MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
1-6-84              159
Permaneced alertas, porque siempre veréis la agresividad en los incrédulos, no olvidéis que 
estáis expuestos a todo.
Manteneos unidos porque unidos resistiréis mejor el mal. No olvidéis que el Señor, no os tiene 
ignorados, porque El está con vosotros.
Agradeced al Señor.
Amén. Amén.


2-6-84          160
Hijos míos, si el bienestar material es deseable, más debéis desear el bienestar espiritual, que es con lo 
único que podéis contar para lograr la Gloria del Señor. Feliz del hijo que lo logra. Ofreceos al Señor no 
reneguéis de su Divina Voluntad y pasaréis por encima de toda angustia que os oprime.
Amén. Amén. Predicadlo.


3-6-84          161
Hoy Jesús me dice: Tengan atentos los oídos, oigan lo que les digo. Les he dado el campo, les he 
dado las semillas, de aquí en adelante será tiempo de cosecha. No la descuiden porque Yo la 
veré y ustedes la verán.
La Virgen me dice: Hijos míos responded al Señor, a su pedido de oración y obediencia. Id a su 
encuentro, recordad que Cristo redime. Celebrad al Señor. Glorificad al Señor. 
Amén. Amén. Predicadlo.
Leed: Zacarías C. 1, V. 3 al 6
        3       Tú les dirás: Así habla el Señor de los ejércitos: Vuelvan a Mí -oráculo del Señor de los ejércitos- y Yo 
volveré a ustedes, dice el Señor de los ejércitos.
        4       No sean como sus padres, a quienes los antiguo profetas interpelaron, diciendo: Así habla el Señor de 
los ejércitos: Vuelvan de sus malos caminos y de sus malas acciones. Pero ellos no escucharon, ni me 
prestaron atención -oráculo del Señor-.
        5       ¿Dónde están sus padres? Y los profetas ¿viven para siempre?
        6       Pero mis palabras y mis decretos, que Yo había ordenado a mis servidores los profetas. ¿acaso no 
alcanzaron a sus padres? Por eso, ellos se convirtieron y dijeron: "El Señor de los ejércitos nos ha 
tratado según nuestros caminos y nuestras acciones, como había resuelto hacerlo".
Sed fieles de corazón al Señor, pensad que de un corazón sano, saldrán obras sanas y de un 
corazón perverso saldrán obras perversas. Amén. Amén.
Predicad esto.




4-6-84          162
Si el Señor perdona al que ha pecado, cuánto más hará por aquel que se mantiene íntegro en su 
conducta.
No ignoráis que el Señor es Luz, buscadla y poned vuestra esperanza en Dios. Gloria al 
Altísimo. Hacedlo conocer.


5-6-84            163
Todos mis hijos pueden aspirar a la herencia del Padre Supremo. Para esto necesitáis estar 
limpios y profundizados en la fe.
Tened conocimiento de Cristo Jesús y recibid a Cristo Jesús por medio de las Sagradas 
Escrituras y de la Palabra que os es anunciada.
Volcaos al Señor. Amén. Amén.
Predicad a vuestro hermano.
Leed: 1 Corintios C. 2, V. 10 al 16
        10      Dios nos reveló todo esto por medio del Espíritu, porque el Espíritu lo penetra 
todo, hasta lo más íntimo de Dios.
        11      ¿Quién puede conocer lo más íntimo del hombre, sino el espíritu del mismo 
hombre? De la misma manera, nadie conoce los secretos de Dios, sino el Espíritu de Dios.
        12      Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de 
Dios, para que reconozcamos los dones gratuitos que Dios nos ha dado.
        13      Nosotros no hablamos de estas cosas con palabras aprendidas de la sabiduría 
humana, sino con el lenguaje que el Espíritu de Dios nos ha enseñado, expresando en términos 
espirituales las realidades del Espíritu.
        14      El hombre puramente natural no valora lo que viene del Espíritu de Dios: Es una 
locura para él y no lo puede entender, porque para juzgarlo necesita del Espíritu.
        15      El hombre espiritual, en cambio, todo lo juzga, y no puede ser juzgado por nadie.
        16      Porque ¿quién penetró en el pensamiento del Señor, para poder enseñarle? Pero 
nosotros tenemos el pensamiento de Cristo.


6-6-84  164
Debe tener sumo cuidado aquél que quiere hacer algo sin la ayuda del Señor, aquél que lo 
enfrenta o dice no creer en El.
Quien obra así tiene el espíritu empobrecido, está por caer al abismo del cual no saldrá jamás.
Vuestra Madre os dice: No esperéis esto, pedid a Dios Todopoderoso que os salve y os dé 
consuelo.
Gloria al Señor.





7-6-84              165

Alegraos, porque habéis conocido la bondad de Dios, desde el momento que os ha elegido y os 
ha puesto a prueba.
Hijos míos: Sé que no sois indiferentes al llamado del Señor, que lo obedecéis plenamente.
No abandonéis la oración, no abandonéis la fe en Dios, debe estar siempre como una brasa 
candente, conservadla para que no se apague. Amén. Amén.

Leed: Hebreos C. 10, V. 22 al 25 y C. 11, V. 1-2-3
        22      Acerquémonos, entonces, con un corazón sincero y llenos de fe, purificados interiormente de toda mala 
conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura.
        23      Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél que ha hecho la promesa 
es fiel.
        24      Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras.
        25      No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos 
mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el Día.

Cap. 11, Vers. 1-2-3
        1       Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no 
se ven.
        2       Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.
        3       Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, de manera que lo visible proviene de 
la invisible.
8-6-84  166

Honrad a Dios, respetadlo y amadlo.
Haced ofrendas al Señor, pero ofreced un corazón puro y humilde, pensamientos sanos y un 
espíritu dispuesto a recibir a Dios.
Amén. Amén.
Predicadlo.




9-6-84  167
Vengo a vosotros para acercar la Palabra del Señor a vuestro oído, para despertaros, para 
guiaros y que no tropecéis, para eso he venido.
Quien ama a Cristo Jesús comprenderá el mensaje y el que no lo ha buscado lo buscará.
Hoy el Espíritu Santo llegará a vosotros hasta lo más íntimo de vuestro corazón bendiciendo y 
renovando la fe en el Señor.
Solamente debéis estar dispuestos a recibirlo.
Aleluia. Dadlo a conocer.
Oración:
Espíritu puro
que vienes a derramar tus dones
a este pobre pecador,
prepara mi corazón
y líbrame de
la tentación del mundo,
para poder ser aceptado por Ti.
El temor ya no me alcanza
porque te has acercado a mí.
Camino confiado
hacia tu gloriosa Luz purificadora.
Alabado seas
por los siglos de los siglos.
Amén.
Bendito sea el corazón abierto al Señor.

10-6-84         168
Hijos míos: El Señor es paciente con sus hijos, aguarda a aquél que duda, al temeroso sabiendo que no 
tardará en darse cuenta de la grandeza de Dios. Al duro de corazón os digo: El Señor quiere curar la 
herida del doliente, no os neguéis a conocerlo, id a su encuentro. Y al que está en el camino de Dios os 
digo: Vosotros que lo habéis encontrado, orientad a vuestro hermano transmitiéndole la Palabra del 
Señor. Amén. Amén.
Dad a conocer.
Leed: San Juan C. 4, V. 23-24
        23      "Pero la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en 
espíritu y en verdad, porque ésos son los adoradores que quiere el Padre.
        24      Dios es Espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad".




11-6-84         169
Es penoso ver que algunos de mis hijos están alejados del Señor.
Digo esto porque en algunas partes del mundo se niegan a escucharlo, pido oración por ellos, 
puede haber salvación.
Los que actúan así tienen enfermo el espíritu, orad por la salud espiritual de vuestros hermanos.
Amén. Amén.
Predicad.


12-6-84         170
Esforzaos por cumplir con el Señor, porque es mucha su Gracia entre vosotros. Rogad para que 
haya más conversión, éstos son sus deseos porque sólo así seréis salvados.
Meditadlo.
Amén. Amén.


13-6-84         171
Hijos míos: El Señor quiere que vuestra unión sea sólida, por eso pide que estéis unidos.
La fe en Dios debe tener principio pero no fin.
Hoy bendigo a vuestro pueblo y en especial a los sacerdotes, para que vean claro este camino 
dedicado al Señor y puedan ayudar al prójimo a encontrar a Dios.
Es grande la Misión y ellos tienen que apoyarla. Gloria a Dios.
Leed: San Mateo C. 10, V. 40-41-42
        40      "El que los recibe a ustedes, me recibe a Mi; y el que me recibe, recibe a Aquél que me envió.
        41      El que recibe a un profeta por ser profeta, tendrá la recompensa de un profeta; y el que recibe a un 
justo por ser justo, tendrá la recompensa de un justo.
        42      Les aseguro que cualquiera que dé de beber, aunque sólo sea un vaso de agua fresca, a uno de estos 
pequeños por ser mi discípulo, no quedará sin recompensa".


14-6-84         172
Apartaos del egoísmo y la mezquindad si no queréis ofender a Dios.
El solamente amará al que se vea digno ante sus ojos, dejaos llevar entonces por su Sabiduría.
Os digo que de nada sirve vivir si no lo hacéis como lo manda el Señor.
Amén. Amén.
Dad a conocer.




14-6-84         173

Que en vuestra vida haya mucho amor hacia vuestros hermanos, amor hacia el Señor porque 
sin amor nada se consigue, todo se pierde.
Grabad estas palabras hoy y por siempre.
Amén. Amén.


15-6-84 174

Hoy Jesús me dice: El que escuche mi Palabra, salvo será, y el que la practica vivirá por 
siempre. Los que esperan en Dios no esperan en vano

La Virgen me dice: Bendito sea el que espera en el Señor porque sólo en El se vive, sólo en El se 
halla paz y si buscáis la justicia del Señor la encontraréis, alegraos en el Señor.
Escuchad su voz, El se hace oír a quien quiera escucharlo.
Gloria al Santísimo Padre.
Leed: Romanos C. 12, V. 14 al 19 y C. 15, V. 1 al 6
        14      Bendigan a los que los persiguen, bendigan y no maldigan nunca.
        15      Alégrense con los que están alegres, y lloren con los que lloran.
        16      Vivan en armonía unos con otros, no quieran sobresalir, pónganse a la altura de los más humildes. No 
presuman de sabios.
        17      No devuelvan a nadie mal por mal. Procuren hacer el bien delante de todos los hombres.
        18      En cuanto dependa de ustedes, traten de vivir en paz con todos.
        19      Queridos míos, no hagan justicia por su propias manos, antes bien, den lugar a la ira de Dios. Porque 
está escrito: "Yo castigaré. Yo daré la retribución", dice el Señor.

Cap. 15, Vers. 1 al 6
        1       Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a 
nosotros mismos.
        2       Que cada uno trate de agradar a su prójimo para el bien y la edificación común.
        3       Porque tampoco Cristo buscó su propia complacencia, como dice la Escritura: "Cayeron sobre Mí los 
ultrajes de los que Te agravian".
        4       Ahora bien, todo lo que ha sido escrito en el pasado, ha sido escrito para nuestra instrucción, a fin de 
que por la constancia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza.
        5       Que el Dios de la constancia y del consuelo les conceda tener los mismos sentimientos unos hacia 
otros, a ejemplo de Cristo Jesús,
        6       para que con un solo corazón y una sola voz, glorifiquen a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo.




15-6-84         175


Invocad a Dios y decid: "Dios mío escucha esta plegaria, Tú que me alivias en mi dolor, hoy te 
pido por mi hermano. Dale fuerzas para resistir los malos momentos que le toca vivir, sácalo de 
su desesperanza, condúcelo por tu Divina Senda. Has que acepte tu voluntad, que no ponga en 
peligro su vida, sino que la salve Señor. Amén.

16-6-84         176

Mirad en vuestro interior, recordad las cosas pasadas y mirad las presentes, cómo estabais 
antes y cómo estáis ahora. Reconoced entonces qué misericordioso es el Señor.
Ciertamente veréis cómo son de verdes sus prados y con cuánta abundancia os da de su viña. 
Alabado sea el Señor. Predicad.
Leed: Gálatas C. 3, V. 23 al 29
        23      Antes que llegara la fe, estábamos cautivos bajo la custodia de la Ley, en espera de la fe que debía ser 
revelada.
        24      Así, la Ley nos sirvió de guía para llevarnos a Cristo, a fin de que fuéramos justificados por la fe.
        25      Y ahora que ha llegado la fe, no necesitamos más de un guía.
        26      Porque todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús,
        27      ya que todos ustedes, que fueron bautizados en Cristo, han sido revestidos de Cristo.
        28      Por lo tanto, ya no hay Judío ni pagano, esclavo ni hombre libre, varón ni mujer, porque todos ustedes 
no son más que uno en Cristo Jesús.
        29      Y si ustedes pertenecen a Cristo, entonces son descendientes de Abraham, herederos en virtud de la 
promesa.
17-6-84         177

Los pecadores que todavía no encontraron a Dios no encontraron la Luz ni tampoco 
el Amor. Están desnutridos por la falta del verdadero alimento cristiano, están 
sedientos y no hacen nada por aplacar esa sed que sólo el Señor la calma. Hijos 
míos, escuchad vosotros todo lo que pone delante vuestro.

Más lo obedecéis, más grande será su Gracia.
Que la Santísima Trinidad cubra hoy vuestra necesidad espiritual.
Amén. Amén.
Hacedlo conocer.




18-6-84         178

El que ofende a Cristo Jesús se parece a los que lo azotaron y lo crucificaron, así lo siente El, 
tan tremendamente sufre las ofensas y las injusticias. 
Recordad que el Dios que da la vida es el mismo que consolará vuestras penas y el que os dará 
el gozo de la Vida Eterna.
Amén. Amén.
Dad a conocer.


19-6-84         179

El Señor os dio la inteligencia para que la aprovechéis, no la dejéis escapar, debéis ser dignos 
de haberla recibido.
El os da lecciones que 
meditándolas llegaréis a 
entender, ya sea en el 
momento, ya sea 
después. Solamente 
desea que las valoréis 
en toda su extensión.
En ningún momento ignoréis a Dios, porque El dirige vuestras vidas.
Amén. Amén.
Predicad el mensaje.


20-6-84         180

Haced sacrificios por vuestro Padre del Cielo, los que consideréis necesarios y que os haga 
sentir redimidos por el Señor.
Si no sabéis qué hacer, pedidle que os ilumine, alejará de vosotros las tinieblas y en El os 
consolaréis.
Gloria a Dios. Predicad.

Leed: Isaías C. 57, V. 18-19 / C. 58, V. 8-9
        18      Yo he visto sus caminos, pero lo sanaré, lo guiaré y lo colmaré de consuelos; y de los labios de los que 
están de duelo,
        19      haré brotar la acción de gracias. ¡Paz al que está lejos, paz al que está cerca! Yo lo sanaré, dice el 
Señor.

Cap. 58, Vers. 8-9
        8       Entonces despuntará tu luz como la aurora y tu llaga no tardará en cicatrizar; delante de ti avanzará tu 
justicia y detrás de ti irá la Gloria del Señor.
        9       Entonces llamarás, y el Señor responderá; pedirás auxilio, y El dirá: "¡Aquí estoy!". Si eliminas de ti 
todos los yugos, el gesto amenazador y la palabra maligna.



20-6-84         181

Tarda más una brasa en convertirse en cenizas, que el tiempo que tarda el Señor en la 
conversión de un incrédulo arrepentido. Así es de Poderoso el Señor.
Amén. Amén.


21-6-84         182

Mensaje para los jóvenes: La juventud, la juventud toda necesita de nuestro Señor, necesita 
salvarse. Deben aprender a encaminar sus vidas.
Hijos míos: debéis vencer la inconstancia para dar paso a la perseverancia, a la fe en Dios. No 
la dejéis debilitar, sino que debéis aumentarla, confiad en El, dejad que penetre en vosotros su 
Palabra y descubriréis qué justo es el Señor.
Escuchadlo y abridle vuestro corazón.
Amén. Amén.
Dad a conocer.

Leed: Hebreos C. 12, V. 1-2-3
        1       Por lo tanto, ya que estamos rodeados de una verdadera nube de testigos, despojémonos de todo lo 
que nos estorba, en especial del pecado, que siempre nos asedia, y corramos resueltamente al combate 
que se nos presenta.
        2       Fijemos la mirada en el iniciador y consumador de nuestra fe, en Jesús, el cual, en lugar del gozo que 
se le ofrecía, soportó la Cruz sin tener en cuenta la infamia, y ahora está sentado a la derecha del Trono 
de Dios.
        3       Piensen en Aquél que sufrió semejante hostilidad por parte de los pecadores, y así no se dejarán abatir 
por el desaliento.
22-6-84         183

La Palabra del Señor está por encima de todo y exige todo. Su voluntad es llevar adelante estos 
mensajes de amor.
A vosotros os toca hacerlo. Es preciso que todos entiendan lo que pide el Señor a cada hijo y lo 
que cada hijo puede y es capaz de dar al Señor.
Orad para que el Espíritu Santo os haga alcanzar la Gloria de Dios.
Amén. Amén.





23-6-84         184

A todos mis hijos os digo:
Por la voluntad de Dios seréis purificados de vuestros pecados y por medio de su Amor seréis 
salvados.
Sed merecedores de su promesa.
Examinaos todos vosotros por dentro y sacad conclusiones, que cada uno vea la necesidad que 
tiene de Cristo Jesús.
Pedid al Señor os haga renovar el espíritu.
Amén. Amén.


24-6-84         185

Alabad el Nombre del Altísimo. Este día debéis estar en comunión con Cristo Jesús. Poned todos 
vuestros sentidos en El. Poneos bajo su amparo y nada os faltará.
Hijos míos tenéis un privilegio, el haber sido elegidos por el Señor.
Amén. Amén.



24-6-84         186

El que se alimente de mi Hijo, vivirá en mi Hijo.



24-6-84         187

Honrad sanamente al Señor porque mucha es la felicidad que espera a los que van a su Reino.
Leed: Tobías C. 4, V. 18-19
        18      Pide consejo a las personas sensatas y no desprecies un buen consejo.
        19      En cualquier circunstancia bendice al Señor, tu Dios; pídele que dirija tus pasos y que todos tus 
caminos y todos tus proyectos lleguen a feliz término. Porque ningún pueblo posee la sabiduría, sino 
que es el Señor el que da todos los bienes: El humilla a quien quiere, hasta lo más profundo del 
Abismo. Hijo mío, acuérdate de estos preceptos, y que nunca se borren de tu corazón.



25-6-84 188
Llegue hasta vosotros en este día la Gracia del Señor porque de verdad os digo, no sois ajenos 
a Su Amor.
Todos los cristianos, los buenos hijos de Dios debéis perfeccionar vuestros pasos, evitad la 
maldad en vuestros corazones.
Os ruego sepáis ver lo que es agradable al Señor, hija mía sigo estando con vosotros, os sigo 
acompañando.
Gloria al Señor.
Leed: Filipenses C. 3, V. 17 al 21
        17      Sigan mi ejemplo, hermanos y observen atentamente a los que siguen el ejemplo que yo les he dado.
        18      Porque ya les advertí frecuentemente y ahora les repito llorando: Hay muchos que se portan como enemigos de 
la Cruz de Cristo.
        19      Su fin es la perdición, su dios es el vientre, su gloria está en aquello que los cubre de vergüenza, y no aprecian 
sino las cosas de la tierra.
        20      En cambio, nosotros somos ciudadanos del Cielo, y esperamos ardientemente que venga de allí como Salvador 
el Señor Jesucristo.
        21      El transformará nuestro pobre cuerpo mortal, haciéndolo semejante a Su Cuerpo glorioso, con el poder que 
tiene para poner todas las cosas bajo su dominio.

26-6-84 189
No os dejéis abatir, la Palabra del Señor os debe dar ánimo para seguir, hija mía están 
germinando las semillas. Tened el corazón firme y esperanza en Dios. A todos mis hijos, os 
digo: Sed humildes con los humildes, piadosos con los enfermos, extended vuestra mano al 
pobre.
Bendito sea el que así se comporta y no se rebela a los mandatos del Señor, porque El está 
detrás de cada acción vuestra. Amén. Amén.
Dadlo a conocer.


26-6-84 190
Lo que envía el Señor es para conocimiento de sus hijos.
Leed: II Timoteo C. 2, V. 1 al 7
        1       Tú, que eres mi hijo, fortalécete con la Gracia de Cristo Jesús.
        2       Lo que oíste de mí y está corroborado por numerosos testigos, confíalo a hombres responsables que sean 
capaces de enseñar a otros.
        3       Comparte mis fatigas, como buen soldado de Jesucristo.
        4       El que está bajo las armas no se mezcla en los asuntos de la vida civil, para poder cumplir las órdenes de aquél 
que lo enroló.
        5        El atleta no recibe el premio si no lucha de acuerdo con las reglas.
        6       Y el labrador que trabaja duramente es el primero que tiene derecho a recoger los frutos.
        7       Piensa en lo que te digo, y el Señor, por su parte, te ayudará a comprenderlo todo.




27-6-84         191
Hija mía: me entristece cuando veo indiferencia hacia Dios, pero mi tristeza es por ellos 
mismos, porque se dejan llevar por el mal, se dejan arrastrar por el perverso.
Yo prevengo a mis hijos, no os dejéis seducir yendo por el camino fácil, aunque cueste, porque 
costará llegar, id por el camino del Señor.
El amor a Dios, tiene que ser verdadero.
Amén. Amén.
Predicad.


28-6-84         192
Hoy me dice Jesús: Donde pongas tus pasos pisas maldad, eso justamente tienes que hacer, 
pisarla y la eliminarás.
La Virgen me dice:
Prestad atención, observad las Palabras del Señor y saldréis adelante, obedecedle y no os 
preocupéis, dejadlo todo en manos de Dios.
Hijos míos, dad al Padre lo que es del Padre.
Gloria al Señor.
Predicadlo.


29-6-84         193
Vosotros que observáis la Ley de Dios, enseñad a los extraviados, ayudad a los indecisos porque el que es 
justo con el Señor se verá beneficiado.
Hoy el Sagrado Corazón a vuestro corazón escuchará.
Rezadle un Rosario.
Oración:
"Sagrado Corazón de Jesús
porque soy débil,
te pido guíes mis pasos,
ampárame y bendíceme.
Bendito seas Señor
porque en tu Corazón
está la salvación.
Obra en mí
según tu Voluntad.
Amén".



30-6-84         194

Me dice la Virgen:
Habéis llegado a esta ciudad (La Rioja) como embajadores de amor.
Debía ser así ya que estáis compartiendo su Patrono (San Nicolás).
Amados hijos, mi bendición sea con vosotros y con este pueblo ya que el Señor así lo quiere.
Alabado sea el Señor.
Quería que alabarais al Señor aquí en este Santuario.
Alabadlo por los Siglos de los Siglos.


    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás




1