MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
1-5-88           1408

Gladys, ora por los más alejados; por los que están dividido por el odio y el 
rencor.
Ora por los que padecen hambre; por los indefensos.
Mi Corazón, desciende hasta los corazones sufrientes; Mi Corazón, vuelca Amor 
en los corazones débiles.
Bendito sea el Misericordioso Jesús.
Esta verdad, sea conocida por todos mis hijos.




3-5-88           1409

¡Oh hija mía, el Señor, es la Esperanza, la Vida! La Palabra del Señor, es el 
Verdadero Alimento que nutre al cristiano.
Cristo, hoy; no es amado, no es seguido, no es escuchado.
Cristo, es hoy por muchos, injuriado, despreciado, atacado.
La Madre, está llevando a los hombres, la Palabra de Su Hijo y su gran pedido: 
Conversión.
Amén, amén.
Hazlo conocer.



5-5-88            1410

Digo a mis hijos: Permaneced junto a Mi Corazón y no estará desierto vuestro 
corazón.
La hora de la Madre ha llegado; Mi Corazón de Madre, ha comenzado ya a 
preparar los corazones y a obrar en los corazones. Vengo del Cielo a conduciros 
hacia Cristo.
Bendito sea el Señor.
Hazlo conocer.



6-5-88           1411

Veo a Jesús y le pido para que tenga Misericordia del mundo.
Me dice: La noche se viene encima de aquel que vive en las sombras.
La Luz brilla para aquel que aborrece las tinieblas.



6-5-88         1412

En la tarde veo a la Santísima Virgen. Me dice: ¡Oh hija, cuántas almas carecen 
de paz y de amor! Son esas mismas almas, que carecen de amor a Dios; son esas 
mismas almas las que debieran elevar sus ojos hacia el Altísimo, para descubrir, 
con cuanto Amor mira el Señor a sus hijos.
Espero ardientemente que mis hijos, presten atención a mi mensaje, ya que con él, 
los quiero advertir.
Amén, amén.
Predícalo.




7-5-88           1413

Hoy siento necesidad de decirle:
Dios te salve María, llena eres de gracia. (Que saludo tan hermoso el del Ángel y 
verdaderamente, fuiste y serás, la llena de Gracia).
El Señor es Contigo. (Si, es Contigo y estará Contigo, eternamente).
Bendita Tu eres, entre todas las mujeres y bendito es el Fruto de tu vientre, 
Jesús (Fuiste y serás bendita entre todas las mujeres, porque el Señor te eligió entre 
todas. El Fruto de Tu vientre; Fruto Purísimo, Fruto Eterno.)
Santa María, Madre de Dios. (Madre del Amor, del más caro Amor).
Ruega por nosotros, pecadores. (Ruega, si Madre, por nosotros, grandes 
pecadores).
Ahora y en la hora de nuestra muerte. (En todo momento nos quieres acercar a 
Tu Hijo; clamas por el amor a Tu Hijo y nosotros, pobres necios, no tenemos oídos 
para estas Santas Palabras. No te escuchamos y te hacemos sufrir, a Ti, Purísima 
Madre; a Ti, que quieres el Gozo Eterno para tus hijos).



7-5-88    1414

Hijos míos: Quiero tener un lugar en vuestro corazón.
Muchos hijos está alejados de Mí; sufre Mi Corazón por esto.
Humildes del Señor, no consuméis inútilmente vuestras vidas y seréis colmados 
por el Amor del Señor.
Predícalo.
Leed: Jeremías C. 32, V. 27
27  Yo, el Señor, soy el Dios de todo ser viviente: ¿Hay algo imposible para Mí?




8-5-88    1415

Hoy el mundo está confundido, muy confundido.
El mal se le presenta como única salida; la humanidad está siendo conducida por 
satanás, al más profundo de los abismos, a la total perdición del alma.
Bienaventurados los que quieran ver claro en su corazón.
Bienaventurados los que se detengan a meditar.
Bienaventurados los que se dejen conducir por la Madre.
Gloria al Eterno.
Predica a tus hermanos.



10-5-88         (Intención de la Novena del 17 al 25)     1416

Sea este mes, dedicado completamente a la Madre.
Orad en esta Novena, todas las criaturas; orad pueblo fiel.
Orad y os haré despertar al Amor de Mi Hijo.
Orad y no os sentiréis abandonados por el Hijo.
La Madre de todos los hombres, os ayudará a encontrar a Cristo y a vivir en 
Cristo.
 Orando se nace a la Fe,
 se crece en la Esperanza
 y se vive en la Verdad.
Gloria a Dios eternamente

Predica a todos tus hermanos.



12-5-88          1417

Lo veo a Jesús y me dice: ¡Qué no haría Yo, por la humanidad, si la humanidad 
se volcara a Dios y a la oración!





13-5-88          1418

Hoy recordáis la primera vez que la Madre del Cielo, habló a los pastorcitos en 
Fátima.
Hoy hago aquí mis visitas, para pedir a los hombres, el acercamiento a Dios.
Yo les digo a mis hijos: No corráis tan de prisa, deteneos; la meta que el Señor 
ha preparado para sus hijos, es completamente opuesta a la prevista por el 
hombre.
Os quiero llevar al Corazón de Jesús, porque solamente en El, está la Eternidad.
Gloria por siempre a Dios.
Predica a todos tus hermanos.



14-5-88    (Ascensión del Señor)     1419

Hijos míos: Que el Amor de esta Madre, os ayude a renovar el espíritu. Os 
ofrezco Mi Amor, ofreced vosotros el vuestro al Señor, en este día tan especial.
Os lo pido, grabad esto en vuestros corazones.
Amén, amén.
Predícalo.
Leed: Job C. 5, V.17 - 18
        17      ¡Feliz el hombre a quién Dios reprende y que no desdeña la lección del 
Todopoderoso!
18               Porque El hiere, pero venda la herida; golpea, pero sana con sus manos.



15-5-88          1420
Digo a mis hijos: Sed humildes y agradaréis a Jesús; sed confiados en  Su Amor.
Os llamo a Mi Corazón, porque desde Mi Corazón, aprenderéis verdaderamente 
a vivir la Voluntad de Dios.
Poned en la Madre, vuestra esperanza.
Gloria al Señor.
Predícalo.


17-5-88    1421

Alabad al Señor y no careceréis del Señor.
Glorificad Su Nombre y obtendréis Su Recompensa.
Amadlo y gozaréis de Su Misericordia.
Eterno es Su Amor.
Con estas palabras, quede edificado y alimentado el espíritu de mis hijos.
Amén, amén.
Predícalo.



21-5-88   (Víspera de Pentecostés)         1422

La veo y me dice: Quiero hacer revivir hoy en mis hijos, el amor al Espíritu del 
Señor.
Sed dóciles hijos míos, al Poder del Espíritu, así como lo fue vuestra Madre y 
obrad según la voluntad del Espíritu.
Por medio del Espíritu Santo, me convertí en Madre del Salvador y por medio del 
Salvador, me convertí en Madre del Género Humano.
El mundo entero alabe al Señor; el mundo entero glorifique al Espíritu del Señor.
Aleluia.
Hazlo conocer a todos tus hermanos.



22-5-88      (Pentecostés)    1423

Si hay temor, no hay amor; si hay amor, hay confianza y si hay confianza no 
habrá hambre, porque no retirará el Señor, Su mano.
Gloria al Señor.





23-5-88          1424

Gladys, son muchos los habitantes de la tierra, que están confundidos, viviendo 
en el error y en tinieblas, mas, ya están mis pobres hijos siendo atendidos por Mí.
Para cada necesidad, está la Madre y desde el Cielo viene, acudiendo en ayuda 
de sus hijos.
La Madre, no ignora que las almas deben ser protegidas y es ciertamente Ella, la 
que los llevará hacia la Luz, por ser Poderosa y Piadosa.
Dichoso el hijo que se deje guiar por María.
Amén, amén.
Predícalo.



24-5-88    (Día de María Auxiliadora)    1425

Hija mía, con mucha ternura, digo a todos mis hijos; Laicos, Religiosos y 
Sacerdotes:
Soy vuestro Auxilio, vuestro verdadero Auxilio.
Yo, os mantendré perseverantes en la fe y os haré amantes de la caridad.
Sed vosotros humildes y fieles predicadores del Santo Evangelio y os aseguro que 
hallaréis gracia ante la Gracia.
Gloria al Altísimo.
Sea esto conocido.





25-5-88   (Día de Peregrinación)      1426

Gladys, no desaparecerá jamás, la presencia de la Madre de Cristo, en este 
lugar.
Desde aquí pido a mis hijos: La Consagración a Mi Corazón.
Esa Consagración, que no requiere papeles ni fórmulas, porque esa 
consagración irá directamente a Mi Corazón; será única y exclusivamente para 
Mi Corazón y será recibida por Mi Corazón.      
Debéis tener amor y devoción a María; oración constante del Santo Rosario y 
participación diaria en la Santa Eucaristía.
En el amor a la Madre, hallaréis el Amor del Hijo; en la oración a la Madre, 
estaréis en unión con el Hijo y en la Santa Eucaristía, os encontraréis con el Hijo.
Bendito sea Jesucristo.
Hazlo conocer.
Hoy velo especialmente por tu Patria.



26-5-88          1427

Deben estar mis hijos, unidos a Mi sinceramente y de todo corazón.
Deben avanzar junto a esta Arca Indestructible, que los impulsará hacia Cristo 
Jesús.
Ay de aquel que no escuche Mi voz; ay de aquel que no acepte Mi enseñanza.
Mi Amor Maternal, se extiende hacia todos y se ofrece a todos.
Amén, amén.
Predica a todos tus hermanos.

Leed: Proverbios C. 4, V. 1 - 2

 1              Escuchen, hijos, la instrucción de un padre, presten atención, para poder 
comprender:
        2       lo que yo les doy es una sana doctrina, no abandonen mi enseñanza.




29-5-88          1428

Me dirijo a todos mis hijos: Comenzad a andar y Yo, os protegeré. En efecto, no 
habrá torrentes, ni piedras, ni obstáculo alguno que os impida caminar, si lo 
hacéis a la sombra de Mi Manto.
Id almas, hacia Dios y regocijaos en Dios.
Amén, amén.
Predícalo.



30-5-88          1429

Bendito sea el Señor, que tanto Ama a sus hijos.
Bendito sea el Señor, que tiene piedad de sus hijos.
Es tan Grande Su Misericordia, que ha enviado a Su Madre, para que El, sea 
hallado.
Doy a mis hijos, la posibilidad de hacerlo.
Sea meditado en profundidad este mensaje.
Gloria a Dios.
Predícalo.


     Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1