde la cual las individualidades interactúan con la sociedad. Por eso el sentido común se ubica dentro de todo lo irracional que puede ser el sentir individual hacía la comunidad, hacía los otros seres humanos.
Por eso, vamos a aclarar otra cosa: este artículo no tendrá ribetes ni cientificistas, ni academicistas, ni racionalistas, pero no va a carecer en ningún momento de sentido común. El sentido común rige mayoritariamente en los lugares donde las normas y las leyes, en suma la fuerza del Estado, no llega con todo el rigor necesario como para sepultarlo. Los pueblos, las ciudades chicas y las familias son un claro ejemplo. Las leyes nacen de la abstracción, de lo racional, bajan del cielo cual tablas de la ley, imponen, castigan. El sentido común implica costumbres, tradición, sensibilidad hacía lo otro. En este sentido, el sentido común es una forma pre-burguesa, antigua y mejor, de lo moral.
Y ya que hablamos de burgueses, vamos a dedicarle un párrafo especial al que supo ser el máximo exponente del pensamiento burgués. Pido un fuerte aplauso, para el señor Carlos Marx. El Sr. Marx, bajo los efectos narco-mistificadores de la clase obrera, le dio un nuevo envión al racionalismo sin el cual no hubiera podido sobrevivir a los jabs de Schopenhauer y a los cross de derecha de Nietzsche. Con el racionalismo en la lona, a la cuenta de seis, el Sr. Marx toca la campana, lo lleva hasta su rincón, y lo salva del eminente KO.
Es que, más allá de la oscura y lamentable intervención del susodicho en la conformación de la internacional socialista, el Sr. Marx es el responsable de llevar a la lucha a millones de personas, a millones de rebeldes, al campo de lucha que mejor le sentaba a su enemigo, ya que había sido su creador. Ninguna rebelión y mucho menos, ninguna revolución, puede ser racional ni necesaria. Marx se equivocó fulero, las revoluciones no nacen, ni de los estómagos, ni de la razón, nacen de los corazones.
Ya en época de los antiguos griegos se distinguían dentro de la sociedad helénica, dos tipos de "espíritus" (para llamarlo de alguna manera): El espíritu Dionisíaco y el espíritu Apolineo. El primero estaba emparentado con el desenfreno, la exaltación de los sentidos y con lo irracional, a su vez era, y esto no es un dato menor, asociado a las clases menos favorecidas dentro de dicha sociedad. Por otro lado, en el otro rincón, se encontraba el espíritu Apolineo, que más allá de representar a las clases privilegiadas, denotaba respuestas a los misterios, razón, luz. Estas dos características no fueron asimiladas por el ser humano, sino que una se impuso a la otra. Tras arduas batallas, el racionalismo terminó por imponerse, por adormecer los sentimientos, por silenciar los gritos del alma mutilada. La fe en la razón impuso una condición suprema: dentro de mí, todo; fuera de mí, nada. Entonces su poder y el de sus mecenas creció notoriamente porque la necesidad de racionalizar una sociedad, nace indefectiblemente, del deseo de dominarla. La razón siempre fue un elemento de dominación, nunca de libertad. De esta manera, con la vista clavada en el piso y la espalda encorvada, el hombre recorre el camino hacía su autodestrucción con sus ilusiones intactas.
No vamos a descubrir nada nuevo si decimos que el marxismo es una ideología cuadrada para gente cuadrada, ni que la estructura partidaria es la mejor representación de dicha mentalidad. Pero tratemos de hilar un poco más fino en estas cuestiones. Tampoco considero demasiado aventurado deslizar una reflexión: Marx úbico como epicentro revolucionario a una clase obrera que sólo era el tipo de clase que mejor se adaptaba a su teoría. No vamos a discutir ahora si la clase obrera es o fue la más o la menos revolucionaria, pero alrededor de ella toda la parafernalia marxista creó un aura de imbatibilidad y mística revolucionaria de dudosa credibilidad. El obrero marca tarjeta, cumple siempre un mismo horario, trabaja en un mismo lugar y con los mismos compañeros. En fin, cumple cotidianamente con una misma rutina que lo condena a una forzosa racionalización de su tiempo, de su energía y de los pocos recursos que le otorga su sueldo. Es más que evidente que sólo un grupo de personas con estas características se deban sentir más identificados con el pensamiento marxista, y que a su vez, los teóricos marxistas los agiten desde sus confortables claustros mentales.
Resulta notable destacar que el habitante de zonas rurales, representa otro tipo de mentalidad muy diferente. Para esta clase de personas los horarios nacen de la necesidad, y la lucha por la vida resalta el valor individual. La existencia aislada, rodeada de una naturaleza caprichosa, algunas veces amiga, otras veces hostil, desarrolla en el hombre una capacidad de supervivencia y un conocimiento del mundo que lo rodea, inédito para una persona ajena a ese medio. No es lo mismo depender de un sueldo, que del esfuerzo personal, que encima puede ser arruinado por una inundación o una sequía. Tampoco es la intención de este artículo hacer una apología del habitante rural y de su forma de vida. Pero hace tiempo que las grandes ciudades se asemejan más a una selva que a un trazado urbano racional y funcional. La ciudad, ya no es más ese lugar seguro y comfortable donde el obrero, más allá de sus penurias y de sus miserias, habita, trabaja y se recrea. Hoy la ciudad ya no absorbe más obreros, sino que los expulsa, por eso escuchar hablar de obrerismo mientras todos estamos pensando en como ganar un puto mango, resulta algo anacrónico, casi irreal. Resumiendo: vender la fuerza de trabajo en las condiciones en que la vendió el obrero, más allá de sus eventuales "victorias" o mejoras de su condición, significa resignar la capacidad de autodeterminación. Dentro de este contexto resulta fácil comprender que estas personas sientan la necesidad de un partido que guíe, no solo los suyos, sino "los" destinos individuales hacía la revolución. Todo muy lindo en los papeles, pero la experiencia de este siglo pasado, demuestra otra cosa bien diferente. Los partidos han guiado a sus fieles a fracaso tras fracaso. El partido, por más revolucionario que se autoproclame, sigue siendo el sustento ideológico más importante del sistema de representación. Así, toda bondad pasa a ser propiedad de las estructuras, y toda maldad resulta inherente a los individuos. Este razonamiento es sustentado tanto por "los demócratas, los de derecha y los de izquierda" con sólo algunas sutiles diferencias. El Estado y sus instituciones (incluidos los partidos) son buenos, el único problema es que están compuestos por hombres, bah, hombres es una forma de decir, que cometen errores y abusos. La posición anarquista es radicalmente opuesta, el germen de toda violencia y de toda corrupción, es el Estado y sus semilleros: los partidos políticos. El partido es el lugar donde el político hace las inferiores antes del debut en primera. En ese lugar, el político aprende todas las artimañas que llegado el momento desplegará con toda pompa en alguna función publica. El noventa porciento de los trabajadores públicos son apadrinados por algún político de algún partido, y no solamente de los mayoritarios. Lo público se está convirtiendo en partidario porque nosotros los dejamos, de tanto delegar estos cuervos angurrientos invaden y se apropian de todo lo que encuentran en el camino. Por eso nunca entenderán al anarquismo, porque son tan muertos de hambre que no son capaces de compartir nada. Ahora pregunto: ¿Cuál fue el papel que jugaron los individuos aislados, y el que jugaron los partidos políticos, durante las gloriosas jornadas de Diciembre? Resultó entre patética y graciosa la nula participación de los partidos y de los sindicatos como tales, y de sus dirigentes de mayor exposición mediática. Eso si, hay que reconocerles una gran capacidad y eficacia para jugar a las escondidas. Lamentable.
En cambio, resultó muy saludable el estallido espontáneo. Los individuos por encima del Estado y sus instituciones. Por encima de los políticos. Por encima del FMI. Por encima de todo.
Brindo por la salud de los corazones amotinados.
Brindo por mil rebeliones más.

Salud y Anarquía.

Peluca


A CHÁVEZ LO QUE ES DE CHÁVEZ VOLVER

Lloraron como viejas cuando se enteraron de la noticia. Chávez había sido derrocado. La izquierda en general y la derecha nacionalista se rasgaron sus vestiduras por el fin de “la Revolución Bolivariana”. Acusaron a medio mundo de su caída, y esgrimieron sus resabidos argumentos antiimperialistas. Frente al hecho inevitable, cantaron una laudatoria evocación del “héroe” de la “utopía venezolana”, y la democracia directa. Pero al tercer día resucitó, y volvió la alegría a sus rostros, festejando el retorno del Mesías, inundaron Internet de comunicados, sus periódicos partidarios y se regocijaron con el retorno de la democracia al país hermano. Nacionalistas de toda laya, izquierdistas, antiimperialistas, guevaristas, castristas, trotskistas, stalinistas, maoístas y hasta algunos pseudo-anarquistas trasnochados se unieron en oración: “Gran victoria popular: Chávez regresa y los imperialistas se van”.
La realidad es que el golpe que sufrió Chávez no les hubiera afectado en su ánimo en lo más mínimo si el golpista hubiera sido Chávez. Porque parece que la indignación les ha hecho olvidar a los chavistas que sólo han recibido un poco de su propia medicina: en 1992 el teniente coronel dio un golpe con intento de asesinato incluido -que fracasó- al entonces presidente Carlos Andrés Pérez (un corrupto y explotador de primera línea, aunque muy democrático). ¿Qué es lo que ha hecho Chávez para ganarse a tantos enemigos imperialistas y la amistad de “revolucionarios” como Fidel o Saddam Hussein? Hagamos un breve recuento de sus actos en el gobierno.
- Un plan de ajuste que el Tesoro de los EE.UU. calificó de “en la dirección correcta”: reducción del gasto público, impuestazo al consumo, impuestos a las transacciones bancarias (al estilo de Cavallo), libre flotación del Bolívar (moneda venezolana).
- Caída de reservas y fuga de capitales por 2000 millones de dólares, devaluación monetaria del 30 % en sólo un día, crecimiento inflacionario, suba de los precios de los artículos de primera necesidad.
- Reforma agraria de alcances más que limitados, alineación con la OPEP, pero sin disminuir los embarques de petróleo a EE.UU, su principal comprador, aumento de la dependencia de la producción del petróleo (genera el 70% de los ingresos del país), desocupación récord.
- Crítica a la política bélica norteamericana en Afganistán, buenas relaciones con Cuba y con Irak, reformas que afectaron a la oligarquía terrateniente (poseedora del 60% de las tierras), pero de expropiación ni hablar.
- Una nueva constitución que reconoce derechos a los indígenas, participación más activa de lo militar en lo político, nuevos patrones electorales y una reestructuración de los poderes públicos, lo que llevó, por ejemplo, a la eliminación del bicameralismo en el congreso (para acentuar su presidencialismo), y -peor aún que Menem- la posibilidad de reelecciones eternas para poder llevar adelante su “proyecto revolucionario”. La constitución chavista contiene un artículo que establece el derecho a “una información imparcial y veraz”, lo que se interpreta como una forma de controlar a la disidencia interna.
- Fue campeón de béisbol con los Criollos de Venezuela en 1969, y autor de varios cuentos y obras de teatro como “El genio y el centauro”.
- Mientras el 85 % de los venezolanos vive en la pobreza, Chávez ha hecho de los militares una de las fuerzas motrices de sus proyectos sociales y ha designado a varios oficiales activos en cargos de la administración pública.
A Chávez aún lo apoyan gran parte de los venezolanos, en especial los de las clases más desfavorecidas. Que Chávez sea hábil para ilusionarlos con un proyecto burgués nacionalista, no es nada nuevo en la historia humana: Perón, Hitler y Mussolini tuvieron apoyo popular y subieron al poder por elecciones. Si los pueblos no se equivocaran las revoluciones no harían falta. Y Chávez, gran admirador de Perón, busca la gloria personal y el culto de todos los venezolanos desde su demagogia paternalista, autoritaria y mesiánica. Y siendo militar de profesión... ¿podría ser de otra forma? Escuchémoslo hablar en el discurso luego de reasumir el poder (entre paréntesis, el nombre del personaje que podría haber sido fuente de inspiración para los dichos de Chávez):
“Debo decirles que lo que ha ocurrido en Venezuela en estas últimas horas es inédito en el mundo. El pueblo venezolano y su Fuerza Armada (FFAA) han escrito una nueva página para la historia venezolana, ¡y qué gran página!. Es un ejemplo de un pueblo que ha despertado definitivamente.” (Galtieri)
“A Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César y al pueblo lo que es del pueblo”. (Jesucristo)
“...el Gobierno necesita una oposición leal con el país y el pueblo, que presente críticas y alternativas al país. Es necesario que terminen de entender que aquí hay un proyecto en marcha sin vuelta atrás”. (Menem)
“Después de esta jornada memorable, histórica, imborrable para siempre jamás, si ayer los amaba, hoy los amo muchísimo más. Con amor de padre.” (Perón)
En un acto el domingo ante miles de seguidores y militares paracaidistas, en la ciudad de Maracay al oeste de Caracas, Chávez dijo que tras los sucesos vividos estaba pensando gobernar durante largo tiempo, “de repente no me voy en el 2021”- Cable AG. Reuters-. (Menem)
Chávez o sus golpistas, nacionalistas o liberales, patriotas o colonialistas, son todos iguales. La revolución bolivariana es el disfraz de la reacción nacionalista, zurda o derechista, pero bien milica y burguesa. Tanto la izquierda como la derecha, cuando están en la oposición claman con ardor el derecho a manifestarse y el respeto a las libertades civiles. Una vez en el poder, hacen todo lo posible por limitar esos derechos “democráticos”. Se refugian en la democracia burguesa cuando están en la oposición y en el fascismo cuando están en el poder. Por eso no hay solución posible a través del Estado o del poder. Con Carmona Estanga (líder empresarial de Fedecámaras) los golpistas formaron un gobierno de un empresario apoyado en unos cuantos milicos. Chávez es todo lo contrario: un milico apoyado en unos cuantos empresarios.

P. Rossineri


VENEZUELA: CONFLICTO INTERBURGUÉS VOLVER

Comunicado de las Juventudes Libertarias de Bolivia (Extracto)

Lo que quieren Chávez, Fidel y toda esa manga de tiranos es que nos traguemos sus cuentos chinos y que hagamos nuestra, su causa... La pelea de Chávez con FEDECAMARAS es un conflicto entre burguesías, donde el proletariado no tiene nada que hacer, con ambos bandos pierde. Si no es el capitalismo de Estado, es el capitalismo neoliberal. Chávez es el último estertor de la social democracia que apunta a desarmar al proletariado ideológicamente atándolo al carro de la burguesía nativa. La clase trabajadora debe construir su autonomía de clase orientándose a pulverizar la propiedad privada, el Estado y toda organización delegacionista que va por conseguir la mayor ganancia posible, ya sea para el capital internacional o el capital nativo. ¿Acaso no hemos aprendido nada del fracaso del frentepopulismo en España, Chile, Indonesia, etc.? Mientras sigamos embobados con la palabrería hueca y quinta columnista de la social democracia, no avanzaremos un paso hacia la transformación social.
No es la primera vez en la historia que grupos patronales rivales utilizan el auténtico descontento de los pobres para discutir sus proyectos y formas de explotación. El antagonismo entre liberales y proteccionistas (promocionado por la CNN) no deja de ser lucha interburguesa y el mito de pueblo vs. oligarquía: son creencias falsas.
La realidad es que la sociedad capitalista se dinamiza por la rica acumulación en un polo (patrones) y la exclusión miserable por el otro (obreros).
El cambio gubernamental entre populistas y elitistas, atrapa a los trabajadores en una guerra que no es la suya. En la lucha interburguesa, los patrones desplazan a otros explotadores y los trabajadores ponen las expectativas y las víctimas.
Y no importa quien dirija momentáneamente los resortes del Estado, pues liberales y nacionalistas, son rivales explotadores circunstanciales, que se unen si peligran sus intereses como clase capitalista... (en la represión salvaje en Venezuela ni un solo empresario se encontró sofocado). Los únicos sufridos de este proceso: los trabajadores, y lo seguirán siendo si apoyan a un sector burgués contra otro. La oposición, Nación vs. Imperio, o de criollos vs. gringos es falsa y lleva a la confusión. El antiimperialismo SOLO puede existir si es anticapitalista.

LA LUCHA CONTRA EL CAPITAL-ESTADO SERÁ COMUNISTA, AUTOGESTIONARÍA, INTERNACIONALISTA Y ANTIAUTORITARIA O
SE QUEDARA EN NADA.

Juventudes Libertarias de Bolivia


COMUNICADO DE ANARQUISTAS EN VENEZUELA VOLVER

Saludos compañeros. Ante la situación actual, parece imperante la necesidad de expresar la posición de los que soñamos con la acracia, así, enviamos este comunicado consternados por los sucesos de esta tarde.
Como de costumbre, la sórdida tiniebla del poder, burla cualquier respeto por la vida y la libertad. Ese eterno atentado del Estado y de los sistemas verticales en general, está presente ahora, en las manifestaciones que se han suscitado exigiendo la salida del primer mandatario de Venezuela. El panorama político se agudizó hace unos días cuando Petróleos de Venezuela se declaró en huelga, por sus diferencias con las decisiones que había tomado el presidente sobre el personal. Exigen el regreso de los trabajadores destituidos y la vigencia de la meritocracia dentro de la empresa. Así, miles se lanzaron hacia el Palacio de Miraflores con el objetivo de conseguir la renuncia de Chávez, en esta protesta, al igual que en varias que la precedieron, se
notó la presencia de la contra-manifestación convocada por el oficialismo, que demuestra solo el maniqueísmo que logran quienes detentan el poder: por un lado los chavistas promoviendo sus esquemas autoritarios bolcheviques y por el otro, la oposición, conformada por burgueses que ven amenazados su feudos de poder y los súbditos de los fantasmas que acostumbraban ser los pillos de turno antes de cederle el puesto a Chávez, quien, al parecer no ha querido compartir el botín con ellos. (...)
Es deprimente ver como seres humanos mueren en pugnas por el poder, que sólo servirá para mantenerles domesticados. Como anarquistas no estamos con Chávez ni con ningún otro gobernante, nos parece que ahora más que nunca nuestra labor debe apuntar a mostrar a la gente que el problema no es éste presidente, o el que venga después, sino el sistema vertical de democracia representativa, y luchar por mostrar alternativas de organización horizontal, que si bien no se pondrán en práctica en gran escala de hoy para mañana, crearán una conciencia para que en un futuro la movilización no sea para cambiar de verdugo, sino para eliminar para siempre cualquier parásito gobernante y empezar a ser cada uno de nosotros los dueños de nuestras propias vidas. El cambio hacia un mundo libertario es un proceso, no un suceso.

12-04-2002

Individualidades y Colectivos Ácratas en Venezuela


ARACA LA CANA VOLVER

Sería en principio acertado citar a Pacheco: “La unión es fuerza... si lo que se une es fuerte. Que las ovejas también, cuando las rondan los lobos, se unen, pero unen debilidades y sustos”. Diría que es ésta la diferencia entre la fuerza de la razón y la razón de la fuerza, entre un individuo consiente que aúna esfuerzos con sus afines y el fascismo.
Podría hablar también de un concepto de libertad como hecho social, basado en la naturaleza social del ser humano, es decir la libertad surgida a partir de la sociabilidad de las personas y contraponerla con el concepto de libertad como hecho de aislamiento, la idea religiosa de un ser pre social completo y libre en su individualidad que por alguna decadencia entra en sociedad a fin de suplir sus necesidades, el consecuente choque de intereses y la consecuente necesidad del Estado y la policía; “El Estado es el garante de las libertades individuales”.
Cabría decir también que después de la caída del muro y por tanto del socialismo “real” el discurso del poder acerca de la muerte de las ideologías le vino al dedillo a los oportunistas de todos los tiempos para afirmarse en su “necesidad” de adaptarse a los tiempos que corren, adecuarse según la coyuntura, según su análisis de la coyuntura. Saltando así del campo de la ética al de la demagogia, de la política, y a partir de ahí habilitar a la ideología para cualquier cosa.

Nos llega de diversas fuentes la noticia... las caras de los compañeros, desde la sorpresa hasta el asco. Cito lo más interesante:
Una reunión internacional de organizaciones libertarias se llevó a cabo entre el 31 de marzo y el 1 de abril en Madrid, patrocinado por la Confederación General del Trabajo sindicalista libertaria. El resultado de esta reunión fue la formación de una red libertaria internacional denominada Solidaridad Internacional Libertaria (LIS).
-El LIS apoya, financiera y políticamente, proyectos propuestos por la FAU y la FAG impulsando la creación de centros libertarios...
-LIS sostendrá un congreso libertario intercontinental en Francia en el 2003, el comité organizador consistirá en AL-Francia (Alternativa Libertaria), con la ayuda de C.G.T.-España y S.A.C.-Suecia, y promovida en América Latina por FAU-Uruguay.
-Finalmente la reunión adoptó una consigna, ‘¿Qué tipo de anarquismo durante el siglo XXI?’
”. Organise Nº 56.
Se trata de una serie de reuniones a nivel internacional que diversas organizaciones están llevando a cabo bajo la consigna de la unidad.
No es mucho lo que se sabe aquí de CGT y SAC, leyendo en CNT encuentro, tomado de un articulo de “Arbetaren” (escrito por Bella Frank edición 35/01 “Sindicalistas sobre las movilizaciones del Verano”), periódico de la SAC, en referencia las movilizaciones de Gotemburgo a Génova. “Durante el debate se planteó el pensamiento de una nueva internacional sindicalista. Pero incluso aunque muchos creían que era una buena idea en perspectiva, la mayoría pensaba que el tiempo no estaba maduro. Nilala Hadadi afirma que la prioridad debería ser continuar desarrollando la cooperación entre la CNT-Vignoles (escisión de CNT España 1992-93), la CGT y la SAC sin exigencias de pureza ideológica, deberán incluso según ella, cooperar con otros sindicatos independientes”... “Entre los anarcosindicalistas franceses hay una enorme sorpresa de que la SAC estuviera en diálogo con la policía antes de Gotemburgo. Están incluso más sorprendidos de los miembros de la SAC no se esperaran que la policía rompiera la cooperación...”. “La SAC debe defender su cooperación de nuevo, pero esta vez desde otra perspectiva distinta la de Suecia...”. “La secretaria de la SAC Hannele Peltonen afirma que fue correcto participar en cooperación con la policía antes de Gotemburgo. Si esta cooperación hubiera funcionado en la forma que se pretendía, ella cree que la mayor parte de la violencia podría haberse evitado. Pero incluso afirma que fueron demasiado ingenuos. La cooperación era necesaria y prometedora, pero la policía la rompió...”. CNT Nº 272 sept. 2001

De la CGT española, que decir...
...estructuras corporativas, elecciones sindicales, subvenciones del Estado, funcionarios sindicales liberados del trabajo, sindicatos de policía que comparten local y anagrama con organizaciones ‘libertarias’, que también albergan funcionarios de prisiones, guardias de seguridad armados, o estructuras conjuntas con partidos, que intervienen en las elecciones municipales del sistema capitalista con el lema ‘¡Gestionemos el municipio!’...” CNT Nº 267 mayo 2001
Bueno, es esta gente la que propone la unidad, la unidad del movimiento “libertario”. Habría que ver que se entiende por libertario.
Para Latinoamérica los encargados de promover este proyecto son la FAU (Federación Anarquista Uruguaya) de Uruguay, la FAG ( Federación Anarquista Gaúcha) de Brasil y de Argentina, la OSL.

Para muestra sobra un botón.

Unidad, pluralismo, amplitud... “La elección para los libertarios es: o participamos en agrupaciones amplias, plenamente y sin ningún sectarismo sin callar nuestras propuestas, o lo que cada vez hacen menos, replegarse ‘entre nosotros’ y correr hacia la derrota...”. “En la calle” Nº 40, septiembre 2001, órgano de difusión del anarquismo organizado (?). Sin duda gente muy amplia, tan amplia que se juntan con los amigos de la cana.
Todos o casi todos los que organizaron este grupo y que sentaron la línea de pluralismo y organización fueron expulsados uno a uno por el comité ejecutivo. Éxito y derrota, términos del sistema...

O.S.L. (Organización Socialista Libertaria). Reivindicada organización política y de izquierdas. “Como ya hemos propuesto desde En la calle, nuestra acción militante parte de la organización política de los anarquistas y toma cuerpo en el seno de las organizaciones populares. A partir del proyecto revolucionario, según lo acordado en el programa y acorde a las fuerzas de la organización, nuestra practica política tendrá una orientación determinada...” “En la calle” N° 40. Nosotros rompimos abiertamente con esta gente a partir de sus definiciones de un anarquismo coyuntural (ver Libertad Nº 10 “Definiciones”), y por tanto acomodaticio y demagogo. Después los vimos pidiendo: cárcel a los genocidas, juicio y castigo y hablar en los militares términos de táctica y estrategia citando a Karl Von Klausewitz (general prusiano y teórico de la estrategia militar)
Una orientación determinada. “Mientras el Fondo Monetario Internacional inunda con promesas de salvación económica a la realidad argentina, el estrenado ministro de seguridad (Aldo Rico) de la provincia de Bs. As., avalado por el gobernador Carlos Ruckauf, despidió a cientos de trabajadores del ministerio de seguridad. Estos compañeros realizaban tareas administrativas y poco tenían que ver con los asesinos democráticos que rodean a ex carapintada y su política de una bala para cada delincuente...”. “Los trabajadores organizados en forma auto convocada y en ATE, ratificaron que los cesanteados no son ñoquis ni personal nombrado a dedo, sino ‘laburantes que cumplían cotidianamente con sus tareas específicas’ ”. “En la calle” N° 24
Cumplían con sus tareas cotidianas, administrarle los papeles a la policía y los servicios de inteligencia, poner los sellos a las condenas y esas cosas.
Pero los que peleamos contra la prepotencia policial, los abusos y el crimen corporativo de la institución sabemos que la historia es bien otra cuando una bala perdida se carga a uno de nosotros que tuvo la mala dicha de pasar por ahí.” “En la calle” N° 40

Cabria decir que luchar contra la prepotencia policial, los abusos y el crimen corporativo de la institución no es luchar contra la institución y mucho menos por su abolición. Que un policía no es solo un uniforme, es una mentalidad.
Después escuchar a todos estos elementos hablando de disciplina y acusándolo a uno de sectario... Una cosa es nuclearse a partir de la afinidad y otra muy distinta juntarse a toda costa. Y uno tiene una posición sectaria, sobre todo porque tiene una ideología y una ética, y una actitud, busca en su camino, abolir la policía como institución y mentalidad. De la ética a la disciplina hay la misma distancia que de pensar a obedecer.

Esto y otra gente, en otro plano, que se ganó el respeto de los revolucionarios, que supieron ser referente de tanta gente, de pibes dispuestos a brindar su vida... ¿Y ahora sembrando esto? Se agotan las palabras, se siente frío en la espalda... ¿cómo no sentirse traicionado?

¿Cómo se puede hablar de tanta muerte y horror, del genocidio silencioso, del dolor y el quebranto generalizado sin caer en el odio ciego y el insulto?
Podría uno contemplar muchos temas y aspectos para tratar de entender un poco y de encontrar alguna explicación, pero ¿cómo no sentir que cada palabra es una trivialidad, una gélida explicación?
¿Qué es la policía? ¿Cuál es su papel en esta sociedad? ¿No representan ellos el aparato represivo del Estado? ¿No han garantizado estos mercenarios del poder a sangre y fuego, el hambre y el privilegio? ¿No han sido acaso los ejecutores de las carnicerías más odiosas? Cientos de compañeros, anónimos y conocidos, perseguidos, asesinados, secuestrados, torturados, humillados, vejados, destrozados física y mentalmente en los centros de exterminio del Estado... aferrándose a la vida, peleando. ¿Y esta gente me los propone como aliados tácticos?

Podría decirse que ésta es una sociedad fascista, donde los valores policíacos de traición y delación que sostienen a todo Estado se imprimen diariamente sobre la población. En este marco de cosas encuentro en el “gran diario argentino” algo que quizás aporte algo a los que apuestan al caballo del comisario: “Nadie que mate un policía, una vez aprehendido, puede recuperar su libertad. No se trata de que haya muertos que valen más que otros. Se trata de que la muerte de un policía es un crimen contra el Estado, un disparo al corazón de su razón de ser: el monopolio de la fuerza, para proteger la convivencia social. ... porque el Estado si quiere sobrevivir, no puede tolerar que se le dispute abiertamente el monopolio de la fuerza que una comunidad democrática le delega.
“Clarín”, 10 de abril 2002. “Prisión perpetua para quien mate un policía”, Felipe Solá, Gobernador de la Provincia de Bs. As.

Juan


EUROPOL CALIFICA A LOS ANARQUISTAS COMO TERRORISTAS COMPAÑEROS DE RUTA DE AL QUAEDA VOLVER

Europol (policía europea) publicó un informe sobre la “situación y el desarrollo de las actividades terroristas en la Unión Europea” en el que pretende revelar “un terrorismo anarquista” que actúa en Europa. Era natural que el informe se refiriera a la ETA en España, la Real IRA en Irlanda del norte, el FLNC en Córcega y “el extremismo terrorista islámico” (es decir, Al Qaeda)”, pero...
Una nueva categoría agregada en el 2001 es la del “eco-terrorismo”. No hay ningún ejemplo claro en el informe; el mismo se limita a señalar que, si bien “la cantidad de accidentes producidos por quienes se mueven con posturas radicales junto a los movimientos por la defensa de los derechos de los animales disminuyó levemente, los daños materiales que produjeron son grandes”.
Siempre según este informe de Europol, otra categoría todavía más problemática es la del “terrorismo anarquista”. En febrero de 2001, durante un seminario anti-terrorista de Europol en Madrid, España, Portugal, Grecia e Italia, propusieron armar un equipo especializado en investigaciones sobre el “terrorismo anarquista”, el mismo que se está ocupando de los dossiers sobre los hechos ocurridos en Génova en julio de 2001. Por ello mismo el jefe de Europol, en una entrevista publicada por un diario alemán en agosto de 2001, declaró que los “black block podrán ser calificados como terroristas o pre-terroristas”.
Además, sólo ocho días después de los atentados contra el Pentágono y las torres gemelas, la Comisión europea presentó una propuesta del Consejo sobre la lucha contra el terrorismo, junto con otra sobre la orden de detención europea.
Dichas disposiciones, que recuerdan las leyes varadas en el 1893-1894 para impedir la expansión de la “propaganda con acciones” anarquista, permitirán calificar como “terrorista” cualquier acto de protesta ejercido por cualquiera. Ellas mismas aclaran el sentido del estado de guerra decretado por Bush y avalado por las instancias europeas: ¡la paz de los mercados es la guerra social!
Por lo pronto, quien ejerce el Poder es quien decide el significado de las palabras. Un “terrorista” termina siendo definido en función de sus motivaciones (según el “Terrorism act britanico 2000”, terrorismo es una acción o una amenaza de acción cuyo objetivo sea alterar o destruir el Estado y sus pilares fundamentales o intimidar a la población, ya sea por razones políticas, religiosas o ideológicas); pero dichas motivaciones son, a su vez, determinadas por quien ejerce y gestiona la autoridad.
“Instigación, apología”; es evidente que conceptos similares van a permitir que todo acto de protesta y de solidaridad social sea considerado delito junto con los “delitos de opinión” cometidos por los autores de volantes, afiches y artículos de revistas que expresaran apoyo a actos “terroristas”.
Una vez lograda esta definición de terrorismo en “sentido amplio” y el arsenal penal destinado a extirparlo, faltaba sólo dotar a la Unión Europea de un medio de acción cómodo y rápido para asegurar el control de la circulación de las personas sospechosas. Este es el objeto de la propuesta que instituye la “Orden europea de detención y allanamiento”, que cada país miembro va a poder hacer cumplir por cualquier otro de los estados del U.E., incluso contra ciudadanos residentes en el exterior.
La oportunidad de la legislación, la oportunidad de su aplicación o de su suspensión, depende de la relación entre las fuerzas sociales en pugna y no de los sectores policiales llamados a aplicarla.
Pero nosotros, anarquistas, no nos vamos a incluir en la esclavitud voluntaria, en la democracia, en su juego de leyes. Nosotros vamos a seguir luchando contra los Estados y sus cadenas, físicas y mentales, por la libertad, por la anarquía.

Rozza Munda


EL MOVIMIENTO ANARQUISTA EN LA MIRA VOLVER

Artículo aparecido el día 19 de febrero de este año en el diario El Mundo de Madrid, España.

“Desactivada una bomba que la policía atribuye a ‘anarcoterroristas’ ”.
“Los anarcoterroristas se hicieron notar de nuevo el pasado viernes en Valencia. Enviaron un paquete con explosivos a la Jefatura Superior de Policía, que fue desactivado.
Según informaron fuentes policiales, el viernes fue detectado un paquete sospechoso en las instalaciones policiales de Valencia. Inmediatamente se personaron los Tedax (técnicos en desactivación de explosivos), que lograron evitar que estallara.
Una funcionaria de la Jefatura fue la que dio la alarma. Comenzó a abrir el paquete, del que se desprendió un extraño polvo. Inmediatamente alertó a los servicios policiales. El artefacto estaba compuesto por algo más de 50 gramos de pólvora prensada que, de estallar, habría provocado graves daños a la persona que lo hubiera abierto.
Tras estos hechos, los responsables policiales enviaron una nueva alerta a todas las dependencias ante la posibilidad de que se repitan estos envíos. Ya desde hace meses, los agentes especializados en la lucha contra el anarcoterrorismo estaban convencidos de que durante los meses de la Presidencia española de la U.E. se podían reproducir los envíos de paquetes con explosivos.
De hecho, hace apenas 10 días, la Dirección General de la Policía envió una misiva a todos los sindicatos policiales en la que les recomendaba que extremaran las medidas de seguridad ante la posibilidad de que se produjeran envíos explosivos por parte de grupos anarquistas radicales.
Ya el pasado mes de enero, los anarcoterroristas colocaron también un paquete con más de un kilo de pólvora en unas oficinas de Instituciones Penitenciarias. Se da la circunstancia de que en Valencia se celebrará la conferencia ministerial euromediterránea, el próximo mes de abril, dentro del calendario de la Presidencia española.
Los responsables de Información de la policía tenían claro que, durante este semestre, el anarcoterrorismo iba a ser una de las grandes preocupaciones en materia de seguridad. Las fuentes consultadas recordaron que los grupos que han actuado en España tienen estrechos vínculos con otros grupos de radicales fundamentalmente de Italia y Grecia.”


SALIENDO A VER VOLVER

Ahora, salir nuevamente a la calle y ver lo mismo, sólo aguantar, y esperar.
Me pregunto cuánto aguanta el ser humano, me pregunto cuanto aguanto yo; salgo, llego a la esquina y veo al pibe en la silla de ruedas pidiendo monedas a los autos que lo pasan como a un poste, o le tiran una moneda antes de que “esa cosa” toque su precioso carro. Hago dos cuadras y veo a una señora que escapó de una guerra, de la que ella nada tiene que ver y vino a parar a la otra punta del planeta, donde sufre la incomunicación, la incomprensión, el desprecio de la gente, y el alejamiento de su tierra.
Llego al subte, veo a los pibitos, y como la gente les esquiva la mirada.
Veo a esa gente que se asusta cuando ve a un “negrito” subiendo (“seguro es chorro”, “seguro que está drogado”, “los tienen un día y lo sueltan al otro”, “hay que matarlos a todos”), y ponen su mejor cara de orto, de indiferencia.
Veo a estos humanos que nunca se miran a los ojos. Viene el subte repleto, nos traen como lata de sardinas y me encuentro con la mirada de la gente fija en el piso, en las ventanas, en el techo, pero nunca en el otro, en el que está al lado. Tienen miedo de aprender a mirar, y cuando digo mirar, digo mirarse hasta el fondo, saberse iguales, sentirse parte de lo mismo, participes del mismo juego, títeres de las mismas manos, saberse oprimidos unos y otros de distintas maneras.
Todo el día eso, luego volver a mi casa a la noche, ver a la gente revolviendo la basura, la señora con sus cinco, seis o siete hijos, buscando comida, revisando las bolsas de Mc. Mierda, y los empleados que sacan a los pibes cuando les piden una hamburguesa.
Llego a mi
casa, como, me acuesto, siento mi pecho oprimirse, y siento el dolor del hombre en mis entrañas, y quiero explotar, ser la dinamita que derribe toda esta basura.
Veo como día a día aumenta la opresión, se extiende el hambre por la tierra y veo lo único que se espera son migajas del Estado, de ese mismo que hace unos meses nos mato a 30 personas, ese mismo que mata de hambre todos los días, de ese mismo opresor que nos viene asesinando desde sus orígenes (no importa ni el tiempo ni el lugar). Todo eso, todo y mucho más también, porque no terminaría nunca de escribir lo que uno soporta todos los días.
La opresión debe concluir, necesito libertad. Algunos me hablan de la militancia y todo eso, propaganda hay que hacer, también difundir, pero la única manera de ganar la libertad es atacar sistemáticamente al Estado, al Capital y a la religión. Al Estado hay que cobrarle toda la sangre, hay que matarlo, destruirlo, no tiene que quedar ni un resto de él.
La única salida que tenemos los oprimidos es la agitación y la acción directa (sabotajes, boicot, etc.), es el ataque directo contra el Estado y sus aparatos, es la lucha constante contra todo tipo de autoritarismo, es la unión de los oprimidos en la lucha y por fuera de cualquier estructura.
La pelea contra el Capital, el Estado y sus diversos mecanismos de dominación debe ser constante, hasta que no desaparezcan no seremos libres.
Los oprimidos ya nos hartamos de perder, llegó nuestra hora, llegó el tiempo de la rebelión, y no descansaremos hasta alcanzar la Anarquía.

César


EL CRIMEN VOLVER

“Se prohíbe al individuo lo que se autoriza al Estado. El crimen es la condición necesaria de la misma existencia estatal, y constituye por eso su monopolio exclusivo; quien se atreva a cometer un crimen es culpable en un doble sentido: en primer lugar, es culpable frente a la conciencia humana, y sobre todo, es culpable frente al Estado por arrogarse uno de sus más preciados privilegios.”*

En el aire y el ambiente se siente el odio, muy común en un asesino; son las ansias de matar que brotan de su cuerpo...

La propuesta del Ministerio de Seguridad ya está en marcha, su objetivo: “acabar con la delincuencia en los trenes del país” la iniciativa fue tomada por el tren Metropolitano, el cual traslada en sus vagones a gendarmes y policías federales.
Esta estrategia militar se expandió rápidamente a toda la Argentina. Ya que hablamos de trenes y delincuencia vamos a recordar lo que ocurrió hace un tiempo en la estación Lugano: una mujer que se encontraba junto a su hijo en brazos, el guarda y el personal de “seguridad” le dicen que se baje del tren por no tener boleto, ésta al no querer bajarse, puesto que el tren estaba en movimiento, es empujada por estos criminales; la mujer muere camino al hospital a raíz del fuerte golpe recibido en la cabeza y el bebé es internado gravemente herido. En la estación de Castelar un joven que “tampoco tenía boleto” es arrojado desde el andén hacia las vías por el personal de “seguridad”; esté muere electrocutado por los 10.000 volts. que tiene el llamado tercer riel. Como avanza la delincuencia ¿NO?.

...La desigualdad es evidente y premeditadamente piensa el accionar cobarde que llevará a cabo...

Los Estados no se olvidan de las mujeres en su día. El 8 de Marzo (Día internacional de la mujer), en la provincia de San Luis, una mujer es golpeada y esposada a una reja de la comisaría por haber expropiado una leche para sus hijos.
Mientras una mujer es absuelta otra es condenada a morir lapidada por “haber mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio”. Millones ya han sido asesinadas por éstas y otras absurdas acusaciones. Sólo el Estado y su ignorancia puede engendrar un crimen tan macabro como la muerte por lapidación -la cual, actualmente, sigue utilizando-. Ésta y un sin fin de crímenes más, pues en materia de torturas, agonías y muertes es el más imaginario.

...sus ojos irradian repugnancia por la vida y su espíritu cobarde e imponente lo confirman, está fríamente decidido y se levanta lentamente de su silla...

En Ramos Mejía un joven de 21 años de edad es fusilado a dos metros de distancia con un disparo en el rostro. “Lo confundimos con un ladrón de autos” dijeron los policías bonaerenses. “Un error fatal” dijeron Santo “el ciudadano” y Esdrech “el comisario”. Mientras tanto la prensa burguesa en general le dan a éste y otros crímenes su más inspirado calificativo: “Víctimas de la negligencia policial”...”¡Otro tema!” gritan los cómplices.
Para los que piensan y dicen: “Queremos justicia, juicio y castigo, cárcel a los genocidas, etc.” hay una simple respuesta: mientras existan los Estados, las cárceles y los carceleros no habrá justicia en el mundo.

...camina unos pasos, saca la 9 mm. de su funda, apunta y dispara. En el lapso de unos segundos, el sicario apaga tres vidas. Tres crímenes más que anotan los verdugos en su interminable lista. No son “víctimas” ¡son asesinatos!. No son “policías negligentes”, ¡son asesinos!. Así actúan los Estados, así ejecuta el enemigo... ¡Revolución Social! Así lo destruiremos nosotros.

Vilchesz

*Mijail A. Bakunin: “Escritos de Filosofía Política (I)”. Ediciones Atalaya, pag. 164


EN LAS CUEVAS DE ALTAMIRA VOLVER

Hace como dos años estando en Parque Centenario junto con compañeros de La Protesta se armó una discusión con unos militantes del Partido Obrero. Las cuestiones tocantes son las conocidas: la Revolución rusa, Lenin y Trotzky; la muerte y prisión de anarquistas por los bolcheviques; la traición al movimiento obrero; Marx y Engels, los ideólogos de la cheka. Y por supuesto justificaciones para todo. En un momento una de las militantes exclama: “cuando ustedes se levanten contra la dictadura del proletariado los vamos a meter en cana”. Y por supuesto ahí se terminó la discusión.
Los que demandan al anarquismo marchar de la mano de los partidos de izquierda, por lo del “enemigo común” y el “mal menor”, cuando se hagan con el Poder ¿qué van a decir? ¿que colaboremos con la derecha? ¿o dirán con la militante del P.O. que “colaboremos” desde “adentro”?.
Se pude desconocer muchas cosas pero cuando se trata de agrupaciones de trayectoria las “inocencias” se remplazan por justificaciones burlonas. ¿Se puede desconocer el Partido Comunista? Las intrigas de Marx para hacerse con el poder en la Internacional, la KGB y los 30 millones de muertos en la URSS, los anarquistas que cumplen condenas en las cárceles de Cuba, el Ejército Popular contra las colectividades en España. ¿Y el P.C. local?: colaboración con la dictadura, el banco Credicoop, acciones en empresas. ¿O se trata de eso la pretendida amplitud libertaria? ¿de juntarse con los mayores traidores de los oprimidos? Traidores de los oprimidos; porque conquistaron a amplios sectores de ellos en nombre de la emancipación, para terminar siendo sus nuevos verdugos o garantizar la continuidad de los viejos.
¿O se trata de la amplitud de la izquierda que está incorporando a los “libertarios”? Lo que digo es que por derrotismo o demagogia se pretende incorporar al anarquismo a la órbita de la política; anularlo como movimiento revolucionario. Y esta posibilidad está dada por quienes intentan darle un carácter liberal o reformista; afinidades con el sistema.

(El 20 de diciembre en el centro de la Capital Federal, en las cercanías a los edificios del gobierno, la revuelta se extendió hasta el anochecer en choques contra las fuerzas del orden, saqueos y destrucción de bancos y símbolos del capital. Ante esto los partidos de izquierda se manifestaron lejos de los enfrentamientos, con sus banderas, cantitos, ventas de periódicos y con sus cordones de seguridad, a la espera de alguna situación políticamente propicia para aprovechar; a la espera de una eventual entrada al “Palacio de invierno”. Cualquier individuo que intentaba una acción violenta era inmediatamente frenado, a sus alrededores los bancos estaban relucientes, hasta que llegaban los grupos radicalizados que retrocedían con el avance de la policía. Algunos militantes escaparon a sus aparatos, estos no pudieron contenerlos del contagio y la bronca: la violencia no pudo subordinarse al accionar político. A ellos y en esas actitudes van nuestras salvedades cuando hablamos de la izquierda. Pero cuando vuelven con la jineta y el cordoncito de seguridad vuelven con la dictadura del proletariado, y con sus promesas. Y los “libertarios” que se forman con ellos...)

Insistimos en que los conceptos se desarrollan.
Bakunin advirtió con toda claridad el peligro de la proyección de los postulados autoritarios de Marx: si el movimiento de los trabajadores incursionaba en la política y apuntaba a la toma del Estado, en el caso de triunfar, devendría en una esclavitud. Y devino la cheka, Siberia, los campos de concentración; escuela del nazismo. Y las cuestiones del “mal menor”, mejor no caer en comparaciones numéricas...
Los que en nombre de la unidad de los trabajadores procuraban suprimir la finalidad anarquista de la F.O.R.A., que ésta había adoptado en 1905, (socialistas, comunitas, sindicalistas “puros”, etc.) terminaron gestando la C.G.T., a Daer y a Duhalde. En su momento “cosas menores”, meras diferencias “teóricas”, y se desarrollaron... y arrollaron.
Insistimos...
Estas cosas no entran en el anarquismo por más pluralismo que se pretenda, que el pluralismo termina cuando aparece la policía. No entran como tampoco entran los ministros del gobierno republicano en España o el apoyo a los Aliados por Kropotkin en la Primera guerra mundial. No entra organizar comidas a militares, ni el “juicio y castigo”, ni los apoyos “críticos”al gobierno de Castro (y su ministro). No entra Bayer diciendo que los anarquistas deben democratizar al Estado. No entra la S.A.C. sueca con sus subvenciones del gobierno ni la C.G.T. española con los sindicatos de policías. No entra el poder popular ni Archinov* adhiriendo al Estado bolchevique.
Es conveniente aclarar que nos es ajena toda ortodoxia o dogmatismo; ambas posiciones negadoras del principio de rebelión y pensamiento. Sí hay un cuerpo de ideas y una coherencia; una ética. Que no es conciliable abalar la cárcel y la libertad; que existe una sola “coyuntura”, la de la explotación del hombre por el hombre, que “define” al anarquismo; que las adaptaciones al medio son relativas a la supervivencia, y al instinto que la impulsa, es algo que entendemos (lo del camaleón), pero llevarlo al terreno de la ideología es más grave: es peligroso...
Insistimos.
Estamos enfrentados a la opresión más allá de la forma y tiempo en que se manifieste. Consideramos que en esto no hay grises, y si los hubiera hay que apurar definiciones; que están por un lado los partidarios de la autoridad y por el otro los de la libertad.

Adrián

*Piotr Archinov: destacado revolucionario ruso que se acerca al anarquismo en 1906. Tras luchar en la Revolución debió exiliarse en Francia cuando el gobierno marxista inició las persecuciones contra toda oposición. Junto con Nestor Mackno y otros exiliados editaron un periódico llamado Dielo Trouda en 1925. Editan, al año siguiente, la “Plataforma organizativa” cuya tendencia autoritaria fue criticada por Fabbri, Volín, Malatesta, Berkman y Nettlau, entre otros. En 1930 Archinov regresa a la URSS y se une al Partido Bolchevique. En 1937 es ejecutado durante las purgas del Estado.


HISTORIA DE LA PRIMERA INTERNACIONAL VOLVER

En 1864, con ocasión de una exposición internacional en Londres, obreros ingleses y franceses se reunieron con la idea de realizar la unión estrecha entre los obreros de todos los países. Se formó un comité con la misión de redactar un programa y los estatutos para la Unión internacional. Como miembro de ese Comité fue elegido, entre otros, Carlos Marx, que tomaba parte en los trabajos de la Unión El primer congreso internacional regular tuvo lugar del 3 al 8 de septiembre de 1866, en Ginebra. En aquel congreso quedó constituida definitivamente la organización internacional, que adoptó el nombre de Asociación Internacional de los Trabajadores (A.I.T.). A la cabeza de la A.I.T. se hallaba el Consejo General cuya misión era asegurar el lazo de unión entre las diversas secciones de la organización.
Como objetivo de la A.I.T., el programa especificaba la emancipación económica de la clase obrera. Los estatutos dejaban a cada sección una completa independencia, así como la libertad de entrar directamente en relaciones con el Consejo General. El segundo congreso tuvo lugar en Lausana, en septiembre de 1867. En el tercer congreso celebrado en Bruselas, del 6 al 13 de septiembre de 1868, fue designada la huelga general como el único medio de impedir la guerra y de asegurar la paz. El cuarto congreso se celebró en Bruselas, del 6 al 13 de septiembre de 1869. En ese congreso empezaron las grandes discusiones entre Marx y Bakunin. El primero preconizaba el centralismo, el parlamentarismo y la acción política como medios de lucha. El segundo predicaba el antiestatismo y el federalismo. Fue en ese congreso donde se vio por primera vez el gran éxito de la idea federalista y la importancia de las uniones obreras. Allí fue donde se afirmó la idea de la anulación del Estado y de reemplazarlo por las uniones de productores. Los comienzos de Bakunin en la Internacional fueron un éxito, así como la influencia creciente del ala antiautoritaria y federalista. Esta era peligrosa para Marx y sus partidarios. Entonces empezó todo un juego de intrigas contra los federalistas que llegó a la disolución de la sección de Ginebra. La sede del Consejo General se hallaba en Londres y estaba bajo la influencia de Carlos Marx. En 1870 no hubo congreso, a causa de la guerra. En 1871, el Consejo General convocó en Londres, una conferencia cerrada, a la cual fueron invitados y estuvieron presentes sobre todo delegados partidarios de Marx y del Consejo General. .
Los belgas, los españoles y los italianos se inclinaban, con Bakunin, hacia el federalismo. Las organizaciones del Jura no estaban presentes en la conferencia. La invitación fue hecha de tal forma que los partidarios del Consejo General se hallaron en mayoría. La conferencia fue utilizada por Marx para declarar obligatoria la acción parlamentaria, rechazada por el lado latino. Eso aconteció por medio de la votación y la adopción de la resolución siguiente:
“Visto que el proletariado, como clase, no podría alzarse contra la violencia colectiva de las clases poderosas de otra manera que constituyéndose en un partido político particular, en la lucha contra todos los viejos partidos de las clases burguesas; que la constitución del proletariado en un partido político es indispensable para asegurar el triunfo de la revolución social y de su objetivo final, la abolición de las clases; que la unión de las fuerzas de los trabajadores, que fue ya lograda con ayuda de las luchas económicas, tendrá que servir también como palanca para las masas de esta clase en su lucha contra el poder político de los explotadores, la conferencia declara a los miembros de la Internacional que, en vista del estado de guerra en el cual se encuentra la clase obrera, su acción económica y política están ligadas de manera inseparable.”
Conforme a esto, la potencia del Consejo General aumentó. Se apropió un poder autoritario vis a vis de las secciones, con el objeto de velar por la doctrina, El lado latino, que se erguía contra el centralismo y el parlamentarismo, tenía que ser descartado. De esta manera se incrustó una cuña en la Internacional, cuña que finalmente acarrearía una escisión provocada directamente por Carlos Marx en el Quinto Congreso, celebrado en La Haya, del 2 al 7 de septiembre de 1872.
Los partidarios de Marx disponían de 40 votos, los federalistas sólo de 25. Esta proporción desigual de votos fue el resultado de una maquinación de Marx. Tomó todas las disposiciones para que los delegados de Alemania, en donde se hallaban sus partidarios, viniesen en crecido número al Congreso. Así fue fabricada una mayoría marxista. El congreso de La Haya aprobó las decisiones de la conferencia de Londres. La fuerza del Consejo General aumentó todavía y se introdujo en los estatutos de la Internacional un artículo sobre la necesidad de la acción política. El punto de vista de los federalistas, los del Jura a la cabeza, fue expuesto por James Guillaume. Precisó la diferencia entre marxistas y federalistas, declarando que los primeros buscaban conquistar el poder político por medio de la participación en las elecciones parlamentarias, mientras que los segundos trataban de destruirlo. Marx se aprovechó igualmente de ese congreso para lanzar calumnias contra Bakunin, que no estaba presente. Fue formada una comisión compuesta en su mayoría por partidarios de Marx, la cual aprobó la expulsión de Bakunin, de Guillaume, de Schwizguébel y otros más del seno de la Internacional. La expulsión de los dos primeros fue decidida a pesar de la declaración del presidente de la Comisión, el delegado alemán Cuno, en el sentido de que no había pruebas materiales contra los acusados. La minoría presentó, en la persona de Víctor Dave, una declaración diciendo que tenía la intención de defender dentro de la Internacional la autonomía federal.
De este forma, las pretensiones autoritarias de los marxistas trajeron la escisión de la Internacional.
Los federalistas organizaron entonces, a su vez, el Congreso de Saint-Imier, el 15 de septiembre de 1872, en el cual participaron todos los elementos antiautoritarios y federalistas de la Internacional. Toda el ala latina; de esta última estaba representada, particularmente las secciones del Jura, de Italia, de España, de Francia y dos secciones americanas. En ese congreso fueron formulados los principios fundamentales del movimiento obrero libertario, que pueden servir como indicadores del camino al proletariado revolucionario de la época. Las resoluciones sobre la acción política, así como sobre las uniones profesionales y sus tareas se expresan de la manera siguiente:
“Considerando:
que querer imponer al proletariado una línea de conducta o un programa político uniforme como vía única que pueda conducirle a su emancipación social es una pretensión tan absurda como reaccionaria; que nadie tiene derecho de privar a las federaciones y secciones autónomas del derecho incuestionable de determinarse ellas mismas y de seguir la línea de conducta política que crean mejor y que todo proceder contrario conducirá fatalmente al más escandaloso dogmatismo; que las aspiraciones del proletariado deben tener como objetivo el establecimiento de una organización y de una federación económicas absolutamente libres, fundadas sobre el trabajo y la igualdad del todo independientes de todo gobierno político, y que esta organización y esta federación no pueden ser más que el resultado de la acción espontánea del proletariado mismo, gremio de artesanos y de comunas autónomas
Considerando:
que toda organización política no puede ser más que la organización del poder en provecho de una clase y en detrimento de las masas, y que si el proletariado quisiera apoderarse del poder se convertiría en una clase dominante y explotadora, el Congreso reunido en Saint-Imier declara:
lº Que la destrucción de todo poder político es el primer deber del proletariado;
2º Que toda organización de poder político -aunque se suponga que es provisional y revolucionaria- destinada a efectuar esa destrucción no puede ser más que un engaño y será tan peligrosa para el proletariado como todos los gobiernos existentes hoy en día;
3º Que los proletarios de todos los países deben rechazar todo compromiso en el camino de la Revolución Social y deben establecer una intensa solidaridad de acción revolucionaria, al margen de toda política burguesa.
También se adoptó esta resolución:
La libertad y el trabajo son la base de la moral, de la fuerza, de la vida y de la riqueza del porvenir. Pero el trabajo, si no es libremente organizado, se vuelve opresivo e improductivo para el trabajador y es por eso que la organización del trabajo es la condición indispensable de la verdadera y completa emancipación del obrero.
Sin embargo, el trabajo no se puede ejercer libremente sin la posesión de las materias primas y de todo el capital social; no se puede organizar si antes no se emancipa de la tiranía política y económica, conquistando el obrero el derecho a desenvolverse completamente en la aptitud de todas sus facultades. Todo Estado, es decir, todo gobierno y toda administración de las masas populares de arriba a abajo, al estar fundados necesariamente sobre la burocracia, sobre los ejércitos, sobre el espionaje y sobre el clero, no podrán establecer jamás la sociedad organizada sobre el trabajo y sobre la justicia, ya que, por la naturaleza misma de su organización están fatalmente empujados a oprimir al trabajador y a negar la justicia.
Según nosotros, el obrero no podrá jamás emanciparse de la opresión secular si no sustituye a ese cuerpo absorbente y desmoralizador por la libre federación de todos los grupos productores, fundada sobre la solidaridad y la igualdad.”
Después de los congresos de 1872, el de La Haya y el de Saint-lmier, los congresos de las dos tendencias se celebraban separadamente. El Consejo General de la mayoría marxista fue transferido a Nueva York. Aquí fue su entierro. Contrariamente, todas las secciones de la Internacional, a excepción de la sección alemana, abrazaron el punto de vista de las secciones del Jura. Las Trade Unions inglesas estaban de igual modo contra el Consejo General dirigido por Marx.
Cuando un año más tarde las dos tendencias, la marxista y la federalista, convocaron sus congresos en Ginebra, esos congresos se celebraron separadamente.
El segundo Congreso de los antiautoritarios tuvo lugar del 1 al 6 de septiembre de 1873, el de los marxistas del 8 al 13 de septiembre. Se veía claro, ahora, que los marxistas se hallaban en plena derrota. Fue el último Congreso. El Congreso dc los federalistas fue muy frecuentado. Elaboró nuevos estatutos para la Internacional. El Consejo General fue suprimido.
La cuestión de la huelga general fue discutida, aunque no fue definitivamente solucionada visto el número restringido de organizaciones obreras en esa época. El Congreso de los marxistas fue un fracaso completo. Aparte de los delegados alemanes y austriacos, no hubo apenas otras representaciones, de forma que se vio obligado a renunciar a nuevas convocatorias para congresos ulteriores. El ala antiautoritaria y federalista se mantuvo. Mas ella también sufrió mucho, por una parte, a causa de la escisión provocada por Marx y, por otra, a causa de la reacción general instaurada en toda Europa después de la caída de la Comuna. Todavía se celebraron tres congresos: el 3º en Bruselas, septiembre de 1874; el 4º en Berna, octubre de 1876; y el 5º en Verviers, septiembre de 1877. En 1877 tuvo lugar en Ginebra un Congreso general socialista de donde nació la Internacional socialdemócrata. No tardaron en entenderse las dos internacionales marxistas y se creó una oficina común para las dos, fue el fin de los congresos y de la Internacional.
A partir de ese momento empezó otro periodo que dio origen a la formación y organización de la internacional conocida con el nombre de Segunda Internacional.
La época que siguió fue de franca decadencia del movimiento obrero internacional. La hegemonía de Alemania sobre el continente europeo, después de la guerra de 1870-71, trajo también una preponderancia del movimiento obrero alemán sobre el de los otros países, en especial en los latinos.
Con esto, lo métodos alemanes del parlamentarismo tomaron superioridad, mientras que el ala federalista de la Primera Internacional iba declinando de día en día.
Pasaron algunos años antes que los elementos anarquistas estuvieran suficientemente fuertes, en el seno del movimiento obrero, para que pudieran reunirse en un plano internacional.


LA JUSTICIA VOLVER

Dar a cada uno lo suyo. Sí, pero, ¿cómo se sabe lo que hay que dar? Aunque imagináramos costumbres justas, ¿cómo practicarlas justamente? Aunque tuviéramos leyes justas, ¿cómo interpretarlas? Apenas conocemos, por ráfagas, nuestra propia conciencia; la conciencia ajena es la noche. Cometamos de una vez la suprema injusticia, de no ver las intenciones; juzguemos los hechos. Los hechos también son la noche. ¿Cómo restablecer la realidad física de un episodio social? No podemos averiguar el tiempo que hará mañana, y queremos definir los remolinos misteriosos de la vida. En la selva inextricable de los apetitos queremos encontrar el testimonio incorruptible. Queremos, para iluminarnos, hacer comparecer a las sombras; para convencemos, hacer declarar a la hipocresía; para no ser crueles, citar a la crueldad; para sentenciar contra los hombres, oír a los hombres. ¿Dónde está la verdad? ¿Está en él silencio de los que dejaron crujir sus huesos dentro del borceguí inquisitorial, o está en las confidencias del acusado a la moda? Los inocentes se alucinan, y confiesan crímenes que no han hecho. ¿Qué mayor gloria para un abogado, que la de salvar a un bandido? Nos quejamos de la lentitud de los procesos: si los jueces fueran absolutamente justos y medianamente razonables, no se atreverían a fallar nunca.
Ilusionémonos con que nuestras leyes fueron justas ayer, y soportémoslas hoy, mas recordemos que la moral es distinta según la época y el sitio, y que no cabe la ilusión de que la justicia presente no sea la iniquidad futura. Demasiado débiles para las responsabilidades de la hora actual, lo somos mucho más para las responsabilidades del porvenir. Las consecuencias de nuestros actos son incalculables. Lo infinitamente pequeño aterra. El problema fatal lo penetra todo. No caminemos un paso por no aplastar al laborioso insecto. No respiremos por no quitar su átomo de oxígeno a pulmones venerables. La duda nos amordaza, nos ciega, nos paraliza. Lo justo es no moverse. El justo, como el fiel de la balanza simbólica, debe petrificarse en su gesto solemne. Resolverse a no hacer el mal es suicidarse, y sólo los muertos son perfectamente justos.
Para volver a la Naturaleza, soberbiamente injusta, forzoso es elegir entre la clemencia y la ferocidad. Para existir, Dios se hizo a ratos despiadado, y a ratos misericordioso. O verdugos o víctimas. Perdonar a unos es castigar a otros, y la tiranía está hecha de servidumbres.
Sancho Panza, por cuya boca solía hablar la sabiduría del inmortal caballero, no gobernaba su ínsula igual que Nerón gobernaba Roma, pero ambos son humanos. La sociedad completa el destino fisiológico de las criaturas. La injusticia de las civilizaciones prolonga la injusticia fundamental de la especie. Por el único crimen de nacer, unos nacen débiles y enfermos y otros robustos; unos inteligentes y otros idiotas; unos bellos y otros repugnantes. Algunos están ya condenados al asco y al desprecio en el mismo vientre de su madre; algunos ni siquiera nacen vivos. Nosotros hemos añadido algo a todo eso; por el único crimen de nacer hemos conseguido que unos nazcan esclavos y otros reyes; unos con el sable y otros bajo el látigo.
Nuestra justicia obra porque es esencialmente injusta. Se apoya en la fuerza armada. Su prestigio es la obediencia de los que no tienen fusil. Su misión es conservar el poder a los que lo gozan. Su objeto, defender la propiedad. ¿Por qué indignarse de la venalidad de los magistrados? Ceden a la energía soberana según la cual está organizada la humanidad moderna: el oro. Emplean en su pequeño mundo el espíritu universal. Cuando se acerquen siglos mejores corromperemos los tribunales por medio de nobles ideas y hermosas metáforas. Mientras tanto, no lloremos demasiado las injusticias que nos hieren; no nos lamentemos sin medida del brazo brutal que nos sacude, de la calumnia que nos envenena. Las injusticias extremas son útiles; ellas, sembradoras de cóleras sagradas, han despertado el genio, han revolucionado los pueblos y han fecundado la Historia.

Rafael Barret (Los Sucesos, 18 de setiembre de 1906)


ELEMENTOS PARA UNA SOCIEDAD REVOLUCIONARIA

INTRODUCCIÓN VOLVER

Incluimos en esta separata tres textos referentes a la propuesta de organización social, siendo el primero un escrito de James Guillaume de 1874, compañero éste de Bakunin y militante en la Primera Internacional; a continuación transcribimos una ponencia del Sindicato de Artes Gráficas de Barcelona adherido a la C.N.T. y concluimos con un extracto del Congreso Confederal de Zaragoza de mayo de 1936, realizado por la C.N.T.
Más allá de la diferencia que tenemos con el sindicalismo revolucionario, sus postulados y proyecciones, consideramos de interés los lineamientos esbozados para el establecimiento del Comunismo anárquico. Pero ante todo consideramos que toda propuesta de organización social que podamos plantear no es más que un boceto que resultará desbordado ante la riqueza de la vida desencadenada.
Dos meses después del Congreso de Zaragoza, tras la insurrección del 19 de juLio, la mayoría de los trabajadores de España llevarán a la práctica gran parte de lo tratado, desbordando incluso a (y a pesar de) todas las organizaciones sindicales; experiencia, limitada aunque ejemplificadora, finalmente ahogada con la reconstitución del Estado.

El Grupo Editor


LA REVOLUCIÓN VOLVER

Las ideas formuladas en estas páginas sólo pueden realizarse de forma efectiva gracias a un movimiento revolucionario. Una gran masa de agua tarda más de un día en romper un dique; las aguas de una inundación crecen lenta, imperceptiblemente. Pero una vez que alcánza su nivel máximo de presión, el colapso es súbito y el dique desaparece en un abrir y cerrar de ojos. Entonces, podemos distinguir dos actos sucesivos; el segundo es consecuencia directa del primero. Asi pues, en primer lugar, ocurre la lenta transformación de las ideas, las necesidades, las motivaciones para la acción que germinan en el ceno de la sociedad; y después da comienzo, cuando esta transformación ha avanzado lo suficiente como para pasar a la acción. Se da entonces un cambio de reumbo brusco y decisivo -la revolución - que es la culminación de un largo proceso de evolución, la súbita manifestación de un cambio largamente preparado y, en consecuencia, inevitable.
Ningún hombre serio se animaría a predecir exactamentecómo la revolucion, condición indispensable para la renovación social, hará acto de presencia. La Revolución es un hecho natural y no el acto de unas pocas personas; no tiene lugar según un plan precomcebido, sino que la producen circunstancias incontrolables que níngun individuo pude manejar. Por tanto, no tratamos de hacer un modela para una futura campana revolucionaria; dejamos esta tarea infantil a quienes creen en la posibilidad y la eficacia de lograr la emancipación dla humanidad por medio de una dictadura personal. Nosotros, por el contrario, nos limitaremos a describir la clase de revolución que mas nos atrae y las formas en que puede liberarse de sus viejos errores.
El carácter de la Revolución al principio debe ser negativo, destructivo. En vez de modificar ciertas instituciones del pasado, o adaptarloas al nuevo orden, debe destruirlas por completo. En consecuencia, el gobierno será arrancado de cuajo, junto a la iglesia, el ejército, las cortes de justicia, las escuelas, los bancos y todas las instituciones subordinadas. Al mismo tiempo, la Revolución tiene un objeto positivo: el de que los trabajadores tomen posesión de todo el capital y de todos los medios de producción.
(...)
La Revolución no puede limitarse a un único país; so pena de aniquilación, tiene la obligación de expandirse, sino al mundo entero, al menos a un múmero considerable de países civilizados. De hecho, ningún país en la actualidad puede ser autosuficiente; los vínculos internacionales y las transacciones son necesarios para la producción y no se les puede suprimir. Si un país revolucionario es bloqueado por los Estados vecinos, la Revolucion, al quedar aislada, estaría condenada. Del mismo modo en que nosotros nos basamos en la hipótesis de la revolición en un país determinado, yambién debemos asumir que la mayoría de los demás países europeos también harán su Revolución casi al mismo tiempo.
En los países donde el proletariado se las ha arreglado para liberarse del dominio de la burguesía, las organizaciones sociales recién iniciadas no tienen que conformarse con un solo modelo y pueden diferir en muchos aspectos. Hasta la fecha, existen muchos desacuerdos entre los socialistas de las naciones germanas (Alemania e Inglaterra) y áquellos de las naciones latinas y eslavas (Italia, España, Francia y Rusia). Por ende, es probable que la organización social que adopten los revolucionarios alemanes, por ejemplo, diferirá en algunos o muchos puntos puntos de la introducida por los revolucionarios franceses o italianos. Pero estas diferencias carecen de importancia en lo que se refiere a las relaciones internacionales: al ser iguales los principios fundamentales de la Revolución, sin duda de establecerán unas relaciones amistosas y solidarias entre los pueblos emancipados de los distintos países.
No hace falta decir que las fronteras artificiales creadas por actual gobierno serán barridas por la Revolución. Los consumidores se organizarán y unirán libremente según sus intereses económicos, sus afinidades idiomáticas y sus circunstancias geográficas. Y en ciertos países como Italia y España, demasiados extensos para una única aglomeración de comunas y divididos por la naturaleza en muchas regiones distintas, probablemente se establezcan, no una, sino varias federeciónes. Esto no presentára una ruptura de la unidad, una vuelta a la antigua fragmentácion de Estados pequeños, aislados y en guerra entre si. Estas diversas federaciones de comunas, al mismo tiempo que mantienen su identidad, no estarám aisladas. Unidas por sus interese comunes, formularán un pacto de solidaridad, y esta unidad voluntaria, fundada en objetivos y necesidades comunes, en un constante intercambio de contactos informales y amistosos, será mucho más íntima y mucho más fuerte que la artificial centralización política impuesta por la violencia y sin otra motivación que la explotación de los pueblo en beneficio de las clases priviligiadas.

James Guillaume


DICTAMEN PRESENTADO POR LA PONENCIA DEL SINDICATO DE LAS ARTES GRÁFICA DE BARCELONA, SOBRE EL OCTAVO PUNTO DE LA ORDEN DEL DÍA DEL CONGRESO NACIONAL DE LA C.N.T. PARA SER DISCUTIDO EN ASAMBLEA GENERAL VOLVER

Fundamentos de la nueva estructuración económica y social

Reafirmados del pacto de Saint-Imier

Considerando que el desenvolvimiento histórico ha justificado plenamente las líneas generales de la posición anticapitalista y antiautoritaria para la implantación de la justicia social, la C. N. T. reafirma su posición histórica y ratifica una vez más el pacto del Congreso de Saint-Imier (septiembre de 1872), a cuya elaboración han contribuido sus precursores de la vieja Internacional, declarando:

1. Que la destrucción de todo poder político es el primer deber del proletariado.

2. Que toda organización de un poder político llamado provisorio y revolucionario, para llegar a esa destrucción no puede ser sino una mistificación más, y que sería tan peligrosa para el proletariado como todos los gobiernos existentes hoy.

3. Que rechazando todo compromiso para llegar al cumplimiento de la revolución social, los proletarios de todos los países deben establecer al margen de toda política burguesa, la solidaridad de la acción revolucionaria.

Aspiraciones básicas del comunismo libertario

La Confederación Nacional del Trabajo fija en los puntos siguientes sus aspiraciones básicas como condición del logro de la emancipación proletaria y de la solidaridad humana:

1. Socialización de la riqueza social -tierra, materias primas, herramientas y máquinas, medios de transporte, instituciones de enseñanza y de sanidad- para que nadie pueda vivir del trabajo ajeno ni disfrutar a costa de la comunidad, de privilegios particulares.

2. Supresión de todo poder político que haga la ley para todos y la imponga por medios coercitivos.

3. Reorganización de la vida económica y social sobre la base del trabajo en su vasto significado de trabajo manual, administrativo y técnico.

4. Aseguramiento de los medios de vida a los que -niños, ancianos y enfermos- no pueden contribuir ya o todavía al proceso de la producción.

5. Supresión de toda institución eclesiástica, instrumento de opresión espiritual, aun respetando las creencias religiosas, filosóficas, sociales y políticas de cada individuo.

6. Abolición de las fronteras nacionales y desenmascaramiento de la mentira del nacionalismo, propiciando la entente, la solidaridad y el apoyo mutuo de todos los pueblos y de todas las razas.

7. Reconstrucción de la familia por el amor libre al margen de toda coacción religiosa, política o económica.


EL COMUNISMO LIBERTARIO VOLVER

Dictamen sobre el concepto confederal del comunismo libertario (C.N.T., mayo 1936)

Es del dominio de todas las delegaciones que asisten a este Congreso que en el seno orgánico de la C.N.T. se agitan, con dinamismo bien marcado, dos maneras de interpretar el sentido de la vida y la base de la estructuración de la Economía post-revolucionaria. Esta múltiple concepción de tendencia obedece, a no dudar, a razones doctrinales y filosóficas que, al abrir huella en la psicología de los militantes, crean dos formas inconclusas de pensamiento, cuyas energías en potencia hoy se esfuerzan por imprimir directrices dando cauce a las dos corrientes.

Ahora bien, si en esta doble movilidad de las energías confedérales no mediara el afán natural de hegemonía, no habría problema. Pero esa aspiración espiritual, tenaz y constante, habrá de manifestarse con fuerza nueva en el plano interno de nuestros cuadros, abriendo, con el litigio, peligros serios a la unidad que acabamos de concertar en esta Ponencia, con la serenidad y conciencia necesarias para aquilatar y asumir la responsabilidad histórica y trascendental de esta hora, ha debido buscar la fórmula que recoja el espíritu y pensamiento de las dos corrientes, articulando con él los cimientos de la vida nueva.

Así, pues, declaramos:

Primero. -Que al poner la piedra angular a la arquitectura del dictamen hemos procurado construir con austero sentido de armonía sobre estos pilares: individuo y Sindicato, dando margen al desenvolvimiento paralelo de las dos corrientes y concepciones.

Segundo. -Consignamos, como refrendo a la expresa garantía de la armonía, el reconocimiento implícito de la soberanía individual. Con esta potestad, que vindica la libertad por encima de todas las disciplinas atentatorias, habremos de articular las distintas instituciones que en la vida han de determinar la necesidad, poniendo cauces a la relación.

Y es así cómo, socializado el cúmulo de toda la riqueza social y garantizada la posesión, en uso, de los instrumentos de trabajo, haciendo igual para todos la facultad de producir, facultad convertida en deber, para tener opción al derecho de consumir, que el instinto por ley natural vindica en todos los imperativos de la conservación de la vida, surge el principio anárquico del libre acuerdo, para concertar entre los hombres el alcance, transacción y duración del pacto. Es así cómo el individuo, célula con personalidad jurídica, y entidad angular de las articulaciones sucesivas, que la libertad y la potestad de la Federación habrán de crear, ha de constituir el engarce y nomenclatura de la nueva sociedad por venir.

Hemos de pensar todos que estructurar con precisión matemática la sociedad del porvenir sería absurdo, ya que muchas veces entre la teoría y la práctica existe un verdadero abismo. Por ello no caemos en el error de los políticos que presentan soluciones definitivas para todos los problemas, soluciones que en la práctica fallan ruidosamente. Y es porque pretenden imponer un método para todos los tiempos, sin tener en cuenta la propia evolución de la vida humana.

No haremos eso nosotros, que tenemos una visión más elevada de los problemas sociales. Al esbozar las normas del comunismo libertario, no lo presentamos como un programa único, que no permita transformaciones. Estas vendrán, lógicamente, y serán las propias necesidades y experiencias quienes las indiquen.

Aunque tal vez parezca que se encuentre un poco fuera del mandato que nos ha sido encomendado por el Congreso, creemos preciso puntualizar algún tanto nuestro concepto de la revolución y las premisas más acusadas que a nuestro juicio pueden y deben presidirla.

Se ha tolerado demasiado el tópico según el cual la revolución no es otra cosa que el episodio violento mediante el que se da al traste con el régimen capitalista. Aquélla, en realidad, no es otra cosa que el fenómeno que da paso de hecho a un estado de cosas que desde mucho antes ha tomado cuerpo en la conciencia colectiva.

Tiene la revolución, por lo tanto, su iniciación en el momento mismo en que, comprobando la diferencia existente entre el estado social y la conciencia individual, ésta, por instinto o por análisis, se ve forzada a reaccionar contra aquél.

Por ello, dicho en pocas palabras, conceptuamos que la revolución se inicia:

Primero. -Como fenómeno psicológico en contra de un estado de cosas que pugna con las aspiraciones y necesidades individuales.

Segundo. -Como manifestación social cuando, por tomar aquella reacción cuerpo en la colectividad, choca con los estamentos del régimen capitalista.

Tercero. -Como organización, cuando sienta la necesidad de crear una fuerza capaz de imponer la realización de su finalidad biológica.

En el orden externo, merecen destacarse estos factores:

a) Hundimiento de la ética que sirve de base al régimen capitalista.

b) Bancarrota de éste en su aspecto económico.

c) Fracaso de su expresión política, tanto en orden al régimen democrático como a la última expresión, el capitalismo de Estado, que no es otra cosa el comunismo autoritario.

El conjunto de estos factores, convergentes en un punto y momento dado, es el llamado a determinar la aparición del hecho violento que ha de dar paso al período verdaderamente evolutivo de la revolución.

Considerando que vivimos el momento preciso en que la convergencia de todos estos factores engendra esta posibilidad prometedora, hemos creído necesaria la confección de un dictamen que, en sus líneas generales, siente los primeros pilares del edificio social que habrá de cobijarnos en el futuro.

Concepto constructivo de la revolución: entendemos que nuestra revolución debe organizarse sobre una base estrictamente equitativa.

La revolución no puede cimentarse ni sobre el apoyo mutuo, ni sobre la solidaridad, ni sobre ese arcaico tópico de la caridad. En todo caso estas tres fórmulas, que a través de los tiempos han parecido querer llenar las deficiencias de tipos de sociedad rudimentarios en los que el individuo aparece abandonado frente a una concepción del derecho arbitrario e impuesto, deben refundirse y puntualizarse en nuevas normas de convivencia social que encuentren su más clara interpretación en el comunismo libertario: dar a cada ser humano lo que exijan sus necesidades, sin que en la satisfacción de las mismas tenga otras limitaciones que las impuestas por las necesidades de la nueva economía creada.

Si todos los caminos que se orientan hacia Roma conducen a la Ciudad Eterna, todas las formas de trabajo y distribución que se dirijan hacia la concepción de una sociedad igualitaria conducirán a la realización de la justicia y de la armonía social.

En consecuencia, creemos que la revolución debe cimentarse sobre los principios sociales y éticos del comunismo libertario. Que son:

Primero. -Dar a cada ser humano lo que exijan sus necesidades, sin que en la satisfacción de las mismas tenga otras limitaciones que las impuestas por las posibilidades de la economía.

Segundo. -Solicitar de cada ser humano la aportación máxima de sus esfuerzos a tenor de las necesidades de la sociedad, teniendo en cuenta las condiciones físicas y morales de cada individuo.

Organización de la nueva sociedad después del hecho revolucionario. Las primeras medidas de la revolución: terminado el aspecto violento de la revolución, se declaran abolidos: la propiedad privada, el Estado, el principio de autoridad y, por consiguiente, las clases que dividen a los hombres en explotadores y explotados, oprimidos y opresores.

Socializada la riqueza, las organizaciones de los productores, ya libres, se encargarán de la administración directa de la producción y del consumo.

Establecida en cada localidad la Comuna Libertaria, pondremos en marcha el nuevo mecanismo social. Los productores de cada ramo u oficio, reunidos en sus Sindicatos y en los lugares de trabajo, determinarán libremente la forma en que éste ha de ser organizado.

La Comuna Libre se incautará de cuanto antes detentaba la burguesía, tal como víveres, ropas, calzados, materias primas, herramientas de trabajo, etc. Estos útiles y materias primas deberán pasar a poder de los productores para que éstos los administren directamente en beneficio de la colectividad.

En primer término las Comunas cuidarán de alojar con el máximo de comodidades a todos los habitantes de cada localidad, asegurando asistencia a los enfermos y educación a los niños.

De acuerdo con el principio fundamental del comunismo libertario, como hemos dicho antes, todos los hombres se aprestarán a cumplir el deber voluntario -que se convertirá en verdadero derecho cuando el hombre trabaje libre- de prestar su concurso a la colectividad, en relación con sus fuerzas y sus capacidades, y la Comuna cumplirá la obligación de cubrir sus necesidades.

Desde luego, es preciso crear ya, desde ahora, la idea de que los primeros tiempos de la revolución no resultarán fáciles y de que será preciso que cada hombre aporte el máximo de esfuerzos y consuma solamente lo que permitan las posibilidades de la producción. Todo período constructivo exige sacrificio y aceptación individual y colectiva de esfuerzos tendentes a superar las circunstancias y a no crear dificultades a la obra reconstructora de la sociedad que de común acuerdo todos realizaremos.

Plan de organización de los productores: el Plan económico de organización, en cuantas manifestaciones tenga la producción nacional, se ajustará a los más estrictos principios de economía social, administrados directamente por los productores a través de sus diversos órganos de producción, designados en asambleas generales de las variadas organizaciones y por ellas controlados en todo momento.

Como base (en el lugar de trabajo, en el Sindicato, en la Comuna, en todos los órganos reguladores de la nueva sociedad), el productor, el individuo como célula, como piedra angular de todas las creaciones sociales, económicas y morales.

Como órgano de relación dentro de la Comuna y en el lugar de trabajo, el Consejo de taller y de fábrica, pactando con los demás centros de trabajo.

Como órgano de relación de Sindicato a Sindicato (asociación de productores), los Consejos de Estadística y de Producción, que se seguirán federando entre sí hasta formar una red de relación constante y estrecha entre todos los productores de la Confederación Ibérica.

En el campo: como base, el productor en la Comuna, que usufructuaría todas las riquezas naturales de su demarcación política y geográfica.

Como órgano de relación, el Consejo de Cultivo, del que formarán parte elementos técnicos y trabajadores agrícolas, encargados de orientar la intensificación de la producción, señalando las tierras más apropiadas a la misma, según su composición química.

Estos Consejos de Cultivo establecerán la misma red de relaciones que los Consejos de Taller, de Fábrica y de Producción y Estadística, complementando la libre federación que representa la Comuna como demarcación política y subdivisión geográfica.

Tanto las Asociaciones de productores industria les como las Asociaciones de productores agrícolas se federarán nacionalmente -mientras sea únicamente España el país que haya realizado su transformación social- si, llevados a esa disyuntiva por el mismo proceso del trabajo a que se eduquen, lo estiman conveniente para el más fructífero desarrollo de la Economía: e idénticamente se federarán en el mismo sentido aquellos servicios cuya característica propenda a ello para facilitar las relaciones lógicas y necesarias entre todas las Comunas Libertarias de la Península.

Estimamos que con el tiempo la nueva sociedad conseguirá dotar a cada Comuna de todos los elementos agrícolas e industriales precisos a su autonomía, de acuerdo con el principio biológico que afirma que es más libre el hombre -en este caso la Comuna- que menos necesita de los demás.

Las Comunas libertarias y su funcionamiento: la expresión política de nuestra revolución hemos de asentarla sobre esta trilogía: El individuo, la Comuna y la federación.

Dentro de un plan de actividades estructurado en todos los órdenes desde un punto de vista peninsular, la administración será de manera absoluta de carácter comunal.

La base de esta administración será, por consiguiente, la Comuna. Estas Comunas serán autónomas y estarán federadas regional y nacionalmente para la realización de los objetivos de carácter general. El derecho de autonomía no excluirá el deber de cumplir los acuerdos de convivencia colectiva, no compartidos por simples apreciaciones y que sean aceptados en el fondo.

Así, pues, una Comuna de consumidores sin limitación voluntaria, se comprometerá a acatar aquellas normas de carácter general que después de libre discusión hayan sido acordadas por mayoría.

En cambio aquellas Comunas que, refractarias a la industrialización, acuerden otras clases de convivencia, como por ejemplo las naturistas y desnudistas, tendrán derecho a una administración autónoma, desligada de los compromisos generales. Como estas Comunas naturistas-desnudistas, u otra clase de Comunas, no podrán satisfacer todas sus necesidades, por limitadas que éstas sean, sus delegados a los Congresos de la Confederación Ibérica de Comunas Autónomas Libertarias podrán concertar convenios económicos con las demás Comunas Agrícolas e Industriales.

En conclusión proponemos:

La creación de la Comuna como entidad política y administrativa.

La Comuna será autónoma, y confederada al resto de las Comunas.

Las Comunas se federarán comarcal y regionalmente, fijando a voluntad sus límites geográficos, cuando sea conveniente unir en una sola Comuna pueblos pequeños, aldeas y lugares. El conjunto de estas Comunas constituirá una Confederación Ibérica de Comunas Autónomas Libertarias.

Para la función distributiva de la producción, y para que puedan nutrirse mejor las Comunas, podrán crearse aquellos órganos suplementarios encaminados a conseguirlo. Por ejemplo: un Consejo Confederal de Producción y Distribución, con representaciones directas de las Federaciones nacionales de Producción y del Congreso anual de Comunas.

Misión y funcionamiento interno de la Comuna: la comuna deberá ocuparse de lo que interesa al individuo.

Deberá cuidar de todos los trabajos de ordenación, arreglo y embellecimiento de la población.

Del alojamiento de sus habitantes: de los artículos y productos puestos a su servicio por los Sindicatos o Asociaciones de productores.

Se ocupará asimismo de la higiene, de la estadística comunal y de las necesidades colectivas. De la enseñanza. De los establecimientos sanitarios y de la conservación y perfeccionamiento de los medios locales de comunicación.

Organizará las relaciones con las demás Comunas, y cuidará de estimular todas las actividades artísticas y culturales.

Para el buen cumplimiento de esta misión, se nombrará un Consejo Comunal, al cual serán agregados representantes de los Consejos de Cultivo, de Sanidad, de Cultura, de Distribución y de Producción y Estadística.

E1 procedimiento de elección de los Consejos Comunales se determinará con arreglo a un sistema en el que se establezcan las diferencias que aconsejen la densidad de población, teniendo en cuenta que tardará en descentralizar políticamente las metrópolis, constituyendo con ellas Federaciones de Comunas.

Todos estos cargos no tendrán ningún carácter ejecutivo ni burocrático. Aparte los que desempeñen funciones técnicas o simplemente de estadística, los demás cumplirán asimismo su misión de productores, reuniéndose en sesiones al terminar la jornada de trabajo para discutir las cuestiones de detalle que no necesiten el refrendo de las asambleas comunales.

Se celebrarán asambleas tantas veces como lo necesiten los intereses de la Comuna, a petición de los miembros del Consejo Comunal, o por la voluntad de los habitantes de cada una.

Relaciones e intercambios de productos: como ya hemos dicho, nuestra organización es de tipo federalista y asegura la libertad del individuo dentro de la agrupación y de la Comuna, la de las Comunas dentro de las Federaciones, y la de éstas en las Confederaciones.

Vamos, pues, del individuo a la colectividad, asegurando sus derechos para conservar intangible el principio de libertad.

Los habitantes de una Comuna discutirán entre sí sus problemas internos: producción, consumo, instrucción, higiene y cuanto sea necesario para el desenvolvimiento moral y económico de la misma. Cuando se trate de problemas que afecten a toda una comarca o provincia, han de ser las Federaciones quienes deliberen, y en las reuniones y asambleas que éstas celebren estarán representadas todas las Comunas, cuyos delegados aportarán los puntos de vista previamente aprobados en ellas.

Por ejemplo, si han de construir carreteras, ligando entre sí los pueblos de una comarca o asuntos de transporte e intercambio de productos entre las comarcas agrícolas e industriales, es natural que todas las Comunas expongan su criterio, ya que también han de prestar su concurso.

En los asuntos de carácter regional, será la Federación Regional quien ponga en práctica los acuerdos, y éstos representarán la voluntad soberana de todos los habitantes de la región. Pues empezó en el individuo, pasó después a la Comuna, de ésta a la Federación y, por último, a la Confederación.

De igual forma llegaremos a la discusión de todos los problemas de tipo nacional, ya que nuestros organismos se irán complementando entre sí. La organización nacional regulará las relaciones de carácter internacional, estando en contacto directo con el proletariado de los demás países, por intermedio de sus respectivos organismos, ligados, como el nuestro, a la Asociación Internacional de los Trabajadores.

Para el intercambio de productos de Comuna a Comuna, los Consejos Comunales se pondrán en relación con las Federaciones Regionales de Comunas y con el Consejo Confederal de Producción y Distribución, reclamando lo que les haga falta y ofreciendo lo que les sobre.

Por medio de la red de relaciones establecidas entre las Comunas y los Consejos de Producción y Estadística, constituidos por las Federaciones Nacionales de Productores, queda resuelto y simplificado este problema.

En lo que se refiere al aspecto comunal del mismo, bastarán las cartas de productor, extendidas por los Consejos de Taller y de Fábrica, dando derecho a que aquellos puedan adquirir lo necesario para cubrir todas sus necesidades. La carta de productor constituye el principio de un signo de cambio, el cual quedará sujeto a estos dos elementos reguladores: primero, que sea intransferible; segundo, que se adopte un procedimiento mediante el cual en la carta se registre el valor del trabajo por unidades de jornada y este valor tenga el máximo de un año de validez para la adquisición de productos.

A los elementos de la población pasiva serán los Consejos Comunales los que les facilitarán las cartas de consumo.

Desde luego, no podemos sentar una norma absoluta. Debe respetarse la autonomía de las Comunas, las cuales, si lo creen conveniente, podrán establecer otro sistema de intercambio interior, siempre que estos nuevos sistemas no puedan lesionar, en ningún caso, los intereses de otras Comunas.

Deberes del individuo pura con la colectividad y concepto de la justicia distributiva: el Comunismo Libertario es incompatible con todo régimen de corrección, hecho que implica la desaparición del actual sistema de justicia correccional y, por lo tanto, los instrumentos de castigo (cárceles, presidios, etc.).

Conceptúa esta Ponencia que el determinismo social es la causa principal de los llamados delitos en el presente estado de cosas, y, en consecuencia, desaparecidas las causas que originaban el delito, en la generalidad de los casos, éste dejará de existir.
Así, pues. consideramos:

Primero. -Que el hombre no es malo por naturaleza, y que la delincuencia es resultado lógico del estado de injusticia social en que vivimos.
Segundo. -Que al cubrir sus necesidades, dándole también margen a una educación racional y humana, aquellas causas han de desaparecer.

Por ello, entendemos que cuando el individuo falte al cumplimiento de sus deberes, tanto en el orden moral como en sus funciones de productor, serán las asambleas populares quienes, con un sentido armónico, den solución justa al caso.

EI Comunismo Libertario sentará, pues, su “acción correccional” sobre la Medicina y la Pedagogía, únicos preventivos a los cuales la ciencia moderna reconoce tal derecho. Cuando algún individuo, víctima de fenómenos patológicos, atente contra la armonía que ha de regir entre los hombres, la terapéutica pedagógica cuidará de curar su desequilibrio y estimular en él el sentido ético de responsabilidad social que una herencia insana le negó naturalmente.

La familia y las relaciones sexuales: conviene no olvidar que la familia fue el primer núcleo civilizador de la especie humana. Que ha llenado funciones admirabilísimas de cultura moral y solidaridad. Que ha subsistido dentro de la propia evolución de la familia con el clan, la tribu, el pueblo y la nación, y que es de suponer que aún durante mucho tiempo subsistirá.

La revolución no deberá operar violentamente sobre la familia, excepto en aquellos casos de familias mal avenidas, en las que reconocerá y apoyará el derecho a la disgregación.

Como la primera medida de la revolución libertaria consiste en asegurar la independencia económica de los seres, sin distinción de sexos, la interdependencia creada, por razones de inferioridad económica, en el régimen capitalista, entre el hombre y la mujer, desaparecerá con él. Se entiende, por lo tanto, que los dos sexos serán iguales, tanto en derechos como en deberes.

E1 Comunismo Libertario proclama el amor libre, sin más regulación que la voluntad del hombre y de la mujer, garantizando a los hijos la salvaguardia de la colectividad y salvando a ésta de las aberraciones humanas por la aplicación de los principios biológico-eugénicos.

Asimismo, por medio de una buena educación sexual, empezada en la escuela, tenderá a la selección de la especie, de acuerdo con las finalidades de la eugenesia, de manera que las parejas humanas procreen conscientemente, pensando en producir hijos sanos y hermosos.

Sobre los problemas de índole moral que puede plantear el amor en la sociedad comunista libertaria, como son los que hallen su origen en las contrariedades amorosas, la comunidad y la libertad no tienen más que dos caminos para que las relaciones humanas y sexuales se desarrollen normalmente. Para el que quisiera amor a la fuerza o bestialmente, si no bastara el consejo ni el respeto al derecho individual, habría de recurrirse a la ausencia. Para muchas enfermedades se recomienda el cambio de agua y de aire. Para la enfermedad del amor, que es enfermedad al convertirse en tenacidad y ceguera, habrá de recomendarse el cambio de Comuna, sacando al enfermo del medio que le ciega y enloquece, aunque no es presumible que estas exasperaciones se produzcan en un ambiente de libertad sexual.

La cuestión religiosa: la religión, manifestación puramente subjetiva del ser humano, será reconocida en cuanto permanezca relegada al sagrario de la conciencia individual, pero en ningún caso podrá ser considerada como forma de ostentación pública ni de coacción moral ni intelectual.

Los individuos serán libres para concebir cuantas ideas morales tengan por conveniente, desapareciendo todos los ritos.

De la pedagogía, del arte, de la ciencia, de la libre experimentación: el problema de la enseñanza habrá que abordarlo con procedimientos radicales. En primer lugar, el analfabetismo deberá ser combatido enérgica y sistemáticamente. Se restituirá la cultura a los que fueron desposeídos de ella, como un deber de reparadora justicia social que la revolución debe acometer, considerando que, así como el capitalismo ha sido el acaparador y detentador de la riqueza social, las ciudades han sido las acaparadoras y detentadoras de la cultura y de la instrucción.

Restituir la riqueza material y la cultura son los objetivos básicos de nuestra revolución. ¿Cómo? Expropiando al capitalismo en lo material, repartiendo la cultura a los carentes de ella en lo moral.

Nuestra labor pedagógica deberá dividirse, por lo tanto, en dos tiempos. Tenemos una obra pedagógica a realizar inmediatamente después de la revolución social, y una obra general humana dentro ya de la nueva sociedad creada. Lo inmediato será organizar entre la población analfabeta una cultura elemental, consistente, por ejemplo, en enseñar a leer, a escribir, contabilidad, fisicultura, higiene, proceso histórico de la evolución y de la revolución, teoría de la inexistencia de Dios, etc. Esta obra pueden realizarla un gran numero de jóvenes cultivados, los cuales la llevarán a cabo, prestando con ello un servicio voluntario a la cultura, durante uno o dos años, debidamente controlados y orientados por la Federación Nacional de la Enseñanza, la cual, inmediatamente después de proclamarse el Comunismo Libertario, se hará cargo de todos los centros docentes, aquilatando el valor del profesorado profesional y del voluntario. La Federación Nacional de la Enseñanza apartará de ésta a los que intelectual y sobre todo moralmente sean incapaces de adaptarse a las exigencias de una pedagogía libre. Lo mismo para la elección del profesorado de primera que de segunda enseñanza se atenderá únicamente a la capacidad demostrada en ejercicios prácticos.

La enseñanza, como misión pedagógica dispuesta a educar a una Humanidad nueva, será libre, científica e igual para los dos sexos, dotada de todos los elementos precisos para ejercitarse en no importa qué ramo de la actividad productora y del saber humano. A la higiene y la puericultura se le acordará un lugar preferente, educando a la mujer para ser madre desde la escuela.

Asimismo se dedicará principal atención a la educación sexual, base de la superación de la especie.

Estimamos como función primordial de la pedagogía la de ayudar a la formación de hombres con criterio propio -y conste que al hablar de hombres lo hacemos en un sentido genérico-, para lo cual será preciso que el maestro cultive todas las facultades del niño, con el fin de que éste logre el desarrollo completo de todas sus posibilidades.

Dentro del sistema pedagógico que pondrá en práctica el Comunismo Libertario quedará definitivamente excluido todo sistema de sanciones y recompensas, ya que en estos dos principios radica el fermento de todas las desigualdades.

E1 cine, la radio, las misiones pedagógicas -libros, dibujos, proyecciones- serán excelentes y eficaces auxiliares para una rápida transformación intelectual y moral de las generaciones presentes y para desarrollar la personalidad de los niños y adolescentes que nazcan y se desarrollen en régimen comunista libertario.

Aparte el aspecto simplemente educativo, en los primeros años de la vida la sociedad comunista libertaria asegurará a todos los hombres, a lo largo de su existencia, el acceso y el derecho a la ciencia, al arte, a las investigaciones de todo orden compatible con las actividades productoras de lo indispensable, cuyo ejercicio garantizará el equilibrio y la salud a la naturaleza humana.
Porque los productores, en la sociedad comunista libertaria, no se dividirán en manuales e intelectuales, sino que todos serán manuales e intelectuales a la vez. Y el acceso a las artes y a las ciencias será libre, porque el tiempo que se empleará en ellas pertenecerá al individuo y no a la comunidad, de la cual se emancipará el primero, si así lo quiere, una vez haya concluido la jornada de trabajo, la misión de productor.

Hay necesidades de orden espiritual, paralelas a las necesidades materiales, que se manifestarán con más fuerza en una sociedad que satisfaga las primeras y que deje emancipado moralmente al hombre.

Corno la evolución es una línea continua, aunque algunas veces no sea recta, el individuo siempre tendrá aspiraciones, ganas de gozar más, de superar a sus padres, de superar a sus semejantes, de superarse a sí mismo.

Todas estas ansias de superación, de creación -artística, científica, literaria-, de experimentación, una sociedad basada en el libre examen y en la libertad de todas las manifestaciones de la vida humana, no podrá ahogarlas bajo ninguna conveniencia de orden material ni general; no las hará fracasar como ahora sucede, sino que, por el contrario, las alentará y las cultivará, pensando que no sólo de pan vive el hombre y qué desgraciada la Humanidad que sólo de pan viviera.

No es lógico suponer que los hombres, en nuestra nueva sociedad, carezcan del deseo de esparcimiento. Al efecto, en las Comunas autónomas Libertarias se destinarán días al recreo general, que señalarán las asambleas, eligiendo y destinando fechas simbólicas de la Historia y de la Naturaleza. Asimismo se dedicarán horas diarias a las exposiciones, que proporcionarán alegría y diversión en común.

Defensa de la revolución: admitimos la necesidad de la defensa de las conquistas realizadas por medio de la revolución, porque suponemos que en España hay más posibilidades revolucionarias que en cualquiera de los países que la circundan. Es de suponer que el capitalismo de éstos no se resigne a verse desposeído de los intereses que en el curso del tiempo haya adquirido en España.

Por lo tanto, mientras la revolución social no haya triunfado internacionalmente, se adoptarán las medidas necesarias para defender el nuevo régimen, ya sea contra el peligro de una invasión extranjera capitalista, antes señalado, ya para evitar la contrarrevolución en el interior del país. Un ejército permanente constituye el mayor peligro para la revolución, pues bajo su influencia se forjaría la dictadura que había de darle fatalmente el golpe de la muerte.

En los momentos de lucha, cuando las fuerzas del Estado, en su totalidad o en parte, se unan al Pueblo, estas fuerzas organizadas prestarán su concurso en las calles para vencer a la burguesía. Dominada ésta, habrá terminado su labor.

E1 Pueblo armado será la mayor garantía contra todo intento de restauración del régimen destruido por esfuerzos del interior o del exterior. Existen millares de trabajadores que han desfilado por los cuarteles y conocen la técnica militar moderna.

Que cada Comuna tenga sus armamentos y elementos de defensa, ya que hasta consolidar definitivamente la revolución éstos no serán destruidos para convertirlos en instrumentos de trabajo. Recomendamos la necesidad de la conservación de aviones, tanques, camiones blindados, ametralladoras y cañones antiaéreos, pues es en el aire donde reside el verdadero peligro de invasión extranjera.

Si llega este momento, el Pueblo se movilizará rápidamente para hacer frente al enemigo, volviendo los productores a los sitios de trabajo tan pronto hayan cumplido su misión defensiva. En esta movilización general se comprenderá a todas las personas de ambos sexos aptas para la lucha y que se aprestan a ella desempeñando las múltiples misiones precisas en el combate.

Los cuadros de defensa confederal, extendidos hasta los centros de producción, serán los auxiliares más valiosos para consolidar las conquistas de la revolución y capacitar a los componentes de ellos para las luchas que en defensa de la misma debamos sostener en grandes planos.

Por lo tanto, declaramos:

Primero. -El desarme del capitalismo implica la entrega de las armas a las Comunas, que quedarán encargadas de su conservación y que cuidarán, en el plano nacional, de organizar eficazmente los medios defensivos.

Segundo. -En el marco internacional, deberemos hacer intensa propaganda entre el proletariado de todos los países para que estos eleven su protesta enérgica, declarando movimientos de carácter solidario frente a cualquier intento de invasión por parte de sus respectivos Gobiernos. Al mismo tiempo, nuestra Confederación Ibérica de Comunas Autónomas Libertarias ayudará, moral y materialmente, a todos los explotados del mundo, a libertarse para siempre de la monstruosa tutela del capitalismo y del Estado.

Palabras finales: he aquí terminado nuestro trabajo, mas antes de llegar al punto final, estimamos que debemos insistir, en esta hora histórica, sobre el hecho de no suponer que ese dictamen deba ser algo definitivo que sirva de norma cerrada a las tareas constructivas del proletariado revolucionario.

La pretensión de esta Ponencia es mucho más modesta. Se conformarían con que el Congreso viera en él las líneas generales del plan inicial que el mundo productor habrá de llevar a cabo, el punto de partida de la Humanidad hacia su liberación integral.

Que todo el que se sienta con inteligencia, arrestos y capacidad mejore nuestra obra.


ANARQUISTA NORTEAMERICANO CONDENADO VOLVER

El pasado 20 de noviembre, el anarquista norteamericano Robert Middaugh (“Ruckus”) fue condenado a tres años de prisión a cumplir en una cárcel estatal de California. Ruckus fue acusado de agredir a la policía durante los incidentes registrados durante el 1° de Mayo de 2001 en Long Beach.
Durante la celebración de un encuentro anarquista con motivo del 1° de Mayo en Long Beach, California, que consistía en una convocatoria, tuvieron lugar fuertes choques con la policía que terminaron con más de 100 personas detenidas. La mayoría de estos detenidos fueron acusados de cargos menores como “conspiración para causar disturbios” y “desobediencia a la orden de dispersión”, sin embargo, un grupo más reducido de anarquistas detenidos, entre los que se encontraban Ruckus, se les acusó de cargos más graves como agresión a agentes policiales.
Hay que destacar la brutalidad de la carga policial, que dejó un saldo de numerosos heridos con contusiones, fracturas e impactos de balas de goma. Por su parte, los manifestantes arrojaron piedras a la policía con clara desproporción de fuerzas. La mayoría de los detenidos prestaron ya declaración y se encuentran en un período de libertad vigilada (libertad condicional) de un año, mientras que otras cinco personas, además de Ruckus, están siendo actualmente juzgadas, por lo que se esperan más condenas. En lo que respecta a Ruckus, en un principio se enfrentaba a acusaciones por parte del fiscal que podrían haber supuesto una condena de entre 14 y 1 7 años de prisión. Finalmente se llegó a un acuerdo por el que Ruckus se declaraba culpable y se le retirarían los cargos excepto el de infracción de la libertad condicional (condena que le pesaba por participar en los enfrentamientos de una manifestación anterior) y el de agresión a la policía. Finalmente fue condenado o tres años por cada uno de estos cargos y se consiguió que se le refundieran las dos condenas en una sola, con lo que ahora tendrá que cumplir tres años de cárcel.
Ruckus ha sido trasladado a la Prisión Estatal de California, en Delano.

¡Libertad a Rukus!

Para escribirle y mostrarle apoyo:

Robert Middaugh n° 6859467
P.O. Box 5000, Delano
CA 93216-5000
USA

Para otra información adicional:

Los Angeles Anarchist Black Cross
P.O. Box 3671
Anaheim, ca 92803-3671
U.S.A
e-mail: la_blackcrossohotmail.com


ANARQUISTAS TURCOS ENCARCELADOS VOLVER

El 1º de diciembre de 2001 fueron detenidos por la policía dos anarquistas en Usak (una ciudad de la parte medio-occidental de la región de Anatolia, Turquía) por distribuir panfletos ilegales en un encuentro organizado por sindicatos. Posteriormente fueron detenidos tres más, y a los cinco se les acusó de “ser miembros de una organización terrorista ilegal” llamada “Usak Anarchist Autonom”. Aunque lo único que hicieron fue distribuir sus propios materiales y panfletos fue suficiente para juzgarlos con la acusación de organizarse de tal modo “para destruir o dividir” al Estado. Ni siquiera han encontrado ningún indicio de lo que (en sus propias palabras) pueda llamarse “violento” o “terrorista” en relación con el grupo.
El juicio tendrá lugar en el DGM de Izmir (TSE-Tribunal de Seguridad Estatal) el 13 de febrero. Por el momento están en la Prisión de Usak; cada uno en celdas separadas. Esta semana serán enviados a la prisión de Tipo F (régimen similar al FIES español) de Izmir. Fueron duramente apaleados y torturados por la policía de Usak y rechazaron los abogados ofrecidos por el Estado. Por primera vez anarquistas turcos serán juzgados como una “organización ilegal”, y este juicio mostrará la actitud del Estado contra los anarquistas y sus agrupaciones.


HORTZ FANTAZZANI: ASESINADO POR EL ESTADO ITALIANO VOLVER

En pasado día 19 de diciembre a las 13 hs., fueron detenidos los compañeros Horst Fantazzini y Carlo Tesseri en las cercanías de un banco de Bolonia (Italia). Con la excusa puesta por la policía de que estaban planeando un robo fueron detenidos, parece ser que los dos compañeros se encontraban junto a dos bicicletas. La policía les encontró dos cortapapeles, guantes de látex y un par de collant. Tras unas horas la policía se presenta en sus domicilios con una orden de registro según el artículo 352, aplicado en los delitos de flagrancia. La policía secuestra libros, revistas, octavillas, adhesivos y otro material de propaganda anarquista, además de cartas, agendas, una computadora y dinero. Después de una condena de 32 años de cárcel, (macrojuicio-montaje del juez Marini contra el movimiento anarquista italiano) Horst obtuvo, desde hace unos meses, la libertad vigilada sobre una condena que tendría que terminar en el 2019; tanto Horst como Carlo, puesto en libertad vigilada el pasado mes de julio después de más de 7 años de cárcel, tenían que pernoctar en la prisión. Los dos compañeros, frente al juez que sigue la investigación se negaron a declarar.
7 días después, por la tarde, Horst Fantazzini apareció sin vida en las duchas de la cárcel de Bolonia. Según el director de los carceleros, nuestro compañero murió mientras se estaba duchando, según éste, de un ataque al corazón: nosotros sabemos que miente; miente como el Estado asesino que le da de comer de sus despojos; miente cuando dice que murió de un ataque al corazón y aunque esto fuese verdad él también será culpable del asesinato del compañero Horst, él, como carcelero que es, también es culpable de la desgracia de Horst al mantenerlo encerrado por orden del resto de sicarios que asesinan día tras día a nuestros compañeros, sea en la cárcel o en las calles. Pero mientras se sigue especulando Horst ya está muerto. El Estado no necesita de kamikazes anónimos para llenar nuestras vidas de terror, ya dispone de verdugos legales a cara tapada pero que son fáciles de reconocer por sus ojos perdidos en el odio y por sus chorreantes manos manchadas de sangre.
La familia de Horst Fantazzini asegura que el cuerpo de nuestro compañero presentaba hematomas múltiples y golpes por todo el cuerpo, resultado probable de haber recibido una brutal paliza que le habría ocasionado la muerte.
Horst entra en la cárcel por primera vez en el año 1969 y los pocos momentos de libertad que llegó a disfrutar fueron a través de sus evasiones. Ahora, todos estamos preocupados por la reacción del compañero Carlo Tesseri que se encontraba en la misma galería que Horst. Carlo recibió muchas palizas en sus anteriores estancias en prisión. Sin Horst la lucha sigue, pero no olvidamos. Nuestra rabia anárquica ajustará cuentas y desbordará sus muros de exterminio y vergüenza, sus regímenes de miedo y asesinato legalizado por sus estúpidas leyes que no son las nuestras, leyes hechas para imponer su decadencia, para legitimar sus asesinatos contra nuestros compañeros.
Que la tierra te sea leve Horst, un beso revolucionario y anarquista.

¡Libertad para Carlo Tesseri!

¡Libertad para todos!

Para escribir al compañero Cario Tesseri para mostrar solidaridad y apoyo:
Carlo Tesseri
C. c Dozza
Vía del Gomito, 2
40136-Bolonia
Italia

Extraído de Obrero Prisionero, Periódico contrainformativo internacionalista de los presos anarquistas en lucha, enero 2002


NUEVO JUICIO CONTRA CLAUDIO LAVAZZA VOLVER

El pasado miércoles 28 de noviembre fue juzgado en la sala de lo penal N° 1 de Elche el compañero y preso anarquista Claudio Lavazza. Fue trasladado, bajo un formidable despliegue policial que incluía unidades especiales de la policía y la guardia civil, desde el centro de exterminio de Huelva donde cumple condena por el intento de expropiación al banco de Santander en Córdoba, España. Hay que recordar que durante este intento de expropiación la policía local de Córdoba comenzó a disparar sobre los compañeros, entre ellos Claudio, con lo cual se originó un tiroteo en el cual fueron heridos de gravedad algunos de los compañeros que participaban en la expropiación y dos policías municipales resultaron muertas.
La vista se celebró bajo las acusaciones de tenencia ilícita de armas y falsificación de documentos, con lo que el fiscal pedía una pena de 8 años de prisión. Se da el hecho de que tras pasar más de 4 meses de la detención del compañero Claudio, el propietario de la vivienda donde residía entró al apartamento, según él por no tener noticias sobre el compañero. Al entrar en la vivienda que tenía alquilada a Claudio descubrió varias armas, carnés falsificados, etc., denunciándolo a la guardia civil civil, lo que motivo este nuevo juicio contra el compañero. En la vivienda de Claudio fueron encontrados un revolver mágnum 44,260 cartuchos de varios calibres, dos chalecos antibalas, pelucas, pasamontañas, sellos oficiales, placas de matriculas españolas y holandesas, escáneres de radiofrecuencia, etc. Todo esto, claro está, según la policía.
El compañero Claudio reconoció los hechos ante el juez, siendo condenado a 5 años más de prisión que se añadirán a la ya larga condena por el caso del banco en Córdoba. Una vez más, ningún medio de comunicación sacó a la luz las horribles condiciones de internamiento que sufren, tanto Claudio como el resto de los presos en régimen F.I.E.S. (Ficheros de Internos en Especial Seguimiento), que incluyen cacheos, torturas y vejaciones de todo tipo, confiscación y control de correo, visitas restringidas y unos minutos de patio al día si al carcelero de turno se le antoja y una larga lista de humillaciones que harían palidecer a cualquiera que se reclame como humano. Finalmente, destacar la presencia de un grupo de solidarios que se concentraron frente a los juzgados para mostrar su solidaridad y calor con el compañero Claudio, y es que no se puede parar la solidaridad por más que lo intenten.

¡Solidaridad con Claudio!
¡Libertad para todos!

Para escribir a Claudio:
Claudio Lavazza
Centro penitenciario de Huelva
Huelva mod. 16 FIES
Ctra. La Ribera S/N
21610 HUELVA
ESPAÑA

Extraído de Obrero Prisionero, Periódico contrainformativo internacionalista de los presos anarquistas en lucha, enero 2002


NOTICIAS DE LOS CUATRO COMPAÑEROS ANARQUISTAS PRESOS EN URUGUAY VOLVER

Gerardo Giménez, Miguel Giménez, Alexander Montero y Alexis Tourné son cuatro compañeros que se encuentran presos en Uruguay desde el 27 de septiembre de 1997. Estos compañeros fueron condenados a 7 años y medio de reclusión por la “justicia” Uruguaya.
En estos momentos Alexander Montero y Alexis Tourné se encuentran recluídos en la cárcel de Com.Car. (complejo carcelario), en el modulo de máxima seguridad. Mientras tanto los hermanos Gerardo y Miguel Giménez se encontraban hasta el día 6 de marzo recluídos en el penal de “Libertad”, sí aunque les parezca nauseabundo existe una cárcel con ese nombre. Día en el cual finalizaba el motín que terminó con la nefasta existencia del mismo. De allí fueron trasladados a la prisión de “La Tablada”, donde se encuentran actualmente recluídos, con una pena de aislamiento que durará 90 días, durante la cual todos los participantes de este motín no podrán recibir ni la visita de sus familiares como tampoco salir al patio. Esta pena fue impuesta por el Estado uruguayo a todos los que participaron en este motín.
Desde la CNA queremos que se hagan oír las protestas encontra de la encarcelación de los compañeros en Uruguay, los cuales son inocentes y los cargos que se les atribuyen son inventados por las fuerzas del orden y sus amos.

Para enviarles cartas de apoyo a los compañeros pueden escribir a la siguiente dirección:

Los Tanjerinos 3752
Montevideo -
Uruguay
o a través de un e-mail a: elorejano73@hotmail.com.
Para más información pueden dirigirse a la página de internet:
www.muchachos.cjb.net


DOS COMPAÑEROS MÁS PRESOS DEL ESTADO URUGUAYO VOLVER

En Uruguay, compañeros de la CNA estuvieron manteniendo contacto directo con Miguel y Abayubá, presos en el Complejo Carcelario de Uruguay (Com.Car.). La participación de estos compañeros fue directa, quienes nos pusieron en conocimiento de toda la problemática que les acontece detrás de las rejas y las actividades que están emprendiendo dentro de la cárcel misma en apoyo a los presos y en pos de la destrucción de las instituciones carcelarias. Vale recordar que estos compañeros venían realizano trabajos barriales como es la construcción de un comedor y de una guardería para los hijos de las mujeres que tienen que salir a trabajar.
Acá les enviamos la carta de Miguel donde cuenta mejor su historia.

“Me llamo Miguel y estoy privado de mi libertad desde el día 9 de abril de 1999 acusado de un delito de expropiación. Puedo decirles que me siento contento al haberme enterado del mecanismo de comunicación que han creado, pero más importante aun es el hecho de que existan personas que estén haciendo algo muy valedero por los presos. Es decir que estén desarrollando la solidaridad entre los presos y para que ésta conmueva al pueblo sobre su situación y se logre lo más pronto posible su liberación. Estoy recluído en una cárcel que tiene capacidad para 800 presos y en la actualidad debe de haber cerca de 2300. El hacinamiento es total. Me comunico con ustedes para decirles que me parece muy buena la idea de crear un movimiento por la liberación de los presos, pero al mismo tiempo les digo que es algo muy difícil, sobre todo porque cada vez más se castiga el ataque a la propiedad privada. De ahí el hecho de que se encuentren en una posición más engorrosa todos aquellos que hayan atentado contra ella. No hay duda de esto, el hecho de que las cárceles estén cada vez más llenas de pobres que antes de cometer un delito han recurrido a un montón de supuestas soluciones que han con el tiempo resultado vanas.”

Miguel
Desde el centro de exterminio Com. Car. Uruguay


TRES PRESOS MÁS ASESINADOS POR EL ESTADO URUGUAYO (Última información recibida) VOLVER

CARTA DESDE URUGUAY

Les escribo con mucha tristeza dada la situación terrible que se está viviendo en las cárceles uruguayas. Es necesario que nos ayuden como puedan pero sobre todo con la denuncia y la solidaridad internacional. En la cárcel de “Libertad” el fin de semana pasado murieron 3 presos, según el parte oficial se ahorcaron, según denuncias fueron ejecutados. Los familiares reclaman una segunda autopsia, y el ministro contesta que fueron ajuste de cuentas entre los presos. Por otro lado se está aprobando una ley de seguridad que ampara de culpas a los milicos que disparan en casos de fuga. Pensamos que las fugas se van a fabricar todos los días para seguir justificando la muerte de los presos que “molestan”. El negocio que significa la cárcel para tantos intereses que se han creados entorno a ella hace que se continúe con la infraestructura como está, no se quiere cambiar nada, no interesa, solo que cuando las “ratas” se multiplican y se sublevan hay que inventar maneras de eliminarlas y eso es lo que están haciendo. Los familiares de los suecos están llevando adelante una huelga de hambre porque los gurises están siendo castigados brutalmente y temen por sus vidas.
Por otro lado Miguel (preso en la cárcel de Com.Car con Abayubá) está cada vez peor, intento sostenerlo con la esperanza de su pronta libertad, que constitucionalmente le corresponde, pero el abogado está de cuento y se esfuma, jugando con la escases de recursos nuestra para perseguirlo todos los días. Yo estoy pasando por una situación económica desastrosa y no tengo para el ómnibus, lo que me impide visitarlo con mayor frecuencia. Los vecinos están en la misma y aunque quieren colaborar ya no pueden, aveces han juntado para que vaya la hija.
Les diré que las cárceles tienen una población de 5670 reclusos y la capacidad es para albergar a la mitad. Las comisiones de derechos Humanos están desbordadas, todo esto en medio de una situación social que estalla y hace agua por todas partes, una represión que lastima sin mirar a quien (como siempre).
Estaba escuchando la radio y el Ministro acaba de declarar que: “el padre de los delincuentes de nacionalidad sueca sería el responsable de los motines y disturbios ocurridos en “Libertad”. Él es un individuo de afiliación anarquista declarada y que representa una amenaza para las cárceles, dado que ha declarado la inutilidad y su esfuerzo por luchar hasta acabar con todas y que de nada sirve que construyan una o mil todas serán destruidas”.
Por supuesto dice que; “sus hijos son delincuentes rapiñeros peligrosos y por eso están aislados”. Como verán es urgente que nos ayuden desde todas partes, tienen que hacer algo desde la C.N.A., una cadena solidaria antes que sea tarde.

Negrita

1