MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
AÑO 1989

1-1-89     1588

Gladys, muchos hijos están en estos momentos, sumergidos en su propio mundo 
materialista y continuarán así, porque el apoyo que necesitan sus espíritus, no lo 
buscan en Dios. Todos tienen la posibilidad de conseguirlo, pero muchos lo 
rechazan.
Digo a estos hijos: Sois víctimas del maligno; estáis extraviados.
Comenzad hoy, en este nuevo año, un nuevo andar; firme, sereno, con gran 
Esperanza y Paz en el corazón.
Los hombres encontrarán el Camino, si depositan su confianza en María.
Gloria a Dios.
Hazlo conocer.



3-1-89           1589

Hija, esta Madre, desea que se escuchen y se mediten Sus Palabras.
Fieles, bendecid al Señor; Pueblos, Glorificad Su Nombre, porque El, asegura Su 
Recompensa.
La esperanza en el Señor, anime vuestros espíritus; Su Grandeza os alcanzará, si 
completa es vuestra fe.
Bendito sea el Señor.
Predícalo.



4-1-89           1590

Esto digo a todos tus hermanos: No huyáis del Señor, id confiadamente a El.
Es verdaderamente tiempo de que lo hagáis, ya que ir hacia Cristo y amarlo, es 
aprender humildemente a abandonarse en el Señor.
Mediante el amor, triunfará Su Verdad.
Meditadlo.
Gloria al Altísimo.
Predícalo hija.




6-1-89           1591

Veo a Jesús. Me dice: Muchos corazones están enceguecidos por la soberbia, por 
la ambición, por la impiedad.
Mi Corazón, Bendice a aquellos que todo lo creen y todo lo esperan, de Mi 
Corazón.



6-1-89           1592

Más tarde veo a la Santísima Virgen. Me dice: El demonio está hoy deslumbrando 
al mundo; a este mundo empequeñecido en espíritu de cristiandad.
Debe reinar en los corazones, la Verdad de Cristo, esa Verdad que es 
proclamada a través de Su Madre.
Contra la imprudencia, está la prudencia que da Cristo.
Ante la desconfianza, se encuentra la confianza que inspira Cristo.
Frente al desasosiego, impera la Paz de Cristo.
Dad gracias al Señor, porque sólo El, salvará a los pueblos.
Amén, amén.
Debes darlo a conocer.



10-1-89   (Intención de la Novena del 17 al 25)    1593

Orad en esta Novena: Por el renacimiento a la fe.
Esta Madre, puso toda Su fe en Dios, desde siempre y para siempre.
Mis amados hijos: Responded vosotros de la misma manera, con una total 
entrega, basada en la fe.
Creed por la fe, perseverad en la fe; no descanséis en falsos ídolos.
Permaneced solamente en la Promesa del Padre, que está en los Cielos.
Gloria a Dios.
Hazlo conocer.

Leed: Efesios C. 2, V. 8

        8       Porque ustedes han sido salvados por su Gracia, mediante la fe. Esto no proviene de 
ustedes, sino que es un don de Dios.




11-1-89  1594

Hija mía: Ayer en Lourdes, hoy aquí, siempre la Madre, en busca de sus hijos.
Oración, ayuno, penitencia, y sobre todo conversión espero de ellos.
Las almas se salvarán si se asoman al Señor, si admiten al Señor.
Falta la Paz en muchas almas; busque el alma Paz y hallará a Dios.
Amén, amén.
Predica a todos tus hermanos.
Leed: Proverbios, C. 8, V. 4
        4        "A ustedes, hombres, Yo los llamo, y mi voz se dirige a los seres humanos".



12-1-89           1595

En la tarde siento cantar a los Ángeles:

Elevo en mi corazón, 
una plegaria de amor,
para poder amar,
a Jesús Nuestro Señor.
A Ti, Madre de Dios, a Ti, Madre de Amor. (bis)
Quiero llegar a Dios,
y acudo a Tu Corazón,
en días de dolor
espero la Salvación.
A Ti, Madre de Dios, a Ti, Madre de Amor. (bis)


14-1-89           1596

Gladys, digo a tus hermanos: Orad de manera tal que, con la oración, le 
entreguéis al Señor, vuestro corazón.
Orad y la Paz del Señor habitará en vosotros.
Orad y dejad de lado la soberbia, la ira, la intolerancia; despojaos de todo lo que 
os puede alejar de Dios.
Nada sea en apariencia, todo sea de corazón.
Gloria a Dios Todopoderoso.
Predícalo.



15-1-89          1597

Gladys, a muchos les cuesta obrar cristianamente, porque tienen el corazón 
separado de Dios.
Hoy, una gran distancia separa también a los hombres, hay en los corazones muy 
poco amor al prójimo.
Invito a mis hijos, a amar al hermano; a tener compasión por el hermano.
Si esto se recuerda en el corazón, será sepultado el odio, los rencores y habrá 
sobre todo, paz en el mundo.
Donde hay perdón, hay amor; donde hay amor, no existe el odio y donde no hay 
odio reina la Paz.
Pido  oído y reflexión a Mis palabras.
Amén, amén.
Hazlo conocer.



17-1-89           1598

Sea humilde el corazón del hombre y estará así, capacitado para amar el 
Corazón de Mi Hijo.
Transportados interiormente, podrán mis hijos manifestar verdaderamente su 
amor a Jesucristo.
En estos días escucháis Mi voz, quiero escuchar Yo, vuestra oración.
Alabado sea el Señor,
Predícalo hija mía.





17-1-89          1599

(Estaba rezando los Misterios Dolorosos del Santo Rosario y a medida que lo hacia, 
al comenzar cada Misterio, sentía la voz de Jesús, que me hablaba).
1er. Misterio, me dijo: Oré, mas sólo fue para que se cumpliera la voluntad del 
Padre.
2do. Misterio. A pesar de los agravios, todo lo acepté por Amor.
3er. Misterio. Seguían las burlas, el escarnio y Yo, padeciendo por Amor.
4to. Misterio. Me apedreaban; en cada caída pedía a Mi Padre, perdonara a los 
que proferían contra Mí.
5to. Misterio. Ya mis fuerzas se agotaban y Mí Amor crecía; Mi Cuerpo sentía el 
frío de la muerte y al mismo tiempo, la Voluntad de Mi Padre se cumplía; Mi 
Cuerpo se Glorificaría, iba ya, junto a El.
Hoy estoy en cada Sagrario; Mi Cuerpo quiere ser Adorado allí y en cada 
Sacrificio Eucarístico; quiere ser Alimento Perdurable para las almas, hasta que 
Yo, vaya definitivamente a ellas.



20-1-89          1600

¡Gladys , tantos hijos me desconocen todavía!
La ignorancia no es pecado; si, es pecado, eludir las Palabras que deja Cristo, 
por medio de Su Madre.
Digo a todos tus hermanos: No descuidéis lo que con tanto Amor os transmito.
No le neguéis vuestro amor a Jesús; no dejéis de lado Su Santa Palabra.
Amén, amén.
Hazlo conocer.




23-1-89          1601
Hijos míos: Tened  fe; como buenos cristianos, confiad en el Señor. Es breve el 
tiempo en la tierra, es por eso que debéis aprovecharlo para conocer a Dios.
Poned en esto, todo vuestro empeño, os lo pido.
A los débiles fortalezco.
Amén, amén.
Predícalo hija.
Leed: Baruc C. 4, V. 4
        4       Felices de nosotros, Israel, porque se nos dio a conocer lo que agrada a Dios.



25-1-89   (Día de Peregrinación)      1602

Gladys, es parte de tu misión, que los mensajes que te doy, no queden en el 
olvido.
Esto hará que los que no conozcan al Señor, lo busquen, los que no lo amen, lo 
comiencen a amar y los que lo aman, lo amen más todavía.
Las almas abandonadas en Dios, no se extraviarán en el Camino y no estarán 
faltos de Luz.
Gloria al Dios Todopoderoso.
Predícalo.



    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1