Nº 27
NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2003

ARTÍCULOS:


 “TODO EL PODER A LOS SINDICATOS”
RECHAZO DE ESTA FÓRMULA
VOLVER

Nuestro gran trabajo consiste en que la Revolución, que a más o menos plazo será inevitable, se haga por la libertad, y no por una más o menos nueva forma de poder. ¿Qué significa el poder? Significa la facultad de dictar leyes y obligar a cumplirlas por la fuerza. Lo mismo que hoy, pues. No es el caso de discutir la calidad ni la finalidad de esas leyes, sino que esta forma será esencialmente mala para nosotros, y estará preñada de castigos, sanciones, y exigirá, con las mismas facultades, los mismos representantes de la violencia organizada que hoy, y entre cárceles, ejecuciones, un cuerpo que dicta leyes y unas personas que ejercen el poder, sufrirá y sucumbirá en absoluto nuestra libertad. Además que nada nos garantiza que el poder no se inclinará para el lado contrario de su origen, y aún así tendrá la fuerza para obligar y someter al pueblo, siendo lo único real que habremos creado el poder que abatirán sobre nosotros mismos las personas de nuestros gobernantes.
En realidad poca atención debían merecer de nuestra parte las fórmulas, algunas bien peregrinas, de todos aquellos que ambicionan el poder. Cuantos en la continuación del poder se fundan, no difieren de los gobernantes actuales y todos los del pasado; ambicionan únicamente substituirlos. Son, pues, personas que aman los gajes, o las facultades, absolutamente inconcebibles, a lo menos para hombres conscientes y revolucionarios, del poder. Cuando hubieran ocupado la posición de gobernantes, con una milicia, una guardia, unos tribunales, una policía, una perfecta organización que les sometiera por vasallos o súbditos a todo el resto, la multitud inmensa de gobernados, estirarían su talla a la medida de los antiguos reyes o emperadores, y esto sería todo. Por la parte nuestra, de abajo, de todo el pueblo, sería continuar como estamos, y la calidad de las nuevas leyes mejorarían cada vez más en la parte compulsiva, reglamentativa, prohibitiva, en lo que habían de poner por igual que hoy: “no permito, niego”.
Una de las fórmulas más peregrinas de obtener el poder, es la que se ha dado la U.S.A.: “todo el poder a los sindicatos”, imitación bastante a la letra de aquella otra: “todo e1 poder a los soviets”. He ahí una cosa -el poder-, que no podemos conceder. En cualquier cosa que él se albergue, el poder adquiere pronto vida propia y contra lo mismo que le ha dado origen. “Concedednos solamente el poder, sea por los sindicatos, sea por los soviets, sea por la democracia burguesa, y os haré ver quién es Calleja”. Todo el poder a los sindicatos, no sería a los sindicatos, sino a algunas personas que lo ejercerían en su nombre. El origen doctrinario de este poder, sería tan fácilmente sofisticado, echado a los pies, como lo es hoy el origen doctrinario del poder en la democracia burguesa. Además, que haya un poder, que todo se rija en esta forma de gobernantes, que dictan las leyes, acompañados de un conato de asambleas, y de gobernados que deban cumplirlas, y él será un centro de corrupción y a él acudirán los burgueses, y cuantos han sido prácticos en el ejercicio del poder, logrando al fin hacerse necesarios o útiles en él.
Es así que denunciamos la fórmula: “todo el poder a los sindicatos”, por cuanto en la continuación del poder se funda y ello podrá dar lugar únicamente a la formación de un cuerpo gobernante, tan malo y rechazable como todos los cuerpos gobernantes. La fórmula: “todo poder queda anulado”, en el sentido de dictar leyes y crear cuerpos que las hagan cumplir, de continuar con el sistema gobernante, debe ser nuestra fórmula.

Teodoro Antillí
Extraído de ¡Salud a la Anarquía!, 1924

La U.S.A. (Unión Sindical Argentina) fue la continuación de la F.O.R.A. del IX Congreso, esición de la F.O.R.A. en 1915, que, en oposición a esta última, negaba la finalidad anarquista al movimiento obrero, llamados también “sindicalistas puros”. Devino luego en la C.G.T. y en la adhesión el fascismo peronista. Decían: “Todo el poder a los sindicatos”, hoy: “Por el poder popular”, decimos: el eterno “retorno”...

Nota Editorial


EL AUGE DEL PROGRESISMO VOLVER

A diferencia de los Revolucionarios, los Progresistas anuncian la superación de lo que existe a través de eso: El Progreso. Entiéndase bien: dar paso tras paso hacia algo mejor que esto. Claro que algo mejor significa algo más Bueno. Bueno, con mayúscula.
Sacándolo a Platón y a la inmensa mayoría de los habitantes de este mundo enfermo, algunos consideramos que lo Bueno y que lo Malo es algo que inventamos nosotros, los habitantes de este mundo enfermo. Y lo inventamos como referencia para la conducta. Tolerancias más, tolerancias menos, nos dedicamos a hacer lo Bueno, o a hacer lo Malo, obedeciendo. Los que hacen lo Bueno, se ven seducidos por lo Malo. Los otros especulan, se plantan en el espejo del espejo y con los mil reflejos obedecen desde la Contra Moral a una Moral tantas veces más represora que la mismísima ley de leyes. Pero especular a veces no es tan Malo. Se especula también para hacer el Bien.
¿Qué puede esperarse de los asertos de un timador? ¿Cuánta validez tiene la verdad de un mentiroso? En este mundo enfermo, lo Bueno es la bacteria.
Acuchillados por la espalda obedecemos todavía la ley del homicida, la catalogación de los pecados de quien se ha dicho redentor bebiéndose la sangre de las víctimas. Esa sangre, la nuestra, envasada en botellitas de gaseosa o kerosene, rubrica la sentencia que declara la Moral. Somos tan necesarios para el dictamen como la tinta para el abogado. En el cádiz de la cultura bebemos el agua bendita, y así tragamos la bacteria del Bien. Estamos todos bautizados, señoras y señores, y en la nurserí, junto al código de barras, nos tatúan las coordenadas del Bien y del Mal.
Progresar. Ir hacia adelante en un camino equivocado. Dar de comer a la bestia con la carne de los que todavía ni nacieron, o con la nuestra, o con la de cualquiera que ande por ahí. El Bien. Obedecer las consignas de la ley de leyes. O el Mal. Obedecer la negación de las consignas de la ley de leyes. Esta clase de progreso a mí me vuelve reaccionario, o peor, me vuelve regresor. Ir hacia atrás y ver qué carajo está pasando.
Estamos en el Auge del Progresismo. El viejo vizcacha pasea canchero por el primer mundo pavoneándose con su aire campechano de tierra adentro, diciendo que sí para que no le digan que no. Prohibida la cerveza después de las once en los quioscos, donde la compran los pobres, y no en los restoranes, donde la compran los demás. La policía en la calle no alcanza: llamemos a la gendarmería y a la prefectura y a la concha de tu puta madre. Porque, aunque a veces no parezca, la cosa empieza ahí: en la concha de la madre.
De regreso en la nurserí, me pregunto cómo barajar de nuevo. Cesar Isella, antes de producir los éxitos de Soledad y venderlos en Latinoamérica’s Land, escribió esos versos tan versados: “hay que dar vuelta el viento como la taba/el que no cambia todo no cambia nada”. Don Isella progresó. Dió un paso hacia adelante. Por ahí se encontrará de nuevo con Etchegaray promoviéndose con la consigna: “se reactiva con más salario y más empleo”. Pobre Marx. ¿No era acaso el mismísimo salario la forma nueva de la esclavitud? ¿No era el empleo la fuente de la explotación, de la plusvalía y la injusticia social? Pero si le están ganando al mismísimo fundador de la dictadura del proletariado. A ver quién es más salvaje en el empeño por reproducir las estructuras culturales que nos han traído hasta aquí. Es la competencia más encarnizada por ver quién hace más mierda al mundo. Más y mejor.
Llámenlo como quieran, pero abrirle el pecho a alguien para quitarle el corazón, maserarlo con los jugos de los deseos exprimidos, acompañarlo con el hambre de poblaciones y de generaciones, y dárselo a comer a ese gordito cuando termine su vermouth, no es algo muy deseable para mí, por Bueno que sea en este mundo donde la bondad se ofrece como un porcentaje de descuento, una función más de los funcionarios, un desprendimiento de bolsillos abigarrados con los ingresos esos cuyos egresos gestadores no figuran jamás en las planillas de contabilidad. Para el postre, tomemos unos cuantos obedientes que emprendan el emprendimiento social para la transformación de esta sociedad en una sociedad peor, donde la mugre no se note y la bacteria siga impune.
Estamos enfermos desde antes de ayer. En este punto progresar es enfermarse más. Es necesario hacernos cargo de una vez y meternos bien adentro en la concha de la madre y rascar, rascar a fondo hasta tomar de nuestra mierda aquel olor primigenio, esa forma matriz que obedecemos sin saber, o sin querer saber. Que obedecemos sin querer. Que tantas veces obedecemos queriendo.
No nos salva una miga más grande caída del mantel de comensales. Hay que tirar ese mantel al piso, hasta que estemos todos sentados a la mesa, sentados a una mesa sin sirvientes ni cabecera, a una mesa sin mascotas husmeando entre las piernas trocando miradas condescendientes por migajas de caridad.
En la matriz está el asunto. No progresemos más.

Hernún
(recibido por correo electrónico)


BORRÓN Y CUENTA NUEVA VOLVER

Para entrar de lleno en el tema que aquí se publica es bueno dejar en claro ciertos puntos de vista que pueden parecer reiterativos pero nunca está de más pronunciarlos.
El Sistema (Capital-Gobierno) tiende a absorber al máximo toda la problemática social que se le pronuncie en su contra y le dé una “mala imagen”. Se adapta y reprime tan fácilmente a cada nueva expresión de rebeldía social que la hace desaparecer, la margina y reprime, hasta que todo quede bajo su control. Esto, sin ser nada nuevo, posee el doble filo de quienes sin tener otro objetivo que ocupar un cargo en el gobierno, simplifican la lucha a una simple trampa electoral dotada de mágicas soluciones. Y luego lo de siempre; el sometimiento a las ideas autoritarias de los que siempre en la historia han insistido en someter y gobernar a su gusto.
MEMORIA. ¿No deberíamos tomar la experiencia que desde el anarquismo miles de compañeros y compañeras fueron torturados, perseguidos, encarcelados y fusilados durante décadas por cualquier Gobierno?
Tomando seriamente este punto de vista, ¿qué debemos hacer frente al autoritarismo en la protesta social y sus intereses, frente a la real necesidad de cambiar lo establecido?. Me refiero a los cordones de “seguridad”, las reivindicaciones policiales y todo lo que se palpa en las ya monótonas marchas.
Para continuar es necesario decir que como Anarquistas queremos deshacernos del sistema, sus partidarios y sus creaciones. Y no sólo deseamos acabar con la autoridad, sino que para más sorpresas pensamos destruir todo lo que resulte nocivo para la humanidad como para la naturaleza. Más todavía, entendemos por Anarquía la máxima expresión de libertad para todas las personas y sus deseos, en permanente colaboración para satisfacer sus necesidades y la de los demás. Otra organización para entender de otra forma más humana las relaciones entre humanos.
Siguiendo; es necesario decir que en pensamientos antiautoritarios no cabe Hebe de Bonafini de la mano con el verdugo de nuestros compañeras y compañeras en Europa, Baltazar Garzón. Ni mucho menos las ideas izquierdistas del “cambio” electoral. Y creo imprescindible decir que el rejunte de “elementos” a los que ahora se llaman ¿“libertarios”? (léase A.U.C.A.), son los primeros a descubrir y a tener en cuenta ..., ojos en las espaldas.
¿Qué tenemos entonces que compartir con los que desean gobernar, con los que se masturban con el Poder?. ¡Nada!, y es más hay que tener cuidado con el doble circuito de vigilancia; el de la “pechera y el palo” al cual le ordenaron hacer un cerco de “seguridad” y con lo ya conocidos servicios azules.
Ahora bien, si pensamos que nuestras ideas nada tiene que ver con el autoritarismo al que aspiran los sectores partidarios del Sistema, sin lugar a duda debemos diferenciar las reivindicaciones que desde el anarquismo se proclaman. Entonces para ellos es imprescindible romper con este tipo de elementos autoritarios.
Al ubicarnos en el plano de no reivindicar consignas que nada tienen que ver con el Anarquismo, nos encontramos sin lugar a duda frente a la ruptura con todo lo que hoy se llama Lucha Popular, y en sus términos léase Poder Popular. Para esto, entonces, es necesario poner en práctica otra forma de hacer “sentir” frente al verdugo lo que deseamos y lo que no. Para ello es fundamental dividir las aguas frente a la gente de pensamientos autoritarios; y más necesario aún es el hecho de aunar fuerzas con los compañeros y compañeras más afines. Aprovechar al máximo nuestras posibilidades en el dialogo y en el intercambio de material impreso permitirá en gran parte definir la afinidad entre los grupos para desarrollarse en las actividades que sean necesarias.
Ahora bien, considerando que hay anarquistas que incursionan en diferentes luchas para radicalizarlas y darles una finalidad, la apuesta al diálogo y la comunicación permanentes serán fundamentales para el desarrollo, tanto de afinidades, como para la expansión del ideal anarquista como a la hora de realizar alguna actividad, sea cual sea necesaria. Tener presente también, que los diferentes frentes de lucha que contempla el anarquismo son pura y exclusivamente medios por los cuales los compañeros y compañeras desarrollan las posturas frente a las cosas que se desean abolir y que al mismo momento expresan otra forma diferente de vida.
Es bueno decir que desde los diferentes grupos se abarcan temas que a menudo en nada se relacionan, y es por eso que es necesaria la comunicación, dado que el medio es la actividad de cada Grupo y el fin es el mismo, la Anarquía.
“CONEXIÓN”
“Teniendo por objetivo la conflictividad permanente no merece ya la pena hablar de modelos ‘correctos’ de organización ni de organizaciones permanentes. Más bien parece que la mejor manera de conectar dependerá por un lado de las necesidades que haya en ese momento y lugar concretos; y por otro la confluencia de proyectos, estrategias y prácticas. Lo mismo vale para el nivel en que se desarrolle la relación; desde el simple intercambio de información hasta el desarrollo de proyectos conjuntos hay posibilidades infinitas.
Lo que sí parece claro es que si no existe ningún tipo de comunicación, debate o intercambio de experiencias se hará muy difícil desarrollar una dinámica propia sin ahogarnos en un vaso de agua. Para no depender de la trayectoria que sigan otros debemos establecer criterio propios sobre la base que nos rodea, y para ello se hace necesario algo más que traducir textos escritos en otro momento y/o en otro lugar.”
A partir de estas líneas a todas las personas, Federaciones, individualidades y grupos a romper con lo prejuicios que provoca la falta de comunicación, y así comenzar a dejar de lado la monótona práctica que desde los grupos autoritarios se realiza, y emprender la actividad lejos de estos mismos.
Para finalizar solo agregar que la unión por la unión de nada sirve. Nuestras reivindicaciones deben ser separadas de la autoridad o como se autodetermine y con más atención deben de empezar a tomar vida antes de que la mierda que nos rodea y gobierna nos mate en vida y ya no quede posibilidad de nada.
¡¡¡A las Barricadas!!! ... ¡¡¡y viva la Anarquía!!!

Alemán


 NADIE ES INOCENTE - TODOS Y TODAS TERRORISTAS
LEY ANTITERRORISTA - VERSIÓN ARGENTINA
VOLVER

El hambre, la explotación de humanos por humanos, la marginación, la discriminación, la humillación, el desarraigo, la falta de recursos para vivir; el abuso de autoridad de los de siempre, ha dejado de ser “los más importante” para dejar a entender que los Burgueses, los Explotadores, los Políticos, los Capitalistas e Instituciones que forman parte de esta criminal organización social; cometen simples errores sin intención.
Ahora terrorista ha pasado a ser el que cotidianamente se proyecta a cambiar lo establecido, intentando expresar así que de esta forma ya no se puede vivir más, nunca más.

La guerra social ha comenzado desde la aparición del primer brote de autoridad. Las actuales relaciones sociales entre las personas son guerra, las condiciones de trabajo son guerra, el sometimiento, la marginación, la privación de la libertad son motivos suficientes para la guerra. La cotidianeidad es la guerra social que está enmarcada en las leyes de los Gobiernos para mantener su codicia en alza.
Según Jorge Matzkin, Ministro del Interior; y Miguel A. Toma, secretario de la S.I.D.E., la barbarie está establecida para siempre y lo que para unos cuantos es lo peor, el que se anime a responder a tanta barbarie pasará a formar parte de la lista de terrorismo.
Ellos impulsan la Ley Antiterrorista, que entre otras cosas, permite a la S.I.D.E. (Servicio de Inteligencia de Estado), al S.I.N. (Servicio de Inteligencia Nacional) y a las Fuerzas Armadas a realizar tareas de Inteligencia interna y actividades policiales libremente. Estas facultades le fueron limitadas a estas instituciones después de la dictadura del ´76, por haberse comprobado su explícita colaboración con el Gobierno Militar.
El denominado “Terrorismo Doméstico”, que se desarrolla en lo que ellos creen el Territorio Argentino y el “Terrorismo Internacional”, permitirán mediante el intercambio de información entrelazar sus fines para hacer engordar las listas de terroristas a toda aquella actividad que amenace contra su autoridad. Con la bendición de los Estado más poderosos, el Gobierno Argentino analiza la ley con sus comisiones de Seguridad Social, de Defensa Nacional, de Asuntos Penales y Regímenes Carcelarios, de Derechos y Garantías, de Relaciones Exteriores y de Culto, de Presupuesto y Hacienda y la Fiscalización de los órganos de Seguridad e Inteligencia.
El concepto de “Ley Antiterrorista” descrito a lo largo de sus artículos da pie a cualquier tipo de interpretación; incluso y con fuerte convicción las que se podrían utilizar para reprimir a cualquier protesta social. Justo cuando el mundo se esta radicalizando contra el Capitalismo, que casualidad, ¿no?.
“Entiéndase por ´Terrorismo Domestico´ a aquel cuyas actividades se concreten dentro del territorio nacional y que carezca de dirección exterior, ya sea que se lleve a cabo por grupos, individuos o por el mismo Estado y cuyo fin es el uso ilegal y premeditado de la fuerza”, para lograr “objetivos políticos, religiosos, económicos, culturales, financieros o de cualquier otra índole”. (extracto de la Ley Antiterrorista)
Más claro hecharle agua, solamente decir que si toda esta farsa sirviese de algo el Estado tendría que destruirse solo.
¡¡¡Terroristas son los Gobiernos!!!

Alemán


EL CASTIGO VOLVER

Al juez Baltazar Garzón lo conocemos bien, no como lo conocen las Madres de Plaza de Mayo que se trataron con él como con Saa, el Papa o Chávez; lo conocemos por las persecuciones que está realizando en España a los anarquistas y al nacionalismo ETA. Lo conocemos porque es un juez: autoridad de carceleros y legalista consecuente. También conocemos desde hace rato el carácter policial que asume el reclamo que lo moviliza: “juicio y castigo”, “perpetua para los genocidas” o “que se pudran en la cárcel”. Y sabemos también cuál sería el pedido si la picana estuviera legalizada, seguramente, para muchos, “un avance en las conquistas populares”. De la reivindicación de la cárcel a la de la tortura existe una diferencia de grado y del reconocimiento de las limitaciones a hacer causa común con los verdugos existe la misma distancia que del miedo a la cobardía o de la venganza al sadismo.
En la hora actual, donde millares de seres humanos son sobrantes para el mercado mundial, millares crecientes y subalimentados, la persecución y el encierro es la solución de los poderosos para lo que ellos mismo generan. Nunca hasta ahora en la historia se había dado tanta concentración de riqueza y poder en tan pocas manos y tanto sufrimiento y dolor sistematizado para el resto de la humanidad. Los inmensos arsenales de armas, los misiles, satélites y todo el desarrollo tecnológico no es sólo para la guerra contra otros Estados, no van a dudar en utilizarlo contra quienes intenten arrebatarles las riquezas cuando la amenaza lo solicite. Los hechos inhumanos y atroces que pretende juzgar hoy el mismo Estado que los cometió se repiten diariamente, y se repetirán, para sostener el privilegio. Esa es su naturaleza, la de un grupo de individuos sobre otros. “El Estado es evidentemente nuestro enemigo; si no lo destruimos primero, nos destruirá el a nosotros” (Meltzer y Christie).
Ante semejante realidad no deja de sorprender ver a quienes sufrieron en carne propia la cárcel, torturas y persecuciones avalar todo esto. Cuando las ideologías de oposición tienen elementos comunes con los opresores, a la larga o la corta, se entienden y encuentran, generan consenso y adhesiones. Los más primitivos impulsos contra quienes fueron sus carceleros y torturadores son socavados por la política y ubicados como ilegítimos, al decoro de la ley. Resulta triste y lamentable ver a quienes lucharon contra la dictadura, brindando lo mejor de sí y perdiendo compañeros y familiares, ir ahora a la rastra de policías, ministros y jueces.

El periodista Lanata, uno de los mejores ideólogos del sistema, en su programa televisivo decía, a propósito del procesamiento de los militares, que “no existe la muerte buena o la muerte mala, de izquierda o de derecha” (la única oposición ideológica que puede concebir) dejando claro que sí existe la cárcel como justa, objetiva y superadora. Uno año o más atrás entrevistaba a dos ladrones encapuchados que habían estado un tiempo en prisión. Después de describir la situación dentro de la cárcel uno de ellos dijo: “no se lo deseo ni a mi peor enemigo”.
El castigo; desde Dios con el trabajo, el parto y el infierno eterno hasta la lapidación del Estado nigeriano y las cárceles de todos los Estados. Los ecos de Dios; “juicio y castigo”, “que se pudran en la cárcel”... . “No se lo deseo ni a mi peor enemigo”; nada de cristianismo.

Adrián


VIENTOS VOLVER

El 20 de diciembre era una noche calurosa, corría viento, uno podría decir que eran vientos de cambio, pero no, era común y silvestre. En otro lado rugían las broncas, volaban las veredas y corría fuego fatuo. Los protagonistas, tal como si fuera una telenovela, improvisaban delante de miles de ojos perplejos en sus casas. Estos mismos protagonistas que votaron a Menem en el ´94 para seguir pagando en cuotas la licuadora, los mismos que cruzaban el charco y reían en Miami, la meca. Que votaron a De la Rua, más tarde lo echaron, igual que los mismos que dieron su voto por Caballo y después lo defenestraron cuando en dos horas les secuestró los tres billetes que en cien años habían logrado, más la herencia del bisabuelo, no mucho, pero sumaba.
En el momento se juntaron, asambleas populares los llamaron, no tan populares, ni tan asambleas. Después de que Santo no les dio más bola, una por una fueron cayéndose, como torres de Babel en la incoherencia de la confusión de las lenguas y la falta de una idea concreta, de un objetivo tangible. Así grupos ya de vecinos, amigos predican en una esquina luego de que los desalojaron del lugar que “habían tomado en acto soberano” o los habían dejado tomar, por un tiempo, como para que no rompan, la paciencia. Quizás el quiebre fue por falta de un mesías guía, al que siempre están esperando, pues este pueblo siempre estuvo acostumbrado a seguir a los caudillos y es hora de enterrarlos y pensar por nosotros mismos.
El pueblo en la calle, la democracia, los saqueos, la muerte, la rebelión y el espectáculo. Hoy casi ya olvidado, sino institucionalizado. Es tradición que deja puros símbolos en vez de la cuestión concreta, iconos de algo que con el tiempo quedan vacíos de contenido, mero aire que mueve la boca y al fin nada. Institucionalización de la rebeldía, utensilio político de las izquierdas que se vanaglorian de representantes del pueblo, en fin representantes de ellos mismos y terminan como un partido más del folklórico paisaje político autoritario.
El asco terminó en una nueva primavera de los pueblos, el gran pacto democrático. El circo montado por el Partido Justicialista que se pelea en interminables internas. ¡Pelean por un voto, por el poder! La pacificación del Señor K, la vuelta de Juan Domingo que abre el interrogante de cómo hacer un plan quinquenal en solo cuatro años. El Estado benefactor que regresa y trae símbolos del pasado, caretas que cuando se descubran destaparan el Estado autoritario, la falta de libertad, la religión de aquel líder muerto en el ´74 y que nunca se pudo morir, pues las migajas que se tiraron desde el balcón histórico hace ya tanto tiempo, fueron recordados como un cambio, no como dádivas para perpetrarse en el poder y hacer un soñado país fascista, nacionalista, románticamente denominado populista.
El circo nos embelesa a todos, pero detrás de la carpa está el dueño que azota a los malabaristas. No hay cosa tal como libertad en democracia, pues es truco de circo tapando despotismo estatal. Los reyes fueron burgueses y ellos ahora financistas, pues el explotador se disfraza pero no deja de serlo.
No nos dejemos engañar, el cuarto poder es el mismo que el primero, o el segundo. Es poder, es autoridad y es anidar sobre la libertad que se recorta día a día. Estos predicadores del orden intentan incrustarnos la bondad de algo tan terrible como el Estado, que no hay que transformar ni mejorar, sino destruirlo. Las telenovelas de la realidad nos hacen creer que esto es realidad, y son solo construcciones (de la realidad), nos lavan la cabeza y indican cómo el hombre debe vivir y ser un feliz esclavo.
Las ansias, la fe y las esperanzas vertidas en un nuevo mandato son como creer en la vida eterna en el reino de los cielos. Pues no se puede esperar nada de un gobierno que cuando no quede más títere con cabeza que degollar se abalanzará sobre el pueblo, que ya no tendrá excusas, pues él mismo se ahorcó con la soga que ha tejido. Esto no es un invento, pues la historia nos demuestra lo contrario.
De aquello que pudo ser hermoso queda un leve resabio de ciertos agnósticos, que seguramente el tiempo borrará si no sabemos, de algún humilde modo practicarlo y no simplemente recordarlo. Los cambios no vienen, se hacen.

Lux


 PRISIONEROS DE UN ÚNICO MUNDO VOLVER

El hecho es que el Estado no sería tan negativo si quien quisiera pudiese ignorarlo y vivir a su modo su propia vida junto a aquellos con los que acuerde. Pero éste ha invadido todas las funciones de la vida social, supervisa todos los actos de nuestra vida y nos impide incluso defendernos si somos atacados. Es necesario sufrirlo o derribarlo”.

Errico Malatesta

Si no estuviésemos profundamente insatisfechos con este mundo, nosotros no escribiríamos en esta publicación y vosotros no leeríais este articulo. Es inútil por tanto gastar palabras adicionales para recalcar nuestra aversión al poder y a sus manifestaciones. Lo que en cambio no nos parece inútil es tratar de entender si es posible una revuelta que no se sitúe abiertamente, resueltamente, contra el Estado y el poder.
La pregunta no debe parecer peregrina. Hay en efecto quien en la lucha contra el Estado no ve más que una posterior confirmación de cuanto éste haya entrado dentro de nosotros, llegando a determinar -aún en negativo- nuestras acciones. Con su molesta presencia el Estado nos distraería de lo que debiera constituir nuestro verdadero objetivo: vivir la vida a nuestro modo. Si pensamos en abatir el Estado, en obstaculizarlo, en combatirlo, no tenemos el tiempo de reflexionar sobre lo que queremos hacer nosotros.
En vez de tratar de realizar nuestros deseos y nuestros sueños aquí y ahora, seguimos al Estado donde quiera que vaya, convirtiéndonos en su sombra y aplazando al infinito la concreción de nuestros proyectos. A fuerza de ser antagonistas, de estar en contra, acabamos por no ser ya protagonistas, a favor de algo. Si queremos por tanto ser nosotros mismos, debemos dejar de contraponernos al Estado y comenzar a no considerarlo más con hostilidad, sino con indiferencia. Antes que afanarnos por destruir su mundo -el mundo de la autoridad- es mejor construir el nuestro, el de la libertad. Hace falta dejar de pensar en el enemigo, en que hace, donde se encuentra, como hacer para golpearlo, y dedicarnos a nosotros, a nuestra “experiencia cotidiana”, a nuestras relaciones, a nuestros espacios que es necesario siempre extender y mejorar más. De otro modo no haremos nunca otra cosa que seguir los plazos del poder.
De estos razonamientos está hoy lleno el movimiento anarquista, a la continua búsqueda de motivaciones disfrazadas de análisis teóricos que justifiquen la propia inacción absoluta. Hay quien no quiere hacer nada porque es escéptico, quien no quiere imponer algo a alguien, quien considera al poder demasiado fuerte para él y quien no quiere seguirle los ritmos y tiempos; todo pretexto es bueno. Pero estos anarquistas, ¿tendrán un sueño capaz de incendiar su corazón?
Para despejar el campo de esas miserables excusas, vale la pena recordar un par de cosas. No existen dos mundos, el suyo y el nuestro; y aún si por un absurdo existieran, ¿cómo harían para convivir? Existe un único mundo, el mundo de la autoridad y del dinero, de la explotación y la obediencia: el mundo donde estamos obligados a vivir. No es posible llamarnos fuera.
He aquí porque no nos podemos permitir la indiferencia, he aquí porque no conseguimos ignorarlo. Si nos oponemos al Estado, si estamos siempre preparados para aprovechar la ocasión para atacarlo, no es porque estemos directamente moldeados por él, no es porque hayamos sacrificado nuestros deseos en el altar de la revolución, sino porque nuestros deseos son irrealizables mientras exista el Estado, mientras exista un poder. La revolución no nos aparta de nuestros sueños, sino que por el contrario es la única posibilidad que permite las condiciones de su realización.
Nosotros queremos subvertir este mundo, lo más pronto posible, aquí y ahora, porque aquí y ahora sólo hay cuarteles, tribunales, bancos, cemento, supermercados, cárceles. Aquí y ahora, sólo hay explotación. Mientras la libertad, lo que nosotros entendemos por libertad, no existe verdaderamente.
Esto no quiere decir que debamos renunciar a crear espacios que sean nuestros en los que experimentar las relaciones que preferimos. Significa sólo que estos espacios, estas relaciones, no representan la libertad absoluta que queremos, para nosotros como para todos.
Son un paso, un primer paso, pero no el último, mucho menos el definitivo. Una libertad que acaba en el umbral de nuestra casa ocupada, de nuestra comuna “libre”, no nos basta, no nos satisface.
Una libertad semejante es ilusoria porque nos haría solamente libres de permanecer en casa, de no salir de los límites que nos hemos impuesto. Si no consideramos la necesidad de atacar al Estado (y sobre este concepto de “ataque” mucho habría que decir), en definitiva no hacemos más que permitirle hacer para siempre lo que le plazca, limitándonos a sobrevivir en la pequeña “isla feliz” que habremos construido.
Mantenerse alejados del Estado significa conservar la vida, confrontarlo significa vivir.
En la indiferencia hacia el Estado está implícita nuestra capitulación. Es como si admitiésemos que el Estado es el más fuerte, es invencible, es incontestable, por tanto más vale deponer las armas y pensar en cultivar la huertita. ¿Es posible llamar a esto revuelta? A nosotros nos parece una actitud del todo interior, circunscrita a un tipo de desconfianza, de incompatibilidad y de desinterés por lo que nos rodea. Pero en una actitud semejante queda implícita la resignación. Una resignación despreciativa, si se quiere, pero resignación al fin y al cabo.
Como un púgil ya tocado que se limita a parar los golpes, sin siquiera tratar de abatir al adversario que incluso odia. Pero nuestro adversario no nos da tregua. No nos podemos bajar del ring y continuamos haciendo de blanco. Hace falta sufrir o derribar al adversario: apartarlo y expresarle nuestro desprecio no es suficiente.

Grupo Anarquista “Errico Malatesta”
Publicado en Canenero N° 37, Italia.


24 HS NON STOP VOLVER

Comprender la vida implica comprender en donde estamos insertos, que es aquello que nos rodea y el modo en que interactuamos.
Hoy la vida se presenta como la “vida cafiaspirina”, que sale de observar un número de publicidades, que a simple vista ofrecen una mejor calidad de vida, cuando en realidad a lo único que apelan (como toda publicidad) es al consumo. Estas publicidades muestran que consumiendo sus productos uno va a sentirse mejor, dejando leer entre líneas, que vivir mejor para el sistema capitalista, es ser un exacerbado esclavo del consumo. Es decir una perfecta vida donde se debería estar veinticuatro horas produciendo y consumiendo. En donde ser activo es bien visto, porque cuanto más tiempo se produzca, más puede consumir y consumirse.
Al fin las personas terminan adoptando como positivo ocupar el tiempo al máximo y consumir los productos que le han sido inculcados. La ilusión creada es que a mayor producción mayor posibilidad de ganancia. Hasta las horas de sueño deben estar dispuestas de tal modo que consuma, de algún modo, porque (“lamentablemente”) no puede consumir, como se debiera, es decir de manera de que se produzca algún gasto rentable para el sistema. El tiempo muerto que debía ser reducido según observaba Taylor (padre de la eficiencia en el trabajo) en su fábrica a principios del siglo pasado, hoy se ha trasladado a la vida, no se puede vivir sin “tiempo muerto” (improductivo), y vivir es una vorágine incesante de continuo movimiento, que no pasa a ser más que un recorrido circular, como otro de los engranajes de la maquinaria del sistema capitalista. El taylorismo trasladado a la vida genera que el ocio sea una actividad rentable convirtiéndose en mercancía. La mercancía de la vida, que está para ser consumida.
Es aquí donde se puede cuestionar que trabajar es malo, comprendiendo el trabajo no como algo necesario a todos los seres humanos para subsistir, sino como un mecanismo de producción y acumulación inserto en el sinsentido de la explotación del hombre por el hombre, en el beneficio de unos pocos, en el sufrimiento y subyugamiento de la mayoría. Creería creer que el desprecio al trabajo no es el desprecio a la vida, sino a este modo de cuasi vida. Pues trabajar es necesario, pero no la vida, que nos ofrece las miles de inimaginables posibilidades más para realizar y realizarnos.
En los albores del siglo XXI, esta “vida cafiaspirina”, el ser activo y consumista todo el tiempo se presenta como la mejor opción, pero no la única.
Entender como se nos ha (está) preparado para ser engranajes de la incesable maquinaria del sistema de vida y de producción capitalista, es de alguna manera comprender como estamos viviendo, y nos permite elucubrar alguna otra forma posible de vida. Hallar el equilibrio en la práctica de esa otra vida no es fácil. Como humanos estamos oprimidos por esta cultura del consumismo y la hiper producción. Hallar este equilibrio dentro de este sistema es un primer paso, importante para trocar este sistema, destruirlo y convertir la sociedad en una mejor.

Lux


¡LA SOLIDARIDAD ES NUESTRA ARMA! VOLVER

Texto de la asamblea de anarquistas de Atenas, Grecia, que se repartió en las convocatorias del 21 y 25 de septiembre de 2003

Las razones que hacen de una cumbre de la Unión Europea el 19-21 de junio en Jalkidiki, un evento enemistoso se reconocen en las innombrables caras de la represión social y de explotación de clase que reflejan las contemporáneas apuestas del capital europeo y la densidad de la ofensiva capitalista que siempre apunta hacía nuevos territorios y nuevos mercados. Se descubren en los golpes que supone para los perseguidos del planeta, la guerra “antiterrorista”, la incesante represión de las resistencias sociales en el interior de las sociedades occidentales y las operaciones militares en la periferia. Se evidencian en las detenciones masivas diarias, persecuciones, deportaciones y asesinatos de inmigrantes que dicta el régimen de blindado de la fortaleza Europea.
Tres meses después de la cumbre europea y mientras su actitud criminal se culmina cada vez más, siete de los manifestantes que se detuvieron durante los enfrentamientos del 21de junio, permanecen presos del Estado griego por su elección de resistir entre miles más, contra un mundo de pesadilla que construye la soberanía. Paralelamente 22 más, están en espera de juicio o están libres bajo fianzas o en libertad condicional.
La petición judicial bajo acusaciones muy graves (que se basan exclusivamente en los comunicados policiales) para los 29 detenidos del 21 de junio y la prisión preventiva para siete de ellos, es la continuidad de la ofensiva que desembocó el Estado griego contra aquellos que escogieron el camino de resistencia en vez de aquel de la negociación y del consenso. Mientras la izquierda del capital intercambiaba garantías de legalidad y cobraba subvenciones de la presidencia griega, se iniciaban enfrentamientos con la policía y ataques contra símbolos del capital por el Black block. Lo que siguió fue un bombardeo de gases, palizas y detenciones. Se realizaron decenas de identificaciones de sospechosos en los centros de concentración de Zermi y Diabata, especialmente preparados para los días de la cumbre. Ahí muchos de los detenidos fueron torturados y obligados a firmar declaraciones montadas por la policía.
Desde la cumbre hasta hoy, han habido muchos actos de solidaridad, tratando de romper el muro de silencio que levanta el Estado alrededor del secuestro de los siete luchadores, con el consenso de la izquierda del capital, cuya sensibilidad se limita en las persecuciones y torturas ocurridas fuera de las fronteras....
Anarquistas y antiautoritarios organizaron y participaron en manifestaciones, concentraciones, conciertos de solidaridad en varias ciudades de Grecia. Movilizaciones, ocupaciones de consulados griegos, concentraciones y ataques simbólicos contra organismos de intereses griegos se realizaron en ciudades del Estado español, Italia, Inglaterra, Francia, Alemania, Austria , Bélgica, Argentina, Holanda.
En Barcelona la fuerte campaña de solidaridad y contrainformación que se desarrolló para los siete de Salónica tuvo ya sus primeros golpes represivos con la detención de seis anarquistas en Barcelona, acusados entre otras cosas de mandar un paquete bomba al consulado griego de Madrid.
Los acontecimientos de resistencia durante la cumbre de la U.E. en Salónica era un mensaje más hacía los amos políticos y económicos del planeta y los aspirantes manipuladores de las resistencias sociales, que el camino de la acción subversiva , tal como se dio en Seattle, Praga, Gueteborg, Génova, Barcelona, Evian y últimamente en Cancún, se mantiene abierto. Para nosotros que seguimos viendo la lucha por la libertad como única elección realista y regeneradora contra la pobreza y la explotación, el terror y la muerte que siembra el capital, que seguimos inspirándonos de una globalización distinta a la que propone la soberanía, la autoorganización y la solidaridad, consideramos que no terminó nada. Esto dicta nuestra posición social y de clase en la trinchera de una guerra cotidiana que se da no sólo fuera de las fronteras sino también aquí ahora y siempre donde el capital imponga sus planes.
Los anarquistas del Estado español Fernando y Carlos, el activista Inglés Simon Chapman, el sirio refugiado político Suleiman Dakduk (Castro) que vive y lucha los últimos catorce años en Grecia e inició una huelga de hambre desde el 21 de septiembre exigiendo su excarcelación inmediata, Spiros Tsitsas (presos en Diabata), Dimitris Fluirás y el compañero Mijalis Traikapis que están presos en la cárcel de menores en Avlona, se detuvieron en un momento de lucha por un mundo sin amos ni Estados, sin explotación y represión. Y nuestra acción directa, nuestra solidaridad es una parte inseparable de esta lucha...

¡LIBERTAD INMEDIATA PARA LOS 7 LUCHADORES DE SALONIKA!
¡SOLIDARIDAD CON LOS REPLESALIADOS DE LA CUMBRE DE LA U.E.!
¡SOLIDARIDAD CON EL CASTRO, EN HUELGA DE HAMBRE!
¡LIBERTAD A LOS ANARQUISTAS DETENIDOS EN BARCELONA!

Asamblea de anarquistas de Atenas

Los compañeros que fueron secuestrados por el Estado griego durante la cumbre de ministros de la Unión Europea el pasado 21 de junio en Tesalónica (Grecia), han decido comenzar desde el 5-10-03 una huelga de hambre indefinida como medida de protesta por el mantenimiento de su encarcelamiento.


LOS ANARQUISTAS ENCARCELADOS EN GRECIA SON LLEVADOS A AISLAMIENTO VOLVER

La dirección del centro penitenciario en el que se encuentran recluidos ha respondido de esta manera a la decisión de declararse en huelga de hambre tomada por nuestros compañeros. Han sido trasladados de celda al sótano de la prisión, junto a la cocina para aumentar aun más su tortura.
A pesar de todo Fernando y Carlos han podido continuar juntos, compartiendo la misma celda; el resto de compañeros (Simon, Tsitsas y Kastro) se encuentran en la celda de al lado. Todos ellos han hecho constar las múltiples vejaciones y provocaciones que están sufriendo por parte de sus carceleros con comentarios como “¿no tenéis hambre?”.
Además su tiempo de salida al patio se ha visto reducido a 20 minutos diarios. Sin embargo nos informan que pueden seguir recibiendo correo sin restricciones de cantidad, por eso es importante escribirles para trasmitirles ánimo.
De nuevo hacemos un llamamiento a redoblar los esfuerzos y la solidaridad, para demostrar que la represión no puede golpear de forma gratuita.
No es tiempo para la derrota, las lágrimas y el miedo quedaron atrás, que la rabia que nos hace cómplices sea nuestra mejor arma.

¡Solidaridad revolucionaria!
Extraído de Palabras de Guerra (11-10-03)


¿POR QUÉ NOS ENCARCELAN? VOLVER
Comunicado de Fernando, anarquista encarcelado en Tesalónica, Grecia

Porque ya no nos satisface una vida de ilusiones estúpidas, ya no nos hace felices una vida de “a ver cuando llegan las vacaciones...”, “a ver si toca la sirena y pasa otro día de tortura...”, “a ver si llega el fin de semana...”, “a ver si me toca la lotería..”; porque hemos comprendido que hemos nacido para ser libres y felices; porque ya no consiguen engañarnos y mantenernos sumisos con sus mentiras democráticas; porque cuestionamos esta sociedad desde sus cimientos, la función de las cárceles, la existencia de la policía, la necesidad del trabajo...; porque ya no distinguimos entre lo que queremos y lo que deseamos; porque golpeamos al Estado con toda la rabia y sin escrúpulos como él hace con nosotros; porque nos dimos cuenta de los caminos engañosos de protesta permitida por los que quieren que caminemos, haciéndonos ofensivos, los izquierdistas, las ONG´s, sindicalistas de todo tipo, cristianos de base...; porque rehuimos de ese camino a la nada, porque lo queremos todo, porque lo queremos ahora, porque somos anarquistas y el amor a la libertad esta tipificado como delito de terrorismo.
Por todo esto el Estado captura a sus rehenes y esta vez nos tocó a nosotros. Sabemos a lo que nos exponemos al intentar romper nuestras cadenas y grilletes, también al intentarnos quitar la venda de los ojos que nos hace darnos de cabezazos contra la pared, la venda de las protestas pactadas, la venda de las reformas inútiles y contraproducentes a las que nos atan con fuerza los mismos que pretenden dialogar con nuestros opresores.
No hay nada que dialogar con el poder, ni podemos seguir por más tiempo aceptando el papel de espectador-esclavo satisfecho que quieren que representemos, no dejemos que desvíen nuestra atención sobre la causa de los conflictos como si de una función de títeres se tratara, siguiendo la vista con la mano, gritando cuando nos lo dicen y como nos lo dicen e ignorando lo que ocurre debajo porque en los ojos tenemos una venda de lija.
Es duro ver y sentir la represión, las torturas y la humillación, pero más duro es ignorarlo. Seamos curiosos, seamos niños traviesos. La solidaridad entre nosotros los explotados, a mi entender, debe se ser prolongación de la lucha por la cual vamos siendo capturados, tan solo el fin de las cárceles, y por lo tanto del Estado y el Capital podrá impedirle riesgo de caer presos.

Mientras haya un solo preso no habrá libertad (ni paz).

Viva la anarquía, viva la libertad.

Fernando, anarquista de Burgos, detenido durante la cumbre de la Unión Europea en Tesalónica (Grecia) y posteriormente encarcelado, en huelga de hambre indefinida, junto con los también anarquistas detenidos durante dicha cumbre: Carlos (de Aranjuez), Simon (británico), Spyros Tsitsas (griego) y Kastro compañero revolucionario de origen sirio.

Las cosas son lo que pueden y deben ser; son lo que la fatalidad de la existencia y nosotros mismos hemos hecho de ellas: la vida es una guerra; el combate social es una batalla sin piedad ni misericordia, y cuando se es vencido en ella, no hay que derramar lágrimas sino rehacerse”.

Alexander Marius Jacob
Anarquista, ladrón de profesión.

Extraído de Palabras de Guerra (18-10-03)


 ANARQUISTAS ENCARCELADOS ENBARCELONA VOLVER

GRUPOS DE IDEOLOGÍA ANARQUISTA
Arrestadas varias personas a las que se vincula con el envío de paquetes bomba en Barcelona

BARCELONA.- La Guardia Civil ha detenido la madrugada del martes en Barcelona a seis personas en una operación que podría estar relacionada con grupos de ideología anarquista que supuestamente habrían enviado paquetes bomba a organismos oficiales.
Durante la operación, fueron detenidos entre otros, Carolina Forné Roig y Rafael Tomás Gaspar, arrestados en el Paseo de Maragall, número 41 de Barcelona, a las 4.30 horas, aproximadamente.
Diez minutos más tarde también fueron detenidos Joaquín Garcés Villacampa e Igor Quevedo Aragay, en el número 15 de la calle Chapi, de la misma ciudad.
Los arrestados están acusados de pertenencia a un grupo anarquista clandestino, de corte radical, y se les considera autores de numerosos actos de sabotaje contra bienes inmuebles públicos y privados de Barcelona, así como el envío de un paquete bomba al consulado de Grecia en Madrid el pasado día 8 que los TEDAX (Brigada anti explosivos) neutralizaron.
El explosivo estaba compuesto por pólvora prensada y contenía pilas acopladas al mecanismo para hacerlo detonar.
Según el Ministerio del Interior, en la operación, que sigue abierta, los agentes realizaron cuatro registros domiciliarios y otro en un automóvil en los que se intervinieron un revólver, una pistola, una escopeta de cañones recortados, diverso material químico y de temporización, así como dos manuales de explosivos, entre otros materiales.
Esta “célula” ha protagonizado, según los investigadores, varias acciones de terrorismo urbano en la provincia de Barcelona desde el mes de marzo y podría estar relacionada con dos presos anarquistas de nacionalidad italiana que se encuentran en prisiones españolas bajo el régimen de Ficheros de Internos de Especial Seguimiento (FIES).
El ministro del Interior, Angel Acebes, calificó de “muy importante” esta operación con la que se ha conseguido desarticular a un grupo “autodenominado anarquista” y explicó que los detenidos, que han pasado a disposición judicial, contaban con “todo lo necesario para la comisión de actividades terroristas”.
Además del envío del “libro-bomba” a la embajada de Grecia, los agentes, según el ministro, están investigando otras posibles actividades terroristas que pudieran haber perpetrado los arrestados en el pasado, así como si tenían conexiones internacionales con otros grupos del mismo tipo en otros países de la Unión Europea.
Según fuentes jurídicas, estos arrestos fueron ordenados por el juez de la Audiencia Nacional Guillermo Ruiz Polanco, y los detenidos se encuentran incomunicados.

Diario “El Mundo”, España, septiembre de 2003.

Uno de los anarquistas detenidos en Barcelona es un veterano activista que había huido de prisión

Uno de los seis anarquistas detenidos la madrugada del pasado martes en Barcelona es un conocido activista antisistema y miembro de la CNT que ha pasado más de 22 años en numerosas cárceles de España. Joaquín Garcés Villacampa, nacido en Jaca y que tiene 44 años de edad, podría haber actuado en Barcelona con un nombre falso, según informaron fuentes cercanas a la investigación a Europa Press.
Garcés Villacampa estaba huido de la justicia cuando fue detenido, puesto que le fue concedido un permiso el pasado mes de mayo en la cárcel de Aranjuez después de haber estado cincuenta días en huelga de hambre porque no le concedían el tercer grado penitenciario. El detenido ha sido condenado en diversas ocasiones por robos con violencia, lesiones, apropiación indebida y varios quebrantamientos de condena.
El arrestado está relacionado con movimientos anarquistas y con asociaciones ilegales de presos con las que se vinculó el motín que se produjo en la cárcel de Quatre Camins de la Roca del Vallès (Barcelona) en mayo del 2002.
De hecho, la Guardia Civil inició la investigación que acabó con la detención de estos seis individuos a raíz de los contactos que mantenían dos jóvenes de Tarragona, Rafel Tomás Gaspar y Carolina Forné Roig con dos presos italianos, que se encuentran en cárceles españolas.

“Las cinco C”

La policía italiana considera que el grupo anarquista Las Cinco C (Células Contra el Capital, la Cárcel y los Carceleros) está liderado por uno de estos dos presos italianos, Claudio Lavazza, que podría estar relacionado con el envío de diversos paquetes bomba en Italia. Además, a este grupo se le atribuye el envío de un libro bomba a la redacción de El País en Barcelona en diciembre del año pasado.
Garcés Villacampa ha sido aislado y traslado de prisión en diversas ocasiones por haber organizado altercados contra funcionarios de las cárceles.
Fuentes de la investigación señalaron que alguno de los cinco jóvenes detenidos conocía a Joaquín pero no sabían que se trataba de Joaquín Garcés Villacampa, ya que éste “es muy respetado” en el ambiente de este tipo de movimientos.
Asimismo, según las citadas fuentes, los seis detenidos vivían en Barcelona, distribuidos en dos parejas y dos vivían por separado, tal y como fueron detenidos en cuatro domicilios de los barrios de Horta y de Ciutat Vella. Excepto Garcés Villacampa, el resto de detenidos tienen edades comprendidas entre los 21 y 26 años.
El Ministerio de Interior atribuye a los detenidos -Joaquín Garcés Villacampa, Igor Quevedo Aragay, Rafael Tomás Gaspar, Carolina Forné Roig, Roger Gras Pacheco y Teodoro Hernández Martínez- el envío de un libro bomba a la embajada de Grecia en Madrid el pasado día 8. Asimismo, también podrían estar relacionados con diversas acciones de violencia urbana en Barcelona.
El grupo disponía de armas y material explosivo e incluso en las detenciones, encontraron dos armas -un revólver y una pistola- en dos dormitorios de los arrestados “y al alcance de su mano”, según fuentes de la investigación.
Los seis detenidos prestarán declaración en la Audiencia Nacional en los próximos días y el juez Guillermo Ruiz Polanco, que ordenó la detención, deberá decidir sobre sus situaciones personales.

Información extraída de la red.

La intención de publicar estos extractos periodísticos es mostrar la campaña mediática en contra de los compañeros en Europa.


ANTE LOS TRIBUNALES VOLVER

Tras los cinco días de incomunicación consecuencia de la aplicación de la ley antiterrorista, los detenidos han pasado a declarar en la Audiencia Nacional ante el juez Baltasar Garzón.
La incomunicación ha imposibilitado que pudiesen disponer de los abogados que habían sido dispuestos desde Barcelona, siendo designados abogados de oficio.
El primero en declarar ha sido Joaquín, con abogado de oficio pues permanece incomunicado. Se ha autoinculpado de toda la acusación (preparación y envío de cartas bomba). Rafael ha reconocido colocación de explosivos en entidades bancarias pero se le ha levantado la incomunicación, al igual que Roger, el cual ha sido defendido por un abogado de oficio y está en espera de posible fianza.
Por último Teodoro ha sido puesto en libertad sin fianza pero con cargos leves (apedrear entidades bancarias). Después de ellos cuatro el juez ha hecho un alto para comer. Mientras tanto Igor y Carolina permanecen en espera de prestar declaración. Igor sigue incomunicado y con abogado de oficio y a Carolina se le ha levantado la incomunicación.
Dentro de la misma operación ha sido puesto en búsqueda una persona de Burgos llamada Iñigo.


SITUACIÓN VOLVER

Cinco de ellos han ingresado en prisión incondicional tras prestar declaración en la Audiencia Nacional, en Madrid, siendo el sexto puesto en libertad sin cargos.
Una séptima persona ha sido puesta en busca y captura internacional.
Hacia las cuatro de la madrugada del martes 16 de septiembre, la Guardia Civil detuvo en Barcelona (en el barrio de Ciutat Vella y en el distrito de Horta Guinardo) a seis personas. Se les ha aplicado la legislación antiterrorista, por lo cual han permanecido en manos de la Guardia Civil, incomunicados y sin asistencia de letrados de su confianza hasta que el sábado 20 de septiembre han sido trasladados a la Audiencia Nacional en Madrid para tomarles declaración. Será el Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional quien haga la instrucción del caso, el cual esta bajo el mando del Juez Guillermo Ruiz de Polanco, al que tristemente conocemos por su implicación en montajes policiales contra anarquistas. Sin embargo les ha tomado declaración el juez estrella Baltasar Garzón, conocido mundialmente por sus fantasiosos autos y su exacerbado ego. Al parecer al ser sábado le tocaba el turno de guardia a Garzón.
Los detenidos son Carolina F. R. y Rafael T. G. (naturales de Tarragona); Joaquin G. V. (vecino de Jaca, en Huesca) e Igor Q. A. (vecino de Arrasate en Gipuzkoa); Teodoro H.M. (vecino de Arnedo, en La Rioja) y Roger G. P. (vecino de Barcelona).
El juez ha declarado prisión incondicional para cinco de ellos (al parecer están en la Prisión de Soto del Real en Madrid) mientras que Teodoro H.M. ha quedado en libertad sin cargos.
Además, una sexta persona, Iñigo, de la que se dice que es natural de Burgos, ha sido puesta en busca y captura internacional ya que según el juez está implicado en los supuestos hechos.
La versión del Ministerio del Interior nos presenta a los detenidos como un “grupo anarquista clandestino”; que intenta vincular a los detenidos con el envió de un sobre bomba, que fue desactivado por la policía, a la Embajada de Grecia en Madrid el pasado 8 de septiembre y otros actos de sabotaje que según la jerga policial son “Terrorismo Urbano”. Según esta versión, el envió del paquete estaría relacionado con la represión de la policía griega en la pasada cumbre de Tesalonica y con el hecho de que dos ciudadanos del Estado español continuen encarcelados en Grecia. También les acusan de tenencia de armas. Y no solo esto sino que según el sumario algunas de estas personas han cometido el delito de “Conspiración para el Asesinato”, ya que les acusan de haber preparado el asesinato del conocido periodista derechista Luis Del Olmo y de un alto cargo de la Generalita de Catalunya Jordi Albinyà Robira, que es el secretario de la Societat de la Informació de la Conselleria d’Universitats. Jordi Albinyà con anterioridad fue director general de Radiodifusión de la Generalitat.
Lo que llaman “Terrorismo Urbano” son actos de sabotaje cometidos entre los pasados meses de junio y agosto, contra entidades bancarias, un restaurante griego, estaciones eléctricas y un concesionario de coches. Garzón “precisa” en su auto que la pistola, los dos revólveres, la escopeta de cañones recortados y los explosivos que les fueron intervenidos eran para la realización de actos de sabotaje en instalaciones públicas, edificios privados y “contra todo lo que represente al Estado”. Llama la atención que ahora se hablen de “dos revólveres” mientras que en las anteriores informaciones solamente era uno. No se especifican los supuestos explosivos.
Estas acusaciones mediático policiales han cristalizado ante el juez en lo siguiente:
A Joaquín G.V., Rafael T.G., Carolina F.R. e Igor Q.A. les acusan de: integración en organización terrorista, incendios, estragos, daños, tenencia ilícita de armas, tenencia y confección de artefactos incendiarios y explosivos y conspiración para el asesinato terrorista (por el alto cargo catalán). Según fuentes del Juzgado, Joaquín G.V. habría reconocido la autoría de estos hechos. Además de lo anterior, Rafael T.G. y Carolina F.R. son acusados de la conspiración para el asesinato de Luis del Olmo.
Asimismo, a Joaquin G. se le acusa, junto con el huido Iñigo, de Burgos, de un delito de intento de asesinato terrorista por el envío el pasado día 8, de un paquete bomba, que fue desactivado por los Tedax, al Consulado de Grecia en Madrid.
A Roger G. se le imputan un delito de estragos y otro de daños por tres ataques de violencia callejera. Se le acusa también de formar parte del grupo.
Según los medios y Ministerio de Interior, el presunto “cerebro” de la “célula terrorista” es Joaquín G. V., de 43 años de edad, quien tras permanecer 18 años en la cárcel se fugó y llevaba unos meses en libertad y se les relaciona a varios de ellos con presos FIES (según la prensa y el juzgado, debe de ser delito tener cualquier relación con presos)
Por si fuera poco, según los medios, hay una lista de otros objetivos de este supuesto grupo, que incluyen Bancos, sedes de sindicatos, etc. Y también alguna persona.
Desde primera hora de la tarde del día de su detención la prensa burguesa se ha dedicado a difundir la justificación policial de estas detenciones que calificaba la operación policial como una “Operación Antiterrorista” de una manera totalmente acrítica saltándose varios artículos de su propio código.
La nueva Delegada del Gobierno en Catalunya, Susana Bois, que parece querer seguir los pasos de su antecesora, no difundió su versión de los hechos hasta bien entrada la tarde del martes 16. Lo justo para que las televisiones nos mostrasen sus declaraciones e imágenes de los objetos incautados por la policía. Sorprendentemente incluso han difundido imágenes de las detenciones que habían tenido lugar tan solo unas horas antes. El Ministro de Interior Angel Acebes se ha sumado al espectáculo la mañana del día 17 de septiembre para contarnos los diversos objetos que han encontrado en las casas de los detenidos y diversas interpretaciones más o menos fantasiosas. La coordinación Ministerio-Periodistas ha funcionado como un reloj. Incluso la página web de la Guardia Civil se jacta de estas detenciones en el mismo tono y lenguaje que utilizan que los medios.
En la tarde el martes 16 de septiembre ha tenido lugar una concentración en Barcelona en protesta por estas detenciones, también han tenido lugar manifestaciones el domingo 21 de septiembre en Madrid.

La solidaridad revolucionaria y el apoyo mutuo son nuestra mejor arma.

Cuenta corriente para ayudar en los gastos del juicio, fianzas:
BBVA 0182 7028 21 0201530482


INFORMACIÓN SOBRE LOS COMPAÑEROS VOLVER

Las últimas informaciones que nos han llegado sobre los compañeros de Barcelona encarcelados en septiembre, nos dicen que están confinados en clasificación FIES nº 3, que es la que se aplica a pertenecientes a grupo o banda armada. Sus comunicaciones con el exterior están limitadas a dos cartas de entrada y dos cartas de salida al mes. Por lo que nos han comentado los familiares, por el momento se encuentran bien de salud.
Por otra parte nos confirman que Rafael acaba de ser trasladado a la prisión de Valdemoro (Madrid) y Carolina a la cárcel de Brieva (Ávila), en la que por el momento todos los objetos de uso personal (vaso, plato,...) que le han dado están en un lamentable estado.
No tenemos aún noticias de si el resto ha sido trasladado o por el contrario los siguen manteniendo en Soto, donde Roger e Igor compartían celda. Tampoco sabemos nada de Joaquín, al cual se le mantuvo la incomunicación aún después de declarar en la Audiencia Nacional y al que no dejaron que le asistiese el abogado que se había desplazado desde Barcelona. Aún hoy desconocemos si fue llevado a la misma prisión, o a otra y no tenemos ni la menor constancia de su estado de salud y de ánimos.
Cuando tengamos la información, la difundiremos.
Aquí pasamos las direcciones de las dos personas de las que se tiene constancia de dónde están actualmente:

Rafael Tomás Gaspar, C.P. Madrid - 3, Ctra. Pinto a San Martín de la Vega km 5, 28340Valdemoro, Madrid, España

Carolina Forné Roig, C.P. de Ávila, Crta. Vicolozano-Brieva, s/n, 05194 Brieva, Ávila, España

Información extraída de Palabras de Guerra (2-10-03)

Comunicado de los anarquistas detenidos en Barcelona desde Soto del Real

Compañeros, aquí estamos, con una sonrisa en los labios y el puño más apretado que nunca.
No hemos dejado ni una sola de nuestras ideas, de nuestras pasiones y nuestros sueños por el camino.
En los calabozos de la benemérita, a pesar de los cinco días y noches de incomunicación, no se ha quedado ni un solo pedacito de nuestro ser. Ahí se mueran de asco esos verdugos, con sus amenazas y sus golpes, con su rostro oculto y con su miserable existencia.
Nosotros seguimos nuestro camino sin que hayan conseguido que surjan en nuestros corazones ni la duda ni la desesperación.
No han ganado, aunque nos hayan encarcelado. Pues, por supuesto, desde aquí sigue la lucha. Y, queridos amigos, no os preocupéis, que si siguen llenando los talegos de “terroristas”, acabaremos por tomar sus cárceles, convirtiéndolas en focos de resistencia.
Compañeros, ánimo a todos. Con toda la cautela necesaria, que tiene que ser mucha, sigamos sin retroceder.
Desde Soto, un abrazo inmenso a todos.

¡SABEMOS QUE NO ESTAMOS SOLOS!
¡LIBERTAD ANARQUISTAS DE VALENCIA, DE GRECIA Y DE TODAS PARTES!
¡POR LA ANARQUÍA SIEMPRE!

22 de septiembre de 2003

Extraído de Palabras de Guerra

Sabotaje en solidaridad con los anarquistas detenidos en Barcelona, Valencia y en huelga de hambre en Grecia

La madrugada del pasado 24 de octubre fueron selladas las cerraduras de tres comisarias de policía local y de un edificio de juzgados de Burgos impidiendo de esta manera la entrada a sus habituales usuarios, en solidaridad con la huelga de hambre iniciada por los anarquistas detenidos en territorio griego, y con el resto de anarquistas detenidos en Valencia y Barcelona.
Sabemos que esta acción no va a arrancar a nuestros compañeros del secuestro al que se han visto sometidos, sin embargo contribuye a la difusión del sabotaje como método óptimo y al alcance de todos los explotados, demostrando que es posible atacar las estructuras visibles de la represión difuminadas a lo largo del territorio.
Os daremos un mundo en guerra, que no os quepa duda.
Sombras en la media noche.

Extraído de Palabras de Guerra

1