Estudio Bíblico sobre la parabola de “La Vid y los Pámpanos”

Estudio Bíblico sobre la parábola de "La Vid y los Pámpanos"

Aplicando la metodología de estudio de Flet de la lección # 8

(Por Víctor A. Coronado P.)

Juan Capitulo 15, versículos del 1 al 6

1Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

  1. Observación: ¿ Que es lo que veo?, ¿ Qué dice el Pasaje?

Aplico las 8 preguntas:

  1. ¿Quién?
  1. ¿Qué?
  1. ¿Cómo?
  1. ¿Cuándo?
  1. ¿Hasta qué medida?
  1. ¿Dónde?
  1. ¿Por qué?
  1. ¿Cuánto? Þ Igual a la pregunta No. 5.

 

  1. Interpretación: ¿Que es lo que significa?, ¿Qué quiere decir el Pasaje?, ¿Qué significa lo Observado?
  2. Jesús utilizó la ilustración de la Vid y los Pámpanos. ¿Por qué?

    No es casualidad, en primer lugar como era una planta conocida por los judíos, lo cual era ideal para fines didácticos, ellos iban a entender más fácilmente la analogía entre "Jesús y el creyente" con la figura de la "Vid y los Pámpanos".

    Como muchos sabemos, la Vid es la planta de Uvas, los Pámpanos son los racimos de estás.

    De todas las plantas de la época, la Vid era la que requería más cuidado (nosotros somos importantes para el Señor y el nos cuida).

    Su fruto es muy valioso (el fruto del creyente son las almas ganadas para Jesucristo, lo cual es tan valioso para Dios el Padre que envió a su único Hijo a morir por nosotros y en una muerte tan horrible como la muerte de Cruz).

    El Agricultor se esmera en preparar todo para que la Vid de frutos de calidad, abona la tierra, la limpia, escoge el sitio cuidadosamente, etc. (Dios se esmera en abonar el terreno para que testifiquemos de él y las personas se conviertan, por la acción del Espíritu Santo), pero a veces los frutos dados son "silvestres", es decir, la vid se comporta como una Vid Silvestre (nosotros a veces andamos en la carne y no en el Espíritu, y por supuesto así no podemos dar fruto para el Señor)

    Con esta parábola Jesús nos quiere decir que debemos permanecer unidos a él, porque separados de él nada podemos hacer.

  3. Aplicación: ¿Qué debo hacer?, ¿ Qué quiere decir esto para mí personalmente?, ¿Qué verdades puedo poner en práctica?, ¿Qué cambios debo hacer en mi vida?

Separados de él nada podemos hacer: Este pasaje me ha recordado que no debo emprender proyectos personales o para el Señor sin su dirección y aprobación explícita, ya que a veces he comenzado actividades que parecen ser muy buenas y agradables a Dios pero las he emprendido solo, separado de él, y esto trae como resultado que me he sentido muy mal a mitad de la actividad y luego me he preguntado "¿Quién me mandaría a meterme en esto?" Y es entonces cuando recuerdo que lo hice sin preguntarle al Señor, sin buscar su dirección, sin preguntarle:¿ Señor, tú quieres que haga esto?, ¿De qué forma quieres que lo haga?.

De esta triste pero enriquecedora experiencia surgió un día entre lagrimas una oración pidiéndole perdón a la cual le agregué música:

Señor, Quiero hacer Tú Voluntad

I

Perdóname Señor por hacer mi voluntad

Y por a veces no dejarte opinar

Si el Dueño eres tu y el obrero yo soy

Perdóname por no hacer tu Voluntad.

II

Dame un corazón sensible a Tú Voz

Quiero escucharte y obedecerte hoy Señor

Quiero caminar de tu mano mi Jesús

Tomate en tus brazos pues tuyo soy

III

Renueva oh Señor espíritu recto en mí

Dame un corazón puro y limpio para Ti

Enséñame Jesús a hacer tu Voluntad

Y a apartarme de caminos de maldad.

IV

Quiero Adorarte con mi forma de vivir

Habitar en tu presencia, pues contigo soy feliz

Recibe hoy mi Amor, te lo entrego todo a Ti

Quiero ser una ofrenda para Ti.

ã Copyrigth 2000 Víctor A. Coronado P.

 

1