MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
AÑO 1990

1-1-90           1781
Digo a todos mis hijos: Con este Nuevo Año comenzad vosotros con un nuevo 
espíritu.
Paz con el Señor.
Paz entre los hermanos.
Paz en el corazón.
Comenzad con la esperanza puesta en Dios y en María, Su Madre.
Comenzad sabiendo de vuestra necesidad de Dios.
Recordad: Vuestra seguridad solamente está en Dios.
Amén, amén.
Sea conocido Mi mensaje de Paz.
Leed: Isaías C. 9, V. 6
        6       Su Soberanía será grande, y habrá una paz sin fin para el trono de David y para su 
Reino; El lo establecerá y lo sostendrá por el derecho y la justicia, desde ahora y para 
siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará todo esto.


3-1-90           1782
Hijos míos: Os llamo a una vida conforme a la Voluntad de Dios.
Responded a Mi voz, que crece a medida que crece también la necesidad de 
reparar las ofensas a Mi Hijo.
Estáis siendo invitados a orar. Sed generosos en vuestra respuesta.
Sed obedientes a la Madre que viene en vuestro auxilio.
Las Glorias sean al Señor.
Hazlo conocer.


6-1-90            1783
Digo a todos mis hijos: La Gracia del Señor, sobreabundará en los corazones 
donde habite la fe.
Mantened viva la fe, por medio de la oración sin desfallecer jamás.
Perseverad constantemente.
Las glorias sean al Señor.
Predícalo,
Leed: Hebreos C. 10, V. 35 - 36
35              No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa.
36              Ustedes necesitan constancia para cumplir la Voluntad de Dios y entrar en posesión de 
la promesa.



7-1-90           1784

Gladys, tu alma vive de Mi Sustento; te alimentas de lo que te doy.
Te diré: Cuando nació Jesús, tiempo después vinieron a adorarlo los Reyes.
Luego sucedió la Huida a Egipto. Mucho padecimos, ya que estábamos carentes 
de alimentos y de abrigos.
Mi Niño contaba con sólo 14 meses de edad y mucho cuidábamos de El, José y 
Yo, porque sabíamos que atentaban contra Jesús.
Nunca dejó de reinar la Paz en nuestros Corazones, pero sólo volvió la 
tranquilidad, cuando volvimos a Nazaret.
Nada nos pesaba, ya que la Gracia de Dios, estaba con nosotros.
Bendito y Alabado sea El.


8-1-90            1785
Gladys, no estoy ausente, estoy presente en mis hijos.
Conmigo está el Amor de Cristo,  que quiere ser alcanzado por las almas. 
Conmigo está la Paz de Cristo, esa Paz que muchas almas dejan escapar.
Digo a mis hijos: No dejéis pasar el Amor que trae esta Madre.
Amén, amén.
Predícalo.


13-1-90           1786

Digo a todos tus hermanos: Haced conocer la Palabra de Vida que es: La 
Palabra de Dios.
Su Palabra no debe ser olvidada, sino pregonada, conocida por todos mis hijos.
El Señor, os dará la fortaleza necesaria.
Amén, amén.
Haz llegar Mis palabras a todo el Universo.
Leed: II Timoteo C. 2, V. 7
        7        Piensa en lo que te digo, y el Señor, por su parte, te ayudará a comprenderlo           todo.




14-1-90   (Intención de la Novena del 17 al 25)          1787

Orad en esta Novena: Para que la humildad sea un gran tesoro en vuestros 
corazones.
Un corazón humilde busca el Amor de Dios.
Un corazón humilde deja que la Madre lo envuelva con Su Amor.
Un corazón humilde se deja conducir por la Madre, hacia Su Hijo.
Dejad a esta Madre obrar en vuestros corazones.
Gloria a Dios.
Hazlo conocer.
Leed: Ezequiel C. 36, V. 26
        26      Les daré un corazón nuevo y pondré en ustedes un espíritu nuevo: Les arrancaré de su 
cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne.



15-1-90           1788
Hijos: Id por el Camino del Amor, ya que es éste el único Camino que salva a las 
almas.
Aquel que os llama os salvará, sólo si confiáis en El.
Jamás reneguéis de la fe, vivid acrecentándola,
Declarad en vuestro corazón, que sois hijos de Dios.
Las Glorias sean al Altísimo.
Hazlo conocer.
Leed: Gálatas C. 3, V. 29
29              Y si ustedes pertenecen a Cristo, entonces son descendientes de Abraham, herederos 
en virtud de la Promesa.


17-1-90          1789

Mi querida hija, a través de ti, me manifiesto a todos los hijos necesitados.
Quiero que todos beban del Amor de esta Madre, mas quiero también que todos 
estén disponibles a este Amor.
No hay sufrimiento que no se pueda sobrellevar con la ayuda del Cielo.
Bendito y Alabado sea Dios.
Debes darlo a conocer.




19-1-90            1790

Digo a todos tus hermanos: No busquéis ídolos, ya que no hay tales ídolos; sí, 
hay un Dios: Cristo Jesús el Salvador.
Os llevo hacia la fe, fuente por la cual encontraréis a Cristo.
Responded al Señor.
Gloria a Dios.
Leed: Gálatas C. 3,  V. 7 - 8 - 9
        7       Reconozcan, entonces, que los verdaderos hijos de Abraham son los que   tienen fe.
        8       La Escritura, previendo que Dios justificaría a los paganos por la fe, anticipó  esta buena 
noticia a Abraham, prometiéndole: En ti serán bendecidas todas las naciones.
        9       De esa manera, los que creen son los que participan de la bendición de Abraham, el 
creyente.



21-1-90           1791

Hija mía, ora por esta humanidad llena de violencia.
Ora, para que no sea rechazado Mi Corazón de Madre.
Ora, para que sean muchos los que se apoyen en esta Madre.
Las Glorias sean al Señor.



22-1-90          1792

Gladys, por medio de ti, Mi voz quiere ser escuchada.
El Amor de Mi Corazón, es la Medicina que mis hijos necesitan; es por eso que lo 
ofrezco.
Es por eso que los quiero pequeños, para que reciban a este Amor.
La Vida del hijo, la encontraréis junto a la Madre.
Amén, amén.
Hazlo conocer.




24-1-90          1793

Digo a todos mis hijos: Apreciad  las cosas del Señor; dad gracias por las cosas 
del Señor.
Haced conocer Su Palabra; pocos son los que lo hacen.
Descansaréis en el Señor, si así lo hacéis.
Bendito y Alabado sea Su Santo Nombre.
Predícalo.
Leed: II Corintios C. 2, V 14 al 17
14              Demos gracias a Dios, que siempre nos hace triunfar en Cristo, y por intermedio nuestro 
propaga en todas partes la fragancia de su conocimiento.
15              Porque nosotros somos la fragancia de Cristo al servicio de Dios, tanto entre los que se 
salvan, como entre los que se pierden:
16              Para éstos, aroma de muerte, que conduce a la muerte; para aquellos, aroma de vida, 
que conduce a la Vida. ¿Y quién es capaz de cumplir semejante tarea?
 17     Pero nosotros no somos como muchos que trafican con la Palabra de Dios,        sino 
que hablamos con sinceridad en nombre de Cristo, como enviados de       Dios y en 
presencia del mismo Dios.



25-1-90    (Día de Peregrinación)       1794

Gladys, hablo a mis hijos para pedirles: Humildad. Os pido humildad, porque en 
la humildad seréis gratos a los ojos de Dios.
Os pido humildad porque el Señor, quiere a los humildes y rechaza a los 
soberbios.
No os resistáis a ser humildes, seguid el ejemplo de Cristo Jesús.
Las Glorias sean a El.
Hazlo conocer.
Leed: Proverbios C. 3, V. 34
34              El se burla de los insolentes y concede su favor a los humildes.



26-1-90           1795

Benditos los hijos que creen en la multitud de los Bienes Divinos.
Benditos los que acuden al Señor, por ayuda.
Benditos los que Glorifican Su Nombre.
Bendito cada hijo que cree en Dios, y en Su Madre.
Amén, amén.
Sea esto conocido.



    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1