La Danza en Venezuela
Principales Compañías de Danza en Venezuela
Acción Colectiva
Director: Julie Barnsley

Ballet Clásico de Cámara
Director: Nina Novak

Ballet Contemporáneo de Caracas
Director: María Eugenia Barrios

Ballet de Maracaibo
Director Sasha Nikanorova

Ballet Internacional de Caracas Teresa Carreño
Director: Vicente Nebrada +

Ballet Metropolitano
Director: Keila Ermecheo

Ballet Nuevo Mundo de Caracas
Director:Zhandra Rodríguez

Contradanza
Director: Hercilia López

Coreoarte

Director: Carlos Orta+

Valencia Danza Contemporanea
Director: Juan Monzón

Danza Contemporánea de Maracaibo
Director: Yasmín Villavicencio

Danzaluz
Director: Hugo Barboza

Danzas Venezuela
Director: Yolanda Moreno

El Ditirambo
Director: Oglis Oliveros

Escuela de Ballet Gustavo Franklin
Director: Lidija Franklin

Espacio Alterno
Director: Rafael González

Fundadanza
Director: Rodolfo Varela

Neodanza
Director: Inés Rojas

Rajatabladanza
Director: Luis Armando Castillo

Taller de Danza de Caracas
Director: José Ledezma
     Por:Marielly Ramírez
   
      La danza ha acompañado a Venezuela desde su nacimiento. Prueba de ello son las danzas indígenas que aun pertenecen a los rituales de diferentes grupos étnicos en Venezuela, y las danzas folklóricas producto del sincretismo con otras culturas. La danza escénica o teatral sin embargo, es una actividad que apenas abarca un parpadeo si hablamos en términos históricos. Las primeras referencias que documentan el surgimiento de la danza escénica en Venezuela atribuyen a la bailarina rusa Gally de Mamay el establecimiento de las primeras clases de ballet clásico en Venezuela a principios de los años 30. En esa época la danza y cualquier otra expresión artística eran consideradas actividades marginales y nunca como actividades profesionales. Otros profesores como Steffy Stahl, Dimitri y Belén Álamo contribuyeron a sembrar el interés por el ballet en Venezuela. Huella imborrable dejaron las actuaciones de artistas y compañías como Ana Pavlova, Ballet Joss, Ballet Russe del Coronel Basil, y Alicia Alonso entre otros. Mas tarde en 1947 con el esfuerzo de la Nena Coronil, abrió sus puertas la Escuela Nacional de Ballet. De esta escuela surgieron talentos de la talla de Vicente Nebrada, Irma y Margot Contreras, Keyla Ermecheo, Graciela Henríquez, Alfredo Pietri, y Fanny Montiel.
      En los años 50 la onda expansiva del interés por la danza teatral encuentra en los temas del folklore venezolano una fuente para la expresión, mediante el surgimiento del estilo de danza nacionalista de la mano de Yolanda Moreno. Las decadas de los 70 y 80 serian las épocas más exitosas para la compañía Danzas Venezuela en sus giras por todo el mundo. En la actualidad esta compañía prepara una extensa gira nacional.
    En 1975 se funda el Ballet Internacional de Caracas bajo la guía de Elías Pérez Borjas, María Cristina Anzola, Vicente Nebrada y Zhandra Rodríguez. Esta compañía acumulo sonados triunfos en los escenarios más importantes del mundo hasta enero de 1981.  De esta experiencia surgirían mas tarde el Ballet Teresa Carreño y el Ballet Nuevo Mundo de Caracas. Paralelamente en esta década se va gestando el entusiasmo por la danza moderna o contemporánea de la mano de figuras como José Ledezma , Grishka Holguin, Sonia Sanoja, Hercilia Lopez, Norah Parissi, Graciela Henriquez, y luego Juan Monzón, Carlos Orta, y Luz Urdaneta entre otros. Una importante precursora de este movimiento es la bailarina Mexicana Evelia Beristain quien dirigio a Danzas Venezuela antes del giro nacionalista que le dio Yolanda Moreno.
    La danza Jazz encontró en Venezuela aceptación y popularidad, lo que se evidencia en la apertura de escuelas como el A.A Estudio de Anita Vivas y la destacada actuación de talentos como Antonio Drija, Marjorie Flores, y Javier Alvarez entre otros. En la actualidad el flamenco ha encontrado en Venezuela un publico apasionado y un grupo de talentos con gran curiosidad por explorar las diferentes posibilidades escénicas de este genero.
      Las posibilidades de expansión cada vez son más amplias y las fronteras entre estilos y géneros son cada vez más débiles. Vivimos en un mundo marcado por el proceso de globalización y como en todas las épocas la danza también se inspira en estas tendencias. Si bien en todas las épocas ha sido difícil desarrollar la danza en Venezuela el entusiasmo nunca ha decaído. Existe en las nuevas generaciones un “hambre” de acción y conocimiento que permiten mantener la esperanza viva en el movimiento de la danza en Venezuela. Es importante entonces no olvidar a quienes hicieron posible la danza venezolana para que sobre la base de su esfuerzo se sigan coreografiando las siguientes frases de movimiento en Venezuela.
Volver a la Pagina Principal
Volver a la Pagina Principal
1