instrumentos6
bombo
INSTRUMENTOS DE PERCUSIÓN
EL BOMBO:

Instrumento mestizo argentino; se empleaba típicamente para acompañar la música de las pampas, desde los ritmos lentos como la zamba argentina y la milonga, hasta las chacareras, malambos y gatos.
El instrumento se fabricaba con tocones de madera escarbados y con pieles de diferentes animales.
En la actualidad se construye de hojas finas de madera de pino, cedro o nogal que después son humedecidas y enrolladas al secar, la piel de mayor uso es de bovinos con curtido básico (es decir sin rasurado ni resecado de piel), los aros se construyen de tablas resistentes de madera enrollada y los tensores son normalmente hechos de cuero  las baquetas tradicionales consisten en una baqueta recta y la otra con un ensanchamiento al final tambien forrado de piel de bovino.
A pesar de que dentro de la música andina se pueden escuchar otros tambores como acompañamiento principal de una melodía; tales como el Wankara boliviano o el Redoblante chileno, el bombo argentino se ha ganado un lugar especial en la preferencia de los músicos latinoamericanos.
En principio una de sus particularidades principales es el hecho de que el tambor está diseñado especialmente para que sus
aros sean golpeados al ejecutar los ritmos básicos sudamericanos, la piel de bovino con el pelo le da un sonido muy profundo y sordo a diferencia de otros tambores de pieles rasuradas y tensas por otros medios, su peso y tamaño son reducidos en comparación al de otros tambores, y su resonancia es profunda y potente.
En relación a esta potencia de sonido también se le llama bombo legüero, por el hecho de que, cuando se ejecuta a campo abierto, puede ser escuchado claramente a varias leguas de distancia.
En la música andina este tambor se incorporó desde la creación de los primeros grupos contemporáneos, y como parte del folklore argentino es usado para los bailes de boleadores y de los ritmos zapateados argentinos.
percusiones

PALO DE LLUVIA, MARACAS, CLAVES Y HUESOS DE FRAILE:
El Palo de Lluvia (a la extrema izquierda de la foto) es un instrumento maya que consiste en una vara de bambú a la que se le han hecho muchos orificios en donde se insertan pequeñas varas de madera que dan hacia el interior del mismo, posteriormente se rellena con conchas, arena y pedruzcos hasta aproximadamente una cuarta parte de su longitud y se obstruye el extremo por donde se rellenó.
De esta manera al invertir la posición del instrumento, la mezcla interior de objetos produce un sonido muy semejante a la lluvia al chocar con las varas interiores.
Las Maracas son muy conocidas y su origen es indeterminado, ya que en todo el planeta se han encontrado indicio del uso de sonajas hechas a su semejanza y de materiales muy diversos (al centro arriba), las que aquí nos ocupan están hechas de un fruto que en México llamamos "guaje", a este fruto de cáscara dura se le vacía el interior, se pone a secar, se rellena de preduzcos y arena, se inserta un pequeño mango, se pinta y se deja listo para su uso, esta percusión es quizá la más socorrida en la música latinoamericana pues se ha adecuado a todos los ritmos que la conforman.
Los Huesos de Fraile (extrema derecha de la imagen) es un instrumento que está hecho de una semilla de palma, que al secar tiene gran sonoridad a chocar contra otras, se la consigue  
hilada en un solo cordón, o bien, cosida a trozos de carnaza que pueden ser atados a manos y pies con el objeto de hacerlas sonar durante las danzas. Este instrumento es netamente americano y autóctono.
Las claves (al centro y abajo en la ilustración) consisten en un par de cilindros de madera (normalmente de troeno), que al ser percutidos uno sobre el otro, proveen de un sonido de golpe seco y muy sonoro que frecuentemente se usa para la marca de tiempos en la música caribeña.
Estos instrumentos se han ido introduciendo de una región a otra en América Latina y han enriquecido ritmos y melodías de toda la región.

OTRAS PERCUSIONES:

Los instrumentos de percusión que aquí mencionamos, son sólo una pequeña fracción de los que se utilizan en América Latina, por razones de espacio, solo haremos una referencia breve de algunos otros de uso común: El Wankara boliviano (gran tambor de madera y piel curtida), las Cucharas (instrumento de madera semejante a la redoba), el Güiro (instrumento hecho de guaje con muescas talladas en él y que se frota rítmicamente con una peineta metálica), la Conga (tambor hacho de tablas angostas de madera con un sólo parche de piel curtida y que se toca con las manos en la música caribeña), los Bongós (pequeño tambor doble que se fabrica y se toca como la conga), el Cajón peruano (caja de maderas finas que se toca con las manos), el Tlalpanhuéhuetl mexicano (tambor de madera con un solo parche que se toca con baquetas), el Pandero, la Clave Doble, el Woodtock, los Timbales, el Tom, el Redoblante chileno, las Vainas, el Purro anezolano-colombiano, etc.
Como se puede ver este grupo de instrumentos es el más grande y variado de todos y es justamente el que marca los ritmos y cadencias de la música que nos ocupa.

PALABRAS FINALES:

Es menester aclarar que los datos aquí expuestos se apegan, lo más posible, a la generalidad de opiniones de expertos en esta música, la recopilación aquí hecha no menciona probablemente algunos detalles que para algunos resulten muy importantes, pero por razones obvias de espacio, tratamos de elaborar un resumen que se adecúe sobre todo para aquellas personas que recién inician con el conocimiento de este bellísimo género.
Sabemos que en gustos y opiniones se rompen géneros y si por algún motivo omitimos alguna información importante, mucho les hemos de agradecer nos lo hagan saber a la dirección de correo electrónico: grupo_tacuara@yahoo.com.mx, y de ser posible nos indiquen la fuente.
Página principal
Índice Instrumentos
Página anterior
Página principal
Página anterior Índice instrumentos
1