MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
7-2-89           1603

Gladys, Mis mensajes van dirigidos a todos mis hijos, creyentes o no, pero sí, 
hijos de Dios.
Este prolongado llamado de esta Madre, tiene un solo fin: que el alma vaya hacia 
Dios.
Aquel que escucha Mis Palabras, verá en ellas, una gran enseñanza y un gran 
amor de la Madre por sus hijos.
Yo les digo: Os anuncio La Palabra de Dios, os revelo Su Amor, os alcanzo el 
Camino de la Salvación.
Sed sensatos, abrid vuestros ojos, vuestros oídos, quiero decir, tened vuestros 
sentidos puestos en Dios.
Gloria al Altísimo.
Que éstas, Mis palabras, tengan alcance universal.




8-2-89   1604

Vivid esta Cuaresma en oración; participad en cada Misa, uniéndoos a Jesucristo 
y a esta Madre que, ciertamente está unida a los hijos, por Amor al Hijo.
Frecuentemente veo la debilidad ante el sufrimiento, más, Yo pregunto ¿Quién 
como Cristo, sufrió tan grandemente? Os doy el consuelo necesario: oración y Mi 
Amor Maternal.
Hace tiempo que os espero, venid; es Mi Misión, recogeros en Mi Corazón.
Bendito y alabado sea Dios.
Sea esto conocido por todos tus hermanos.
Leed: I de Juan C. 2, V. 24 - 25
2       4       En cuanto a ustedes, permanezcan fieles a lo que oyeron desde el principio:  de esa 
manera, permanecerán también en el Hijo y en el Padre.
        25      La promesa que El nos hizo es ésta: La Vida Eterna.



10-2-89                   (Intención de la Novena del 17 al 25)          1605

En la Novena de este mes, orad de manera especial: Para que Jesús, sea amado 
como El, merece ser amado. Cristo, que es la conjugación del Amor y del Dolor; 
El, que es Divina Misericordia.
Cristo Jesús, que se manifiesta, para que el espíritu de cada cristiano sea 
conducido hacia El, por María.
Grato será para el Señor, que las almas sientan la presencia de Su Madre.
Gloria al Redentor.
Predícalo hija mía.




11-2-89          1606

Digo a todos mis hijos: Esta Madre, os llama en estos días a vivir en una 
creciente fe.
Que el Santo Rosario sea vuestra compañía. Rezadlo con intenso amor. Ofrecedlo 
a Cristo y por Cristo.
Las Glorias sean a El.
Hazlo conocer.
Leed: Amós C. 4, V. 13
        13      Porque el que forma las montañas y crea el viento, el que descubre al hombre cuál es 
su designio, el que hace la aurora y las tinieblas, el que camina sobre las alturas de la 
tierra, se llama: «Señor, Dios de los ejércitos».



14-2-89           1607

Nadie ignore que la fatiga espiritual lleva al alma, a un alejamiento con el Señor.
Para que el alma sienta cada día más a Dios, debe ser cada día, más de Dios.
Buscad fortaleza en El, y dadle amor.
Alabado sea Su Nombre.
Predícalo.



16-2-89          1608

Esto digo a todos tus hermanos: No se entristezca vuestro espíritu, edificadlo con 
la oración. Volcad vuestra esperanza en Cristo, ya que El, corresponde con Su 
Amor, siempre, en cada momento.
Nada os impide esperar en El; os lo pido: Sed responsables de vuestro
proceder.
Amén, amén.
Predícalo hija mía.




17-2-89           1609

Hija, es este Mi tiempo; es por eso que ansío la llegada de cada hijo, a Mis 
brazos de Madre.
Yo les digo a mis hijos: Nada os preguntéis, sólo dejad que la Madre lo disponga 
todo.
El enemigo ha sido ya atacado, cerca está su fin y está usando como último 
recurso, la debilidad humana: la soberbia.
Mas, Yo, lo venceré, ya he comenzado ha vencerlo.
He aquí, que el mundo debe saber que la Madre de Cristo, triunfará sobre 
satanás, porque junto a Ella, estarán los humildes de Su Hijo.
Gloria al Dios Eterno.
Sea conocido Mi mensaje.


18-2-89          1610

Hijos míos: Id al Amor de Dios, con vuestro ofrecimiento, vuestro abandono, 
vuestra confianza.
Dejaos llevar por la Madre, que quiere salvar a esta humanidad tan alejada de 
Dios.
Acercaos entonces y hallaréis Misericordia.
Gloria al Señor.
Predícalo hija.
Leed: Hebreos C. 10, V. 23
23              Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél  que ha 
hecho la promesa es fiel.

Debéis estar siempre unidos en oración.


20-2-89          1611
Es Mi Corazón, Fuente Viva de Amor Vivo.
Mi Amor, no se consume, sino que permanece Ardiente para aquellos que, 
verdaderamente quieren ver transformado su corazón.
Sed vosotros, hijos míos, los que vayáis en busca del gran cambio de vuestra 
vida.
Sólo por medio de esta Madre, puede la Luz, ser alcanzada.
Alabado sea Dios.
Hazlo conocer.




21-2-89           1612

Hija mía, Mi Dolor de Madre en estos días, es doblemente Dolor, ya que se 
recrudecen en Mí, los dolores de Mi Hijo y porque veo que hay muchos corazones 
cerrados al Señor y a Mi Corazón de Madre.
El Señor, está siendo hoy ignorado, maltratado, magullado; Mi Hijo, está siendo 
nuevamente Crucificado, por aquellos que están ajenos a la fe en el Único Dios 
Verdadero.
Hijos míos: Sea vuestro muro la Fe y vuestro estandarte, la Palabra de Dios.
Amén, amén.
Predica a todos tus hermanos.



23-2-89           1613

Digo a todas las criaturas de la tierra: Renovad vuestro espíritu, acompañando 
en este tiempo, a la Madre.
Creed en la Madre y estaréis cerca de Cristo; conoced a la Madre y no temeréis 
a la Cruz, ya que junto a la Cruz está María.
No mendigo amor, quiero hijos confiados y fieles al Corazón de Mi Hijo. De 
vosotros depende.
Gloria al Altísimo.



25-2-89         (Día de Peregrinación)   1614
Soy vuestra Madre; prestad atención a cuanto os digo: Abrid dócilmente vuestro 
corazón a Dios.
Sed humildes y permaneced humildes, así llegaréis verdaderamente a 
abandonaros en Mi Corazón.
Vivid la oración, perseverad en la oración; hay una gran necesidad de oración, el 
mundo entero debe orar.
Sean Mis palabras motivo de reflexión.
Gloria al Señor.
Hazlo conocer.




26-2-89          1615

La presencia de la Madre os unirá al Hijo, para que El, more en vuestro corazón.
No durmáis, despertad y el Señor, fortalecerá vuestro espíritu.
Pedid Paz y se os dará Paz, sólo confiad.
Amén, amén.
Predica a todos tus hermanos.
Leed: Isaías C. 51, V. 4
        4       ¡Préstenme atención, pueblos, y ustedes, naciones, óiganme bien, porque de      Mi 
saldrá la Ley y mi derecho será la Luz de los pueblos!

        

28-2-89          1616

Gladys, están cayendo los hombres, en una progresiva autodestrucción.
Es por eso que es tan necesario en estos momentos, difundir las palabras de esta 
Madre.
El Señor, ha marcado para estos tiempos, un signo: La Mujer Vestida de Sol.1
Ella, es la esperanza a la que deben aferrarse los hijos.
La Madre ha puesto su mirada en vosotros, poned vosotros, vuestros ojos y 
vuestro corazón, en Dios.
Las Glorias sean a El.
Hazlo conocer.


    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1