vasectomia

Pregúntale a NOAH sobre la vasectomía

-------------------

La vasectomía

-------------------

*Este documento ha sido actualizado por Well-Connected*

¿Qué es una vasectomía?
¿Quién tiene una vasectomía?
¿Es la vasectomía la opción apropriada?
¿Qué otras formas de anticoncepción son disponibles?
¿Cómo se realiza una vasectomía?
¿Cuáles son las complicaciones y los riesgos de largo plazo
después de una vasectomía?
¿Puede ser revertida una vasectomía?
¿Dónde más se puede obtener ayuda acerca de la vasectomía?
Fuentes adicionales de información reciente

---------------------------------------------

¿Qué es una vasectomía?

El tracto reproductivo masculino cumple tres funciones. Permite que un
hombre produzca progenies, le proporciona un suministro de hormonas
masculinas y le permite experimentar placer sexual. Esperma se produce en
los testículos; cuando madura viaja al epidídimo, una cámara de
almacenamiento configurada como una C y compuesta de un tubo enroscado de
20 pies que colinda con los testículos. El viaje de la esperma a través del
epidídimo toma cerca de tres semanas, punto en el cual pasa a uno de dos
canales musculares, los conductos o vas deferentes. Cada conducto
deferente, rígido y con parecido a alambre, compone parte del cordón
espermático. De allí, la esperma viaja a los conductos eyaculadores. Merito
antes de la eyaculación, líquidos de la glándula de la próstata y de las
vesículas seminales se mezclan con la esperma en los conductos eyaculadores
para formar semen, que es forzado a través de la uretra durante el orgasmo.

La vasectomía es un procedimeinto eficaz, de bajo costo y fácil de
realizar, que resulta en la anticoncepción permanente. Incluye la
interrupción quirúrgica de los conductos deferentes para que la esperma ya
no pueda introducirse en los conductos eyaculadores y la fertilización no
pueda suceder. La vasectomía no ejerce efecto sobre la producción de
esperma misma. Los testículos siguen generando 50,000 esperma cada hora,
las cuales siguen desarrollándose y saliendo de los testículos, pero luego
son bloqueadas en los conductos deferentes en el sitio de la vasectomía.
Con el tiempo la esperma se muere y el cuerpo del paciente la absorbe.
Durante el sexo, el cuerpo seguirá produciendo la misma cantidad de semen,
pero el líquido no contendrá esperma.

La vasectomía no debe ser confundida con la castración; la vasectomía no
altera la sensación del orgasmo y placer para un hombre. La operación no
tiene repercusión notoria en la capacidad de un hombre para funcionar
sexualmente, ni afecta el equilibrio de las hormonas masculinas, ni las
características sexuales masculinas, o el impulso sexual. La esperma
compone sólo una pequeña parte del semen y los hombres no notarán alguna
diferencia en la cantidad de semen eyaculada. Como siempre, la testosterona
sigue siendo producida en los testículos y dirigida a la corriente
sanguínea. El paciente no se sentira diferente físicamente de la manera de
como se sentía antes. La vasectomía es, sin embargo, un procedimiento de
esterilización; una vez que se ha realizado, un hombre ya no puede
engendrar un(a) niño(a).

---------------------------------------------

¿Quién tiene una vasectomía?

Durante los años sesenta, la vasectomía empezó a surgir en los Estados
Unidos como un método popular de anticoncepción permanente. Sólo cerca de
45,000 hombres estadounidenses tuvieron vasectomías en 1960; después de una
decada, sin embargo, 750,000 hombres estaban teniendo vasectomías cada año.
El uso de contraceptivos en general estaba surgiendo durante ese período, y
los servicios de vasectomías volviéndose más disponibles y siendo
discutidos más; abiertamente. El número de hombres eligiendo vasectomías se
niveló a mediados de los 70's a la tasa presente de medio millón cada año.
La tasa es más en el medio oeste de los Estados Unidos (Midwest). En 1990,
42% de parejas americanas que usan métodos anticonceptivos eligieron la
esterilización como un método contraceptivo -12.6% fueron vasectomías y
29.5% fueron ligaciones de las trompas uterinas en las mujeres. La tasa es
más alta en Canadá, con dos terceras partes de parejas canadienses casadas
entre las edades de 35 y 44 eligiendo la esterilización. Es más, el
porcentaje de vasectomías realizadas en Canadá ha incrementado de 8.7% en
1984 a 30% en 1995, mientras que el porcentaje de mujeres teniendo
ligaciones de las trompas uterinas subió de 24% a 36%, indicando que, por
lo menos en Canadá, los hombres están tomando más responsabilidad en la
contracepción y han sido asegurados por confirmaciones recientes sobre la
seguridad de largo plazo de una vasectomía.

---------------------------------------------

¿Es la vasectomía la opción apropriada?

La gran mayoría de los hombres que buscan la vasectomía han estado casados
durante diez años o más y tienen una relación estable. Un hombre es un buen
candidato para la vasectomía si él y su compañera tienen todos los niños
que desean; si no pueden o no desean usar otros métodos de planificación
familiar; si su pareja tiene problemas de salud que pueden hacer el
embarazo inseguro; si desea gozar del sexo sin temor de un embarazo no
deseado; o si no quiere propagar una enfermedad hereditaria o una
discapacidad. Aunque todos estos factores estén presentes, una pareja debe
considerar todas las opciones cuidadosamente antes de decidir por este
procedimiento. La vasectomía debe aceptarse sólo cuando ambos compañeros
estén de acuerdo completamente en que ya no quieren tener niños. Después de
decidir que la regulación de la natalidad permanente es la mejor solución,
la pareja también debe decidir entre la vasectomía para el hombre y la
ligación de las trompas uterinas para la mujer. Ningún estudio comprensivo
ha sido realizado sobre la satisfacción de largo plazo del paciente. En una
pequeña encuesta en 1996, tomada cerca de cinco años después de la
operación, un poco más de 70% de los que respondieron reportaron que
estaban satisfechos con su decisión original. Casi 20% expresaron
ambivalencia (pero no necesariamente arrepentimientos importantes) hacia
sus decisiones y 9.3% estaban insatisfechos. Debe ser recalcado que esta
pequeña encuesta no necesariamente se aplica a la población entera de
hombres con vasectomías, pero estos resultados enfatizan el punto de que
los hombres no deben tomar la decisión con frivolidad. La vasectomía quizás
no sea la opción correcta para aquellos hombres que no tienen seguridades
acerca de tener niños en el futuro, cuyas relaciones actuales son
inestables o que están pasando por fases estresantes, que están
considerando la operación solo para complacer a sus compañeros, o quienes
están contando con tener niños más adelante ya sea via el almacenar de
esperma o la reversión quirúrgica de su vasectomía.

Consideración de los cambios futuros.
Los cambios o los estreses recientes, en lugar de las consideraciones
racionales de largo plazo, pueden influir en la decisión para la
anticoncepción permanente. Estos podrían incluir una enfermedad, una
crisis financiera temporal, una muerte en la familia o el nacimiento
de un(a) niño(a). La vasectomía no debe tratarse como una manera de
hacer frente a los problemas de corto plazo. Los expertos recomiendan
que las parejas esperen un año si se enfrentan con estas situaciones o
que busquen asesoramiento matrimonial o psicoterapia para tener la
seguridad de que no están tomando una decisión que después lamentarán.

Antes de decidir una vasectomía, el paciente y su compañera deben
estar claros acerca de las razones por las cuales van a tener este
procedimiento. La pareja debe sentirse cómoda con el concepto de no
tener más niños y debe considerar todos los escenarios para los
cambios posibles en la vida futura. Si el hombre cambia de opinión
después de una vasectomía, tendrá que recibir una operación mayor para
revertir el procedimiento sin la garantía de restaurar su fecundidad.
La pareja debe estar de acuerdo en que han finalizado el poder de
tener niños juntos. Necesitan considerar cómo se sentirían si su
relación actual terminara, ya sea por un divorcio o por la muerte de
la esposa. En tales casos, el hombre puede encontrar una compañera
nueva que deseé tener un(a) niño(a) con él. ¿Qué sucedería si uno o
varios de sus hijos murieran? ¿Si el estrés financiero está
estimulando la decisión para una vasectomía, representaría una mejor
afluencia una diferencia en determinar el deseo para los niños? La
edad es también un factor. Para muchos hombres jóvenes, que todavía
tienen muchos cambios de vida profundos por llegar, la vasectomía
probablemente no es una elección sabia.

Implicaciones psicológicas.
La palabra "esterilización" tiene una connotación emocional profunda
para muchas personas. Aunque una pareja racionalmente pueda aceptar la
idea de una vasectomía, es sumamente importante para cada compañero
ser tan abierto(a) como sea posible sobre cualquier sentimiento
negativo que puedan asociar con el procedimiento. Por ejemplo, una
mujer puede creer -incorrectamente- que una vasectomía es
emasculación, pero quizás no quiera expresar esta idea a su compañero.
Por otro lado, algunas mujeres pueden temer que la vasectomía pueda
hacer a su compañero más atractivo a otras mujeres y promover las
aventuras amorosas externas. (La investigación desde los años setenta
indica, sin embargo, que los hombres casados que se han esterilizado
no tienen más probabilidad de cometer el sexo extramarital que los
hombres fértiles). Algunos estudios han indicado que los hombres con
autoimágenes pobres, incluyendo inquietudes sobre sus propias saludes
o capacidades sexuales físicas, tienen probabilidad de tener un tiempo
difícil adaptándose psicológicamente a la vasectomía. Los hombres que
tienen la operación sólo en el interés de la salud de su compañera y
no porque desean el procedimiento por sus propias razones también
pueden tener dificultades. Tales pensamientos en cualquiera de los
compañeros pueden tener consecuencias devastadoras en una relación si
salen a la luz sólo después de que se haya realizado el procedimiento.
La franqueza con sí mismos es imperativa para tomar una decisión que
esté libre de toda aprehensión negativa secreta. Ningún compañero debe
sentirse tan incómodo(a) como para no solicitar la orientación si los
aspectos emocionales incluidos en tomar la decisión son demasiado
difíciles para ser resueltos entre ellos mismos.

Estabilidad de la relación.
Idealmente, la pareja debe considerar la operación como un compromiso
mutuo en un matrimonio o relación ya éxitoso(a). Buenos candidatos son
aquellos hombres que forman parte de una pareja que considera su
familia completa y ve la regulación de la natalidad permanente como un
método para mantener la estabilidad de la familia. La vasectomía
generalmente no es una buena idea si la relación de la pareja está
bajo gran estrés; la vasectomía no es una curación para los problemas
emocionales o sexuales entre un hombre y una mujer.

Como alternativa a otros métodos.
Hasta un 40% de parejas que desean la vasectomía han presentado un
fracaso con su método anterior, no permanente, de regulación de la
natalidad. Tales fracasos pueden ocurrir por la malcolocación de un
diafragma, la implantación incorrecta de un DIU (dispositivo
intrauterino, IUD, intrauterine device, en inglés), o por
incumplimiento al estar bajo un régimen de anticoncepción oral.

Algunas personas contemplan la vasectomía cuando el uso de condones,
de un diafragma, o de espumas dificulta su disfrute del sexo. El estar
libre de distracción durante el sexo es un beneficio secundario de la
vasectomía, pero no debe considerarse la motivación primaria para la
operación.

---------------------------------------------

¿Qué otras formas de anticoncepción son disponibles?

Anticonceptivos para los compañeros masculinos.
El retirarse antes de la eyaculación es una forma de anticoncepción
natural, pero no es muy eficaz y la mayoría de las personas lo
encuentran insatisfactorio. La única otra forma de anticoncepción
masculina actualmente disponible es el condón. Aunque la tasa promedia
de embarazo para parejas que dependen de los condones para la
protección es un 12%, para los hombres que usan un condón de buena
calidad correctamente, el riesgo para el embarazo en un año es sólo
2%. Cuando el condón se emplea con lubricantes de espermicida, o con
espumas, cremas, o jaleas, la protección se aumenta. El lubricante de
espermicida también previene el desgarramiento del condón. (Otros
tipos de lubricantes también pueden usarse para prevenir las
desgarraduras, aunque deben evitarse las jaleas de petróleo, como la
Vaselina, porque éstas pueden corroer el condón). Condones hechos de
goma de látex, que son contorneados para una mejor medida, y que
contienen un espermicida, son eficaces pero menos protectivos que los
condones usados con espermicidas vaginales. Algunas personas son
alérgicas al látex y un condón de plástico (Avanti) ha sido diseñado
como una alternativa. Deslizamiento y roturas, sin embargo, han sido
reportados en 6% de las parejas usándolos, y más investigación es
necesaria para confirmar su seguridad. Los condones hechos de la
membrana de animal deben evitarse porque, aunque previenen el
embarazo, las infecciones de transmisión sexual pueden penetrarlos. El
condón debe ser puesto antes del coito, cuando el pene es erecto; por
mucho tiempo antes de la eyaculación, el hombre puede descargar gotas
de semen que pueden causar el embarazo. Hasta con una vasectomía, los
hombres que no están en una relación monógama con una pareja
VIH-negativa siempre deben usar un condón de látex durante el sexo
para obtener protección contra las enfermedades transmitidas
sexualmente; la vasectomía no es protección.

Anticoncepción equivalente para la compañera femenina.
Hay muchas opciones anticonceptivas para las mujeres, incluyendo el
diafragma, la capa cervical, la espuma y el condón, que ofrecen
protección contra las enfermedades transmitidas sexualmente, pero que
ofrecen un riesgo mayor para el embarazo que otros métodos. Los
métodos que ofrecen el menor riesgo para el embarazo están en orden de
protección completa: ligación de las trompas uterinas, implantes
hormonales (Norplant), progesterona inyectable, contraceptivos orales
y el dispositivo intrauterino (DIU). Debe notarse que no todas las
mujeres son candidatas apropiadas para los contraceptivos basados en
hormonas. Las madres que esté criando (amamantando), mujeres con una
historia de coágulos sanguíneos, enfermedad hepática, cáncer del seno
o del útero o con cardiopatía, no deben usar estos métodos sin primero
consultarlo cuidadosamente con su médico. Debe notarse que los
anticonceptivos basados en progesterona y en estr&ooacute;geno tienen
diferentes efectos, y puede que una mujer se beneficie de uno y no del
otro.

Ligación de las trompas uterinas. La ligación de las
trompas uterinas es el procedimiento primario de esterilización
quirúrgica para las mujeres. La operación incluye el atar, el
cortar, o el quemar las trompas de Falopio, los cuales bloquean
al huevo de viajar de los ovarios al útero. Más de 600,000
ligaciones de las trompas uterinas se realizan anualmente, con
una tasa de fracaso acumulado a través de diez años de 18.5
embarazos por cada 1,000 procedimientos. Esta es una cirujia
menor y las tasas de complicación son muy bajas, aunque un poco
más altas que las de vasectomía. Una reversión, hasta en
candidatas seleccionadas, es díficil y las tasas de éxito no son
tan altas. El procedimiento debe ser considerado permanente y
parejas deben sopesar los mismos factores que considerarían con
una vasectomía antes de decidir una la ligación de trompas
uterinas.

Anticonceptivos orales. Anticonceptivos orales,
generalmente basados en estrógeno, cuando se toman como indicado,
tienen una tasa de embarazo no intencional de un 0.1%, lo mismo
que para una vasectomía. Típicamente, sin embargo, las mujeres
que toman la pastilla contraceptiva (the Pill) tienen una tasa de
embarazo de un 3% generalmente debido a un fracaso de no tomarlo
correctamente. El uso de anticonceptivos orales aumenta el riesgo
de ataques súbitos en algunas mujeres; solamente aquellas que
fuman y no pueden dejar de fumar, aquellas que tienen migrañas,
presión arterial alta, o una historia de trastornos coágulativos
deben preocuparse y tal vez elegir un anticonceptivo alternativo.

Progesterona inyectable. Depo-Provera, una inyección de
progesterona, es administrada cada 12 semanas y es 99.6%
protectiva. Reacciones secundarias y adversas, sin embargo,
incluyendo aumento de peso, síntomas de embarazo, absencia de
períodos mentruales o períodos abnormales, cambios en el
crecimiento de cabello, depresión y nervios, son la causa
primaria del por qué 70% de mujeres dejan de darse las
inyecciones después de menos de un año. Reacciones alérgicas,
pérdida de hueso, y en casos raros reacciones adversas serias
pueden ocurrir. Existe un pequeño riesgo para un embarazo
ectópico.

Implantes. Los implantes de levonorgestrel (Norplant)
ofrecen otra opción anticonceptiva eficaz de largo plazo. Como
Depo-Provera, levonorgestrol es una progestina y no contiene
estrógeno. Seis gránulos comprimidos (bolitas) que contienen la
hormona se implantan quirúrgicamente debajo de la piel del brazo
superior de la mujer. Los gránulos comprimidos liberan lentamente
la progestina, de ese modo previniendo el embarazo aún más
eficazmente que las pastillas anticonceptivas orales.
Recientemente, informes sobre reacciones secundarias y adversas,
incluyendo moretones y hemorragías, cefaleas (dólores de cabeza),
presión arterial alta, depresión, nervios y quistes ováricos, han
causado a mujeres cuestionar este método, pero estas reacciones
secundarias y adversas no son comunes y sólo 10% de las mujeres
solicitan la remoción del implante. Los implantes proporcionan
anticoncepción protectiva de 99% durante cinco años. Chequeos
deben ser dados cada seis meses. La remoción causa algún dolor, y
en casos raros, cicatrización puede ocurrir después.

Dispositivo intrauterino (DIU) [IUD, Intrauterine Device
en ingl&eacut;es]. El DIU es un dispositivo enrollado pequeño, en
forma de T, generalmente de plástico plateado con cobre, que es
insertado en el útero. Cómo previene el embarazo aún no se sabe.
Es 97% efectivo, aunque dentro de un año algunas mujeres se lo
extraen. También aumentan el riesgo para infección y deben ser
reemplazados cada cuatro años.

---------------------------------------------

¿Cómo se realiza una vasectomía?

Procedimientos preoperatorios.
El médico que realiza la vasectomía le preguntará al paciente firmar
una forma de consentimiento de antemano que dice que el paciente es
consciente de los riesgos involucrados. El paciente debe estar seguro
de que todas sus preguntas han sido respondidas antes de firmar la
forma de consentimiento.

Bancos de esperma. Almacenando esperma congelada en un
banco de esperma antes de la vasectomía puede permitir que el
paciente tenga hijos después. Antes de la vasectomía, el paciente
colecciona la esperma, la cual se congela y se almacena hasta que
se desea tener un(a) niño(a). Mientras que es posible guardar la
esperma para un embarazo posterior, sólo una de cada cuatro
pacientes logran embarazo y es un proceso muy costoso. Los
expertos creen que un paciente que quiere guardar su esperma
probablemente debería reconsiderar el tener una vasectomía,
porque tal decisión puede indicar dudas acerca del renunciar su
capacidad de ser padre.

Vasectomía estándar.
La vasectomía es una operación menor que toma cerca de 30 minutos y
generalmente es realizada en la oficina de un médico o en un
consultorio de planificación familiar. Si la operación se realiza bajo
anestesia local, el costo es de $150 a $1,200. La mayoría de las
pólizas de seguro cubrirán el costo de una vasectomía realizada como
un procedimiento ambulatorio menor pero no cubrirá la vasectomía
realizada en una sala principal de operaciones de cirugía. Antes de la
operación, el escroto se afeita y se limpia, y un anestésico local se
inyecta en la piel del escroto. El cirujano hace una incisión diminuta
en un lado del escroto y ubica uno de los conductos deferentes. El
conducto es aislado, jalado hacía arriba de la incisión y sujetado en
dos sitios cerca de sí mismos; el segmento de en medio es luego
removido. El cirujano sella ya sea una punta (llamada un procedimiento
punta-abierta, o open-ended en inglés) o las dos puntas
(punta-cerrada, o closed-ended en inglés) con abrazaderas, sutura o
cauterización usando una aguja eléctrica. En el procedimiento
punta-abierta la sección del conducto conectada al testículo se deja
abierta y la sección que da a la próstata se sella. (Algunos
investigadores creen que la vasectomía punta-abierta es una
aproximación superior y tiene menos complicaciones y tasas de fracaso
más bajas, aunque otros piensan que sus tasas de fracaso aún son muy
altas y no ha demostrado ser un procedimiento mejor que los otros).
Después, el conducto deferente es reemplazado cuidadosamente en el
escroto. El procedimiento se repite en el otro lado del escroto.
Después de un descanso corto, generalmente cerca de media hora, el
paciente puede irse; alguien más debe conducirlo a su hogar.

Vasectomía sin bisturí.
Un método de vasectomía se desarrolló en China en 1974 que no requiere
un bisturí (instrumento cortante utilizado en la cirugía), que empezó
a emplearse en los Estados Unidos en 1985 y continúa empleandose más y
más. La vasectomía sin bisturí (NSV, no-scalpel vasectomy) difiere de
una vasectomía convencional en el método de accesar los conductos
deferentes. Un mejor método de anestesia que permite una inyección
bajo la piel en vez de en el testículo también ayuda a hacer el
procedimiento menos doloroso. En esta operación, el médico siente por
los tubos bajo la piel y los mantiene en su lugar con una pinza
pequeña. En vez de hacer dos incisiones, el médico hace una punción
diminuta con un instrumento especial, que luego se usa para extender
delicadamente la abertura a través de la cual el conducto deferente se
puede extraer. El conducto luego es bloqueado empleando los mismos
métodos que en la vasectomía convencional, y como en una vasectomía
estandar, los cierres pueden ser punta-abierta o punta-cerrada. Hay
muy poco sangramiento con la vasectomía sin bisturí.

Ningún punto se necesita para cerrar la abertura diminuta, la cual
sana rápidamente y no deja cicatriz. La técnica toma cerca de 10
minutos y se realiza en la oficina de un médico o en un consultorio de
planificación familiar. Es tan eficaz como la vasectomía convencional,
con menos de un por ciento de oportunidad para que la compañera quede
embarazada. El malestar es generalmente menos que aquel con una
vasectomía estándar, porque hay menos lesiones a los tejidos y no hay
puntos. La atención postoperatoria es similar a aquella para una
vasectomía convencional. Las infecciones y la hemorragia,
complicaciones ocasionales de la vasectomía estándar, se reducen al
emplear la cirugía sin bisturí. Otras complicaciones, incluyendo
granulomas de esperma, epididimitis y una producción de anticuerpos de
esperma, ocurren después de ambos procedimientos. (Para más
información, véanse las secciones de Atención Postoperatoria y
Complicaciones Postoperatorias debajo). La tasa de fracaso es menos de
1%, la misma que para una vasectomía convencional. Muchos cirujanos
estadounidenses ahora pueden realizar esta operación; listas
actualizadas de estos cirujanos son disponibles para aquellos
interesados en esto procedimiento (véase ¿Dónde más se puede obtener
ayuda acerca de la vasectomía?).

Atención postoperatoria.
Directiva general. El paciente debe acostarse boca arriba
por tan siquiera un día y aplicarse bolsas de hielo por 8 horas.
Cuando los efectos del anestésico local se desgastan, en una hora
o dos, la mayoría de los pacientes experimentan un dolor en los
testículos y en la ingle. El(La) doctor(a) puede prescribir un
medicamento para el dolor, como Tylenol con codeína, para los
primeros días, continuando con medicamentos leves para el dolor
sin prescripción si el malestar persiste. La aspirina, el
ibuprofen (Advil, Medipren, Motrin, Nuprin) o el naproxen (Aleve)
pueden causar hemorragia y deben ser evitados. Este dolor
desaparece generalmente en dos días, aunque el paciente puede
sentirse dolorido durante unos cuantos días más. El médico puede
sugerir que el paciente use un protector atlético, que coloque
bolsas de hielo sobre la ropa y que permanezca en la cama
bocarriba para ayudar a reducir el dolor postoperatorio. Una
exudación de sangre sobre las gasas es normal durante el primer y
segunda día después de la operación. Casi todos los hombres se
recuperan completamente en unos pocos días. El paciente no debe
realizar ningún trabajo físico pesado por lo menos durante dos
días. Los deportes y el levantar pesas pueden reasumirse en dos a
tres semanas después de la cirugía.

Riesgo temporario para el embarazo. Una vez que el
paciente se sienta cómodo, puede reasumir la actividad sexual,
generalmente en casi una semana. La pareja debe, sin embargo,
seguir empleando los métodos de regulación de la natalidad
convencional por un tiempo más; la esperma viva todavía existe en
los conductos eyaculadores y el embarazo permanece un riesgo
durante unos cuantos meses. El puede experimentar cierto malestar
en la ingle o en los testículos al principio, a causa de las
contracciones de los conductos deferentes durante la eyaculación.
Esto se disminuye conforme sanan los tejidos.

---------------------------------------------

¿Cuáles son las complicaciones y los riesgos de largo plazo después
de una vasectomía?

Complicaciones postoperatorias.
La vasectomía es un procedimiento de bajo riesgo y las complicaciones,
que ocurren en cerca de 10% de pacientes, generalmente son fáciles de
controlar. Ninguna muerte resultando de una vasectomía se ha
notificado alguna vez en los Estados Unidos.

Dolor. Todos los hombres experimentan cierto dolor agudo
en el escroto después de la operación. En una encuesta, 18.7% de
hombres reportaron algún dolor crónico en le escroto después de
un promedio de cinco años después; de la operación, lo cual
afectó la calidad de vida en 22% de los pacientes entrevistados.
(En un estudio, hombres en los cuales el anéstesico bupivacaína
fue inyectado en el conducto deferente durante la operación no
tuvieron ni dolor agudo ni dolor crónico después).

Reacción alérgica. Pocos hombres pueden tener una
reacción alérgica a la anestesia local y desarrollar comezón y
colmenas.

Hemorragia. Con frecuencia, la sangre puede colarse bajo
la piel, haciendo que el escroto y el pene parezcan estar
moreteados. Si no hay hinchazón peligrosa, este problema indoloro
generalmente desaparece sin tratamiento en una o dos semanas. Si
el paciente sangra en exceso en los días después de la operación
y requiere más de dos o tres cambios de gasa al día, debe llamar
a su médico.

Hematoma. En cerca de 2% de casos, una hemorragia dentro
del escroto puede causar una hinchazón dolorosa conocida como un
hematoma. En estos casos, el escroto se hincha poco después de la
vasectomía. El médico debe ser llamado de inmediato. El riesgo
para un hematoma es menos en la vasectomía sin bisturí.

Infección. Infecciones ocurren en cerca de 4% de los
hombres después de una vasectomía estándar. Se reduce el riesgo
para una infección con la vasectomía sin bisturí. El sitio de
incisión puede contraer una infección, causando un rubor e
hinchazón alrededor de la incisión. Antibióticos, cremas o
ungüentos antimicrobianos, o ambos, junto con baños calientes
varias veces al día, generalmente despejarán la infección en unos
cuantos días.

Granulomas de esperma. Después de la vasectomía, la
esperma a menudo se fuga del sitio de la vasectomía o por una
ruptura en el epidídimo, el tubo delgado, firme y enroscado que
conecta el testículo a los conductos deferentes. La esperma tiene
cualidades antigénicas muy fuertes; o sea, el sistema inmunitario
considera la esperma como agentes extraños y la ataca. La pérdida
de esperma provoca una reacción inflamatoria. El cuerpo forma
bolsas para atrapar la esperma en el tejido de la cicatriz y en
las células inflamatorias. Luego, bolas firmes de tejido cerca de
media pulgada en diámetro se forman; estas se conocen como
granulomas de esperma. Rara la vez causan problemas. En cerca de
2% de casos, los granulomas de esperma dificultando las puntas ya
bloqueadas de los conductos deferentes pueden generar una
acumulación de presion en el epidídimo, causando una ruptura por
la presión del líquido. Si el epidídimo se rompe, los testículos
pueden agrandarse e inflamarse. Un epidídimo lesionado puede
repararse, pero si el paciente después desea una reversión de la
vasectomía, la interrupción de este tubo diminuto hace el éxito
mucho menos probable (véase ¿Puede ser revertida una
vasectomía?).

Orguialgia crónica. En cerca de un por ciento de todas
las vasectomías, el epidídimo se vuelve tan congestionado con
esperma muerta y líquido que el paciente siente un dolor en sus
testículos. Esta enfermedad, llamada orguialgia crónica,
generalmente desaparece en seis meses.

Epididimitis. Epididimitis ocurre cuando una inflamación
en el sitio de la vasectomía causa una hinchazón del epidídimo.
Esta condición ocurre en el primer año y puede tratarse con calor
y medicamentos antiinflamatorios. Generalmente se despeja en una
semana.

Riesgos de largo plazo de la vasectomía.
Cáncer de la próstata y cáncer testicular. Niveles de
testosterona permanecen elevados por un período de tiempo más
largo en hombres que han tenido vasectomías, y niveles
altos-normales de largo plazo de este esteroide hormonal parece
aumentar el riesgo para desarrollar el cáncer de la próstata.
Expertos, entonces, se han preocupado con que hombres con
vasectomías tenían una posibilidad mayor de desarrollar este
cáncer. El cáncer de la próstata es la segunda causa más común de
muerte entre hombres estadounidenses y un 30% de todos los
hombres estadounidenses mayores de 50 años de edad dan alguna
evidencia de células cáncerosas de la próstata. Estudios
investigando la relación entre la vasectomía y el cáncer de la
próstata han sido conflictivos. Un número de estudios mayores
recientes no ha encontrado alguna asociación entre la enfermedad
y las vasectomías. (Aunque dos estudios en 1993 encontraron un
riesgo incrementado de 80% para el cáncer de la próstata en
hombres con vasectomías, esto debe ser puesto en perspectiva;
sólo hubo 59 casos de cáncer de la próstata en más de 13,000
hombres con vasectomías a través de un período de 13 años).

Un panel de más de una dozena de expertos convocados por las
Instituciones Nacionales de Salud (National Institutes of Health)
también encontró poco o ningún incremento en riesgo y expidieron
una declaración concluyendo que no hay razón alguna para
recomendar un cambio en las prácticas clínicas o de salud
pública. El panel recomendó que la reversión de una vasectomía no
garantiza prevenir el cáncer de la próstata y todo criterio de un
examen selectivo para el cáncer de la próstata debe ser el mismo
para los hombres con y sin vasectomías. (Casi 25% de médicos, sin
embargo, aún prefieren examinar a hombres con vasectomías para el
cáncer de la próstata antes que aquellos sin la operación).
Debido a los niveles de hormonas más altas en hombres con
vasectomías, investigaciones sobre la relación con el cáncer de
la próstata se continuan, aunque si algún enlace es encontrado,
probablemente seráa débil. Hombres con una historia familiar de
cáncer de la próstata deben discutir sobre los riesgos y los
beneficios con su médico. Estudios no muestran ninguna asociación
con el cáncer testicular. [Para más información vea el Reporte
#33 de Well-Connected, Prostrate Cancer (Cáncer de la próstata)].

Cambios del sistema inmunitario. La vasectomía también
provoca cambios del sistema inmunitario. Porque esperma continua
siendo producida pero es ahora disponidas por el cuerpo, el
sistema inmunitario del paciente reconoce la esperma como
proteínas extranjeras y produce anticuerpos de anti-esperma.
Hasta dos terceras partes de los hombres con vasectomías
desarrollan anticuerpos que se adjuntan a la esperma y dificultan
la motilidad de ésta. Sin embargo, dos estudios principales y
recientes de grupos grandes de hombres no encontraron riesgo
significativo para la salud general de un hombre. Es más, ambos
estudios encontraron que los hombres que tuvieron vasectomías en
realidad experimentaron un riesgo ligeramente menor para la
coronariopatía, y un estudio también encontró riesgos menores
para el accidente cerebrovascular, la presión arterial alta y el
dolor del tórax. Uno de los estudios hasta encontró que los
hombres que tuvieron vasectomías tenían una vida más larga que
aquellos sin el procedimiento. (En ambos estudios, sin embargo,
estos beneficios no se consideraron significativos). La mayoría
de los expertos médicos, incluyendo paneles especiales convocados
por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of
Health, NIH) y la Organización Mundial de la Salud (World Health
Organization, WHO), han concluido que la vasectomía es un
procedimiento seguro. La respuesta anti-esperma parece ser un
problema sólo si un hombre desea revertir el procedimiento (véase
¿Puede ser revertida una vasectomía?).

Cálculos renales (Kidney Stones). Una incidencia más alta
de cálculos renales ha sido reportada en hombres con vasectomías,
y algunos estudios de animales han reforzado estos reportes, pero
no hay evidencia hasta la fecha comprobando que el riesgo existe.
Cálculos renales no son mortales pero pueden ser muy dolorosos, y
para estar del lado seguro, hombres que han tenido vasectomías
deben de tomar muchos líquidos para prevenirlos. (El tomar
líquidos en cualquier caso, no será dañno).

Reacciones psicológicas e insatisfacción de largo plazo.
La mayoría de los hombres que tienen vasectomís estan aliviados
de que la preocupación sobre el embarazo ya no existe, y la
mayoría de parejas responden bien a su nueva libertad
contraceptiva. Casi 30% de parejas reportan tener más relaciones
sexuales después de la vasectomía, gozan del sexo más, consideran
su matrimonio más fuerte, se sienten más saludables y más
relajados, y no tienen ningún arrepentimiento sobre la operación.
Por lo menos 90% de hombres que han tenido una vasectomía dicen
que volverían a tomar la misma decisión y que recomendarían la
operación a hombres en circunstancias similares. Esposas parecen
sentirse más positivas sobre la operación -más de 95% de las
compañeras de hombres con vasectomías reportan estar satisfechas
con la operación. Parejas más jóvenes y parejas mayores y
aquellas con hijos o sin hijos son igualmente probables de tener
reacciones favorables a vasectomías.

Algunos hombres pasan por un período de autoconsciencia,
preguntándose si otros notan alguna diferencia en su
masculinidad. Cerca de la mitad de pacientes con vasectomías
mantienen su operación un secreto. Tal vez creen que la operación
está tachada por un estigma de emasculación y el saber sobre ella
los degradaría ante los ojos de sus amigos y familia. Para la
mayoría de hombres, esta tentativa paso pronto; en pocos hombres,
sin embargo, problemas con sus autoimágenes masculinas persisten
y requieren asesoramiento. Algunos hombres pueden tener
sentimientos de pérdida acerca de la terminaci&ioacute;n de la
parte de sus vidas que tienen que ver con crear una familia, y
pueden experimentar sentimientos de depresión o de ira similares
al lamento. Estos sentimientos negativos generalmente se resulven
con el tiempo, conforme el paciente avanza a la siguiente etapa
de su vida. Un porcentage pequeño de parejas experimenta
dificultades serias en el ajuste. Sus estres emocionales casi
siempre se manifiestan en disfunción sexual, como la impotencia,
la ejaculación prematura, o el sexo doloroso. En tales casos, sin
embargo, la vasectomía probablemente es el catalizador y no la
causa de tales reacciones extremas. Estudios han indicado que
hombres quienes han experimentado impotencia después de una
vasectomía eran más probables de tener compañeras quienes no eran
capaces de aceptar la operación.

Fracaso.
Algunas razones para el fracaso de una vasectomía incluyen sellando
los tubos y desarrollando aperturas que permiten a la esperma pasar.

Esperma viva residual. Después de la operación, siempre
hay alguna esperma activa que permanece en el semen durante
varios meses, así que es esencial que el paciente y su compañera
sigan utilizando otro método de protección hasta que el recuento
de esperma del hombre sea cero. Se requiere que quince a 20
eyaculaciones despejen la esperma viable del sistema
reproductivo; generalmente toma unos pocos meses antes de que la
esterilidad sea completa. En un estudio británico, 5% de
vasectomías tuvieron que ser repetidas, generalmente 6 meses a un
año después del procedimiento original; casi 87% de las
repeticiones fueron realizadas a causa de esperma viva residual
móvil, persistente.

Un análisis de semen se hace cerca de seis a doce semanas después
de la cirugía para asegurar que ninguna esperma viva permanece en
el semen. El semen generalmente se recolecta en el hogar en un
frasco pequeño y se entrega a la oficina del médico donde se
examina bajo un microscopio. Un segundo análisis de semen
generalmente se realiza nuevamente cerca de cuatro meses después
de la vasectomía. El paciente se considera estéril sólo cuando no
hay esperma en su semen. La presencia de esperma imóvil no
presenta algún problem.

Recanalizacón. La razón primaria del por qué ocurre el
fracaso del método es cuando las puntas cortadas del conducto
deferente, en casos raros, se reconectan vía un proceso
espontáneo conocido como recanalización. Esto puede ocurrir si un
granuloma de esperma y uno de sus canales interconectados forman
una nueva ruta para que la esperma se mueva de un final de la
punta cortada del conducto deferente a la otra. Recanalización ha
sabido ocurrir después que un hombre ha logrado un recuento de
cero esperma y tan tarde como 17 meses después de la vasectomía,
pero el riesgo general para la recanalización es sólo cerca de
.025% o uno en 4,000 vasectomías.

---------------------------------------------

¿Puede ser revertida la vasectomía?

Cerca de dos en cada 100 hombres que tienen vasectomías desean después
tener el procedimiento revertido. Las razones principales para solicitar
una reversión son el volverse a casar, la muerte de un(a) hijo(a) o una
mejora en los fondos seguida por un deseo de tener otro(a) hijo(a). Menos
de un 10% de pacientes que solicitan la reversión lo hacen debido a
problemas físicos o psicológicos después de la vasectomía.

Aunque una vasectomía debe considerarse irreversible, hay un procedimiento
quirúrgico que puede restaurar la fecundidad conocida como un
vasovasostomía. Las puntas separadas de los conductos deferentes son
reconectados para restablecer el flujo de la esperma. Sin embargo, este
procedimiento de reversión es difícil; incluye el coser las dos puntas de
ambos tubos juntas, cada una con aberturas del tamaño de la cabeza de una
aguja. Si el conducto deferente es bloqueado, el cirujano puede tratar de
conectar el epidídimo a un área del conducto que pasa por el bloqueo.

La cirugía de reversión es una operación mayor durando una a dos horas y
requeriendo varios días en el hospital y dos a tres semanas de recuperación
en casa. Es mucho más costosa que la vasectomía original (costo total es
eso de $7,000). Es aún más costosa si el procedimiento incluye la conexión
del epidídimo, que toma cerca de tres horas. La cirugía de reversión
generalmente no es reembolsada por las aseguradoras. Un paciente que está
contemplando una reversión posible antes del recibimiento de una vasectomía
quizás no esté eligiendo la alternativa anticonceptiva correcta.

La fertilidad aún puede ser un problema a causa de la activación del
sistema inmunitario después de la vasectomía, la cual rinde esperma
inm&oavute;vil en algunos hombres. Hasta después de una reversión exitosa,
el sistema inmunitario aún reconoce esperma como proteínas extranjeras y
continúa atacándola, aunque algunos expertos creen que este problema no es
significante como otros piensan y que muchos hombres todavía pueden
concebir aún con anticuerpos para su esperma. Este problema a veces puede
superarse mediante el uso de un tratamiento o de una combinación de
tratamientos. Los medicamentos del corticosteroide pueden reducir la
producción de anticuerpos. La esperma poco movible también puede ser
preparada para la inseminación artificial en el cuello uterino, en el útero
o en las trompas de Falopio de una mujer. [Para más información sobre este
tema vea, el Reporte #67 de Well-Connected, Infertility in Men,
(Infertilidad en los hombres)].

Mejoras en la técnica quirúrgica han mejorado las perspectivas del éxito de
una reversión, pero las tasas varían extensamente. La tasa de embarazo
después de una reversión de vasectomía varía de 16% a 85%, con la mayoría
de cirujanos reportando su propia tasa de éxito siendo mayor que 50% en
candidatos seleccionados. El éxito depende de varios factores, incluyendo
las aptitudes del médico, las complicaciones de la operación original, el
efecto de anticuerpos sobre la esperma y el tiempo que transcurrió desde la
vasectomía. Una reversión con éxito es sumamente más probable si el
procedimiento original fue realizado en secciones rectas del conducto y las
piezas unidas eran del mismo tamaño, lo cual aumentaróa la posibilidad del
epidídimo de no ser bloqueado y ser capaz de transportar esperma saludable.
Exito es menos probable si los tubos fueron sellados con una aguja
eléctrica. Cuando una reversión es realizada dentro de años después de una
vasectomía, la posibilidad de éxito son muy altas. Depués de diez años, las
posibilidades para recuperar la fertilidad disminuyen a 35%. Hasta un
recuento normal de esperma no garantiza un embarazo; la fertilidad de la
mujer también juega un papel.

---------------------------------------------

¿Dónde más se puede obtener ayuda acerca de la vasectomía?

AVSC International
79 Madison Avenue
New York, NY 10016
Llame al 212-561-8000
Visite su sitio en el Internet: www.avsc.org
Mande un mensaje electrónico a: info@avsc.org
La asociación es una de las mejores fuentes de información sobre la
vasectomía.
AVSC publica folletos que responden a preguntas sobre la vasectomía,
la vasectomía sin bisturí y la reversión de esterilizaciones,
así como un boletín informativo mensual para los miembros.
También proporcionarán los nombres de médicos locales
que realizan las vasectomías sin bisturí. Todos aquellos que soliciten
información por escrito deben incluir un sobre con estampilla y dirección
de domicilio.
Una solicitud por e-mail debe incluir una dirección de domicilio también.

National Institute of Child Health and Human Development (Instituto
Nacional de la Salud Infantil y del Desarrollo Humano)
Public Information and Communication Branch (Rama de Información y
Comunicación Pública)
41 Center Drive
Rm. 2A32
Bethesda, MD 20892-2425
Llame al 301-496-5133 o visite su sitio en el Internet.

Planned Parenthood
Marketing Department
810 Seventh Avenue
New York, NY 10019
Llame al 1-800-669-0156 o al 212-541-7800
Dirección en el Internet: www.ppfa.org
Esta organización ofrece un folleto #1537 All About Vasectomy
(Todo acerca de la vasectomía). Escríbales para solicitar información
sobre este informe y otros folletos sobre la planificación familiar.

-------------------

Fuentes adicionales de información reciente

"Efectos de corto y largo plazo de vasectomía sobre suero de testosterona,
dihidrotestosterona, hormonas luteinizantes y niveles de hormonas folículo
estimulantes". Journal of Urology, diciembre de 1995. ("Early and long-term
effects of vasectomy on serum testosterone, dihydrotestosterone,
luteinizing hormone and follicle-stimulating hormone levels." Journal of
Urology, December 1995).

"Hechos sobre la seguridad de una vasectomía. Instituto Nacional de la
Salud Infantil y del Desarrollo Humano, P.O. Box 29111, Washington, D.C.,
20040. (Facts About Vasectomy Safety. National Institute of Child Health
and Human Development, P.O. Box 29111, Washington, D.C., 20040).

"Vasectomí punta-abierta: aproximando la técnica ideal [véanse los
comentarios]". Journal of the American Board of Family Practice,
julio-agosto de 1994. ("Open-ended Vasectomy: Approaching the Ideal
Technique [see comments]." Journal of the American Board of Family
Practice, July-August 1994).

"Disfunción erectil posvasectomía". Journal of Psychosomatic Research,
octubre de 1994. ("Post-Vasectomy Erectile Dysfunction." Journal of
Psychosomatic Research, October 1994).

"Esperma persistente después de una vasectomía: una encuesta por urólogos
británicos". British Journal of Urology, septiembre de 1995. ("Persistent
Spermatozoa After Vasectomy: A Survey of British Urologists." British
Journal of Urology, September 1995).

"Estudio de resultados basados en un cuestionario sobre complicaciones
posvasectomía no oncológicas". Journal of Urology, abril de1996.
("Questionnaire-based outcomes study of nononcological post-vasectomy
complications." Journal of Urology, April 1996).

"La vasectomía y el cáncer de la próstata: resultados de un estudio
multiétnico de casos controlados [véanse los comentarios]". Journal of the
National Cancer Institute, mayo de 1995.("Vasectomy and Prostate Cancer:
Results from a Multiethnic Case-control Study [see comments]." Journal of
the National Cancer Institute, May 1995).

"Vasectomía en los Estados Unidos, 1991". American Journal of Public
Health, mayo de 1995. ("Vasectomy in the United States, 1991." American
Journal of Public Health, May 1995).

Ultima actualización 8/96

-------------------

Los reportes de Well-Connected son escritos por escritores médicos con
experiencia y revisados y editados por los editores de casa de la Compañia
y por una junta de médicos de la Escuela de Medicina de Harvard y del
Hospital General de Massachusetts. Los reportes se distinguen de otras
fuentes de información disponibles a pacientes y consumidores de servicios
para el cuidado de salud por su calidad, detalle informativo y actualidad.
La junta consultiva de médicos entonces revisa la pertinencia y la
exactitud de la información actualizada. Estos reportes no sirven el
propósito de substituir la ayuda o el consejo profesional médico sino más
bien para ser utilizados como una ayuda en el entendimiento del
conocimiento médico actual. Un médico siempre debe ser consultado para
cualquier problema de salud o condición médica. Los reportes no pueden ser
duplicados sin el consentimiento expreso del promulgador.

Junta editorial

© 1996 Nidus Information Services

-------------------

Nidus Information Services (Servicios de información Nidus)
Well Connected
175 Fifth Avenue, Suite 2338
New York, New York 10010
1-800-334-WELL (9355)
212-260-4268
Telefax 212-529-2349
Email: nidus@panix.com (Por favor, sólo mensajes en inglés. Gracias).

--------------------------------------

Este material ha sido traducido al español utilizando software especial
proporcionado por la Organización Panamericana de la Salud (Pan American
Health Organization, PAHO) y poseditado por el personal de NOAH.

--------------------------------------

--------------------------------------
Esta página ha sido publicada por los miembros del personal de NOAH.
Desafortunadamente, NOAH no es capaz de responder a preguntas personales
relacionadas a la salud, sin embargo, por favor vea nuestros recursos
adicionales de información médica. Para preguntas y comentarios de índole
técnica, por favor mandenos correo electrónico a webmaster@noah.cuny.edu, o
visite nuestra página de comentarios.

1