Kabbalah Parte 3

 

El famoso sistema de interpretación Escritural "Pardes" del Judaísmo Ortodoxo tiene cuatro niveles de interpretación. El primero es el pashat o lo que está literalmente escrito; el segundo es á literalmente escrito; el segundo es remez insinuaciones O alusiones indirectas en el texto de algo más profundo, drash  o el entendimiento añadido que sólo puede ser deducido por una historia, enigma o parábola; pero el cuarto nivel, el nivel que no es permitido porque es hechicería de la Kabbalah y el Zoar es el más profundo sod/secretos y misterios o "esotérico," y este verso lo prueba: 29 "Las cosas que están escondidas pertenecen a YAHWEH nuestro Elohim. Pero las cosas que han sido reveladas nos pertenecen a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que podamos observar todas las palabras de la Toráh. Devarim 29:29 Todas estas "Tradiciones de los Ancianos" están condenadas por el propio Yahshúa en Mateo 23 y otros lugares del Brit Hadashah. ¡Nosotros no podemos utilizar medios no Escriturales para buscar profundidades de algo que ABBA YAHWEH no ha revelado! Todo esto también lo confirman doshermanos Judíos Creyentes prominentes: Esto lo confirman dos hermanos Judíos Creyentes entendidos, Batya Wootten y su esposo Angus, los cuales son pioneros en la restauración de las dos casas de Yisra'el, Who is Israel? Y David Stern en su Jewish New Testament Commentary.

 

Ahora bien, parece que el humano, aún habiendo llegado al Israelismo Mesiánico Nazareno le sigue recortando versitos a Las Escrituras, versitos que prohíben sus prácticas hechiceras. Ellos utilizar el cuarto nivel de Pardes constantemente, el nivel "sod," a este nivel le llaman con todo tipo de términos, pero todos significan hechicería, algunos de estos términos son: esotérico, místico, oculto y gematria que es numerología.

 

Esoterismo (misterios/sod)

Esoterismo, en términos generales, serie de conocimientos cerrados y ocultos para la mayoría de las personas, pero accesibles para los ya iniciados. En un sentido más estricto, es el conjunto de enseñanzas, doctrinas o técnicas simbólicas destinadas a unos cuantos iniciados que deben buscar lo que hay más allá de lo externo, es decir, lo interno, lo que permanece oculto.

El adjetivo esotérico lo aplicó por primera vez Clemente de Alejandría en el año 208 de nuestra era refiriéndose a las enseñanzas que Aristóteles impartía a sus discípulos ya instruidos. Sin embargo, todos aquellos discursos que fueron recogidos en un lenguaje común y destinados al público se denominaron exotéricos. El concepto esoterismo proviene, pues, del adjetivo esotérico, mientras que exoterismo es lo abierto, lo que no requiere ningún conocimiento previo.

Algunas prácticas exigían una manera de ser —en cuerpo y alma— que adoptara una forma diferente de aproximarse al mundo: desde el interior y buscando la metafísica de las cosas, es decir, ir más allá de lo físico. La alquimia o el druidismo serían casos de esoterismo: ambos exigen una serie de conocimientos ocultos que se proyectan hacia la búsqueda de algo alejado de los sentidos físicos. Al mismo tiempo, el esoterismo rechaza por naturaleza que esos conocimientos se divulguen, ya sea porque hay que preservar el secreto (el arcano) para que no se envilezcan y pierdan su valor, por seguridad (para no exponerse a los peligros de los experimentos de la alquimia), o por razones políticas (para no ser perseguidos debido a las prácticas heréticas).

El esoterismo exige, en resumen, la ocultación y el secreto, y es contrario a la propaganda que pretenden las religiones o las filosofías que buscan adeptos.

 Misterios (mitología)

Misterios (mitología), ritos y ceremonias secretos conectados con varios cultos religiosos en la antigua Grecia y Roma. Practicaban estos ritos y ceremonias congregaciones de hombres y mujeres que habían sido debidamente iniciados; no se les permitía participar a personas ajenas a esa iniciación. Se desconocen el origen y propósito de los misterios. La teoría de que ocultaban verdades profundas y vestigios de una revelación primitiva demasiado compleja para la mente popular no perduró mucho tiempo, pero indudablemente los rituales sagrados introducían a los iniciados en doctrinas religiosas secretas, que en muchos casos estaban relacionadas con la continuación de la vida después de la muerte. Los misterios consistían en purificaciones, ofrendas sacrificiales, procesiones, canciones, danzas y acciones dramáticas. A menudo se representaban mediante una forma dramática el nacimiento, sufrimiento, muerte y resurrección de un dios. Los misterios parecen haber tenido un doble propósito: dar consolación e instrucción moral para la vida en la tierra, e inspirar esperanza en la vida después de la muerte.

Los primeros y más importantes misterios griegos fueron los órficos, los eleusinos y los dionisíacos. Los misterios órficos eran los de un culto místico creado, según la tradición, por el legendario poeta y músico Orfeo, a quien se le atribuyó una gran producción de literatura religiosa. Mucho más celebrados fueron los misterios eleusinos, conectados con el culto de las diosas Deméter y Perséfone en Eleusis, Ática; con estas divinidades estaban asociados Plutón, dios del mundo subterráneo, y Yaco, un nombre del joven Dioniso, dios de la vegetación y del vino, entre otros dioses. El culto de Dioniso o Baco estaba acompañado en Atenas por fiestas, procesiones y actuaciones musicales y dramáticas. En épocas posteriores, los misterios asociados con Dioniso se convirtieron en ocasiones para la embriaguez y la disipación. Fueron prohibidos en Tebas y posteriormente en toda Grecia. Como las bacanales, estos ritos se introdujeron en Roma a principios del siglo II a.C. Al principio, eran sólo las mujeres quienes celebraban los misterios; cuando se abrieron a los hombres, las reuniones se hicieron sospechosas de inmoralidad, y en el 186 a.C. el Senado romano intentó suprimir los ritos por decreto.

Los ritos secretos formaban parte del culto de varias deidades griegas, tales como Hera, reina de los dioses, Afrodita, diosa del amor, y Hécate, diosa del mundo subterráneo. Muchas religiones extranjeras adoptadas por griegos y romanos incluían misterios conectados con el culto de la divinidad; estas religiones incluían el culto de la diosa frigia Cibeles, la gran madre de los dioses, la egipcia Isis, diosa de la luna, la naturaleza y la fertilidad, y Mitra, dios persa del Sol. El culto de estas deidades se extendió por el mundo grecorromano y fue sumamente popular en los primeros siglos del Imperio Romano. Isis, identificada inicialmente con Deméter, fue venerada en Italia hasta el siglo V d.C.

Ocultismo

 

1. Conjunto de conocimientos y prácticas mágicas y misteriosas, con las que se pretende penetrar y dominar los secretos de la naturaleza.

2. Dedicación a las ciencias ocultas.

Ocultismo (en latín, occulere, ‘ocultar’), creencia en la eficacia de una serie de prácticas, tales como la astrología, alquimia, adivinación y magia, basadas en el conocimiento esotérico u oculto acerca del Universo y sus fuerzas misteriosas.

Este conocimiento incluye como característica propia el concepto de las correspondencias, relaciones entre entidades del Universo —estrellas, planetas, gemas, colores—y, por ejemplo, partes del cuerpo humano o sucesos de la vida, de manera que utilizando esos conocimientos se pueden lograr curaciones o conocer el destino. También puede incluir la creencia en seres intermediarios —malajim, dioses menores, ruajim, maestros ascendentes— entre la humanidad y Elohim, con quien, los que son capaces, pueden contactar. El verdadero conocimiento oculto se obtiene a través de la iniciación con aquellos que ya lo poseen o por el estudio de los textos esotéricos en los que se expone.

Existen corrientes ocultistas de conocimiento en casi todas las civilizaciones. El ocultismo occidental hunde sus raíces en las antiguas sabidurías populares y religiones de Babilonia y Egipto, en especial la registrada y transmitida por los filósofos herméticos y neoplatónicos. Con importantes aportaciones del misticismo judío de la kabbala, tuvo una importante presencia en la edad media, a través de astrología, la alquimia y los rituales mágicos ceremoniales que convocaban a los ruajim. Muchos sabios medievales importantes, como Roger Bacon o Paracelso, fueron en realidad enlaces entre el antiguo ocultismo y la ciencia moderna. Las grandes persecuciones de la brujería constituyen una parte siniestra de la historia de la Europa moderna (entre 1400-1700), cuando miles, si no millones, de mujeres fueron torturadas y aniquiladas por sacerdotes y clérigos bajo acusaciones de mantener prácticas ocultas. El ocultismo fue considerado cada vez más por la "Iglesia" como un culto relacionado con satán.

A pesar de la religión y de la aparición de la ciencia moderna, el ocultismo mantuvo su presencia intelectual durante los siglos XVIII y XIX, aunque más valorado por su significado espiritual que por sus aplicaciones prácticas. Para el médico austriaco del siglo XVIII Franz Anton Mesmer, padre del hipnotismo moderno, el ocultismo era esencialmente una manera de afirmar la naturaleza fundamental del Universo como conciencia, así como del poder de la mente humana para interactuar directamente con él. Desde semejante perspectiva, el ocultismo encontró con facilidad su función en el romanticismo del siglo XIX, que preconizaba la recuperación de las tradiciones populares antiguas, el simbolismo y el poder creativo de la imaginación. Estos elementos fueron importantes en el nuevo modo de entender el ocultismo que se dio a mediados del mismo siglo bajo las formas del espiritismo, la Sociedad Teosófica (1875) y la Orden Hermética del Golden Dawn (1889). A estos dos últimos grupos pertenecieron un gran número de artistas, poetas e intelectuales.

Durante el siglo XX se ha desarrollado un renacimiento del ocultismo desde la contracultura de la década de 1960, con el resurgir de la astrología, los objetos adivinatorios y los rituales mágicos; e incluso más tarde en el movimiento New Age de las décadas de 1980 y 1990. Aunque muy criticado tanto por la Iglesia como por los científicos, el ocultismo parece saciar determinadas necesidades humanas profundamente arraigadas de significado, poder y expresión simbólica.

Gematria (Numerología)

Práctica adivinatoria a través de los números.

La sustitución de números por las letras del Alf-Bet. Alfabeto Hebreo, un método favorito de exégesis usado por Kabbalistas Medievales para derivar significados místicos a los escritos Kadoshim, esto es Las Escrituras, o para obtener otras interpretaciones de los textos. El uso de números se utiliza también para interpretar el carácter de una persona o para adivinar el futuro. La teoría detrás de la numerología es basada en la idea de Pitágoras que todas las cosas se pueden expresar en términos numéricos porque todo es al final reducido a números Usando un método análogo al del alfabeto Griego o Hebreo, en los cuales cada letra representa un número, la moderna numerología vincula una serie de números a la fecha de nacimiento de la persona y a su nombre y de esto se propone adivinar la verdadera naturaleza y perspectiva de la persona.

 

Adivinación es la práctica que intenta descubrir conocimientos ocultos y penetrar en los acontecimientos —pasados, presentes y futuros— a través del contacto directo o indirecto de la inteligencia humana con lo sobrenatural. Esta práctica estuvo estrechamente ligada con la religión entre los paganos, los hebreos y los primeros cristianos.

 

El contacto con lo sobrenatural se busca normalmente a través de un médium psíquico, una persona supuestamente dotada de una receptividad especial. En la adivinación directa, el médium recibe el conocimiento a través del contacto directo con lo desconocido. El oráculo, un médium o adivino que figuraba como persona destacada en las creencias de diversos pueblos antiguos, incluyendo Babilonia y Grecia, simbolizaba el método mediúmnico. Los oráculos empleaban varias técnicas para establecer contacto con la divinidad. Algunos, como el oráculo de Delfos, entraban en un trance y en esta condición proferían mensajes divinos. Otros practicaron la oniromancia, o adivinación a través de los sueños, y la necromancia, el arte de suscitar revelaciones de las almas de los muertos. El método directo de adivinación es muy cercano al moderno espiritismo.

 

La realización del contacto indirecto o artificial con lo sobrenatural depende de la interpretación de un médium del comportamiento de animales y fenómenos naturales que podrían comunicar mensajes de lo sobrenatural. En la antigüedad, los métodos inductivos o artificiales de adivinación más comunes fueron el sortear o echar a suertes; la aruspicina, lectura de las entrañas de los animales; y la ornitomancia, estudio de la actividad de los pájaros. En la antigua Roma, los augures y sacerdotes llevaban a cabo sus adivinaciones en elaboradas ceremonias llamadas augurios, donde leían auspicios o pronósticos. Para determinar la voluntad de los dioses, empleaban la aruspicina, la ornitomancia, y la interpretación de los sueños y visiones como formas de adivinación. Estos augures, miembros de una escuela que existió en Roma desde su fundación hasta finales del siglo IV a.C., detentaban un enorme poder. Ningún romano se embarcaba en una empresa importante sin haber consultado con los arúspices si los auspicios le eran favorables. Las formas de adivinación inductiva más conocidas en la actualidad son la astrología; la cristalomancia o contemplación de cristales; la bibliomancia o interpretación de mensajes secretos en los libros, especialmente en la Biblia; la numerología, el estudio de los números; además de la quiromancia, las hojas de té y las cartas.

 

EL RUAJ DE YAHWEH NO SE DA POR NIVELES NI CANTIDADES, NOSOTROS SOMOS LOS QUE POR MEDIO DE LA OBEDIENCIA Y ESTUDIO, RECIBIMOS MÁS Y MÁS REVELACIONES DEL RUAJ DE YAHWEH.

POR TANTO, YO NO JUZGO A NADIE, PERO LA TORÁH DADA POR YAHSHÚA A MOSHE DE ACUERDO A D'VARIM 29:29 Y LA PURA DEFINICIÓN DE LAS PALABRAS DECLARAN A QUIENES LAS USEN, BRUJOS, HECHICEROS Y MAGOS.

Ustedes piensen, hermanos, hermanas, si van a seguir leyendo estudios que contienen estos términos, ya tienen las definiciones.

Diego Ascunce

www.jewishencyclopedia.com/index.jsp

Enciclopedia Encarta CD ROM

Enciclopedia Británica CD ROM

Los versos citados son de la Traducción Kadosh israelita Mesiánica© de Diego Ascunce.

NOTA: Recuerden que pueden adquirir Ahora la Traducción Kadosh israelita Mesiánica DE ESTUDIO© del Tanaj y del Pacto Renovado al español, hecha de los manuscritos más antiguos, restaurando las Raíces Hebraicas, está terminada, revisada y disponible; también el libro que trae todas las Parashot, Haftarot y las lecturas sugeridas del Brit Hadashah para todas las semanas del año en CD ROM o Impresas escribiendo a la dirección electrónica de Hora Mesiánica:

horamesianica@yahoo.com

 

www.oocities.com/horamesianica

www.horamesianica.cjb.net

 

Hora Mesiánica tiene un grupo donde recibes escritos de enseñanza todas las semanas, para Suscribirte:

hora_mesianica-subscribe@gruposyahoo.com 

 

 

 

 

 

1