Nº 28
MARZO-ABRIL 2004

ARTÍCULOS:


COMBATIVOS... PERO NO TANTO VOLVER

Y pasó nomás, como si nada, otro 19 y 20 de diciembre, otra fecha “para recordar” (no para revivir), al menos a eso aspiró la izquierda y lo logró, un 20 de diciembre que pasó desapercibido. El gobierno y los que viven de la expoliación del pueblo les dan su beneplácito a los organizadores de la “conmemoración”. Patético.
Aplacar, contener, de eso se trata, esa es su función, las famosas vanguardias que le dicen.
Ya sabemos: la acumulación de fuerzas, el costo político, los balances, el rédito partidario, ¡bah!; preservar el orden constitucional en una palabra, el orden que nos hace cada día menos personas, el orden que legitima y legaliza la desigualdad social, el hambre, la opresión de unos sobre otros y la tristeza que cargamos a diario.
Vaya paradoja la de reivindicar y renegar al mismo tiempo de un mismo hecho, es que la rabia y la violencia del 19 y 20 del 2001 no la lograron contener ni los aparatos de los partidos de izquierda ni su demagogia, y eso los “líderes piqueteros” lo saben de sobra, como también saben que podría volver a pasar. Mejor prevenir que curar, dicen, y lo ponen en práctica. Kronstadt está a la vuelta de la esquina, sus cordones de seguridad lo testimonian, los años pasan, la esencia opresora y liberticida se mantiene intacta. ¿Necesitamos verlos en el Poder para convencernos?
Seguimos abogando por la destrucción real del orden existente, por la liberación de todas las malas pasiones. Por las ansias de libertad: ¡Viva la revuelta!

J. L. P.


ABRAZOS VOLVER

No hizo falta la policía para controlar la marcha del 20/12 pasado, la seguridad estuvo garantizada por las organizaciones políticas. Si hasta interrumpieron los discursos para decir que el acto continuaba normalmente cuando estalló la bomba que puso la derecha.
Dos días después convocan una marcha para pedir que el gobierno investigue el hecho. Junto con un compañero discutimos con un militante del Partido Obrero, decía que hay que impedir el desbande, que hasta que no se imponga el propio orden no se puede provocar otra cosa y que para destruir primero hay que construir. Le dijimos que en el “desbande” estaba la solución, que las riquezas están ahí, acumulándose, y que destruyendo se construye. Nos preguntó de qué agrupación éramos, le contestamos y se fue.

El sábado 20 terminaba la marcha y con el grupo de compañeros que habíamos ido caminábamos alejándonos de la plaza. Recordábamos el día de dos años atrás, la rebelión, los muertos y lo que quedó de todo eso. Adelante un grupo de policías vigila las últimas columnas que desconcentran. Una de ellas va detrás de un dirigente de izquierda, este reconoce a uno de los policías, se le acerca, se saludan y se abrazan amistosamente. La columna esperaba y nosotros no dejábamos de sorprendernos y asquearnos. Ante esto cabe preguntarse ¿todavía nos sorprendemos?...
Y ante la situación, la campaña del gobierno y la oposición contra los posibles incidentes, el volante de FLA-Ingenieros con la consigna “la anarquía es la más alta expresión de orden” también suena a “abrazo”.
Más tarde nos enteramos que una sucursal del banco HSBC había sido incendiada. Desde su sucursal central habían salido los primeros disparos que asesinaron a manifestantes el 20/12/2001... Abrazos con los que cayeron.

Creemos en el “desbande”, en la revuelta salvaje como expresión de dignidad y, en su radicalización y continuidad, como posibilidad de una nueva sociedad.

A. G.


RECUPERACIÓN VOLVER

Es verdad lo que los medios nos informan: hay un crecimiento, más producción, la situación está mejorando... mejorando para los burgueses locales que después de esperar su turno (no incómodamente, por su puesto) detrás de las multinacionales, les toca ahora el privilegio de encabezar la explotación de este país. Es el peronismo de Perón.
Y los medios no sólo nos informan, son también, y en ello son paladines, garantía de democracia. No se limitan a ser los voceros de los poderosos, son además sus más dedicados consejeros. Eso no quita eventuales enojos y reproches pero la crítica siempre es constructiva. El periodismo es leal al sistema que lo alimenta y, como toda mascota, está domesticado; entre periodistas algunos son más mimados que otros, pero guardianes son todos.
Pero hay quienes al parecer se empecinan en no acompañar este crecimiento, como una manía de piedra en zapato de burgueses, peronistas y medios, y no son precisamente los grupos piqueteros, que están por el trabajo “digno y genuino”: es la llanada delincuencia. Y el pedido de reprimirla no es exclusivo de la clase media o las más privilegiadas, están también los trabajadores “dignos y genuinos”. Es la unidad nacional.
Y se indignan y patalean, hacen cacerolazos y reclamos, piden desde la pena de muerte (como si no existiese) hasta los militares en las calles (como si no estuviesen). ¿Todo contra quién? Contra los chorros, los que no quieren trabajar, los sin nombre, los que no dejan vivir en paz a los comerciantes, los parias, los que no valen la atención medica si son heridos, los que los vecinos lincharían si pudieran, los sin rostro, que se tapan o les tapan las caras, los que terminan tirados, esposados, con la boca contra el piso y con un pie en la cabeza, o con una bala.
En otro lugar y otro tiempo los hubiesen llamado bárbaros...
Esta sociedad socava en todo lo posible la rebeldía, la dignidad y la sensibilidad, hace de las actitudes más sucias y miserables su pilar y su ideal, y es ella misma hija del robo y la muerte, que ahora sistematiza y monopoliza.
¡¿Qué se crían?! ¿Qué los pibes que hace diez años juntaban botellas, abrían la puerta de los taxis y mendigaban iban a seguir así? ¿Qué los descalzos, enfermos, apaleados desde todos lados, maltratados y humillados, no iban a crecer y salir a tomar la vida que les quitaron? ¿Y los que están ahora, germinando las broncas? Esperamos que sean hordas que terminen de una vez con este imperio.
Y no hablamos solamente de la satisfacción de necesidades básicas (“no sólo de pan se vive”), algo que tiene la misma justificación que el tomar aire, hablamos del derecho a todo lo que existe: el comunismo del “consumismo”.
Bakunin le decía a un revolucionario ruso, cuando planeaban una insurrección en el norte de Italia en 1873, “...que la participación de los bandidos en las cosas revolucionarias es un índice seguro de que la revolución dará resultado, porque ellos saben apreciar exactamente la verdadera situación y juzgar claramente los acontecimientos. Tienen el instinto de conocer lo que les será útil y lo que les resultará perjudicial, y si se les ve lanzarse a la revolución es que ésta tendrá éxito suficiente como para convertirse en algo de lo que sacar provecho. Pero, añadía Bakunin, los bandidos comprometerán la revolución a los ojos de la opinión pública...”. Y a la opinión publica ya la conocemos: los medios de información y el ciudadano próspero. “El ciudadano próspero, con toda la necesidad que naturalmente siente de que exista el gobierno en su faz represiva, es el que más se inclina a atacarlo cuando éste asume cualquier papel que no sea el de defender la propiedad privada...” (A. Meltzer-S. Christie): el corralito y la inseguridad.
Apuntamos a suprimir la ley y la propiedad privada, la sociedad sostenida sobre valores policiales; la traición, la delación, el botoneo. La Revolución Social es el gran asalto contra los opresores, la gran evasión hacia un mundo sin cárceles, es la venganza vandálica por las incontables vidas que los Estados han engullido durante toda su historia, historia de crímenes y atrocidades. Y es del conjunto de los oprimidos de donde saldrá el combustible para ese incendio.
Y entre los oprimidos, lo beligerante que tuvo antaño la clase obrera vive hoy en la llamada delincuencia.

A. G.


COMO VER TV VOLVER
Reflexiones en torno a los medios masivos de comunicación

Empecemos

Cada vez que escucho o leo “derechos humanos” me imagino a un soldado aliado, de un lado y a otro del ejercito rojo apuntándome con el fusil gritándome ¡Derecho Humano! Es quizás un disparate pensar eso, pero no nos debemos olvidar que la carta de derechos humanos y todos sus hermosos artículos fueron redactados luego de la Segunda Guerra mundial, en donde un puñado de naciones (Estados) se juntaron y, horrorizados por el desastre de la guerra, decidieron como debía ser mejor ser humano. Claro, lo que estos señores redactores bienintencionados (quizás) nunca mencionaron es que ellos mismos eran empleados de un Estado y que si partimos de la base que un Estado es el mayor opresor y destructor del ser humano (su negación); ¿no sería una contradicción que se redactara la carta de derechos humanos de este modo? No lo creo, pues es parte del Estado, una de las estrategias para subsumir al ser humano y no dejarlo ser libre. Esta estrategia consiste en confundir, en ponerse una máscara y decir una cosa, para poder realizar todo lo contrario.
Pero no es de derechos humanos de lo que quiero hablar, sino de este aspecto de las máscaras del decir, lo que se oculta. Hablaré de los medios de comunicación. A lo que me podrán decir; ¿que tiene que ver con los derechos humanos? Entre los tantos artículos y derechos del ser humano hay uno que habla del derecho a informar y ser informado. Y este artículo no es más que un simple ejemplo de como funcionan estas máscaras de discursos por las que se tapa la explotación del hombre por el hombre. Sería entonces interesante analizar la relación que hay entre informadores, informados, Estados y capitalismo como para tenerlas en cuenta al momento de ponernos en contacto con los medios masivos.

Acercamiento

Comúnmente tomamos las noticias que nos brindan los medios de información como la realidad que se nos muestra. Olvidando que nuestra realidad se construye a través de las experiencias vividas, individuales y colectivas, conjuntamente con nuestros sentimientos incluyendo en éstas; experiencias anteriores, personales o no, formas de vida y de pensar, entre otras cosas que lo constituyen a uno como persona. Pero no podríamos llamar a ver televisión o leer un diario la única experiencia. Los medios, que no son inocentes, juegan con esto y se muestran como de nuestro lado o en el peor de los casos como un agente neutro que se limita a mostrar la realidad como si nosotros estuviéramos directamente en el lugar de los hechos. Sin embargo nos olvidamos de otros aspectos de los medios.

La propiedad

Generalmente aquel que posee un gran medio de comunicación masivo, que son los de más audiencia, posee el suficiente capital por el cual llegó a poner una empresa de tal envergadura. Si llegó a poseer ese capital, es de seguro que no lo hizo ganando la lotería, sino que tuvo que explotar a alguien, robándole parte de su trabajo para poder juntar el dinero (plusvalía marxiana básica). A esto se le agrega que lo que tiene no lo va a compartir (socializar), sino que de hecho va a querer más dinero. Por lo que podemos ponernos de acuerdo que los dueños de los grandes medios de comunicación son capitalistas que quieren mantener un estado social (léase status quo), por el que quieren perpetuarse en el juego de un sistema social basado en la explotación de otros. Podríamos agregarle que históricamente el Estado moderno (burgués) lo han hecho los capitalistas y que ellos generalmente ocupan los principales puestos estatales. Por lo que no queda duda que Estado y Capitalismo están más que estrechamente relacionados, hasta podríamos decir que son lo mismo y que apuntan siempre hacia lo mismo.
Entonces, cuando se habla de un supuesto cuarto poder de los medios, ¿podríamos decir que es distinto a los otros poderes? Quizás en sostener y mostrar el poder de la opinión pública, que podría decirse que es el poder de los medios masivos. Ahora, nos olvidamos de otra cosa, que esta supuesta opinión pública es lo que muestran los medios como “opinión del pueblo”.

Lo dicho

No nos olvidemos de quienes son los dueños de los medios y que es lo que quieren. A partir de esto, ellos, o a quienes estos confían el negocio, van a procurar mostrar aquello que consideren más beneficioso, para ellos, y dejarán de mostrar, omitirán, otros aspectos de un hecho cualquiera. Esta selección no se hace de manera inocente, pues lo que se deja de mostrar y lo que se muestra sigue una regla. Hay un porque lo que no se muestra no debe ser difundido y viceversa. Esta regla es sobre la cual funcionan los medios, avalando el sistema social. Pero para que no quede en el aire propongo un ejemplo concreto y reciente.
Suponga que usted trabajó durante todo el día una calurosa jornada de 32 grados a la sombra y que por la noche luego de trabajar se acerca al kiosquito de la esquina a tomar una refrescante cerveza. Como no hay lugar alguno para sentarse, e ir a tomar cerveza a un bar le es imposible en su actual estado financiero, se sienta en la calle, en donde puede.
En ese mismísimo momento una de las cámaras de televisión haciendo un primerísimo primer plano de su botella de cerveza, lo muestra luego tirado en la calle, y enfoca su cara de cansado casi mostrando los poros de su piel. En la pantalla se muestra un gran subtitulo en rojo “¡Los estragos del alcohol! el mal actual de la sociedad”. Ahora, ¿es usted un alcohólico o un tipo cansado que se tiro a tomar una cerveza para descansar y calmar un poco el calor? Nunca van a mostrar su explotación y que hay otra forma posible de vivir, sino que usted es un adicto, y que posiblemente cometa un delito para conseguir sus sustancias, por lo que pondrán más policías en la calle, para defender a los que “viven bien”.
Los medios muestran, pero en ese mostrar no dejan de imprimirle a las letras o a las imágenes que muestran su sello personal. La marca del medio, su ideología.
Ahora usted me podrá retrucar; si, pero esto fue armado ¿y cuando hay una manifestación, como pueden ocultar los medios algo que es evidente para todos? En ese caso la imagen no se puede ocultar y muestra parte de lo que realmente está pasando. Sin embargo no es del todo así. Supongamos de nuevo que hay una manifestación contra el Estado (motivos para manifestarse sobran) y en la redada usted ve como la gente es molida a palos por los agentes del orden. Eso es lo que se ve, pero lo que se escucha y por lo que usted puede cambiar de opinión es por la voz del relator (léase periodista) acompañando la imagen; “Estamos en el violento ataque de los manifestantes contra la policía, ahora vemos como ese sujeto, que seguramente es un bolche asesino con frondoso prontuario, ataca al policía con su espalda colisionando con la cachiporra. Vemos como el ojo del que se llevan detenido está impactando repetidamente contra el codo del agente.” Ahora dígame si esto es tan cierto. ¿No hay una intención en lo que se dice y muestra?

Siempre todo lo que vemos en los medios son construcciones de la realidad, construcción de los hechos, manipulados según una lógica, la lógica del capitalismo y su intención de perpetuarse y de mantener un orden social. Sistema en el que no solo predomina el animo de lucro, sino que hay que mantener la quietud, y sino hay interés en esto, es necesario orientar la opinión, manipularla, según lo que los capitalistas, dueños de los medios de producción, de comunicación y del Estado, sus leyes y su policía, quieren y crean necesario para perpetuarse.
¿Como mantener la calma y apaciguar los ánimos cuando está todo tan podrido?
“La producción aumentó un cuarenta y cinco por ciento según los últimos sondeos del INDEC, el ministro de economía dijo que esto es un buen puntapié para la recuperación” A lo que uno termina diciendo “¡que bueno!” cuando en realidad usted está sin trabajo, haciendo malabares con las changas y jugarretas para poder pagar algo en el supermercado, que dicho sea de paso no baja los precios nunca, es más los incrementa cada vez más. ¿y la recuperación, y el puntapié?
El puntapié se lo están dando a sus sentidos, a su realidad. Además ¿podría confiar en lo que dice el INDEC, organismo del Estado? y encima confiar en lo que le dice su periodista “amigo”. Confiar en la realidad que nos imponen los grandes medios de comunicación es confiar en la realidad de los explotadores.

La reorientación

¿Como se entera uno de “lo que está pasando” sino es a través de los medios? La mejor forma es salir a la calle, vivir la experiencia propia, construir su propia realidad y la realidad colectiva, de los que lo rodean y luego ir y tomar contacto con los medios de otra manera, con otro punto de vista. Eso es lo que “está pasando”, lo que le pasa a usted. Sin olvidar que los medios son formadores de opinión y que son inoculadores de realidades. ¿Acaso usted no habla de lo que ve en TV? (y hay veces que es de lo único que se habla). La cosa está en tomar a cualquier medio de comunicación de manera crítica, no como algo real y concreto (una verdad revelada), pues siempre detrás de todo medio, detrás de toda realidad mostrada hay una intención, una ideología y un fundamento.
Lo que muestran la televisión, los diarios y la radio nunca es la realidad de lo que está pasando, la realidad pasa por cada uno y por su entorno. Además, hay otros circuitos de información, otras voces a las que debemos prestar atención, pero críticamente y sin olvidar esta naturaleza de los medios.
Esto quizás es amargante y podrá acusárseme de que soy un incendiario huraño que vivo enfrascado en un sótano, sin luz y sin ningún contacto con medios de comunicación, pero es bueno estar en contacto con los medios, o por lo menos si no es bueno es entretenido (o anestésico, según se lo mire).
No me gustaría cerrar esta reflexión sobre medios en este momento tan peronizado de la Argentina, en donde los medios permanentemente están mencionando las maravillas del señor “K” y donde el retorno del Estado “fuerte” es visto como la esperanza. El mismo caudillo, al que este gobierno venera, decía que “la única realidad es la verdad”. Por supuesto General, su verdad, es su realidad. Aquellos que no compartían la realidad y la verdad del General hoy se los puede encontrar contando sus realidades a los peces de aguas profundas del Río de la Plata. Estemos atentos, hoy más que nunca.

Lux


ALGUNAS CUESTIONES DE LA CUESTIÓN SOCIAL VOLVER

Uno puede aislar un sector de la clase dirigente y atacarlo; pero esencialmente el enemigo del hombre es el medio por el cual éste es gobernado” (A. Meltzer-S. Christie)

Primero cabría decir que el anarquismo plantea la supresión de la propiedad y del poder que una parte de la sociedad ejerce sobre la otra, instituciones que, más allá de la forma que adopten, constituyen el origen y la finalidad de todos los sufrimientos y problemas sociales. La Revolución Social es la destrucción de esta sociedad y la construcción de una nueva: comunista y anárquica, hacia la libertad absoluta...
Los movimientos e ideologías, por más cercanía que se pretenda, que no plantean esta destrucción final, no sólo son insuficientes, pues desarrollan su ideología desde conflicto y hacia soluciones parciales y puntuales, sino que, al buscar soluciones para esta sociedad, la afirman y sostienen, son incorporables y asimilables. La democracia es totalitaria.
Esto no quita las simpatías y coincidencias, pero en cuanto buscamos la anarquía estamos solos, somos una minoría y, ante la profundidad y dimensión de la cuestión social, estamos enfrentados. Asumimos una posición sectaria.

La cuestión ecológica

Consideramos al problema de la explotación del hombre por el hombre una cuestión central. No somos animalistas, más aún cuando la mayoría de la humanidad se encuentra en peores condiciones que los animales. El hombre es un animal pero un animal humano, diferencia que lo hace superior a las otras especies. No queremos zoológicos, pero ante todo, no queremos cárceles.
Al parecer el anarquismo (como movimiento) da para todo, hasta para hacer de la compasión por los animales una cuestión de principios y, ante el hambre, la desnutrición, los que se alimentan en los basurales, plantear no comer animales. Respetar la vida de ratas y parásitos, no dar un paso por no matar insectos, ser como las plantas, no consumir vida, vegetar... Y lo justifican: fuerzan la naturaleza omnívora o dice que la carne es mala, mito que huele a prejuicio cristiano... No son solo los “Mc Donals” los que nos venden “carne podrida”...
Ante la gravedad de la realidad estas cosas van perdiendo simpatía.
Los problemas ecológicos actuales, la contaminación y destrucción, irreversible o no, no los generó la humanidad, como nos dicen, sino la clase que la esclaviza hasta hoy. Quienes están dispuestos a someter y masacrar a los seres humanos también lo harán con el medio ambiente.
Pero a la hora de sobrevivir del sistema, en los tires y aflojes de cadena, ante las amenazas reales o potenciales de peligrar su situación de privilegio, los burgueses toman medidas de autoprotección: nos piden que les cuidemos el planeta, planeta que ellos arrasaron. ¡Como si se preocuparan por la vida que no sea la de ellos!
Una lucha ecológica, por más o menos belicosa que sea, desentendida de la revolución social que arrase con la civilización burguesa termina acercándose a las instituciones verdes, prefecturas cuidando ballenas, policías ecológicas, guardabosques... Terminaremos siendo jardineros voluntarios de los poderosos.
De las cenizas de todo esto van a crecer más sabrosos los frutos.

La cuestión del género

Como, sin negar los conflictos y problemas, no hacemos de la cosa una cuestión de especies (animales vs. humanos), tampoco hacemos una cuestión de géneros (hombres vs. mujeres), sino una cuestión de clases (las privilegiadas vs. las oprimidas y explotadas), esto ajeno al fatalismo de la “lucha de clases”, pero que buscamos encausar, desde y hacia, una cuestión de principios: los partidarios de la libertad contra los de la autoridad, lucha que buscamos sea fatal.
Las jerarquías y supremacías sociales, se establecen desde su epicentro el Estado, o la forma que revista, y son ellas las que constituyen el sostén del Poder, institución y mentalidad, totalidad que apuntamos destruir.
La tendencia del feminismo, incluido la del llamado anarco-feminismo, es caer en reivindicar formas sociales autoritarias por el hecho de que mujeres tengan participación activa (hasta el matriarcado, forma social que nunca existió).
El machismo, la supremacía del hombre sobre la mujer, tiene su origen en la sociedad dividida en castas. Aquí cabe decir algo sobre la consigna principal del feminismo: “la diferencia sexual no es el destino necesario de funciones sociales (división sexual del trabajo)”. La diferencia sexual es el destino bajo ciertas condiciones. Cuando la guerra era un medio destacado de control demográfico, control social y expansión territorial y, cuando la tecnología de guerra consistía principalmente en primitivas armas de mano, los estilos de vida machista estaban necesariamente en asenso. Hoy cuando las tecnologías de guerra y represión (como así también las de producción) no dependen de la fuerza muscular la tendencia machista está descendiendo. Mujeres son policías, carceleras, militares, hasta... torturadoras. La democracia es totalitaria: no discrimina géneros, ni razas, ni religión... ni ideologías; hay urnas y tumbas para todos.
La reivindicación de igualdad de oportunidades para ambos sexos, sin la supresión de la autoridad y la propiedad, es oxigenar a las Fortabat, las Perón, las De Noble, las Carrió... El feminismo también tiene tendencia fascista.
Reinas, monjas, presidentas, diputadas, abanderadas de los pobres, burguesas, torturadoras: estamos contra ellas.
Trabajadoras, esclavizadas, oprimidas, revolucionarias, compañeras: la Revolución Social es de TODOS para TODOS.

La cuestión nacional

Tampoco hacemos de la cosa una cuestión de naciones (colonia vs. imperio) ni nacional-cultural (pueblo originario vs. occidente) .
Decimos con Bakunin que todo Estado es imperialista en la medida de sus posibilidades y que éste es el resultado del saqueo y del dominio.
El hecho de que sea hoy la Unión Europea el Estado más poderoso del mundo, más criminal incluso, por ser el “cajero de la carnicería”, que el Estado norteamericano, es porque tuvo las posibilidades de serlo. No hubiese sido muy diferente si el privilegio lo hubiese tenido el Estado azteca, el inca u otro, si hubiesen sido ellos los que conquistaran Europa, como conquistaron a los pueblos cercanos y mantenían millares de esclavos.
Ante la esclavitud, los monarcas y los sacrificios humanos sistematizados que existían en América la reivindicación del “último día de libertad” (11/10) resulta tan lamentable como la del genocidio conquistador.
No es una cuestión de culturas, ni de religiones más “próximas a la naturaleza” que otras, es una cuestión de poder y de su desarrollo. Y por desarrollo es que en toda religión está en germen el Papa, como en todo nacionalismo lo está el Estado.
Así la o las divinidades serán más o menos crueles y sanguinarias en la medida de poder ser cruel y sanguinario del Estado o las castas dirigentes. La Pacha mama resulta más simpática que el Padre Dios cristiano.
Los conflictos existen y nos solidarizamos con las rebeliones, éstas, mientras más salvajes más dignidad expresan y, en su radicalidad y continuidad, está la posibilidad revolucionaria. Pero nos diferencian las reivindicaciones y justificaciones que se levantan como bandera.
La tierra es una necesidad y está ahí, pero debemos apuntar a que la tierra debe ser de todos: ni propiedad de burgueses ni de “pueblos originarios”; los derechos de herencia justifican cualquier cosa.
En cambio todos tienen derecho a acceder a todo, recursos y riquezas (acceso que no todos van a consentir), por derecho natural, no por pertenecer a una nación conquistada.
No debemos buscar la legitimidad en el pasado sino en el presente, como la libertad debemos buscarla en el final y no en el principio de la historia.

La cuestión del trabajo

El trabajo no dignifica, como mucho gratifica, el trabajo libre, el otro esclaviza y denigra. Lo que dignifica es la rebelión y la revolución.
El salario es la forma moderna de esclavitud y la reivindicación de “trabajo digno” es la misma que le de “políticos honestos” o la de “buenos policías”.
El sector de los trabajadores está siendo reducido por la tecnología al servicio del privilegio y, para su servicio y necesidad mantienen a los que quedan. A su servicio, también, las posiciones cada vez más conservadoras... Para el resto: la caridad y la limosna, para quien no se conforma: la cárcel.
Entendemos y compartimos la necesidad de subsistencia; los planes, el trabajo, las fabricas cooperativizadas, las huertas comunitarias, los comedores, los “hornos autogestionados”, pero debemos insistir en que son eso: subsistencia compulsiva y convivencia sostenedora del privilegio; insistir en que no hay nada que producir, sino todo por tomar.
La necesidad de subsistencia está más allá, pero hacer de la limitación e impotencia una bandera de lucha es condenarnos a lo establecido; lo que postula el llamado situasionismo.

Anarquía o policía: esa es la cuestión

El anarquismo levanta el concepto más amplio de libertad que el ser humano haya impulsado hasta hoy en su historia, por el resto se trata de matices policiales, que, en la circunstancia, se juntarán contra nosotros.
El Poder hace todo lo posible por anularnos como propuesta revolucionaria de alternativa social, alternativa que se reduce, y el Poder lo sabe, a lo que plantemos los anarquistas. Para esto tratan de hermanarnos con cuanta corriente liberal o progresista aparezca, como nos quieren hermanar con el marxismo o con el “poder popular”, y como nunca faltan elementos o agentes, interesados o que se presten, desde ambiciones o limitaciones, terminan confundiendo todo y haciendo que el anarquismo, como movimiento, dé para cualquier cosa. La tabla rasa hay que hacerla primero con todo esto.
Apuntamos a destruir la fuente de trabajo, de opresión y de contaminación, la burguesía y sus fuerzas, y a apoderarnos de las riquezas que acaparan. Y a esto debe apuntar nuestra propaganda y agitación. Que la Revolución Social es la gran conflagración que dará a la humanidad la posibilidad de dimensiones de dignidad inimaginables...

A.G.


CAPARRÓS: EL AGENTE Y SUS ALCAHUETES VOLVER

Una novela fácil, un periodista entrometido y los cotilleos de los “anarquistas”

Estas reflexiones vienen de personas y realidades con recorridos diferentes entre ellos, ideas y prácticas a veces lejanas, que no tienen una “corriente” o “posición” que defender más que otra. Las críticas que siguen no tienen como objeto una particular “área”, sino más bien complicidades en un método insulso que han permitido transformar la vida de una compañera en un horrible cotilleo. Nos importa hacer notar este aspecto porque queremos que la cuestión sea afrontada, no digamos con serenidad, porque serenos no estamos, pero por lo menos de manera lúcida y honesta; para eliminar antes ese usual y predecible refugiarse en esquemas preconstituidos que sirven sólo a quien quiere substraerse de la “sustancia” de la critica, falsificando el sentido real y reduciéndolas como una competición que existe sólo en la cabeza de quien tiene algún interés político o particular que defender.
Fue el 11 de julio del 1998 cuando María Soledad Rosas se ahorcó en la casa en la cual estaba en detención domiciliar. Pocos meses antes, el 28 de marzo, también Edoardo Massari, “Baleno”, su compañero y acusado con ella, fue encontrado ahorcado en su celda de la cárcel “Le Vallette” de Turín. Los dos, junto a Silvano Pelissero, estaban acusados de haber obstaculizado con algunos atentados en Val Susa ese proyecto de muerte y destrucción llamado Tren de Alta Velocidad (T.A.V.)
Toda la historia es ya bastante conocida, por eso no nos detendremos con ella, pensando que quien tiene estas hojas entre las manos no la haya olvidado. Sin duda nos hubiera gustado hablar de esta historia de otra manera, son muchos los aspectos que merecerían atención: la Alta Velocidad que todavía amenaza el valle de Susa, la oposición y la resistencia de los habitantes que continua, así como continúa en vivir la pasión de Edo y Sole de ser enemigos de un mundo que considera hombres y territorios nada más que obstáculos para la acumulación del capital.
Pero la razón que nos ha hecho volver a este argumento es, a pesar nuestro, de otra naturaleza: consiste en la reciente publicación, en Argentina, de una biografía-novela sobre Soledad, y todavía más en el hecho que tal publicación ha sido posible gracias a la colaboración de algunas personas que, aquí en Italia, han hospedado al autor-periodista, le han acompañado y le han dado todas las informaciones e indiscreciones que esta operación necesitaba.
No hablaremos mucho del contenido de este libro. Daremos sólo alguna noticia que permita entender a quien no tiene la posibilidad de leerlo (por suerte es disponible sólo en español y esperamos que nadie tenga la pésima idea de distribuirlo y menos aún de publicarlo en otras lenguas, las siguientes líneas explicarán las razones).
El autor del texto es un tal Martín Caparrós, conocido periodista argentino, ex-director de muchas revistas mensuales sobre varios argumentos, autor de muchos cuentos, ensayos, novelas, etc... Un famoso periodista de izquierda, nada más -y no nos interesa saber más.
El título del libro en cuestión, Amor y anarquía, es un título de una novelita fácil e interesante, que refleja bien la manera con la que ha sido escrita, capaz de atraer lectores que buscan una mezcla de amor, malestar juvenil, trasgresión y alguna lágrima. El segundo título La vida urgente de Soledad Rosas 1974-1998, deja entender que en este libro se habla de una vida de verdad, la de Sole, heroína involuntaria de esta biografía-novela, y junto a ella nos cuentan Baleno, Silvano y muchos de los otros compañeros con los cuales ha convivido sus pocos meses en Italia, muchos de los cuales, no obstante estén vivos, igualmente involuntarios protagonistas de esta notoriedad.
¿Qué mueve a Caparrós? Su intención declarada es la de entender y explicar a su gran público cómo puede suceder que la hija de una familia bien de Buenos Aires acabe su vida ahorcada en las cercanías de Turín, “acusada de ser la terrorista más peligrosa de Italia”. Y es para explicar este “misterio” que se documenta -y documenta sus lectores- sobre cómo iba Soledad en la escuela, sobre su relación con la familia, sobre cómo perdió su virginidad (¿no lo creéis?, Caparrós cuenta con quién, dónde, cuándo, y el todo con un interés particular). Con esa paciencia infinita que distinguen sólo cronistas y policías, acumula información e información, encuentra viejos amigos, novios abandonados, familiares y mozos de las cuadras. Charla amablemente con todos, entrevista a quien está dispuesto a ser entrevistado -y anota todo, implacable. Cada detalle viene destripado, cada cotilleo capta su interés, busca conscientemente los aspectos más picantes de cada historia contada. Y en Turín halla la horma de su zapato, gente dispuesta a contarle todo lo que sabe, con quien Sole ha hecho el amor una noche, qué hacía para encontrar dinero y con quién...; gente dispuesta a acompañar a este periodista hasta los padres de Baleno, demostrándoles que de él se podían fiar. No hubiéramos pensado nunca de hablar de un libro de esta manera, pero es así; el volumen de Caparrós es morboso, morboso en el modo más fastidioso y vulgar.
A diferencia, al parecer, de sus informadores, hasta el mismo Caparrós hace ver a veces que respeta la vida de Sole, se pregunta: ¿es justo lo que estoy haciendo? ¿Es justo contar todo esto de Soledad, destripar su vida más intima y reservada? Naturalmente, se contesta que sí. Claro, hay que entender a fondo la vida del personaje, ese sucedáneo mercantil de la vida real, donde la realidad viene triturada en su representación.
Dice en un pasaje, cuando empieza a utilizar las interceptaciones de la policía: “Me pregunto -y me lo he preguntado muchas veces- si es legítimo usar este material. Soledad, un mes después, escribió a Edoardo lo horrible que le había parecido “saber que esos bastardos habían escuchado todas nuestras conversaciones”. Dijo que esto la hacía sentirse “contaminada, sucia”: no dijo “violada”, pero hubiera podido decirlo. He dudado. Pero al final me he dicho: lo usaré, porque me parece una manera sin igual de acercarse a Soledad y a Edoardo en esos últimos días (...)”.
Lo que nos hace escribir estas palabras no es una voluntad de análisis crítica del libro de Caparrós. Este escuálido periodista no nos interesa en absoluto. Hace su trabajo, tritura personas, hombres y mujeres, transformándolos en personajes de comedia, tragedia, etc. Y lo hace bien, al parecer, ya que su libro tiene un gran éxito en Argentina.
Estas palabras nacen en primer lugar de la repugnancia, inmediata, que ha trastornado varios compañeros al leer la vida de Sole convertida en carne de best-seller con la colaboración y el beneplácito de quienes han sido sus mismos compañeros, los que en algunos momentos han estado junto a ella (alguno de ellos, claro).
Será que somos demasiado sensibles, a lo mejor; pero no comprendemos cómo esta operación no pueda provocar de manera instintiva rabia, repugnancia, tristeza en aquellos para los que realmente creen importante la vida de sus compañeros de lucha y vida, su integridad y sinceridad como sus debilidades y contradicciones, y el sentimiento de desconcierto al verla reducida como carne de matadero.
No hablemos, después, de lo desleal (por no decir algo peor) que es, evidentemente, dar información detallada sobre terceras personas que lo mismo no tenían ningunas ganas de hacer saber al mundo entero su vida privada. O hacer públicas cartas personales escritas a personas que no han sido consultadas. O, todavía, publicar diálogos domésticos y peleas cotidianas tomadas de interceptaciones ambientales, de las que Sole misma había declarado que se sentía “ensuciada”, “contaminada” por su indiscreción.
¿Por qué todo esto? ¿Con qué coraje? Lo que nos hace enfadar es la inescrutabilidad de las razones de tal operación, no las del periodista que son muy claras, que puede empujar a contar a un desconocido, además periodista, los hechos, las aventuras, los amores, las cosas más íntimas y personales de alguien, además amigo y compañero, que no tiene la posibilidad de decidir si tiene ganas o no de ver su propia vida transformada en mercancía de carnecería -¿quien se acuerda de las asaduras a los periodistas?.
En realidad, detrás de la aparente ausencia de razones para colaborar a tal porquería, pueden esconderse motivos que tienen un sentido, por miserable y fraudulento que sea. De este aspecto un motivo plausible para prestarse a tal operación podría ser muy banalmente de tipo político-mafioso: barrer para dentro. Y así una experiencia humana tan intensa y trágica, puede convertirse para alguien en una ocasión para obtener un poco de fama en el mundo, para ver la defensa del propio “movimiento” y de la propia ideología convertirse en un verdadero best-seller. Es una hipótesis.
Pero, a nuestro parecer, aunque si alguna de estas ventajas miserables pueden haber tenido su peso, la cuestión central de tal operación y el hecho de que no se trate, por desgracia, de un episodio aislado, es todavía otra. Deriva de la difundida interiorización de la mediación de las imágenes en las relaciones sociales e individuales, con el triunfo del espectáculo como cambio continuo de la vida real en su representación. Que una persona con noventa años, al final de su vida, viva de recuerdos y representaciones de su vida, es triste pero comprensible. Que una organización social interna viva reduciendo sus miembros en pos de un espectáculo fundado en la enajenación y separación de los seres humanos de su propia actividad, de la naturaleza y de ellos mismos, es síntoma de una decadencia que se querría eterna; lo sabemos. Pero que también entre individuos, amigos, compañeros, hasta entre las fuerzas que se declaran enemigas de este espectáculo, haya una tal aceptación sin reservas del modelo mercantil hasta llegar a defender la expoliación de los propios compañeros y de ellos mismos, para favorecer la representación espectacular, significa que algo no va bien.
Nos parece por otra parte que es el mismo mecanismo que hace que en las manifestaciones, últimamente, haya casi la mitad de los participantes que se echa a la calle para fotografiar, hacer películas, tomar imágenes. Además de las consecuencias a nivel represivo que todos conocen, destaca el fenómeno por el cual no se hace algo por la voluntad, el interés o el gusto de hacerlo, sino que se hace algo para poderlo representar. Y así el cambio se ha cumplido, la realidad no es más que el atributo de su representación. Sería lo mismo evitar de vivir, basta la imagen de una vida que ya no es más que un fastidioso peso de administrar.
En relación con la realización técnica del libro, no sabemos con precisión, el modo con el que este periodista ha venido a conocer la vida de Soledad, sino por lo que él mismo afirma en su libro, y lo referimos textualmente:
“Quiero agradecer por la ayuda dada a este libro: sobre todo la familia Rosas: Marta, Gabriela, Luis, que me han abierto sus puertas y las de Soledad. Rodolfo González Arzac, periodista, que me ha ayudado en muchas de las entrevistas en Buenos Aires. Tobia Imperato, histórico anárquico turinés, que ha honrado su idea y me ha proporcionado todo su material. Luca, Bruno, Ita Primavera, Mario Skizzo, Pipero y los otros okupas de Turín, tan acogedores. Silvano Pelissero, que me ha recibido en su prisión rural. Guillermo Piro, que me ha ayudado a superar las dificultades del italiano. Christian Ferrer, mi maestro anárquico. Todos aquellos que han hablado a este libro.”
Otros “confidentes” vienen citados en el interior del texto, aunque no son después citados en los agradecimientos. No tenemos de momento otras noticias al respecto, ni sabemos lo que piensen muchas de las personas citadas (aparte aquellos que en diferentes ocasiones han defendido el libro y han escogido de difundirlo en Italia). Por otra parte lo que nos urge afrontar y criticar es una cuestión de método general -de una deslealtad aún más vil porque hecha contra quien no puede decir nada- y no tanto la búsqueda de las responsabilidades personales -al menos en esta sede.
De todos modos, que este periodista se haya presentado como un compañero, ávido defensor de la memoria de Soledad, engañando a sus inocentes informadores, o que se haya declarado, como es, el hambriento cronista en busca de un cadáver a seccionar que le han servido con abundancia de particulares, las cosas no cambian. Dicho de otro modo, que éste haya engañado a dementes o haya encontrado cómplices partícipes, es lo mismo. No somos un tribunal, la buena o mala fe no nos importa (imbéciles y mentecatos son igualmente peligrosos). Por otra parte, en este caso no hemos conocido ninguna rectificación de parte de los citados informadores (en otros casos tan tempestivas). Al contrario. Las únicas palabras pronunciadas públicamente al respecto han sido de aprecio de tal libro como correcto y verídico.
Si se trata de verdad o mentira no nos interesa, no es ésta la cuestión.
A nosotros todo esto nos parece una locura. La deslealtad de esto nos parece de tal evidencia que solo la aceptación de la infamia de estos tiempos miserables puede hacer que esto se admita con una encogida de hombros. Estos métodos no pueden ser admitidos. A estos informadores hay que decirlos, desde todos los sitios, que se tienen que dedicar a lo suyo; que hablen de ellos mismos.
Pero por lo menos entre los que se interesan de la propia dignidad no es admisible que las propias vidas, nuestras vidas, hoy o mañana, puedan convertirse en carne de matadero gracias a las maniobras del primer político de café o imbécil de turno. Nos parece, verdaderamente, que esto es lo mínimo que hay que defender.

Turín, Italia, 3 diciembre 2003


LA BURGUESÍA Y LOS INTELECTUALES VOLVER

En estos tiempos en que innumerables estudios críticos sobre los medios de comunicación nos alertan sobre la construcción de subjetividades y sobre su función como agentes que vehiculizan la visión del mundo de la burguesía, de sus normas y su moral, grandes sectores de la sociedad y de la izquierda suelen adherir conciente o inconcientemente a los enfoques de índole ideológico, económico, político y social que la burguesía imparte desde una diversidad de medios. Últimamente los temas que los representantes intelectuales de la burguesía han venido instalando en esta región no sólo tienen como objetivo ocultar el proyecto neoliberal, sino también fortalecer y legitimar el régimen Democrático burgués.
El proyecto de flexibilización laboral que fue y es aun implementado con un fuerte discurso de los representantes intelectuales de la burguesía neoliberal y con el consenso de lo aparatos hegemónicos de la burguesía, como lo es la CGT, parece haber cumplido con su cometido, cosa que lo reflejan implícita y estratégicamente las nuevas denuncias sobre las coimas en el senado. Según el discurso del orden, las coimas condujeron, entre otras cosas, a la aprobación de las leyes de flexibilización laboral. Desde una posición alerta, el discurso del orden manifiesta implícitamente la apertura a un nuevo proyecto neoliberal que guardaría seguramente relación con el ALCA. También desde la postura del orden, lo que se persigue es nuevamente ocultar la relación clase burguesa-Estado, es decir, colocar al Estado como un aparato autónomo en los intereses ideológicos, políticos y económicos de la burguesía, ya sea nacional como internacional.
Por otra parte, el discurso del orden construye en el sentido común de la mayoría de los sujetos que integran esta sociedad, esa impresión de que las leyes de flexibilización laboral no fueron un proyecto elaborado por los representantes intelectuales de la burguesía nacional e internacional en consenso, sino que ha sido el producto de los “malos políticos corruptos”. De esta manera lo que la mayoría de las personas cuestiona no son las instituciones, el Estado, la clase parasitaria, explotadora, sino a los político profesionales que son considerados como “clase” autónoma de la burguesía.
La nueva conducción de la burguesía -entre los cuales figura Kirchner-, al igual que las anteriores, ha venido ocultando el proyecto neoliberal que comienza a implementarse en la década del los ‘70. También ha construido principalmente, mediante los medios de comunicación, ese pensamiento de que lo viejo -el llamado menemismo y la Alianza- fue el fracaso, lo malo, lo corrupto y que la nueva conducción de la burguesía es lo nuevo, es el progreso, la justicia y el orden. Esto puede constatarse en el sondeo que la CEOP realizó para Clarín:
“Un dato saliente que arroja el sondeo, no sólo es que para el 64 por ciento de los encuestados 2003 fue un año positivo, sino que sólo el 6 por ciento lo consideró negativo.
La misma tendencia se observa en las expectativas para 2004: el 79 por ciento tiene más esperanzas y apenas el 2,6 por ciento tiene menos expectativas que en 2003.
Casi el 65 por ciento cree que su situación personal va a mejorar, mientras que menos del 4 por ciento considera que va a empeorar. En ese sentido la mitad de los encuestados esta seguro que no van a perder su empleo y el 36 por ciento cree que va a ganar más dinero que en 2003.
De acuerdo a las encuestas del CEOP expectativas similares están puestas en la ansiada reactivación económica del país.
Todo eso se enmarca en una imagen positiva de Kirchner con niveles altísimos (casi el 90 por ciento, cuando tras las elecciones del 27 de abril era del 40 por ciento) y un fuerte nivel de apoyo a la gestión del gobierno nacional en su conjunto, ya que sólo el 3,5 por ciento manifiesta estar en contra.” (Clarín 28/12/03)
Más allá de que las encuestas persiguen determinados objetivos y que los números puedan ser manipulados, aquello que dice la cita puede constatarse si interrogáramos al sentido común de la gente que es construido socialmente.
Por último, en claro debe quedar que la crítica que venimos esbozando no se limita al nuevo modelo de dominación de la burguesía neoliberal, porque ello significaría adherir y legitimar a otros patrones de dominación como puede ser el modelo Keynesiano. Si en este modelo, grandes sectores de la sociedad empiezan a “gozar” de aquello que otrora era exclusividad de las capas medias y altas, por ejemplo vacaciones, teléfonos, acceso a la universidad, etcétera, ello se debe a un contexto de economía cerrada y manifiesta el patrón de dominación material para que todas las capas de la sociedad adhieran a los intereses económicos, políticos e ideológicos de la burguesía nacional.
Desde nuestra postura comunista anarquista consideramos con urgencia, según nuestras capacidades y limitaciones, teorizar, develar, criticar, no sólo los diferentes modelos de dominación que la burguesía fue adaptando en el curso de su historia, sino también criticar y destruir tres mitos que en nuestra opinión sirven de sostén del mundo burgués que son: el trabajo, la neutralidad ideológica, y el respeto a la cultura. Destruidos dichos mitos en la conciencia social abriremos paso a ese pensamiento que ha abrazado desde sus orígenes la humanidad y que Bakunin nos recuerda: “Al buscar lo imposible siempre el hombre ha realizado y reconocido lo posible, y aquellos que sabiamente se han limitado a lo que les parecía que era lo posible jamás han dado un paso adelante”. He aquí el deseo de vivir en libertad, es decir, en una sociedad sin clase, sin Estado, en el comunismo anarquista.

Luis A. - Sociedad de Resistencia


ME DICEN VOLVER

Me dicen que:
no tengo manos
no tengo ojos
no tengo pies
que estoy aquí inmovilizada,
que mi voluntad no vale,
no me dejan mover,
me alejan de mis afectos
me separan de mi mundo
tapan mi boca
y mis gritos son silenciosos
quieren imponerme costumbres
vocabularios
me cambian el nombre de las cosas
en nombre de la justicia
me hacen ver injusticias a diario
humillaciones cotidianas
templan mi espíritu,
me dicen que no existo
y otros deciden por mí
Pero a mis manos atadas
les regalo creatividad
los ojos los suplo con mi luz interior
y no necesito pies para volar
A mis afectos lejanos
los dibujo dentro de mío
jamás inmovilizarán mi espíritu
no necesito gritos para que me oigan
que subestimo a los que intentan bajar mi cabeza
y minar mi fortaleza
porque carecen de inteligencia
para comprender que el ser humano
es superior, irrepetible
y el que intente subestimarlo
desciende un grado
de civilización importante.

Ana María M.
Correccional de Mujeres N° 3
Cárcel de Ezeiza


TODO PODER ES VULNERABLE VOLVER

ESTALLAN DOS ARTEFACTOS CASEROS CERCA DE LA CASA DEL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN EUROPEA EN BOLONIA
Italia: la policía apunta a grupos anarquistas

ROMA.- Dos pequeñas bombas de fabricación casera hicieron explosión el domingo por la noche cerca del domicilio del presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, en la norteña ciudad italiana de Bolonia, informó la policía.
Prodi no se encontraba en su domicilio en ese momento, nadie resultó herido y no hubo daños materiales. Expertos en explosivos agregaron que desactivaron un tercer artefacto.
El jefe de la Policía de Bolonia, Marcello Fulvio, señaló que las investigaciones iniciales apuntan a grupos anarquistas, que perseguían como objetivos a los policías que custodiaban la casa más que al propio político.

Una práctica ‘habitual’ de los anarquistas

El diario ‘Corriere della Sera’ indicó que los rudimentarios artefactos fueron hechos con ollas de presión llenas con explosivos.
Varias paquetes bomba fueron enviados en octubre a las estaciones de los carabineros y una de ellas hirió a un policía al explotarle en la manos.

Extraído del diario El Mundo, España. 27/12/2003

SEGUNDO ATENTADO EN MENOS DE UNA SEMANA
Prodi sale ileso de la explosión de un paquete bomba que ha abierto él mismo en su casa de Bolonia

ROMA.- El presidente de la Comisión europea, Romano Prodi, ha salido ileso de la explosión de un libro bomba que ha abierto él mismo en su domicilio de Bolonia (norte de Italia). La obra era ‘Il Piacere’ (El Placer) del escritor italiano Gabriele D’Annunzio.
En el interior del libro, camuflado como un regalo navideño, había escondida una cierta cantidad de pólvora que ardió al entrar en funcionamiento un mecanismo eléctrico conectado a una pila, aunque la llamarada no provocó heridas a Prodi.
El paquete había sido entregado en el domicilio de Prodi en Bolonia hace unos días, pero hasta el sábado no lo había abierto.
El propio Prodi ha explicado que se encontraba en casa con su esposa y un grupo de familiares y colaboradores revisando la correspondencia de los últimos días, cuando abrió un paquete con un libro “y se produjo una gran llamarada”, que dañó algunos muebles y una alfombra en la habitación.
Entre otros detalles, Prodi explicó que el paquete con el libro iba dirigido a su mujer con el matasellos de Bolonia de el pasado día 22 de diciembre y con el domicilio de una inexistente asociación cultural en una plaza cercana, aunque el envío había sido entregado en su domicilio.

Federación Anárquica Informal

El responsable del Ejecutivo europeo ya había sido objeto de un atentado el pasado lunes, con la explosión de dos artefactos de fabricación casera durante la noche en unos contenedores de basura cerca del domicilio de Prodi, en pleno centro histórico de Bolonia, sin causar víctimas.
El atentado fue reivindicado por un grupo anarquista, una autodenominada Federación Anárquica Informal (FAI), que integra a cinco grupos de esta orientación.
En un documento, enviado al diario romano ‘La Repubblica’, la FAI calificaba al jefe del Ejecutivo europeo como “uno de los burócratas representantes del nuevo orden europeo” y se anunciaba el inicio de una campaña contra la futura Constitución europea, que consolida -aseguran- la “política represiva” de los estados de la UE a través de instrumentos como las Fuerzas de seguridad y las prisiones.
Dentro de los grupos integrados en la FAI figura la Célula contra el Capital, la Cárcel, los Carceleros y sus Celdas, conocido como ‘Las cinco C’, que en los últimos años ha realizado atentados contra intereses españoles en Italia, como la sede del colegio español Liceo Cervantes de Roma y las oficinas de la compañía Iberia, en apoyo a las “reivindicaciones” de los presos sometidos en España al régimen especial.

Extraído del diario El Mundo, España. 28 /12/2003

ATENTADOS CON CARTAS BOMBA CONTRA PARLAMENTARIOS EUROPEOS
Crearon un comando especial para combatir los ataques de grupos anarquistas

Dos explotaron sin causar víctimas. Y otra fue desactivada por la policía.

El terror llega ahora a Europa en sobres por correo y tiene como principal objetivo a los funcionarios de la Unión Europea (UE). Ayer, un paquete dirigido al presidente del Partido Popular Europeo, Hans-Gert Poettering, explotó en el Parlamento comunitario. Otro, enviado al eurodiputado británico Gary Titley, se incendió cuando lo abrió una de sus secretarias, mientras que la policía interceptó un tercer envío dirigido al europarlamentario español, José Ignacio Salafranca.
Frente a estos hechos, las autoridades de la UE decidieron crear una “task force” o grupo especial para luchar contra lo que llaman el “fenómeno anarco-insurreccional”, que estará formado por especialistas de los distintos países que integran la Unión Europea.
El primero en estallar ayer fue el dirigido al alemán Hans-Gert Poettering. Sucedió cuando su secretaria lo abrió en el despacho. La mujer no sufrió heridas y los daños sólo fueron materiales.
En el caso de Salafranca fue también su secretaria la que recibió el paquete bomba. Pero esta vez sospechó de su contenido y, después de examinarlo, lo remitió a los servicios de inspección del Parlamento, que “confirmaron la similitud” con el primero, según indicó un vocero.
Ambos paquetes fueron enviados desde Bolonia el 22 de diciembre, días antes de que la fiscalía de la ciudad italiana decidiera paralizar todos los paquetes que tuvieran como destino las instituciones europeas.
La carta dirigida al británico Titley, líder de los laboristas, se incendió al ser abierta por su secretaria en su oficina de Radcliffe, en las afueras de Manchester, cuando el eurodiputado no estaba en su despacho. El estallido le causó heridas a su asistente.
Los paquetes bomba no son los primeros que reciben algunos funcionarios de la Unión Europea. A fines de diciembre, Romano Prodi -presidente de la Comisión Europea- y Jean Claude Trichet-presidente del Banco Central Europeo- fueron el blanco de este tipo de envíos. También recibieron artefactos explosivos en las sedes de la policía comunitaria, la Europol, y de la Justicia, la Eurojust, en La Haya.
Las autoridades europeas han pedido a sus funcionarios precaución, ya que ahora están abriendo paquetes atrasados que recibieron durante las vacaciones de Navidad.
Después del atentado contra Prodi del 27 de diciembre pasado, la Federación Anárquica Informal (FAI), un grupo anarquista que integra a cinco subgrupos, reivindicó el atentado. En un documento enviado al diario romano “La Repubblica”, la FAI calificaba a Prodi como “uno de los burócratas representantes del nuevo orden europeo” y anunciaba el inicio de una campaña contra la futura Constitución europea, que consolida -aseguran- la “política represiva” de los estados de la UE a través de instrumentos como las fuerzas de seguridad y las prisiones.

Extraído del diario Clarín, 6/1/2004


REIVINDICACIÓN DEL PRIMER ATENTADO CONTRA PRODI VOLVER

CARTA ABIERTA DE LA FEDERACIÓN ANARQUISTA INFORMAL

Mientras prosigue a grandes pasos la consolidación de la Unión Europea que suma las infamias de las elecciones políticas, económicas, militares/represivas de cada uno de los Estados, mientras se aproxima la aprobación de una constitución europea que legitima la reorganización de las políticas de dominio del viejo continente damos inicio a la primera campaña de lucha de la Federación Anarquista Informal.
No podíamos privarnos del placer de criticar activamente el semestre de presidencia italiana de la Unión Europea que se dirige a concluir, conscientes de que más allá de la retórica oficial, las decisiones ratificadas en estos meses serán precursoras de posteriores prácticas de explotación y dominio.
En la futura fortaleza Europa, donde los únicos confines mantenidos y defendidos con las armas serán aquellos entre explotados y explotadores, a los acuerdos de mercado y a la militarización del territorio continuaremos oponiendo el libre acuerdo entre cuantos se activan para combatir el dominio, demostrando que luchar no solo es posible, sino necesario. Hoy hemos golpeado aparatos de control/represivos y protagonistas de la escenificación democrática que serán figuras e instituciones fundamentales del nuevo orden europeo:
- las diversas policías, en el futuro flanqueadas por el ejército europeo en constitución, además de las tradicionales tareas de represión interna, tienen la misión fundamental de filtrar la enorme masa de pobres que se amontona en las fronteras de la fortaleza Europa, dejando pasar sólo la mano de obra necesaria para los patrones y reservando a los otros un régimen de explotación en los países de origen.
- un sistema carcelario cada vez más amplio y difuso consolida su papel principal en la represión, constituyendo el último baluarte en la defensa del status quo, cuando sueldos de hambre y los últimos avances del Estado social no bastan para encauzar la rabia de los explotados.
- burócratas y políticos solícitos en elaborar y promover los ajustes de ruta del sistema, funcionales para la supervivencia del mismo.

Las acciones hoy efectuadas, como aquellas que seguirán, utilizan técnicas, tiempos y modalidades dirigidas a excluir la posibilidad de dañar inocentes.
Continuaremos manifestando nuestro odio irreducible contra el Estado y el capital y nuestro amor incondicional por un mundo libre del dominio del hombre sobre el hombre y del hombre sobre la naturaleza.
Ni los últimos ni los únicos, vemos crecer en las calles de todas partes, de día y de noche, la misma tensión destructiva/constructiva por un mundo mejor. En Génova y Salónica, esta noche por las calles de Italia, mañana en nuevos caminos a combatir las miserias del existente.

¡Atacar y destruir los responsables de la represión y la explotación!
¡Atacar y destruir cárceles, bancos, tribunales y cuarteles!
¡La revuelta es reproducible y contagiosa!
¡Guerra social contra el Estado y el Capital!

FEDERACIÓN ANARQUISTA INFORMAL

CAMPAÑA EN NAVIDAD CON LOS TUYOS
EN PASCUA DONDE QUERAMOS NOSOTROS

- Dos ollas oportunamente distanciadas y dotadas de aviso para evitar molestias a los inocentes en proximidad de la madriguera de Prodi y familia para que el cerdo sepa que se está solo iniciando la maniobra de acercamiento a él y sus semejantes. Hasta pronto.
- de Blasi, Jristoforos, Baleno, Sole, Deiana, Giuliani, Fantazzini, Ortiz viven en nuestras luchas. ¡Viva la F.A.I. ! ¡Viva la Anarquía!

FAI. Cooperativa artesana fuego y afines (ocasionalmente espectacular)

Extraído de Palabras de Guerra


QUIÉNES SOMOS VOLVER

Carta abierta al movimiento anarquista y antiautoritario

Para superar los límites de la proyectualidad individual y para experimentar las potencialidades reales de la organización informal, en nuestro caso la de una federación de grupos de acción o individuos, hemos dado vida a la Federación Anarquista Informal. Convencidos de que solo una organización carente de centro decisional, caótica y al mismo tiempo horizontal donde ningún grupo o jefecillo imponga su autoridad puede satisfacer nuestra necesidad de libertad aquí y ahora. Aspiramos a un instrumento organizativo que refleje en sí la visión de la sociedad anárquica por la que luchamos.
Instrumento organizativo, por tanto no seguir las huellas de un partido armado de vieja memoria, no una organización destinada a la búsqueda de adeptos: un instrumento, la organización informal, que se utiliza para probar la eficacia, la capacidad efectiva de aumentar la cualidad y continuidad del actuar revolucionario, instrumento organizativo de otro modo inútil y destinado a autodisolverse.
Conciliar organización y debate teórico/práctico con el anonimato de grupos/individuos es posible mediante un diálogo difundido a través de las acciones: que además de aportar su específico discurso destructivo vehiculan también otros mensajes (mediante la modalidad y los medios utilizados, objetivo comunicación) independientemente de los daños materiales. Todo esto en la conciencia de que no será seguro una minoría, por muy bien armada que esté, la que haga la revolución, pero decididos a no aplazar nuestra insurrección en espera de que todos estén listos: convencidos, hoy como siempre, que el más simple hecho directo contra las instituciones, comunica mejor que millares de palabras.

FEDERACIÓN porque amamos el sentido de ramificación difusa y horizontal: federación de grupos o individuos, mujeres y hombres, libres e iguales unidos por las prácticas de ataque al dominio, conscientes del valor del apoyo mutuo y de la solidaridad revolucionaria como instrumentos de liberación. Entendemos la federación como relaciones estables en el tiempo, pero al mismo tiempo fluidas, en continua evolución gracias a la aportación de ideas y prácticas de los nuevos grupos o individuos que decidan formar parte. Pensamos en una organización no democrática: sin asambleas plenarias, representantes, delegados o comités, carente de todos aquellos órganos que favorecen el nacimiento de líderes, el emerger de figuras carismáticas o la imposición de especialistas de la palabra.
La comunicación se basará en el debate horizontal y anónimo, producto de la práctica misma (reivindicación de las acciones) y de la difusión de teorías mediante los instrumentos informativos del movimiento, en síntesis con la eliminación de la asamblea sustituida por el debate horizontal-anónimo entre grupos/individuos comunicados a través de la práctica misma. La federación es nuestra fuerza, la fuerza de grupos/individuos que se sostienen en la acción, a través de un pacto de apoyo mutuo bien definido.

ANARQUISTA porque queremos la destrucción del Estado y del Capital para vivir en un mundo en el que “domine” la libertad y la autogestión, donde sea posible todo tipo de experimentación social que no conlleve la explotación del hombre sobre el hombre y del hombre sobre la naturaleza. Radicalmente adversos a cualquier cáncer marxista, sirena encantadora que incita a la liberación de los oprimidos pero es en realidad una máquina encantadora (engañosa) que aplasta la posibilidad de una sociedad liberada para sustituir un dominio por otro.

INFORMAL no teniendo ningún tipo de concepción vanguardista y no sintiéndonos ni siquiera parte de una iluminada minoría agente, sino queriendo simplemente vivir ahora y ya nuestro anarquismo, hemos considerado la organización informal, por tanto la informalidad, el único instrumento organizativo que pudiera protegernos de mecanismos autoritarios y burocratizantes salvaguardando nuestra independencia como grupos/individuos y garantizarnos un cierto margen de resistencia y continuidad frente al poder.
La Federación Anarquista Informal incluso poniendo en práctica la lucha armada rechaza la concepción que se basa en organizaciones monolíticas, estructuradas de manera “clásica”: bases, regulares-irregulares, clandestinidad, columnas, cuadros dirigentes, enormes necesidades de dinero.
Estructuras a nuestro parecer fácilmente vulnerables por el poder: es suficiente el clásico infiltrado o delator para hacer caer como un castillo de naipes toda la organización o gran parte de ésta. Por el contrario en una organización informal constituida por 1000 individuos o grupos que no se conocen entre ellos (antes bien, se reconocen a través de las acciones llevadas a cabo y el pacto de apoyo mutuo que les vincula) desdichados casos de infiltración o delación permanecen circunscritos al grupo concreto, sin extenderse.
Además quien forma parte de la Federación Anarquista Informal es militante a todos los efectos solo en el momento específico de la acción y de su preparación, no invierte toda la vida y proyectualidad de los compañeros, lo que permite encerrar definitivamente en el desván todo especialismo lucharmadista. Una vez arraigados el poder encontrará enormes dificultades para destruirnos.

El pacto de apoyo mutuo es el motor de la Federación Anarquista Informal y se centra en 3 puntos clave que se vuelven vinculantes en caso de que se comparta el planteamiento revolucionario anarquista antes referido, por tanto, cuando los individuos/grupos eligen convertirse en parte de la Federación Anarquista Informal:
1. SOLIDARIDAD REVOLUCIONARIA. Cada grupo de acción de la Federación Anarquista Informal se compromete a proporcionar su solidaridad revolucionaria a eventuales compañeros detenidos o clandestinos. La solidaridad se concretizará sobre todo a través de la acción armada, ataque a estructuras y hombres responsables de la detención del compañero.
No sirve la eventualidad de faltar a la solidaridad porque estaría por debajo de los principios sobre los que se basa el vivir y el sentir anárquico. Por apoyo en la represión no se entiende obviamente aquel de carácter de asistencia técnico/legal: la sociedad burguesa ofrece suficientes abogados, asistentes sociales o curas, para que los revolucionarios puedan ocuparse de otras cosas.
2. CAMPAÑAS REVOLUCIONARIAS. Cada grupo o individuo una vez iniciada una campaña de lucha a través de acciones y consiguiente comunicado será seguido de los otros grupos/individuos de la Federación Anarquista Informal según los propios tiempos y modalidad. Cada individuo/grupo puede lanzar una campaña de lucha sobre objetivos particulares simplemente “promoviendo” el proyecto mediante una o más acciones acompañadas de la firma del grupo de acción concreto al que se añade la llamada a la federación en la sigla. Si una campaña no es compartida, si se considera necesario, la crítica se concretizará a través de las acciones/comunicados que contribuirán a corregir el tiro o a ponerla en discusión.
3. COMUNICACIÓN ENTRE GRUPOS/INDIVIDUOS. Los grupos de acción de la Federación Anarquista Informal no tienen porqué conocerse entre ellos, no existe la necesidad que de otro modo se arriesgaría a ofrecer un flanco a la represión, a liderismos de los individuos y a la burocratización.
La comunicación entre grupos/individuos se da esencialmente mediante las acciones mismas y a través de los canales informativos del movimiento sin la necesidad de conocimiento recíproco.

F.A.I./Cooperativa Artesana Fuego y Afines (ocasionalmente espectacular)
F.A.I./Brigada 20 de julio
F.A.I./Células contra el Capital, la Cárcel, sus Carceleros y sus Celdas
F.A.I./Solidaridad internacional

P.S.: Toda referencia a la FAI-Federación (auto)transportistas italianos, a la FAI-Federación Anarquista Italiana y al FAI-Fondo Italiano por el Ambiente es puramente casual, nos disculpamos con los interesados.

Extraído de Palabras de Guerra,1/1/2004

En estos últimos dos meses, principalmente en Italia, la policía realizó alrededor de cincuenta allanamientos en domicilios particulares y locales del movimiento anarquista.


COMUNICADOS SOBRE LOS REGISTROS POLICIAlES EN ITALIA VOLVER

La enorme operación de la Digos (policía política italiana) desarrollada en la mañana del martes 17/02/04, ha visto implicadas a 40 personas, algunas de las cuales no tienen ni siquiera conocimiento recíproco, a pesar del delito asociativo que se les imputa y que les agrupa bajo el mismo cargo.
Lo que sigue es el resumen de algunos registros en viviendas privadas en Latina, en Roma y en el Espacio Ocupado Torre Maura.

A las 6:00 los esbirros irrumpen en las viviendas de los investigados y donde no los encuentran prosiguen la caza llegando a registrar otras casas. Se presentan con una orden de registro firmada por los ayudantes de la Fiscalía: Capaldo, Vitello, De Falco, pertenecientes a una investigación sobre una presunta asociación subversiva.
Todos los registros se caracterizan por la minuciosidad con el que se han ejecutado: la búsqueda maníaca de pruebas de indicio de los cargos ha culminado con la confiscación de material (pasquines, folletos, etc... de disponibilidad pública) perteneciente principalmente a las temáticas de la cárcel y la represión, además de agendas, libretas y direcciones.
Espectacular, singular, significativo el registro en el Spazio Occupato Torre Maura, presentida por la presencia fuera del espacio de periodistas y cámaras, confirmada por la llegada inmediata de una docena de policías, entre ellos un encapuchado, y numerosos coches camuflados de la policía para rodear el “perímetro”. A continuación, se realizará la incursión como si hubiese sido preanunciada por un teletipo con una hora de anticipación. Además de la larga permanencia de los guardias en los diversos lugares, para algunos compañeros la práctica esbirresca se ha prolongado en comisarías para la dar declaración sobre el material confiscado. Las consideraciones, sobre este enésimo hecho represivo, las postergamos hasta un próximo y más extenso comunicado.

Algunas individualidades anarquistas - Roma 17/02/04

Comunicado de algunos anarquistas viterbeses (18/02/04)

Queremos con este comunicado informar a los compañeros de la situación represiva en Viterbo. Desde hace ya años en esta triste ciudad viven algunas personas que hacen de la libertad y de la rebelión su elección de vida. La situación general es seguramente poco feliz en todas las ciudades de este inmenso mundo-cárcel, pero últimamente aquí en Viterbo se está agriando cada vez más.
El lunes 19 de enero con la habitual orden 41 TULPS fueron registradas 4 viviendas de otros tantos compañeros entre Viterbo y provincia. El pretexto era el estallido de una bomba delante del tribunal. Naturalmente el resultado de los registros ha dado negativo.
La infamia de los esbirros ha llegado sin embargo a su cima ya que una de las viviendas ha sido literalmente devastada. Acción aún más innoble si se piensa que los esbirros conocían que en aquella casa viven también niños. A pesar de eso no tuvieron escrúpulos y rompieron puertas y ventanas, destruyendo incluso los juguetes de los propios niños.
A quien esto suscitará escándalo respondemos que a nosotros no nos sorprende esta actitud. Esta es la verdadera cara de la brutalidad de los esbirros. A la semana siguiente otros tres compañeros son denunciados por vilipendio a las fuerzas armadas por un manifiesto pegado por los muros de la ciudad. El día después otro compañero es detenido con dos pasquines y registrado con el pretexto de verificar la posible posesión de armas o explosivos. Claramente el resultado del registro ha dado negativo.
Todo esto acompañado por seguimientos continuos y “concentraciones” por parte de la Digos bajo las viviendas de los compañeros.
Una simple presentación de un libro es criminalizada y durante un reparto de pasquines por la misma iniciativa un compañero es detenido y amenazado con irse si no quiere correr el riesgo de que le llenen de golpes. Naturalmente la determinación del compañero mismo hace que el reparto de pasquines prosiga.
El martes 17 bajo orden del infame fiscal Vitello, coordinado por la otra carroña Ionta, son registradas más de 40 viviendas entre Viterbo, Roma, el Abruzzo y Rieti.
Con el habitual art. 270 Bis, por delitos atribuibles a ataques contra algunas instituciones estatales, se busca criminalizar el conjunto de individuos que practican la elección precisa de la insumisión. Llegando a hacer conjeturas de tipo asociativo, querrían reducir a una estéril asociación jerárquica el conjunto de aquellos que tienen en el corazón el deseo de un mundo verdaderamente libre.
Respondemos a estos siervos que la única asociación terrorista es el Estado, formado por los hombres listos para obedecer a toda orden. Remarcamos nuestra adversidad por cualquier rol de liderazgo, conscientes de que organizaciones jerárquicas y prevaricadoras sólo pueden pertenecer a mentes de vistas miopes.
Precisamos que este comunicado no es un llanto victimista, sino es la conciencia de oponer a la extendida resignación la voluntad de rebelarse a este existente ya en putrefacción.
Por tanto, estamos ahora más que nunca convencidos, de continuar la lucha contra nuestros opresores.
¡No sueñen los diversos fiscales y esbirros pagados callar nuestras voces! ¡Mientras exista este estado de cosas, estará siempre viva y despierta nuestra determinación de combatirlo!
¡¡¡VIVA LA ANARQUIA!!!

Algunos anarquistas investigados

Extraído de Palabras de Guerra (23-2-04)

1