Nº 26
JULIO-AGOSTO 2003

ARTÍCULOS:

 


DE CRÍMENES Y DELITOS VOLVER

“Hechos son todos los que responden a naturales necesidades del individuo. Tienen por objeto buscar el placer, el deseo de huir del dolor” (P. Kropotkin, La moral anarquista).
Relacionamos al dolor, en este caso, con la cotidianeidad; con el hambre de miles de personas (de todas las edades) que la padecen y mueren por ella en el mundo; con la explotación de las personas por todos los medios de producción existentes, por la misma clase privilegiada; con la brutal represión física y moral que reciben todos aquellos que se encuentran secuestrados por el Estado, por quebrar la ley que la misma clase privilegiada impone. Y con tantas situaciones que se viven en el día a día.
Así como relacionamos al dolor con la miseria vigente, entendemos que la organización social -que por cierto es la misma de hace siglos-, con el Estado y sus instituciones gubernamentales, represivas y caritativas, más el plan económico asesino de los capitalistas y el agregado moralista de los partidarios de la alianza Estado-Capital; son los promotores y ejecutores de todas las miserias. Estas miserias que hieren de muerte a la libertad individual y colectiva, dejando como única salida “legal” ser un oprimido del sistema y bancarse la que venga. Aunque la vida se vaya en ello.
Ahora bien, viendo la actual miseria en el día a día refiriéndonos más objetivamente a la falta de recursos para satisfacer las necesidades mínimas de la vida, nos hacemos ciertas preguntas:
1- ¿Debemos las personas permanecer idiotizadas con el consumismo mientras observamos en todos los medios de comunicación cómo esta “alianza” se lleva todas las riquezas sociales?
2- ¿Necesitamos entonces socializar verdaderamente todas las riquezas y distribuirlas para satisfacer todas las necesidades?
3- ¿Quién más que el pueblo oprimido está destinado a tomar riendas en el asunto?
4- ¿Quién es entonces el criminal?
Entendemos ahora la frase “Hechos son todos los que responden a necesidades naturales del individuo”. Viendo el dolor que el gobierno y el capitalismo producen sobre el pueblo: hambre y desnutrición, represión y esclavitud (de desarrollo y moral) ¿qué derecho moral y humano tiene el Estado para juzgar a quien quiebra las leyes impuestas por él mismo para satisfacer alguna necesidad?.
Peor aún, viendo como la alianza (Estado-Capital) almacena en supermercados, bancos, grandes centros comerciales, etc., todas las riquezas, mientras las personas mueren de hambre en las calles del mundo, el hecho de robar, expropiar todas las riquezas acumuladas, ¿no es un hecho que responde a una necesidad natural? ¿No tiene por fin satisfacer una necesidad, como la alimentación?. Repito la pregunta: ¿quién es entonces el criminal? ¿El que roba por satisfacer alguna necesidad, o el que asesina y oprime por interés económico?
Para finalizar, solo queda agregar que no hay salvación para un pueblo sumiso; y que solo el pueblo salvará al pueblo. Ni Dios, ni el Estado, ni todas sus instituciones y partidarios piensan en la real necesidad y la libertad del pueblo, y sus elecciones son sólo cambio de riendas y del otro lado siempre los oprimidos por sus intereses...

...¿Y, a bancarse la que venga?

Juan Pablo


MEMORIA. SIN CANAL NUEVE, NI GELBLUNG VOLVER

Posmo Zapping Brevísimo 

Recuerdos. De los sucesos muchos, entre ellos de índole local e internacional.
Recuerdo un cambio de dictador por el -ya dictatorial- Oriente Medio. Una invasión militar más que una guerra, y una buena excusa para los medios para colocar miles de imágenes en su programación, para vendernos un espectáculo llamado guerra. Nada más que la conquista del desierto, por tener control sobre el petróleo ¿No entretiene, mientras otros la padecen? Acuerdos, que un país se pelea con otro, y un lindo show montado en género de novela.
La novela se repitió acá alternando con un caso de una muertita llamada García Belsunce. Un caso que “con mueve”, mucho dinero y lágrimas, producción de Romay. Ni qué hablar del mensajero de Dios Conzi, otra vez un empresario matando, vaya la novedad. ¿No le hace parecer a un casito en el Chaco, y de un barullo parecido en Santa Fe? Ya el riesgo dólar no fue más noticia y alguna que otra rebelión piquetera que molestaba para poder pasar. La gran lucha entre caudillos peronistas, que quedó arreglada en cuanto dejaron participar a todos en la farsa electoral. En fin unas elecciones democráticas para elegir el títere más lindo del FMI.
Entretenimiento para tener de lo que hablar. En sí, no mucho más de lo que estamos acostumbrados a escuchar, ver y leer. De nuevo, nada. No hay laburo, el que hay es miseria y mal pagado. La lucha de todos los días por subsistir. Las organizaciones sociales -las que quedan- reprimidas como nunca y peleándose entre ellas por conseguir adeptos. La decadencia de principios de siglo a la que nos acostumbraron. Mientras tanto, lacayos. En fin; bien, gracias a Dios, nada, todo gracias al hombre. Pero también gracias al hombre, la libertad.

El discurso desnudo 2 1/2.

Escuchando la BBC radio me acordé del discurso de Fidel, ¡qué grande el viejo! Mantuvo dos horas y media callados y atentos a millares que fueron a adorarlo en plena Figueroa Alcorta. Un hito importante dentro de la gran democracia argentina, ¿desde cuando un estadista del otro lado del bloque hablaba en un pais fuera de Cuba? Entre tantos mencionó (por millonésima vez) la vida del Che, los logros de educación (formación) en la isla, demases, un muy buen discurso enteramente crítico a los “dictatoriales” gobiernos y modelos del norte de Cuba.
Las primeras planas del día siguiente mencionaban el acontecimiento. La tele pudo meter más de dos horas y media de programación, sin mencionar las remakes y flashes. Al domingo siguiente, Página 12, del grupo Clarín, les vendió el discurso por diario. ¡Qué grande la democracia! ¡Viva el comunismo, chico!
Remera del Che: $15; discurso de Fidel: $6, opcional el domingo con el diario; banderita de Cuba (reverso, Argentina): $2. Reventarlos a todos juntos (Fidel incluido): no tiene precio.

Luks


ATENEO ANARQUISTA “ÁNGELA FORTUNATO” VOLVER

Laprida 200 (1870) -Avellaneda- Bs. As.
elateneo_af@yahoo.com

1922. Las tropas del coronel Varela se van de putas después de fusilar a cerca de 1500 obreros en los conflictos de aquella Patagonia subversiva. En aquellas tierras del horror, con el olor a sangre aun en el viento, las cinco trabajadoras de “La Catalana”, en San Julián, reciben a los soldados con palos y escobas al grito de “¡Cabrones, asesinos, no nos acostamos con asesinos!”.
Obviamente terminan detenidas, la crónica relata que las dejan libres temiendo que el episodio se difundiera. No sabemos qué fue de su vida, lo que rescatamos aquí es la actitud y la dignidad de estas mujeres que tan siquiera un día dijeron NO.
... “con la intención de generar un espacio donde la prioridad sea el encuentro, la creación y el fortalecimiento de afinidades, en la búsqueda de constituirnos como elementos dinamizadores de la guerra social”... Saludar a los compañeros y comentarles que el Ateneo abre los martes, jueves y sábados desde las 18 hs en adelante. Agradecer también el esfuerzo y la colaboración de compañeros y en especial de las compañeras y el inestimable apoyo y solidaridad de las compañeras y compañeros de Italia, Francia y España, sin los cuales el camino sería más difícil. A ellos y a todos los que de una u otra manera han hecho posible este espacio nuestros saludos revolucionarios.

¡Abajo los muros de las prisiones!

El Ateneo


ESA INSOPORTABLE LEVEDAD DE LAS PALABRAS VOLVER

No hace mucho tiempo, me encontraba yo, plácidamente instalado en un lugar distante de Buenos Aires, leyendo el periódico N° 24 de ¡Libertad!, cuando de repente, el cielo se pobló de negros nubarrones, y los truenos empezaron a tronar con furia. La permanente aparición de los relámpagos, y la súbita irrupción de la noche, me impidieron terminar de leer la nota de Adrián “Golpe de Estado”. Enseguida la indignación brotó de mi alma cual manantial de lava hirviendo. ¿Así que, ahora, la mentira fácil para arrear ganado pretende llamarse anarquismo?.¡Qué lo parió!.
Empecemos por lo básico: El anarquismo es un medio para llegar a la anarquía, y anarquía significa, ausencia de cualquier institución coercitiva de cualquier tipo y origen. Así de clara, los que no lo vean de esta manera, no pueden hablar de anarquismo, y mucho menos autodenominarse anarquistas. Eso sí, si quieren hablar de otras cosas, hablen todo lo que quieran.
Ahora yo pregunto: ¿Cuál es el verdadero valor que le damos los seres humanos a las palabras?
Por un lado los cabalistas afirmaban que cada palabra contiene un poder interno que explota al pronunciarlo. Por esta razón, toda su tarea consistía en descifrar el nombre de Dios, el cuál, según ellos, contiene poderes infinitos, que se liberarían con solo pronunciarlo. Por otro lado, en mi barrio suelo escuchar este tipo de frases: “Ese habla porque el aire es gratis” o, “En boca cerrada no entran moscas”.
Entre el que le otorga un valor sublime a las palabras, y el que habla giladas, ¿puede haber una posición intermedia?.
Las palabras son, eso seguro, las que transportan al individuo hacía el ámbito de lo social, y son también, portadoras de un poder. Resulta un hecho innegable que a través de las palabras se ejerce poder.
Cuanto más trascendencia buscan, más fundamentos tienen, y como la anarquía es la forma más trascendente de organización social, es evidente que cuando se habla desde el anarquismo, se habla también, desde un nivel tan grande de fundamentación, que agiganta nuestras convicciones, y las de quienes nos rodean.
Ahora que aclaramos ciertas cosas, pasemos al terreno de las afirmaciones: estoy harto de escuchar tantas giladas.
Vamos a empezar por las de los periodistas, que por ser las más evidentes no dejan de ser las más peligrosas. En especial quiero dirigirme hacía la especie de periodistas que odio con mayor intensidad, la de los periodistas deportivos, principalmente los que relatan fútbol. Así como los periodistas de un noticiero no saben nada de nada, y sin embargo, hablan de todo. Estos cretinos, hablan de fútbol sin saber nada de fútbol. Resulta patético escucharlos hablar de estadísticas, promedios, y ganancias, y no escuchar nunca un comentario técnico, o sobre la calidad de un jugador. No contentos con eso, juzgan el comportamiento de los hinchas, de los referís, y de los jugadores. ¿No se dan cuenta, que las ansias de control sobre las pasiones que despiertan los clubes de fútbol, los hace ver cuán miserables son?.
Sus monótonos discursos, al igual que el de los jugadores, y de los dirigentes, aburren hasta el más estúpido de los televidentes. Es una lástima que una bellísima expresión artística como es el fútbol, donde lo individual funciona a partir de lo colectivo, y lo colectivo, a partir de lo individual, este sumida en un proceso de mediocratización progresiva, generado por el espectáculo mediatico. En fin, ya vamos a escribir una nota que tenga al fútbol como temática central, creo que ¡Libertad! se lo debe.
Otros que elaboran discursos a medida de sus vergüenzas, son los grupusculos de izquierda. Desde los pseudo anarquistas, hasta los organismos de derechos humanos, pasando por el asistencial clientelismo piquetero.
Las palabras que se diluyen, y los actos que quedan. ¿Poder?, Si pero poder popular. ¿Dictadura?, Si pero del proletariado. ¿Capitalismo?, Sí pero más humano. ¿Estado?, Si pero de bienestar. ¿Políticos?, Si pero representativos. ¿Cárceles?, Si no que hacemos con los delincuentes.
El absurdo del bla, bla, bla, y la policía obrera que entra en acción.
Primera marcha de la resistencia, el traspaso del pañuelo blanco, y el gesto simbólico. Una generación que le pasa su lucha, sus victorias, y sus frustraciones a otra más joven.
Respuesta de un compañero: Si la otra la acepta, es porque no tienen objetivos propios, ni sueños por cumplir.
Segunda marcha de la resistencia, las dueñas de la plaza no dejan a los vendedores ambulantes vender sus productos en la plaza, también echan a los que están tomando alcohol durante la marcha.
-Si quieren tomar cerveza, váyanse de la plaza. Tomenla en otro lado.
Respuesta de un compañero: Si ahora me hacen una causa por tomar una birra, entonces, en la próxima marcha del veinte de diciembre, si se me ocurre tirarle una piedra a la policía me mandan a la gestapo.
Como las palabras resultan ser tan volátiles, a veces inflamables, la policía obrera permanecía al acecho, en actitud amenazadora, y con los palos en la mano.

Uno de los innumerables cortes de calles en Buenos Aires. Un caos de transito, y mucho calor. Un solo policía de azul, motorizado, bosteza apoyado contra la moto. Los piqueteros no superan los ciento cincuenta manifestantes, pero parecen “bien organizados”, más de la mitad son de seguridad. Los de pechera que gesticulan y deciden quién pasa y quién no, cuando abrir y cerrar el transito. Se sienten dueños de la calle, bajo el amparo del de azul, que vuelve a bostezar.
Respuesta de un compañero: Ya tenés la gorra, la pechera, y el palo. Te falta nada más que la chapa.
El de pechera y el de azul, se sorprenden, miran con la misma expresión, y se encogen de hombros. El de pechera, vuelve a gesticular pensando en la chapa, el de azul, vuelve a bostezar.
Sin duda, lo más peligroso es cuando nosotros hablamos giladas, cuando nuestra propia incontinencia no nos permite clarificar algunas cosas, y nos dejamos llevar por la vorágine de nuestra propia retórica, generando más confusión. Somos presos de nuestras palabras, y de nuestros actos. Si no somos lo que decimos ser, somos unos traidores. Pero, si decimos ser lo que no somos, somos unos pelotudos. No nos agrandemos, ni nos subestimemos, porque así caemos en el resentimiento, hablemos lo justo, y actuemos, antes que nada, como anarquistas. Si no las palabras se las termina llevando el viento.

Peluca


 NI DIOS NI ESTADO VOLVER

“Ninguna gran transformación política y social se ha hecho en el mundo sin que haya sido acompañada, y a menudo precedida, por un movimiento análogo en las ideas religiosas y filosóficas que dirigen la conciencia, tanto de los individuos como de la sociedad...
Por otra parte, la historia, ¿no nos demuestra que los sacerdotes de todas las religiones, exceptuado los cultos perseguidos, han sido siempre los aliados de la tiranía?. Y los cultos perseguidos, aún al combatir y maldecir los poderes que le son contrarios, ¿no disciplinan a sus propios creyentes en vista de una nueva tiranía?. La esclavitud intelectual, de cualquier naturaleza que sea, tendrá siempre por corolario la esclavitud política y social. Hoy el Cristianismo bajo todas sus formas diferentes y con él esa metafísica doctrinaria, deísta o panteísta, que no es otra cosa que una teología mal ataviada, constituyen en conjunto el obstáculo más formidable a la emancipación de la sociedad. Y la prueba es que todos los gobernantes, todos los hombres de Estado, todos los hombres que se consideran, sea oficialmente o sea oficiosamente, cómo pastores del pueblo, y cuya inmensa mayoría no es hoy, sin duda, ni cristiana, ni siquiera deísta, sino ridícula, que no cree ni en Dios, ni en el Diablo, protege sin embargo, con un visible interés, todas las religiones, siempre que estas religiones enseñen como por lo demás hacen todas la resignación: la paciencia, la sumisión.
Es interés unánime de los gobernantes de todos los países en el mantenimiento del culto religioso, prueba cuan necesario es, en interés de los pueblos, que sea combatido y derribado...
Al lado de la cuestión negativa y a la vez positiva de la emancipación y de la organización del trabajo sobre bases de igualdad económica; al lado de la cuestión exclusivamente negativa de la abolición del poder político y la liquidación del Estado, de la destrucción de las ideas y de los cultos religiosos, es una de las más urgentes, porque, en tanto que las ideas religiosas no sean extirpadas de la imaginación de los pueblos, la completa emancipación popular será imposible”.

Miguel Bakunin, Obras de Bakunin, vol. III, pag. 237/8.

Desde las monarquías y de la Inquisición hasta las dictaduras militares y los Gobiernos adoradores de las limitaciones físicas y morales, la Iglesia jugó y juega la carta santa de la opresión, la complicidad y la resignación a cambio de una vida digna después de la muerte. Hasta el día de hoy la Iglesia, conciente de la acumulación de las riquezas sociales que impulsan la desigualdad económica reinante, ideada por los gobernantes, sólo permite la caridad y la beneficencia cómo remedio al hambre. Para ella expropiar al explotador, tirar una piedra al guardián que defiende el interés del Estado y oponerse al pecado original de la limitación del ser, son pasajes exclusivos con destino al fabuloso infierno del castigo, el cual somete a toda la gente religiosa a la paciente resignación sin importar que la vida del hambre y la sumisión los acompaña hasta el fin.
Y cómo los diccionarios y la cultura imperante la fabrican ellos, la Anarquía significa Caos. Pero es iniciativa de los que hoy estamos, expresar al mundo entero lo que realmente es la Anarquía, luchando sin tregua por la destrucción de todo lo que nos convierte en esclavos y por la construcción de una sociedad de libres e iguales sin ningún tipo de poder.

CONTRA EL DESPOTISMO DEL ESTADO Y DE LA IGLESIA, SU DEMAGOGIA Y SUS PARTIDARIOS.

Juan Pablo


EL ANARQUISMO COMO SISTEMA SOLIDARIO VOLVER

El anarquismo es una ideología, más allá de sus variantes y especificidades, que está conformada por un conjunto de ideas-fuerza, un conjunto de conceptos que conforman su columna vertebral. Los conceptos de libertad y de igualdad han sido los que más han desarrollado los teóricos del anarquismo, desde Proudhon y Bakunin hasta Kropotkin y Malatesta. Estas ideas son los cimientos sobre los que se basa el edificio teórico y práctico del anarquismo, y han sido minuciosamente discutidas, analizadas y definidas en términos claros y precisos. Tanto la libertad como la igualdad deben establecerse al mismo tiempo, porque la ausencia de una implica la corrupción o la desaparición de la otra; es decir, forman parte de un binomio indisoluble, cuyas partes por separado carecen de sentido, son una abstracción sin contacto con la realidad o con una posibilidad práctica. Podemos concebir - al menos es imaginable- un mundo donde haya libertad pero no igualdad, o viceversa, un mundo donde todos sean iguales pero que no exista la libertad. A grosso modo podríamos decir que el primero se parecería al mundo capitalista, y el segundo al experimento comunista marxista o comunismo estatista. Pero estas serían solo aproximaciones a una realidad histórica que jamás existió (ni existirá), porque no puede existir el capitalismo sin una restricción a la libertad, sin una autoridad, una policía o un Estado que lo sustente, así como no puede existir una sociedad igualitaria sin libertad, desde el momento que quienes deciden, determinan y reprimen se convierten en una clase privilegiada -como quiera que se la quiera llamar, burocracia, nomenklatura, etc.- que por sus propia condición de privilegio recibe beneficios de acceso restringido a la mayoría.

Los valores de libertad e igualdad conforman la base de otros principios ideológicos fuertemente establecidos en el anarquismo: el federalismo, el comunismo, el colectivismo, la igualdad sexual, la autogestión, etc. Si bien todos estos elementos teóricos encuentran su fuerza y expresión a través de las ideas-fuerza antedichas, existe otro valor, no menos importante, aunque sí menos evocado, más relacionado con la práctica social humana que con la teoría: la solidaridad. Esta constituye la argamasa, el cemento que une los pilares anarquistas de libertad e igualdad. Una molécula de agua está formada por átomos de hidrógeno y oxígeno, pero sabemos que por separado sus propiedades son diferentes ya que desaparece el lazo energético que conforma a la molécula. De la misma forma, sin el concepto de solidaridad unido a los anteriores, éstos perderían su fuerza, su capacidad de conformar una totalidad mayor que la suma de sus partes. La solidaridad sería el lazo de energía que posibilita la unión de la libertad y la igualdad, sin la cual el valor de las mismas sería un puro concepto metafísico.

El valor de la solidaridad está presente en las obras de Proudhon (en su defensa del mutualismo) y de Bakunin (que ponderaba la solidaridad campesina rusa), pero encuentra su mayor teórico en Pedro Kropotkin quien, a través de su obra cumbre “La Ayuda Mutua”, intenta explicar la evolución humana y la evolución social por medio del “instinto de cooperación”, el que actuaría como una fuerza que contrarrestaría a la otra fuerza evolutiva (de origen darwinista) denominada “la supervivencia del más apto”. Desde su punto de vista la solidaridad o ayuda mutua favorecería no solo a los seres humanos sino también a numerosas especies animales las cuales no podrían sobrevivir sin un instinto de cooperación. Más allá de que Kropotkin intenta una aproximación científica al estudio de la solidaridad y que muchas de sus afirmaciones se presten a discusión, a refutación (dado el conocimiento científico de su época), y puedan ser superadas e incluso desechadas desde el campo científico, el valor de su obra no se ve desmerecido para la ideología anarquista, ni tampoco para la ciencia (muchos científicos modernos han revisado su obra y resignificado muchos de sus conceptos). ¿Qué es la ayuda mutua?, el trabajar voluntaria y cooperativamente con otros que comparten los mismos fines e intereses. La solidaridad es el valor comunitario y libertario que se opone a otro valor de signo contrario: la competencia, basada en el egoísmo y el antagonismo. La competencia es la base de la dominación de unos por otros, en la que la sociedad se convierte en una pirámide de clases en pugna. El individualismo egoísta se expande y erosiona el sentimiento comunitario, quiebra la solidaridad social y crece a expensas del resto de la comunidad. “Bajo estas condiciones, no puede haber solidaridad social, sino una forma parcial de solidaridad dentro de clases cuyos intereses son contrarios, lo cual debilita la totalidad de la sociedad.”

La solidaridad no debe presentársenos como una versión anarquista de la caridad cristiana. Son dos valores muy diferentes, ya que la caridad se basa en la compasión y la conmiseración por los débiles y desvalidos, lo cual es loable como sentimiento humano, pero presenta la limitación de no cuestionar el orden social injusto y también, si se quiere, de reforzarlo y legitimarlo. La caridad es una actitud de orden individual, cuyo depositario es la conciencia individual. La solidaridad se basa en la libertad y la igualdad, y por lo tanto impugna el orden social injusto. Es un acto de orden individual y social a la vez, porque la solidaridad implica reciprocidad; su depositario es la conciencia social. Por último, la caridad es una relación asimétrica, entre dos personas de diferente situación económica o social. En la solidaridad es necesario que la relación sea simétrica, es decir que quienes la practican sean del mismo estrato social o económico. Un obrero no puede ser solidario con el burgués o el aristócrata, ni estos con el primero. Aunque desde el sistema se intente disfrazar la situación a través de la propaganda del Estado como solidaridad o cooperación entre sectores sociales, el carácter de la explotación nunca desaparece sino que más bien se potencia. Cuando un sector empresario “dona” bienes a los necesitados refuerza su autoridad y la legitima frente a quienes en definitiva son víctimas de la rapacidad burguesa. La solidaridad para poder darse recíprocamente necesita aplicarse entre iguales y voluntariamente, libremente, de lo contrario no lo es.

Un sistema es solidario cuando sus elementos componentes -individuos, grupos, asociaciones, comunidades- son intercambiables entre sí y son iguales en valor, o sea, que en ausencia de un elemento que compone al sistema, existe otro que lo reemplazará o realizará su función. La solidaridad es la forma en que se relacionan los componentes del sistema. El valor de cada uno de los componentes del sistema deriva de la presencia de los otros -parafraseando al lingüista F. Saussure- , y de ser lo que los otros no son. La solidaridad no puede ser un concepto abstracto o absoluto, sino que se vincula a la realidad material y física, a la existencia de una relación entre personas reales, con una historia y un presente determinados, a una praxis. La libertad y la igualdad absolutas son conceptos metafísicos, abstractos, carentes de sentido si no se los vincula con la realidad material. Bakunin, el más grande teórico de la libertad, no se interesó por la libertad absoluta -como ideal vacío o metafísico- sino dentro de un contexto real, dentro de un mundo material con limitaciones físicas naturales. La libertad absoluta metafísica no es posible -no podemos estar en dos sitios al mismo tiempo- y lo mismo ocurre con el concepto de igualdad absoluta- no existen dos personas iguales, ya que las diferencias son una característica esencial del mundo natural.

Tampoco la solidaridad puede darse individualmente sino que necesita de un grupo de personas que la practique, puesto que un individuo no puede ser solidario si los demás no lo son porque estaría ausente el principio de la reciprocidad. La reciprocidad es uno de los fundamentos de una relación solidaria ya que implica una transmisión de la acción cooperativa al infinito. La reciprocidad no se reduce al intercambio según la fórmula: A le da algo a B y B le devuelve a A. La expectativa de devolución se traslada a un futuro incierto pero seguro y no siempre por la misma vía; es decir:
A>B>C>D>(n)>A

La reciprocidad hace que la solidaridad se diferencie del altruismo -el opuesto al egoísmo- por que el altruista da todo (incluso su vida) a cambio de nada, o sea, procura el bien común a costa del sacrificio personal. Y si bien puede darse cierta dosis de altruismo en la acción solidaria, también se da cierta dosis de egoísmo, en el sentido de que se procura el bien individual. En este sentido la solidaridad es superadora de ambos comportamientos opuestos, porque comprende una dimensión individual y una social o comunitaria.

La solidaridad es un medio para lograr objetivos, pero también es un fin en sí mismo. La solidaridad da placer y seguridad a sus integrantes. Porque la ayuda mutua se basa en los sentimientos humanos -lazos de afecto, cariño, atracción sexual, amistad, afinidad, etc.- que se dan en todas las sociedades humanas, partiendo desde los lazos familiares. Este sustrato humano que subyace en la relación solidaria es lo que la convierte en una fuerza duradera y consistente, y es la base de la sociedad comunista anarquista con que soñamos.

Patrick Rossineri


LIBERTAD Y SOLIDARIDAD VOLVER

La libertad solo se entiende como libertad solidaria. Sólo somos libres en la medida en que todos los que nos rodean son también libres, porque mi libertad, para ser tal, necesita ser reconocida y respetada por otros seres libres. Mientras siga habiendo esclavos, mientras siga habiendo explotados y oprimidos, yo seré un opresor o un oprimido, pero no podré situarme al margen del conflicto.

"Yo no soy verdaderamente libre más que cuando todos los seres humanos que me rodean, hombres y mujeres, son igualmente libres. La libertad de los demás, lejos de restringir o negar mi libertad, es, por el contrario, su condición necesaria y su confirmación. Me vuelvo libre, en el verdadero sentido, sólo gracias a la libertad de los demás: cuanto mayor es el número de personas libres que me rodea y más profunda, más grande y extensa su libertad, más profunda y mayor se torna la mía." (Bakunin, El sistema del anarquismo).

La libertad no se consigue individualmente, aunque la defensa del individuo y su autonomía sea uno de los componentes decisivos de esa libertad. Esta es la gran diferencia entre los anarquistas y sus antecedentes liberales, así como la gran diferencia entre los anarquistas y los intelectuales y nietzcheanos que se aproximaron al anarquismo en la crisis del movimiento libertario a finales del siglo XIX.

El equilibrio entre la defensa de la libertad como autonomía y la defensa de la libertad como solidaridad no es sencillo; es un equilibrio tenso que necesita ser siempre recuperado, pero es un equilibrio imprescindible. El anarquismo atacó al pensamiento liberal - burgués, precisamente porque en él se acentuaba la libertad individual y se olvidaba la comunitaria, convirtiendo este mundo en una dura y despiadada lucha por la vida en la que sólo los más fuertes, los poderosos, triunfaban, olvidando el auténtico motor de la historia, que se encuentra en la rebelión y en el apoyo mutuo. Pero también criticó al comunismo autoritario porque veía en él una peligrosa anulación de la libertad individual sin la cual la sociedad comunista se convierte en dictadura del proletariado, es decir, dictadura del partido.

Frente al orden burgués corrompido y corruptor, la propuesta anarquista va a ser clara y tajante: el eje de la nueva moral que se propone es la solidaridad, el apoyo mutuo. En torno a él gira lo mejor que la humanidad lleva consigo, y toda la historia no es más que el progresivo desarrollo y afianzamiento del apoyo mutuo, a pesar de las dificultades y presiones que recibe de parte de los diferentes mecanismos de opresión y explotación. Se trata, por tanto, de construir el comunismo libertario, es decir, una sociedad en la que la solidaridad entre sus miembros, la desaparición de la competencia, el apoyo mutuo, la participación colectiva en las decisiones y proyectos sociales, sean reales y posibles. La definición de la libertad, como ya vimos, implica una dimensión solidaria de la misma, pues mantiene que la libertad no es nunca algo que se pueda disfrutar en solitario, sino que depende de la libertad de los demás; mientras haya esclavos en el mundo, yo tendré que estar con los amos o con los esclavos, es decir, tendré que desentenderme de las personas que sufren la explotación y la opresión, o tendré que luchar junto a ellas para lograr su liberación y la mía al mismo tiempo.

El gran esfuerzo teórico de Kropotkin consistió, en parte, en basar esa solidaridad en toda una interpretación de la evolución natural y social.

"Cuando estudiamos el mundo animal y queremos comprender la razón de la lucha por la existencia, sostenida por todos los seres vivientes contra las circunstancias adversas y contra sus enemigos, comprobamos que cuanto más el principio de solidaridad igualitaria se desarrolla en un grupo animal, convertido en costumbre, más posibilidades tiene de sobrevivir y salir triunfante de la lucha contra los elementos y contra sus enemigos. Cuanto mejor cada miembro de la sociedad comprende la solidaridad para con los demás, mejor se desarrollan en ellos esas dos cualidades que son os factores principales de la victoria y del progreso: de una parte, el valor, y la libre iniciativa del individuo, de la otra (...). Sin confianza mutua no hay lucha posible, no hay valor, no hay iniciativa, no hay solidaridad, no hay victoria; es la derrota segura." (P. Kropotkin, La Ayuda Mutua).

El apoyo mutuo se convierte de esta manera en la espina dorsal de su propuesta social y moral; el intento de fundamentar biológicamente la solidaridad no hace más que reforzar la convicción profunda de que la solidaridad es la clave de una humanidad distinta y mejor.

Bakunin, por su parte, vincula la libertad a la solidaridad, pues solo solidariamente podemos alcanzar nuestra propia libertad; pero, por su parte, va a basar esa solidaridad en el respeto profundo a la dignidad inalienable de todo ser humano.

Desde aquí podremos recuperar el sentido de la libertad, la igualdad y la fraternidad, tres metas que aparecieron juntas en la historia y que deben seguir juntas si no queremos que pierdan su sentido, a pesar de que la burguesía, con hipocresía difícilmente ocultable, las ha separado, generando una sociedad de explotación y opresión.

Malatesta continuará en la misma línea, atacando en cierto sentido el biologicismo de Kropotkin y poniendo más el acento en la solidaridad, como decisión libre del ser humano; no importa mucho saber de donde procede exactamente ese sentimiento de solidaridad, lo importante es que la moralidad consiste en su desarrollo, en oponer el principio del amor mutuo al principio del egoísmo insolidario. La solidaridad aparece entonces como camino y como meta:

"La solidaridad, es decir, la armonía de intereses y de sentimientos, el concurso de cada uno al bien de todos y de todos al bien de cada uno, es la única posición por la que el hombre puede explicar su naturaleza y lograr el más alto grado de desarrollo y el mayor bienestar posible. Tal es el fin hacia el que marcha sin cesar la humanidad en sus sucesivas evoluciones, constituyendo el principio superior capaz de resolver todos los actuales antagonismos, de otro modo insolubles, y de producir como resultado el que la libertad de cada uno no encuentre el límite sino el complemento y las condiciones necesarias de su existencia en la libertad de los demás. La solidaridad es, pues, la condición en cuyo seno alcanza el hombre su más alto grado de seguridad y de bienestar; por consiguiente, el mismo egoísmo, o sea, la consideración exclusiva de su propio interés, conduce al hombre y a la sociedad hacia la solidaridad, o, dicho de otro modo, egoísmo y altruismo -consideración de los intereses de los otros- se confunden en un solo sentimiento, de igual modo que en un solo interés se confunden el del individuo y el de la sociedad." (E. Malatesta).

Félix García Moriyón

(Extractado de su obra "Del Socialismo Utópico al Anarquismo", Ed. Cincel, 1985)


ASAMBLEAS Y VERDUGOS VOLVER

Al final la democracia salió fortalecida. En Arequito se movilizó una pueblada contra las autoridades locales, y hasta habrán querido incendiar la comisaría para reconstruir una más eficaz; un gesto, también. El detonante; la muerte de un patovica querido por muchos y buen amigo de “la Sole”. Luego la delación, el intento de linchamiento, la persecución y el desalojo de las familias de los “indeseables”; la del que se vengó del patovica y las de otros conocidos. Todo, por cierto, en asamblea democrática. Mociones de orden que se repiten; Arrecifes, Wilde, Lanús...
Y es que ahora se revolea el poncho.
En la sociedad policial prolifera la mentalidad que la posibilita y, en la pelea por las sobras, las miserias humanas cobran radicalidad y conforman ideologías; también, y esto aspiramos, las rebeldías, otras posibilidades...
Desde el Poder reclaman solidaridad al tiempo que apilan presos en contenedores y confinan a la mendicidad y a vivir de la basura a miles de familias; para Santo “el ciudadano”, un trabajo digno. Ante esto debemos ser conscientes que la naturaleza del salario es también vivir de la basura, basura privilegiada. Pero la naturaleza de Santo es más que la de un buen sueldo, es un apóstol de la moral democrática, como el resto de los periodistas, un escribiente y alcahuete de los burgueses y del sistema que los acaudala. Informantes de oficio que denuncian a corruptos y a “malos” funcionarios para que Ley y Democracia se apliquen con rigor. Santos apóstoles contra falsos profetas.
En los albores de la Revolución rusa los curas inculcaban a los campesinos la idea de identificar la causa de sus penurias como una mala administración o malicia por parte de la nobleza, situación que ésta ocultaba al padrecito Zar. La cuestión era hacer llegar la miseria del pueblo a los oídos del inocente Zar para que éste hiciera por fin justicia. Los bolcheviques adaptaron el mito a la burocracia, blanquendo a la Dictadura del proletariado -y a su ideología- de la cheka, las torturas y los 30 millones de muertos.
Por santos, curas y políticos lo que permanece es el sector de la sociedad que acapara la riqueza, con nuestro sudor y hasta con nuestros órganos. Y lo que prevalece en esta carnicería, no por solapada menos caníbal, es el reclamo de un corte más humano. Entonces el camino está abierto para exigir la “buena policía”, el control obrero de la explotación o que los presos elijan por sufragio a sus propios carceleros. El argumento en favor de la guillotina, en la Francia del siglo XVIII, era que ésta tenía un carácter más humano que el hacha del verdugo... ¡un corte más humano!
La democracia salió fortalecida y la casta política se recicló, lo mismo que estas manifestaciones y asambleas que hace dos años canalizaron la expresión de una efervescencia social y ahora, en su reclamo, constituyen una declarada reacción, algo no tan distinto del “cárcel a los genocidas” o de la sindicalización de la policía. La “crisis de representatividad” llegó a su fin: Béliz, ministro de Seguridad, e Ibarra, jefe de Gobierno de Capital, armaron con más de cincuenta patrulleros a la Policía Federal; Solá, gobernador de Buenos Aires, dispuso a más de dos mil gendarmes en la calle con poder de detener personas.

Ante el pedido de una mueca sonriente para zares, explotadores y carceleros buscamos en un gesto la posibilidad de una actitud, no la de Arequito ni la de santo, sino una actitud que cobre radicalidad y la ideología que la dimensione hacia la libertad humana que aspiramos.

Adrián


NI CHICHA, NI LIMONADA VOLVER

El primero de mayo muchos compañeros realizaron actos. Unos nuevos, otros renovados. Esta fecha recuerda a los compañeros asesinados por el Estado en el siglo XIX y rememora que cada año muchas personas son asesinadas por este sistema de organización social.
Mas no creo que la ideología anarquista deba quedarse en el recuerdo, pues si bien las condiciones de explotación se han (aparentemente) modificado, tecnificado, operan los mismos factores que impiden a las personas la construcción de una organizacion basada en otra cosa que no sean meras relaciones comerciales y de explotación. Es decir, que otra forma de vida y de organización es posible, y que la ideología anarquista y su consecuente práctica son realizables. Independientemente del punto de vista que cada compañero tenga de esta forma de hacer.
Pero, indiscutiblemente se puede ver que el anarquismo como idea y práctica es considerado como cosa del pasado. Primer paso para convertirla en una utopía irrealizable. Los consecuentes a estas posturas, rescatan los cambios parciales que se desprendieron o tuvieron sus orígenes en la practica anarquista, como el feminismo, el ecologísmo, naturalismo, y muchas más corrientes que pueden encontrar sus orígenes en posiciones tomadas por compañeros ante diversas cuestiones y que luego con el correr del tiempo se fueron aggiornando, adaptando, o más bien han sido adaptadas por el sistema social imperante, librándolas del fin último del anarquismo que es la emancipación y la libertad. Dejando estas corrientes como “buenas causas”, adaptables coyunturalmente y con el fin de mejorar el sistema.
El caso es que esto también ha afectado de alguna manera a la misma ideología. Esta, aplastada por este sistema social -para el que somos un peligro constante- logró, como forma de atacar la idea, la indeterminación. Hoy es posible mezclar dentro de la ideologia anarquista un montón de ideas más, aún antagonistas al anarquismo. Y ser anarquista pasó a ser no una oposición al sistema de explotación del hombre por el hombre, sino una buena causa dentro de la gama de humanitarismos y reformismos de este sistema.
Esta indeterminación reformista pone en plan de ácratas a un montón de rejuntes de grises mediocres que pueden mezclar anarquismo con fascismo de tintes izquierdizantes y verlo como una buena causa. Sus discursos entremezclados son románticos y hasta alentadores, pero no dejan de ser un collage que no se puede llamar ideología anarquista. Así bajo la idea del pluralismo anarquista, andan por la vida desparramando y sembrando confusión, mezclando ideas antagónicas, plasmándolas sobre estas buenas causas, y haciendo de este pasticho una ideología que se presenta como superadora de los “viejos y ortodoxos planteos”.
El primero de mayo hubo muchos compañeros movilizados, otros se quedaron en sus casas, problema de ellos. Otros, historicistas romanticos se dignaron a dar declaraciones a la prensa capitalista de tintes progres. Así la revista “Siglo Veintitres” publica historias hermosas de personajes anarcos, compañeros que son usados (y se dejan) para contar un cuento de lo que fue el anarquismo, sin poner empeño en demostrar lo que esta idea podría ser hoy. El colmo (AUCA,ORA-JAR,CAIN-OSL), los grises, mediocres, anarcobolches dando cátedra del anarquismo moderno superador. Ejemplo claro de la mezcla de ideas que tienen estos pobres jóvenes en la cabeza. El tiempo dirá si esto perdura o si siguen las mezcolanzas, pero por el momento le hacen mucho mal a la idea anarquista y a los que intentan ponerla en práctica.

Luks


SOBRE LAS “CELDAS BLANCAS”, RÉGIMEN DE DETENCIÓN ESPECIAL EN GRECIA VOLVER

La noche del 29 de junio de 2002 en Atenas, un detonador estalló en las manos de un hombre, quien, según las alegaciones de la policía después de su arresto, es miembro del grupo armado “17 de noviembre”, cuya actividad empezó en 1975 (después de la dictadura) y continuó hasta 2002.
La consecuencia fue una serie de detenciones de personas acusadas de participación en el grupo. La policía y los medios de comunicación proclamaron “el triunfo de la democracia contra el terrorismo”. Los meses siguientes dominó la histeria cultivada y promocionada por los medios. También se notó un tentativo de parte del Estado de criminalizar y penalizar todas las luchas sociales y cada forma de resistencia.
El 1° de octubre, tuvo lugar en Atenas una manifestación “contra el terrorismo estatal y mediático” dónde participaron 1500 personas (izquierdistas y anarquistas). Los días siguientes, hombres de la policía secreta realizaron decenas de interpelaciones a la Administración General de la Policía. La gente fue arrestada no sólo fuera de ocupas y centros sociales sino también fuera de su propia casa o lugar de trabajo. El objetivo de la policía era aterrorizar a todos los que resisten.
Las personas acusadas de “participación en el grupo terrorista 17 de noviembre”, después de ser ya juzgadas culpables -antes de su juicio- por la policía y los medios, fueron encarceladas, bajo procedimiento sumario, en las nuevas -para los datos griegos- “celdas de régimen de detención especial”. Los detenidos no están considerados como presos políticos sino como criminales y al mismo tiempo no les conceden los mismos derechos que al resto de los detenidos. La comunicación con sus abogados es mínima, de ahí que la preparación de su defensa sea casi imposible; el régimen de su detención es el de aislamiento absoluto aparte de las 1-2 horas que salen al patio en grupos de 2 ó 3 personas; el patio tiene paredes metálicas muy altas y está cubierto con varas para que no puedan ver nada. Aggeliki Sotiropoulou, una de las detenidos que empezó una huelga de hambre hace 2 semanas, dice que están viviendo en una cárcel dentro de la cárcel y que “estas son las celdas blancas de la democracia”.
“La democracia no toma venganza, la democracia no tortura, la democracia no controla”, significa cerrar los ojos y tapar los oídos. Esta democracia, manchada de sangre, que participa con sus tropas y operaciones militares en las masacres y pillajes de sociedades enteras, esta democracia de los centenares de refugiados e inmigrantes matados por las minas en sus fronteras y ahogados en el mar, esta democracia de los accidentes laborales, nos pide denunciar a la (contra) violencia política o social (sea impulsada u organizada, sea individual o colectiva, sea armada o no) como algo absurdo y dejar a ella misma la posibilidad exclusiva de ejercer violencia.
Por eso, la democracia del terror con sus cámaras, las patrullas, las leyes racistas y las expulsiones, las leyes antiterroristas y las cárceles de máxima seguridad nos llama a unirse a la “lucha contra el terrorismo”, es decir a la penalización de cada forma de resistencia social.
La presidencia griega en la UE durante el primer semestre el 2003 y la fiesta capitalista de los juegos olímpicos el 2004, imponen la eliminación de cada voz contraria a estas cuestiones de “orgullo nacional” y la abolición de cada “factor que podría amenazar el orden y la seguridad social”.
Ni a esta democracia, ni a ninguna otra, no vamos a dar nada. Porque estamos junto a todos los que no inclinan la cabeza y se quedan insumisos.
Porque estamos al lado de todos ellos que no consideran absurda y criminal a la violencia política y social.
Porque continuaremos gritando y luchando en las calles y fuera de todo tipo de cárceles, “especiales” o “normales”:

LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS DEL ESTADO.
SOLIDARIDAD CON TODOS LOS QUE LUCHAN PARA LA DESTRUCCIÓN DE LAS CÁRCELES “ESPECIALES” O “NORMALES”


SOLIDARIDAD URGENTE VOLVER

Miguel Angel Mansilla (28 años) es un activo militante anarquista del Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) del barrio 2 de Abril (ex 34 hectáreas) de las afueras de Bariloche, así como uno de los jóvenes que formaron el M.A.L.O (Movimiento Anarquista de Liberación Obrera), desde que se organizaron no han dejado de ser un problema para el gobierno local, que comenzó con una campaña de criminalización del barrio, amenazas, detenciones ilegales, golpizas e inclusive agresiones con balas de plomo.
El pasado sábado 21 de junio aproximadamente a las 11 de la mañana la policía de la provincia irrumpió violentamente en la vivienda del compañero donde estaba él con su mujer y sus tres niños, inmediatamente y sin muchas explicaciones fue detenido y trasladado a la Alcaldía Local donde lo desnudaron, golpearon y lo mantuvieron incomunicado durante unos días sin agua ni alimento. La excusa de esta detención fue comunicada a sus familiares y compañeros, se lo acusa de robo a mano ermada e intento de homicidio, la causa está en manos de la Jueza Baquero Lascano del Juzgado N° 2 de la ciudad. Luego de levantarle la prolongada incomunicación pasó a rueda de reconocimiento donde no fue identificado, la supuesta testigo se desdijo y la prueba de parafina tampoco lo incriminó, pero el compañero sigue detenido y pidiendo nuestra solidaridad para de alguna manera hacer presión para que la jueza determine su liberación en el plazo de los diez días hábiles que vencen el viernes 4 de julio del 2003. La urgencia del llamado radica en que a partir del lunes 7 comienza la Feria Judicial con un mes de duración existiendo la posibilidad de que el compañero siga detenido con riesgo de montaje de otra causa o en manos de la violencia policial que reina en la Alcaldía de “La ciudad de la vida”
Basta de persecucion y criminalizacion de los que luchan por la libertad al margen de las estructuras politicas.
Pedimos a todos los compañeros envien su repudio al juzgado N° 2 de la ciudad de Bariloche tel /fax 02944 –425391, la jueza a cargo del caso es la Dra. Baquero Lascano, exigiendo la liberación inmediata del compañero Miguel Angel Mansilla .

El viernes 4 de julio a las 17:30hs, en la puerta de la Casa de la Provincia de Rio Negro, alrededor de cuarenta compañeros nos reunimos por su libertad. A los que quieran solidarizarse comunicarase con C.N.A.


EN EPOCAS DE PERSECUCIÓN ANTITERRORISTA EL JUEZ MARINI VUELVE A PROCESAR A LOS ANARQUISTAS ITALIANOS VOLVER

El 5 de noviembre 2002, empezó la primera audiencia del juicio de apelación armado por el magistrado Marini contra 46 anarquistas italianos -juicio pendiente hace más de 6 años- con un largo listado de acusaciones que enumera desde la asociación ilícita a los asaltos, portación de armas, homicidio, organización armada, sabotajes y atentados terroristas por hechos cometidos entre finales de los años ‘80 y el 1991. En práctica, una recopilación de la mayoría de los delitos no resueltos de los últimos tiempos.
Este mutante de Marini tuvo que jugar mucho de imaginación para dar forma a una acusación que se fundara sobre la tesis de una organización jerárquica con jefes, segundos y gregarios, ya que el Estado necesita siempre una referencia verticalista a la que enfrentarse, aún más cuando sus enemigos reconocidos, los anarquistas, rechazamos cada forma de subordinación y de relaciones jerárquicas, manejándonos a través de un sistema de relaciones antiautoritárias que ataca desde los cimientos la misma concepción del dominio.
Tampoco esta vez se olvidó de su idea genial de que existen dos niveles: uno público (de quienes se reivindican los atentados) y otro oculto (de quienes los cumplen). Marini aquí distingue una franja pacifista y antimilitarista del movimiento (Federazione Anarchica Italiana) y una insurrecionalista que reivindica las acciones directas y revolucionarias, en un marco en el que el dicho “nivel público” corre la ideología (“sagrada”, según nuestro talk-show), terminando con el aceptar métodos violentos.
Claro es el intento de atacar todas las situaciones de sociabilidad y solidaridad difundida que desde siempre apoyan quienes no se someten a los aparatos represivos del Estado y sus aliados.
En el mes de febrero 2003 hubo la sexta y última audiencia del juicio de apelación Marini, difundida a través del comunicado de Crocenera anarchica italiana:
Fue reconocida la acusación de “grupo armado 306 CP”, y “asociación subversiva 270 CP” a: Francesco Porcu, Orlando Campo, Gregorian Garagin, Rose Ann Scrocco e Angela Maria Lo Vecchio.
-Orlando Campo, condenado a 10 años (en primer grado había sido condenado a 5 ).
-Angela Maria Lo Vecchio, condenada a 15 años con un tentativo de revoca inmediata de libertad (en primer grado había sido condenada a 12 ).
-Francesco Porcu, condenado a cadena perpetua, más el aislamiento diurno por 18 meses (misma condena del primer grado).
-Gregorian Garagin, condenado a 30 años más 9 (en primer grado condenado a 30 más 6 años unificados a la pena total).
-Rose Ann Scrocco, condenada a 30 años más 15 (condenada en primer grado a 30 más 10). Recordamos que Rose está afortunadamente latitánte.
-Alfredo Maria Bonanno, condenado a 6 años más 2000 euro (en primer grado condenado a 3 años y 6 meses).
La mayoría de los otros imputados quedaron absueltos, incluso Marco Camenisch.

Solidaridad anarquista y activa con los compañeros juzgados y detenidos

El Estado italiano, cómo todos los que estuvieron en luto por las torres gemelas retomando fieles el viejo comandante de cruzadas, quiere aislar a los anarquistas , encarcelarlos cómo terroristas compañeros de ruta de Al Qaeda, difundir el miedo y las paranoias en las vidas de cada uno, por medio de micro-espías, de las cámara ocultas, y de todas las nuevas tecnologías del control, principales inversiones del tercer milenio.
Quisieran que gane el silencio. El mismo, respetuoso silencio que te exige cada autoridad cómo demostración de obediencia; que asesina día a día; que limpia su conciencia erigiendo cárceles, rejas, alambrados y shoppings para que no se reaccione, para que uno no se intente liberar.
Pero nosotros, cómo ellos, junto a ellos, jamás nos quedaremos callados y quietos, no dejaremos que nuestros sueños y pasiones sean controlados por leyes y reglas.
Queremos que nuestras presencias sigan siendo molestas para esas togas y uniformes que nos impiden asaltar la vida y sus innumerables placeres.

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS!
¡FUEGO A TODAS LAS CÁRCELES!


“UNA TORTURA MÁS...” VOLVER

Estracto del relato de un compañero detenido en la manifestación antiglobalización de marzo de 2002, España

A continuación os voy a contar un poco por encima lo que ocurrió tras mi detención en la cumbre de la U.E. en Barcelona. Quizás os sonará fuerte el relato, o quizás no, porque estos guardianes de la “ley” ya nos tienen demasiado acostumbrados, pero os aseguro que por fuerte que suenen estas líneas no os podéis imaginar lo que por mi mente llegó a pasar, hay momentos en los que te hacen perder hasta la capacidad de raciocinio y si me hubieran dado a elegir hubiera optado por morir allí mismo, pero quedarme en paz de una vez; pensé entonces en aquella manifestante que en Praga voló desde la ventana de un hospital, no sé si la empujaron o fue iniciativa propia, pero si fue por esto segundo la comprendo y es que estando en aquellas seis horas, que más o menos es lo que calculo me estuvieron torturando, cualquier opción parece más adecuada que seguir viendo la felicidad que puede producir a estos cerdos que sufras hasta unos límites insospechados.
Todo empezó en la estatua de Colón, durante una carga policial me despisté y quedé sólo, anduve hacia donde parecía que había más gente, pero pronto vería que no era gente normal sino que de repente cuatro encapuchados se me tiran y se sirven de un palo para reducirme. A partir de ahí empezaría mi calvario personal: estos individuos me tiran al suelo, levantan y vuelven a hacerme caer por la velocidad a la que me hacía andar esposado. Entro en la lechera y allí entre lo que calculo serían unos 4 ó 5 policías empiezan a pisarme la cabeza, pillar mi pierna con la puerta corredera de la lechera y por si eso fuera poco rematar la pierna pisando el tobillo una y otra vez. Al cerrarse la puerta es aún peor,: puñetazos, patadas, escupitajos, pellizcos por todo el cuerpo. Pero aún no había visto nada, a los 5 minutos, más o menos (la noción del tiempo como de casi todo terminé por perderla) entra otro antidisturbio que también participa de la fiesta pisándome repetidas veces; al parar éste, otro trata de doblarme los dedos aunque gracias al sudor logro impedírselo. Tras esto, otro rato más de pisotones, golpes e insultos. A los veinte minutos aproximadamente me pasan a otra furgoneta no sin antes usarme, como si de un ariete se tratara, contra el culo del furgón, esto comienza a dejarme secuelas evidentes y mareos.
A partir de aquí empieza a llegar mi desagradable sorpresa: todo esto no había sido ni tan siquiera un aperitivo, me llevaban a comisaría a testificar y, como aún no les bastaba, tenían que torturarme a sus
anchas y en su terreno. De este modo, nada más llegar a comisaría, me reciben con un puñetazo en el estómago que me hace perder el aire, me arrodillan, patean con más ganas aún y comienza además la tortura psicológica más intensamente (ya que las famosas amenazas de que me iban a abrir el culo en la cárcel y demás repertorio, a esas alturas, ya me las sabía de memoria).
La persiana del cuarto se cierra y esto parece darles más moral; noto los golpes más intensamente ya sin adivinar de dónde proceden, aunque al menos de dos o tres personas diferentes, de los cuales tan sólo uno llevaba el uniforme de antidisturbio. En este tiempo no aguanto más, y empiezo a vomitar. Las esposas dejaban la piel de toda la muñeca en carne viva, comienzo a apreciar todo el dolor que me estaban confundiendo, aunque tampoco me dan demasiado tiempo para esto porque cada dos por tres aparecía un nuevo, que entraba a la sala, me golpeaba y la abandonaba tan normal cómo si del servicio saliera. En una de éstas me hacen caer de la silla en la que estaba y me pisan la cabeza, jurando matarme si les miraba a la cara.
Y por fin, llegó un momento de tregua, dos chavales entran esposados y pasan a reconocernos, además me llevan al medico en comisaría. Lo único que hace es darme algo de Betadine en las heridas y un Gelocatil y lo que fue mas importante para mí: agua, aunque, eso sí, supongo que su moral le obligó a reclamar que me llevaran al hospital. Esto no ocurrió, y donde me llevan es de nuevo a la sala anterior, aún faltaba lo mejor, el interrogatorio(...)
En este momento, lo único que pedía era que me mataran de una puta vez o me llevaran a La Modelo, como decían, pero ya no podía más. Y por fin, al acabar el interrogatorio, y tras unas seis horas aproximadamente, de las cuales me dejo mogollón de detalles, me bajan a celdas y reclamo a los policías encargados de bajarme que me lleven al hospital, que así lo ha dicho el médico (temía ante todo por los golpes en la cabeza) , pero esto no se producirá hasta la mañana siguiente, tras una noche junto con otras 17 personas (salud compañeros si leéis esto) en un espacio de 3 X 4 m. aproximadamente, en la cual no pude dormir, pues mi estado me aconsejaba no quedarme quieto más de una hora para intentar evitar quedarme inconsciente y delirar, pues me venían lapsus extraños a la memoria que me hacían sospechar esto. Por la mañana me trasladaron al hospital, donde recibí un trato totalmente vejatorio. A pesar de comprobar mi estado, consideraron que una pastilla era suficiente para curarme.
(...)
Al salir del hospital me devuelven a los calabozos y, a media tarde nos trasladan a todos los detenidos a los Juzgados. Ya en los juzgados comienzan a tomarme declaración y al ver mi estado físico (a pesar de haber pasado casi 24 horas desde que me torturaron), la jueza me remite al forense, el cual realiza el informe oportuno.
Finalmente esa misma noche pude salir bajo fianza de 2000 euros, la cual pagaron familiares, colectivos y gente de Barna.
(...)

Saludos libertarios.

Sergio


COMPAÑERO ANARQUISTA ENCARCELADO EN MÉXICO VOLVER

El siguiente documento tiene por objeto denunciar la violación de derechos humanos, a la cual somos objeto las personas de escasos recursos. Esto conlleva el encarcelamiento injusto de compañeros, que su único delito es ser libertarios y vestir de una forma diferente a los demás jóvenes que se amasan al sistema.

El pasado jueves 29 de mayo aproximadamente a las 13 horas el compañero Carlos Martínez fue detenido en la Colonia Aragón, Calle 527, por policías de seguridad pública con el pretexto de robo. El compañero fue sometido, esposado y llevado a la 16° agencia del ministerio público. A pesar de demostrar su inocencia el juez haciendo uso de su autoritarismo y prepotencia en tono burlón, comenta, “que se corte el pelo y sale en libertad”. Carlos respondiendo con dignidad y reivindicando su libertad de expresión dijo, que no lo haría. Entonces el juez responde, “pues te chingas” y en momentos siguientes fue trasladado al reclusorio Oriente. El compañero está enfrentando un proceso penal de por lo menos de 4 meses acusado de robo calificado y no alcanza fianza. El compañero Carlos es miembro de la caravana libertaria Carlos Giuliani, también participa en el espacio anarcopunk y la coordinadora de redes colectivos e individuos libertarios y la internacional anarcopunk. Por tal motivo se está levantando una campaña en apoyo al compañero Carlos Martínez por lo que pedimos solidaridad de todos los colectivos e individuos que luchan contra la tiranía opresora y represiva de este sistema injusto y autoritario.

ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES
DISOLUCIÓN DE CUERPOS REPRESIVOS
LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA.
LIBERTAD PARA JUAN CARLOS MARTINEZ

Cruz Negra Anarquista - 11.06.03


REPRERSIÓN EN SALÓNICA, GRECIA VOLVER

Los 27 compañeros detenidos en Salónica pasaran a disposición judicial. A todos se les acusa de uso y posesión de armas y explosivos además de disturbios. De todos ellos se espera que gran número salgan mañana en libertad con una fianza que puede rondar los 1.500 Euros por cabeza. De los 27 son Fernando, un compañero sirio y otro inglés quienes peor lo tienen. Estos casi seguro pasaran a prisión preventiva sin fianza, y en el caso de Fernando y del compañero inglés, se trata de dos montajes mediáticos-policiales.
A Fernando se le presenta como un terrorista buscado internacionalmente por liderar el anarquismo internacional. Al compañero inglés, se le acusa de portar armas que le fueron colocadas por la policía. El compañero sirio, está condenado a muerte en su país y corre sobre él, el riesgo de la deportación por ser extracomunitario.
Las vistas empiezan mañana a partir de las 8:00 hs. en los juzgados de Salónica. Hay una concentración en las puertas, en apoyo a los compañeros detenidos que comenzará a las 9 de la mañana y hasta que salgan en libertad.
Entre las acciones de solidaridad realizadas hasta ahora, en toda Europa cabe destacar la ocupación, ayer por la tarde, de la embajada griega en Berlín.
Desde aquí animamos a todos los compañeros que atacan los intereses griegos en sus países respectivos.
Al compañero Fernando, anarquista de Burgos, se le acusa de lo siguiente:
-Posesión de Armas
-Posesión de Explosivos
-Colocación de Explosivos
-Participación en manifestación violenta
-Disturbios
-Ruptura de Paz Social
-Daño a la propiedad: pública y privada.
-Incendios
De estos cargos, 4 están penados con mas de 5 años de cárcel. Y el resto, de 3 a 5. Además, parece ser que un juez tiene la intención de acusarlo de pertenencia a banda armada, aunque todavía no se ha aplicado. La ley antiterrorista en Grecia, por la cual quieren juzgar a Fernando entró en vigor hace dos años. Y aun no ha sido aplicada, ni siquiera a los miembros del 17 N. Fernando podría ser el primero. Esto parece le mayor montaje judicial en la historia de Grecia.
Los próximos 5 días serán decisivos. Es casi seguro que en la vista de mañana, le condenen a 18 meses de prisión preventiva a espera de juicio. Pero en estos 5 días, sabremos cuales son las acusaciones finales y si la presión es suficiente tal vez se pueda sustituir la prisión preventiva por una fianza que tal vez rondaría los 3000 Euros. Aunque esto no es seguro aún.
Las pruebas en su contra, son el testimonio de un policía que dice que lo vio tirar “cócteles molotov” que lo siguió, y lo vio provocando altercados por la manifestación. Dice que en el momento de la detención, las personas que rodeaban a Fernando se lanzaron contra la policía para impedir que lo detuvieran y el policía cree que era para proteger al supuesto líder anarquista.
Alrededor de todo esto se ha creado montaje mediático. El periódico ELEFZEREOTOPIA (de tendencia izquierdista) a través del periodista Giorgod Marnelu ha dicho en una noticia publicada por este periódico de tirada nacional que Fernando es un peligroso anarquista vasco buscado internacionalmente, líder del movimiento ácrata internacional.
Los abogados que llevan el caso de Fernando, piensan tomar medidas judiciales contra el periódico y el periodista.
Los compañeros anarquistas griegos han abierto una cuenta de solidaridad para los detenidos en Salónica. La cantidad que se necesita es de aproximadamente 30.000 Euros para gastos de diligencias, juicios y fianzas. La cuenta corriente es:

Banco Pireos
5209-0164-58-443
A nombre de: Ieropoulos Ioannis.

Maik

1