Celebración de la Pascua

LA CELEBRACIÓN DE LA PASCUA

EN EL PUEBLO JUDÍO

 

Es la celebración por excelencia del año, tanto para cristianos como para judíos. Es la "madre de todas las celebraciones". El interés y todos los estudios monográficos que existen están a demostrarlo.

La preparación

La fiesta de pascua comienza el 14 de Nissan (un mes lunar que generalmente corresponde con la segunda mitad de marzo y con la primera mitad de Abril) y termina el 21. Los judíos, como en la antigüedad, hacen una serie de preparaciones muy detalladas para la celebración. Esta va desde una limpieza a fondo de toda la casa.

El sábado que precede el día de Pascua(el 15) se le llama el "Gran Sábado" porque se supone que el 10 de Abib (o Nissan) - cuando los israelitas seleccionaron el cordero pascual, antes de salir de Egipto, cayó en Sábado. En este Sábado se anuncia solemnemente el día en que se celebrará la fiesta de Pascua.

Unos días antes de la fiesta, los alimentos y otros utensilios vienen purificados y alejados de cualquier contacto con la levadura, o con pan con levadura. Los utensilios de mesa y cocina se guardan en cada hogar.

En la tarde del día 13, caída la noche, el jefe de familia realiza lo que se llama la "búsqueda de la levadura", como lo indica la Mishna (Tratado Pesachim, I) que es la costumbre de los judíos de por los menos 2000 años. La búsqueda se realiza con una pequeña vela de cera. Un pedazo de pan ordinario se deja en un lugar vistoso, generalmente sobre la ventana. La búsqueda comienza con una oración que hace referencia a la orden de mantener lejos toda levadura durante la fiesta de pascua. El pedazo de pan puesto en la ventana se marca para manifestar que la búsqueda ha tenido inicio. Toda la casa pasa por un examen cuidadoso, y todos los pedazos de levadura se recogen con una cuchara y un cepillo o plumero. Una vez terminada la búsqueda, se regresa al pan con el que se comenzó. Este también se recoge con la cuchara. Esto último, con todo su contenido, el cepillo y todo lo que se empleo se ata cuidadosamente y se suspenden sobre una lámpara para evitar que los ratones puedan esparcir durante la noche la levadura y tener que efectuar una nueva búsqueda. El dueño de la casa proclama entonces en arameo que toda la levadura que está en la casa, de l a que él es consciente, no es más que polvo.

Antes del mediodía del siguiente día (14) toda la levadura que ha quedado se quema, y se hace una nueva declaración. Desde aquí hasta la tarde el 22, cuando la fiesta termina, sólo el pan ázimo está permitido.

La fiesta pascual

El día 14, el primogénito de cada familia, si tiene más de trece años, ayuna en memoria del rescate de los primogénitos israelitas, cuando el ángel destructor pasó sobre Egipto. En la tarde el día 14 los varones de la familia, vestidos con sus mejores trajes, atienden los servicios especiales en la sinagoga.

Al regreso a su hogar, ellos encuentran la casa iluminada y el Seder, o la mesa pascual, ya preparada. El jefe de familia toma su lugar en la cabecera de la mesa, donde hay una butaca para él con cojines o almohadas. Un asiento semejante se prepara también para la señora de la casa. La cena se llama Seder por los judíos ashkenazitas, y haggaddah ( porque se recita el relato de la liberación durante la cena) por los judíos sefarditas. Todos los miembros de la familia judía, incluso los sirvientes, se sientan alrededor de la mesa.

Enfrente al jefe de familia se encuentra el Seder - el plato, con tres panes ázimos o matzoth, - cada una de ellas envuelta en una servilleta y puestas una arriba de la otra. Un hueso de espinazo del cordero (junto con un pedazo de carne) que se ha asado con carbón, se pone junto con un huevo que se ha cocido con las cenizas calientes, en otro plato junto con tres panes ázimos. EL espinazo del cordero representa la pascua del cordero, y el huevo asado la chagigah, o la ofrenda de la libre voluntad, hecha diariamente en el templo. Las yerbas amargas, tal como el perejil o el rábano, un tipo de jugo llamado charoseth, que consiste en varias frutas entornado con mucilago mezclado con vinagre, y agua salada , se arreglan en diferentes maneras, a veces como el candelero sobre el cual se encuentra el pan con levadura. La mesa se provee también con el vino, y las tazas o vasos para cada persona, un vaso extra que se pone siempre a la izquierda para el profeta Elías, quien ellos esperan como el precursor del Mesías.

 

La primera copa

Cuando todos están sentados alrededor de la mesa, la primera copa la tiran cada uno de ellos. El jefe de familia se levanta y agradece a Dios por los frutos de la vid y por el gran día que ellos están celebrando. Luego se sienta y bebe su vaso de vino reclinado, inclinado sobre su brazo izquierdo. Los otros beben al mismo tiempo. Al tiempo del templo, el judío más pobre tenía que beber cuatro copas durante esta fiesta; y en el caso en el que fuera demasiado pobre y no tuviera para las cuatro copas de vino, los fondos públicos deberían de suplir esta carencia. Aunque si se prescriben cuatro copas, la cantidad no viene restringida a este número. Al vino se le agrega un poco de agua. El vino tinto se usó en la antigüedad, pero a causa de las acusaciones infundadas en contra de los judíos por hacer uso de la sangre, este uso se interrumpió. El vino no fermentado de pasa o el vino palestino se utiliza hoy generalmente.

 

Las yerbas amargas y el Aficoman

Después de haber bebido la primera copa, el jefe de familia se levanta y se lava las manos. Los otros permanecen sentados. Eldersheim es de la opinión que fue en este momento de la cena cuando Cristo lavó los pies a sus discípulos. Después de haber lavado sus manos el jefe de familia se sienta y toma una pequeña cantidad de Yerbas amargas, los sumerge en agua con sal y los come, reclinado sobre su codo izquierdo. Los intérpretes judíos dicen que solamente la primera pascua tuvo que haberse llevado a cabo estando sentado, y en circunstancias de prontitud. Durante la conmemoración de la primera pascua ellos se reclinaron "como un rey ( o un hombre libre) a su antojo, y no como esclavos", siguiendo en esto el ejemplo de los ciudadanos romanos con quienes ellos entraron en contacto. Después que el jefe de familia ha terminado de comer las yerbas amargas, toma algunas porciones, las sumerge en agua salada, y se las va entregando a los que están sentados alrededor de la mesa para que las coman.

Entonces toma la mitad del pan ázimo, lo parte en dos, y oculta la otra mitad debajo de una almohada o cojín, para que se distribuya y coma después de la cena. Si está práctica existía ya al tiempo de Cristo, no es improbable que fue de esta mitad, llamada Aficoman, que se instituyó la Eucaristía. Tan pronto como esta porción se coloca aparte, la otra mitad se reemplaza, se descubre el pan que contiene los panes ázimos, y todos, estando de pie, sosteniendo el plato, y solemnemente erguidos cantan suavemente en arameo:

"Este es el pan de la aflicción que nuestros padres comieron en Egipto. Este año aquí, el próximo en Jerusalén. Este año esclaviza, el próximo liberará".

 

La segunda copa

El plato se reemplaza y el hueso de espinazo, el huevo asado, etc. se colocan encima de él. Todos se sientan, y el hijo más pequeño pregunta por qué esta noche a diferencia de las demás noches comen yerbas amargas, pan ázimo, y reclinados: Entonces el jefe de familia explica como sus padres eran idólatras antes de que Dios escogiera a Abrahán, cómo ellos fueron esclavos en Egipto y cómo Dios los liberó, etc. Dios es alabado y bendecido por su estupenda misericordia a favor de Israel, y esta primera parte de la ceremonia llega a su conclusión con la recitación de la primera parte del Hallel (Sal 112 y 114), bebiendo la segunda copa de vino que se sostiene solemnemente y que viene llamada la copa del Haggadah o la historia de la liberación.

La cena propiamente dicha

La ceremonia apenas descrita ha sido sólo la introducción. La cena propiamente dicha comienza. Primero, todos se lavan las mano; el presidente recita una bendición sobre los panes ázimos y, después de haber inmergido varios pedazos de ellos en agua con sal, se los come estando reclinado. Después distribuye las piezas de los demás a los otros. También toma algunas yerbas amargas, las sumerge en el charoseth, y los da a los demás para que las coman. Luego hace una especie de emparedado colocando una porción de rábano entre las dos piezas de pan sin levadura y lo reparte alrededor, diciendo que esto se hace en memoria del templo y de Hillel, quien solía poner juntos el cordero pascual, el pan ázimo, las yerbas amargas, y las come, según la orden de Ex 12,8.

Se sirve la cena propiamente dicha, y consiste en muchos tipos de platos del gusto de los judíos, como sopa, pescado…etc. preparadas de una manera muy especial y propia, desconocida para los paganos. Al final de la cena, los niños van en búsqueda del Aficoman que se ha escondido, y tiene que ser rescatada por medio de regalos. Se distribuye después entre todos y se consuma.

La tercera copa

Cuando se ha comido el Aficoman, se llena la tercera copa; se da gracias por la cena, y se bebe la tercera copa reclinados. Se llena una copa para el profeta Elías, en completo silencio, y se abre la puerta. Se recitan entonces imprecaciones contra los paganos, tomadas de los salmos y de las lamentaciones.

 

La cuarta copa

Después de esto, se llena la cuarta copa se recita el grande Hallel (Sal 115-118) y una oración de alabanza. En algunos países algunos judíos, antes de beber la cuarta taza recitan cinco trozos poéticos y luego se bebe la cuarta copa. Finalmente, se recita una oración para pedir a Dios acepte lo que ellos han hecho. Entre los judíos alemanes y polacos a la oración le siguen cantos populares.

El resto de la semana de pascua

Las mismas ceremonias se observan la siguiente tarde. Según la Ley los días 15 y 21 tenían que ser observados como días solemnes y de fiesta. En la actualidad el 15, 16, 21 y 22 son festivos, una costumbre que se introdujo entre los judíos de la diáspora. Ceremonias especiales tienen lugar en la sinagoga durante la semana de pascua.

 

Traducido y adaptado por:

Pbro. Lic. Martín Nava Bello

ATRASSIGUIENTE

 

¿TE HAS PERDIDO?

IR AL INDICE GENERAL DE LA PÁGINA

IR AL MENÚ DE SEMANA SANTA
1