MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS


1-9-85          655
Digo a mis hijos: No estáis en un desierto, donde se padece sed, sino frente a un 
gran oasis, en el cual podréis beber abundantemente.
Deteneos, el Señor, os lo está pidiendo.



2-9-85          656
Hijos míos: En las grandes ciudades del mundo, se ve el ateísmo y la total 
indiferencia a Dios. El maligno, ha subido como una efervescencia, cubriendo 
con su maldad y dominando las mentes débiles.
El Señor, envía su mensaje de alerta, de amor, para que podáis descubrir lo 
verdadero y sepultéis la ilusión y el mal.
Gloria al Señor.
Leed: I de Samuel C. 2, V. 9 / Ezequiel C. 16, V. 62-63
        9       El protege los pasos de sus fieles, pero los malvados desaparecerán en las tinieblas, 
porque el hombre no triunfa por su fuerza.
Ezequiel C. 16, V. 62-63
        62      Yo estableceré mi alianza contigo, y tú sabrás que Yo soy el Señor,
        63      para que te acuerdes y te avergüences, y para que en tu confusión no te atrevas a abrir 
la boca, cuando Yo te haya perdonado todo lo que has hecho, -oráculo del Señor-.



3-9-85          657
Hija: Siento a mis hijos, vivo en ellos.
¡Los amo tanto!
Si entregaran sus corazones de tal forma, que sólo a Dios pertenecieran, 
herederos del Señor serían.
Que oigan esto.
Amén. Amén.



4-9-85          658
El Señor es vuestro Dios, y sus obras las ha realizado, para que comprendáis que 
en estos días, el Nombre de Dios, debe prevalecer por sobre toda las cosas.
Gloria al Santísimo.



5-9-85          659
En la noche me dice: Dios salve a mis queridos hijos.




6-9-85          660
Nada puede temer el hombre que se siente custodiado por el Altísimo.
Adorad al Señor, porque Su Nombre es sagrado.
Adoradlo, ya que solamente por medio de El, obtendréis la salvación.
Gloria a Dios.
Leed: II de Corintios C. 5, V. 14-15
        14      Porque el Amor de Cristo nos apremia, al considerar que si uno solo murió por todos, 
entonces todos han muerto.
        15      Y El murió por todos a fin de que los que viven no vivan más para sí mismos, sino para 
Aquél que murió y resucitó por ellos.


7-9-85          661
Hija mía: Cuando el hombre comienza a ver su pequeñez, ahí empieza a conocer 
a Dios.
Cuando analiza su pobre existencia, sus pocas fuerzas y medita, comprende y se 
aferra al Señor.
El, con su poderosa mano, levanta al caído.
Dios, reinará eternamente.
Gloria por siempre al Señor.
8-9-85  (Intención de la Novena del 17 al 25)   662
En esta Novena, pido alabanza, agradecimiento y promesa al Señor.
Alabadlo, por la grandeza de Su Amor.
Agradecedle, por iluminar vuestro camino.
Y la promesa, queridos míos, pido que le prometáis ser totalmente Suyo.
De esta manera, aseguraréis vuestras almas.
Gloria al Señor.
Enseguida siento necesidad de escribir:
Que los días de mi vida,
los viva alabando a Dios.
Madre, libera mi alma
y reúneme con el Salvador.
Amén.


8-9-85          663
Hijos, buscad mi Corazón y guardadlo en los vuestros.




9-9-85              664
La obra del Señor está creciendo hija mía, la misión va hacia adelante.
Benditos mis hijos que por la fe, alcanzarán la Gloria de Dios.
Alabado sea el Señor.
Leed: San Mateo C. 5, V. 3 al 12
        3       Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los 
Cielos.
        4       Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.
        5       Felices los afligidos, porque serán consolados.
        6       Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
        7       Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.
        8       Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.
        9       Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.
        10      Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el 
Reino de los Cielos.
        11      Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en 
toda forma a causa de Mí.
        12      Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el 
Cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron.
10-9-85             665
En la tarde siento voces que cantan:
Eres Dios y Pan de Vida,
eres Luz y Eternidad,
Amor puro que te brindas
en la tierra por la Paz.
Siembras todas tus semillas
sabiendo a qué tierras van.
Oh, Jesús maravilloso
Oh, Señor, qué gran bondad.
Después que escucho esto, veo a la Santísima Virgen y me dice:
"Son los ángeles que cantan".
11-9-85         666
Hoy, veo algo muy feo, no puedo definirlo bien, parecen animales, como los que vi 
una vez.
Tienen colores, pero predominan el rojo y el negro. Veo también una palabra, 
Abaddón, que significa padre del mal.
Luego veo a la Santísima Virgen y me dice:
"Hija, el demonio actúa ferozmente, no os asombréis. Ataca sin compasión, 
envolviendo todo lo que puede tocar.
Orad, que la oración fortalece, sois llamados por Jesucristo para orar.
Bendita la oración elevada al Señor.
Amén. Amén".




13-9-85         667
Digo a tus hermanos: ¿Puede alguien no invocar a Dios, en algún momento de su 
vida?
Nadie puede vivir sin la ayuda del Señor.
Hijos míos, El se presenta en estos mensajes diciendo "Aquí estoy".
Leedlos y lo comprobaréis.
Gloria al Señor.



14-9-85         668
Queridos míos: Los bienes de este mundo, nada significan, comparados con los 
que ofrece el Señor en Su Reino.
Dejad pasar entonces las ambiciones por obtener bienes terrenos y buscad lo 
eterno.
Amén. Amén.
Leed: Jeremías C. 23, V. 23-24
        23      ¿Acaso Yo soy Dios sólo de cerca -oráculo del Señor- y no soy Dios de lejos?
        24      ¿Puede un hombre esconderse en un lugar secreto sin que Yo lo vea? -oráculo del 
Señor-. ¿Acaso no lleno el Cielo y la tierra? -oráculo del Señor-.



15-9-85         669
Digo a todos mis hijos: La Gracia del Señor, será para aquellos que no se 
engañen y vivan por Su causa.
Gloria a Dios.
Leed: Efesios C. 1, V. 3 al 9
        3       Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo 
con toda clase de bienes espirituales en el Cielo,
        4       y nos ha elegido en El, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e 
irreprochables en su presencia, por el amor.
        5       El nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al 
beneplácito de Su Voluntad,
        6       para alabanza de la Gloria de Su Gracia, que nos dio en Su Hijo muy querido.
        7       En El hemos sido redimidos por Su Sangre y hemos recibido el perdón de los pecados, 
según la riqueza de su Gracia,
        8       que Dios derramó sobre nosotros, dándonos toda sabiduría y entendimiento.
  9     El nos hizo conocer el misterio de Su Voluntad, conforme al designio misericordioso que 
estableció de antemano en Cristo.




17-9-85         670
Hijos: Abrid sin temor los ojos y veréis que está el Señor.
No os ocultéis, recordad que un día compareceréis ante El.
Alabado sea el Señor.
Predicad.


17-9-85         671
Hoy, alabad al Señor, porque es grande Su Poder.


17-9-85         672
En la Catedral me dice:
Hija, las lágrimas vienen de una alegría, las lágrimas vienen de un dolor, las 
lágrimas vienen luego de una reconciliación con Dios.
Amén.


18-9-85         673
Digo a mis hijos, los que están lejos de Dios: Salvaos, alejad de vuestro lado al 
malvado, él sólo trae la muerte.
Lo que viene del mal, es falso, y dura poco, hoy es, mañana nada será.
Hijos, bastará confiar en Dios Todopoderoso y Misericordioso, para que sean 
claros y eternos los días.
Gloria a Dios.
Predicad.


20-9-85         674
Hija mía: ¡Cuánto hace que vengo hablando a todos mis hijos, para acercarlos a 
Dios!
Yo, que los conozco y sé lo extraviados que están, les ofrezco el camino del 
Señor, como lo más preciado que puedo ofrecer.
Quiero orientar a los hombre, para que vayan al Señor y permanezcan junto a El.
Amén. Amén.
Predicad.
Leed: Colosenses C. 3, V. 4
        4       Cuando se manifieste Cristo, que es nuestra Vida, entonces ustedes también 
aparecerán con El, llenos de Gloria.




20-9-85         675
Hijos, agradeced al Señor por Su infinita Bondad.



21-9-85         676
Hija mía: El Amor que tiene en Su Corazón, mi adorado Hijo por todos vosotros, 
es imposible imaginarlo.
Ese Amor está lleno de esperanza, y el Señor, os quiere hacer partícipes de esa 
esperanza, que significa Vida.
Bendito sea el Señor por Su Eterna Gloria.
Predicadlo.



23-9-85         677
En la mañana veo a Jesús. Me dice:
Te hablo porque sé que soy escuchado.
Dios manda pruebas, porque las pruebas fortalecen las debilidades.
Dios habla de Amor y Esperanza porque el Amor del Padre va unido a la 
Esperanza de la salvación que ofrece el Hijo.



23-9-85         678
En la tarde veo a la Santísima Virgen y me dice:
Digo a tus hermanos: No dejéis pasar el tiempo, que éste no se detiene.
Hijos míos, el Señor, os está revelando grandes cosas, consideradlas, ya que 
pertenecen al Señor.
Gloria a Dios en el Cielo y en la tierra.
Dad a conocer.



24-9-85         679
Estoy en la Iglesia y digo: Madre, qué paz.
Veo a la Santísima Virgen y me dice: En la casa de Dios, siempre hallaréis paz, porque El es amor, 
quietud, mansedumbre y paz.




25-9-85         680

Pido que oréis, queridos hijos. Orando se está con el Santísimo.
Con la oración se pide y de Dios se consigue.
Estoy con vosotros, vengo a socorrer a los fieles hijos del Señor.

Oración:

Madre, creo en tu Amor, porque es todo en nuestra vida.
Creo en tu humildad, ella nos sacará la soberbia y nos hará humildes.
Creo en tus consejos, que nos hará buenos y generosos.
Creo en tu fidelidad a Dios, porque nos hará fieles a nosotros tus hijos.
Creo en Ti que eres la llave que nos abrirá las puertas del Reino del Señor.
Creo en tu refugio, porque en Ti lo encontramos.
Creo en Ti Madre y en tu Manto extendido por el mundo, que va 
cobijándonos y salvándonos de la muerte.
Amén.



25-9-85         681

En la noche me dice:
Hija, son dos años de Amor, dos años que estoy aguardando a mis hijos, mas, Yo 
quiero que sepan los hombres, que no he concluido aún.
Una Madre mucho tiene que aconsejar a sus hijos.



25-9-85         681 Bis

Hija mía: Te diré el significado de las siete estrellas.
"Son siete Gracias, que mi Hijo Jesucristo concederá, a quien la lleve sobre su 
pecho".
Alabado sea el Señor.




26-9-85         682

Tu ciudad es "La Ciudad de María" y será por siempre un lugar de encuentro 
con Jesús y Su Madre.
No quiera nadie interponerse en mi paso, quien quiera seguir al Señor, que me 
siga.
Amén. Amén.



27-9-85         683

Hija mía, ha comenzado la conversión en esta tierra, veo como una 
desesperación por limpiar los pecados.
¡Es que son tantas las culpas de los pecadores!
Yo digo a mis hijos: No desesperéis, no os dejéis entristecer, el Señor sabe cómo 
fue vuestro obrar, sabe también de vuestras ansias por querer acercar vuestros 
corazones al Suyo.
Gloria al Señor.
Leed: I de Samuel C. 2, V. 3 y Proverbios C. I,  V. 8-9
I de Samuel C. 2, V. 3
        3       "No hablen con tanta arrogancia, que la insolencia no les brote de la boca, porque el 
Señor es el Dios que lo sabe todo, y es El quien valora las acciones".
Proverbios C. 1, V. 8-9
        8       Escucha, hijo mío, la instrucción de tu padre y no rechaces la enseñanza de tu madre,
        9       porque son una diadema de gracia para tu cabeza y un collar para tu cuello.

 

28-9-85         684

Queridos hijos: Id a Cristo, vivid por Cristo, pobres de vosotros si no lo hicierais,
pobres las almas que no tienen conocimiento de Dios.
Alabado sea.

Leed: I de Corintios C. 7, V. 35
        35      Les he dicho estas cosas para el bien de ustedes, no para ponerles un obstáculo, sino
para que ustedes hagan lo que es más conveniente y se entreguen totalmente al Señor.
 

    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás



 
 
1