Bienvenidos a la Casa de cultura de San Pedro Cholula,Pue.

Al sitio de la Casa de Cultura

                      De San Pedro Cholula, Pue. 2005-2008     

      

Juan Pablo Jiménez Concha  hace una atenta  invitación a todos los que viven en San Pedro Cholula y en el estado de Puebla para que acudan a las sesiones musicales y conferencias sobre música clásica y apreciación musical que nuestra Casa de Cultura va a impartir y así conocer y aprender sobre la música mas bella del mundo con un equipo de audio y video con un acervo musical de más de 1200 discos compactos y Dvd´s con video de  las obras más importantes del repertorio sinfónico universal, así como varias obras de música mexicana que nos dan la llave para enriquecernos culturalmente.     

Asimismo, estamos formando un grupo de "Amigos de nuestra Casa de Cultura"  en donde ofreceremos como complemento la oportunidad de escuchar en casa, en San Pedro Cholula Cds. y Dvd´s de música clásica, al Teléfono 247-05-76. Ofrecemos el poder enviar información vía correo electrónico sobre los grandes compositores y Directores. y en donde podrán comentar sus inquietudes musicales, tan sencillo como requerirla en  edymunoz2004@hotmail.com

El grupo de amigos de nuestra Casa de Cultura es una organización creada por ciudadanos Cholultecas con inquietudes melómanas y aficionados a los grandes conciertos  que deseábamos encontrar una manera de conocer y aprender en forma amena el gran acervo de la música sinfónica mundial y mexicana, ahora existe esta oportunidad.

Hablamos de “música clásica” cuando nos referimos a cierto tipo de música que también recibe las denominaciones de “de concierto”, “culta”, “académica” y “seria”. Aunque estos términos nos dan una idea de la música de la que queremos hablar, ninguno es totalmente correcto. Lo mejor que se puede hacer para saber qué es la “música clásica” es, definitivamente, escucharla. Sin embargo, hay algunas cosas que se pueden decir acerca de ella...

Música de concierto:

“Música de concierto” se refiere a la música que se toca en conciertos, que bien pueden ser de “música clásica” en una sala de conciertos, pero que también pueden ser otros conciertos que no tienen que ver con la “música clásica” y que a veces tampoco se hacen en salas de conciertos. Pensemos, por ejemplo, en los conciertos de rock: este tipo de música no pertenece a la “música clásica”, aunque a veces se hable de “los clásicos del rock”.

Para aclarar el asunto, es bueno saber que la palabra “concierto” viene del italiano concertare, que quiere decir “concertar o poner de acuerdo”. En relación con la música, la palabra “concertar”, quiere decir “acordar entre sí voces o instrumentos músicos”, así que utilizamos la palabra “concierto” para hablar de una ejecución musical destinada al público. Sin embargo, usamos la misma palabra para referirnos a un género particular de composiciones de “música clásica” que se llaman “conciertos”. Lo particular de los conciertos es que se trata de música en la que la actuación de un instrumento o de un grupo instrumental contrasta con la de un conjunto orquestal. Los compositores comenzaron a escribir conciertos desde finales del siglo XVII, durante la época barroca.

El italiano Arcangelo Corelli escribió, por aquellos años, una serie de concerti grossi que siguen deleitando al público hasta la fecha, como el Concerto grosso Op. 6 No. 8 , compuesto para la noche de Navidad. Un concerto grosso se caracteriza porque hay un grupo de instrumentos (que se llama concertino ), que contrasta con otro grupo orquestal (que se llama ripieno ).

Durante el siglo XVIII el concierto se convirtió en un género musical muy utilizado por los compositores. El concerto grosso cayó en el olvido y ganó popularidad el concierto para solista y orquesta, que es el que opone un solo instrumento al grupo orquestal. El austriaco Wolfgang Amadeus Mozart, posiblemente el genio más grande de todo el acervo musical de la humanidad, escribió muchos conciertos para solista y orquesta: para piano, para violín y para otros instrumentos. Uno de los conciertos para instrumentos de aliento es el Concierto para clarinete y orquesta, K. 622 . El clarinete era, por aquellos días, un instrumento bastante nuevo, cuyo diseño se seguía modificando, y Mozart le dedicó una de sus últimas obras: el compositor completó la partitura en 1791, pocos meses antes de su muerte.

En el siglo XIX, el concierto para solista y orquesta siguió gozando de popularidad; muchos de los grandes compositores de esta época escribieron conciertos de este tipo. El concierto para piano y orquesta ya había demostrado ser muy importante durante el siglo anterior: Mozart había escrito 27 de ellos y Beethoven 5, los cuales se siguen escuchando frecuentemente en nuestros días. Durante el siglo XIX, muchos de los conciertos fueron escritos para este instrumento.

En  el siglo XX, los compositores siguieron utilizando el concierto para solista y orquesta como un medio para expresar sus ideas musicales. La música es muy distinta a la de los periodos anteriores; esto es válido no sólo para la música del siglo XX, pues el lenguaje de cada periodo es diferente al de los demás. Sin embargo, durante el siglo pasado hubo mayor variedad de tendencias musicales que en cualquier otra época. El primer Concierto del húngaro Béla Bartók —compuesto en 1926— es ejemplo de uno de los muchos tipos de “música clásica” del siglo XX. obviamente en este siglo tenemos compositores de la talla de Gustav Mahler, Rachmaninoff, Stravinsky.

Nos vemos en la necesidad de recomendar dos obras musicales que tienen el esplendor de la novena sinfonía de Beethoven, estas son ambas del talentoso compositor Gustav Mahler, las Sinfonías nº 2 "Resurrección" y la octava "De los mil", ambas son representativas del siglo XX y la verdad son extraordinarias, escucharlas en vivo es muy raro dada su complejidad y costos de llevarlas a las salas de conciertos pero la verdad son ¡¡extraordinarias!!, en el caso de la octava, esta concebida para una orquesta y coros de mil personas en la sala de conciertos, aquí Mahler expresa grandiosamente todo el Universo.

Lo más importante es, desde luego, escucharla. Leer un libro sobre música sin escuchar ejemplos musicales es como si leyéramos un libro sobre pintura sin ver ilustraciones: nos sirve de muy poco. Puedes buscar, por ejemplo, las versiones completas de las piezas que te hemos presentado en este artículo, pero en la “música clásica” hay muchísimo más de lo que aquí te hemos comentado. Puedes buscar más obras de los compositores que te hayan gustado y también puedes buscar piezas de compositores que no hemos mencionado. Y hay que tomar en cuenta que no sólo la “música clásica” es buena: hay mucha música de otros tipos que también vale la pena escuchar.

Para disfrutar de la música clásica podemos ir a las salas de conciertos a experimentar lo que son las interpretaciones en vivo. También podemos recurrir a las grabaciones: así podemos disfrutar de la música en casa y volverla a escuchar cuantas veces queramos. Hay grabaciones en video de conciertos, que nos acercan más a lo que es una interpretación en vivo.

En esta época hay muchos medios por los que podemos acceder a la música clásica. Hay una gran cantidad de buena música que se toca frecuentemente y de la que existen múltiples grabaciones. Sin embargo, existen interpretaciones buenas, regulares y malas; vale la pena comparar distintas versiones de la misma pieza, pues encontraremos que hay muchas formas diferentes de “decir” las mismas notas.

Para estar en condiciones de escoger una buena grabación, muchas veces conviene preguntarle a alguien que tenga conocimientos musicales; que bien puede ser un músico o un amante de la música. Otra forma de obtener consejos y de acercarnos a este tipo de música, es asistiendo a cursos de apreciación musical; en muchos lugares hay academias u organizaciones que los ofrecen. Los cuadernillos de los discos y las notas que incluyen los programas de conciertos son otra buena fuente de información, que puede hacer que disfrutemos más de la música que escuchamos. También hay algunos libros que pueden ayudarnos, aunque siempre deben ir acompañados de la experiencia auditiva. Por ejemplo, un buen libro de apreciación de la música a nivel básico son los siguientes:

Juan Arturo Brennan: Cómo acercarse a la música , México, Plaza y Valdés-SEP, 1988.

Y otro libro, muy bueno pero un poco más avanzado es:

Aaron Copland: Cómo escuchar música , México, Fondo de Cultura Económica, 1955.

 


Contacto correo electrónico de Eduardo Muñoz Moya

Otros links de interés:   

¿Quieres conocer las características de los instrumentos de  una Orquesta Sinfónica?

Ve primeramente el primer vinculo orquesta.htm

http://www.oocities.com/hilda250/orquesta.htm

Preguntas frecuentemente hechas:

http://www.oocities.com/hilda250/preguntas.htm

http://www.mexicolindo.org.mx/historia/siglo_xx.htm

http://www.classicalarchives.com/

Julian Carrillo: http://paginas.tol.itesm.mx/campus/L00280370/biograf.html

Carlos Chávez:  http://sepiensa.org.mx/contenidos/l_nalmex/chavez/nalmex9b.htm

                                                 

 
1
1