MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
1-10-89          1723

Mis amados hijos: Confiad en Dios, todos los días de vuestra vida.
Dios, ampara en la humildad y en la fidelidad el corazón del hombre.
Sed humildes y dóciles ante el Señor.
Gloria al Altísimo.
Predícalo.

Leed: San Lucas C. 14, V. 11

        11      Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado.



2-10-89           1724

Hija, hay en la mayoría de las almas un autodeseo de abastecerse a sí mismas, es 
que el espíritu está lejos del Espíritu.
Solamente Dios, puede sacar al alma, de las profundidades.
Hijos míos: Buscad la Mediación de la Madre, ya que muy cerca de vosotros 
está. Buscadla con fe y hallaréis la Luz del Señor.
Amén, amén.
Hazlo conocer.

Leed: Romanos C. 10, V. 14 - 15 - 16 - 17 - 18

14              Pero, ¿cómo invocarlo sin creer en El? ¿Y cómo creer, sin haber oído hablar de El?  ¿Y 
cómo oír hablar de El, si nadie lo predica?
15              ¿Y quienes predicarán, si no se los envía? Como dice la Escritura: ¡Qué   hermosos son 
los pasos de los que anuncian buenas noticias!   
16              Pero no todos aceptan la Buena Noticia. Así lo dice Isaías: Señor ¿Quién creyó en 
nuestra predicación?
17              La fe, por lo tanto, nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud  de la 
Palabra de Cristo.
18              Yo me pregunto: ¿Acaso no la han oído? Si, por supuesto: Por toda la tierra se  
extiende su Voz y Sus  Palabras llegan hasta los confines del mundo.



3-10-89          1725

Gladys, ora por todos mis hijos extraviados; ora para que cada corazón deje 
entrar el Amor de Mi Hijo.
Ora para que la rebeldía deje ya de ser rebeldía.
Hoy estoy aquí, para que la fe de mis hijos responda desde sus corazones.
Gloria a Dios.
Sea esto conocido y meditado.


4-10-89           1726

Digo a mis hijos: Un alma pobre, no niega a Dios, su corazón. Un alma pobre, 
únicamente ama la Riqueza que le regala Dios: Su Amor.
Un alma pobre, tan sólo busca la Recompensa de Dios: La Vida Eterna.
Sed agradables al Señor, teniendo un corazón pobre, ya que en un corazón pobre 
sólo entra el querer de Dios.
Bendito y Alabado sea.
Predícalo.

Leed: San Mateo C. 5, V. 3
        3       Felices los que tiene alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los 
Cielos.


5-10-89          1727

Mi querida hija, si el alma no destierra la soberbia, para siempre morirá.
No es eso lo que quiere Dios, para sus almas, sino que se edifiquen desde la 
humildad en el amor y por amor a El.
Venid a Cristo y quedaos en Cristo.
Glorificado sea Su Nombre.
Predica a tus hermanos.
Leed: Efesios C. 6, V. 10 - 11
10  Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder.
11  Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las acechanzas del 
demonio.



7-10-89          1728

Tengo una visión. Veo el Santuario terminado y enseguida veo a la Santísima 
Virgen; me dice: Hija, el Templo es Protección de Dios, para sus hijos; se acude 
allí para rendir culto al Señor, y pedir por la salud física y un espíritu firme, 
cimentado en la fe.
El Templo es Protección de Dios, para el alma que habita en la tierra y aspira el 
Cielo.
Quiero su terminación total; eso significa: La construcción material, para la 
reconstrucción espiritual de las almas del Señor.
Amén, amén.



8-10-89           1729

Hijos míos: Vuestra Madre os quiere permanentemente junto a Su Hijo.
No desfallezcáis; sed perseverantes, si sois perseverantes fructífera será vuestra 
entrega, os lo aseguro.
Las Glorias sean a Jesucristo.
Predica a todos tus hermanos.

Leed: Jeremías C.31, V. 25
25              Porque Yo abrevaré a los que están agotados y colmaré a los que están exhaustos.



10-10-89    (Intención de la Novena del 17 al 25)      1730

Gladys, debe renacer en los cristianos, la alegría interior.
Digo a todos mis hijos: Vuestra Madre se os manifiesta con Mensajes de 
Esperanza; es por eso que os pido en esta Novena, que oréis esperanzados, ya 
que la Luz de Mi Corazón se ha posado en vosotros y resplandece con gran 
fuerza.
Gloria a Dios Todopoderoso.
Sea conocido y meditado Mi mensaje.


13-10-89         1731

Gladys, hace hoy seis años que hablo contigo; seis años que a todos mis hijos, sin 
excepción les pido: Amor a Dios, oración, conversión.
Os pido amor a Dios, ya que como verdaderos hijos de Dios, debéis amarle.
Os pido oración, porque la oración es reparadora, consuela y anima el espíritu.
Os pido conversión, porque el alma alejada de Dios, con la conversión, vuelve a 
Dios.
Lucho por vosotros, almas de Dios, con Mi Corazón Ardiente de Amor.
Las Glorias sean al Salvador.
Predícalo.



15-10-89         1732

Gladys, hoy esta Madre, quiere hacerse presente en todos los corazones.
Mis queridos hijos: Llegaré en la medida en que me aceptéis; obraré si os dejáis 
conducir por Mí.
Mirad y contemplad los ojos de esta Mi Imagen y los veréis cargados de Amor 
por vosotros. Así está Mi Corazón.
Gloria al Salvador.
Hazlo conocer.



16-10-89           1733

Digo a todos tus hermanos: Son éstas, horas en que vuestra oración debe ser 
fervorosa.
Hay un gran vacío de oración; muchos sois los que la habéis dejado de lado. ¿No 
sabéis que la oración es coraza contra el maligno?
Orad, ya que el Señor, así lo quiere.
No lo olvidéis, sólo el Obrar de Dios es perfecto.
Amén, amén.
Hazlo conocer.

Leed: Eclesiástico C. 35, V. 16 y C. 51, V. 29
        16      El que rinde el culto que agrada al Señor, es aceptado, y su plegaria llega hasta las 
nubes.
C. 51, V. 29
29  Alégrense en la misericordia del Señor, no se avergüencen de alabarlo.



19-10-89         1734

Mi amada hija, quiero la Verdad para todas las almas.
Hijos míos: No os resistáis a Ella; abrazaos con fe, humildes y sensibles a la voz 
de Cristo.
Que vuestra debilidad se fortalezca en la fe y la fe se robustezca desde la Palabra.
Las Glorias sean al Señor.
Predícalo.


21-10-89         1735

Gladys, Cristo, está volcando su Amor, generosamente en los corazones.
Yo digo a todos mis hijos: No os ocultéis, no lo dejéis pasar, bebed de ese Amor.
Amadle, ya que por El, sois amados.
Las Glorias sean al Señor.
Predícalo.

Leed: Isaías C. 43, V. 10
10  Ustedes son mis testigos y mis servidores -oráculo del Señor- a ustedes los elegí para 
que entiendan y crean en Mí, y para que comprendan que Yo Soy.  Antes de Mí no fue 
formado ningún Dios ni habrá otro después de Mí.



23-10-89         1736

Mi amadísima hija, los soberbios no conocen en profundidad, el amor a Dios. 
Sólo el humilde de corazón, ama verdaderamente al Señor, porque se da por 
entero a El.
Bienaventurado el humilde, porque no oculta su corazón a Dios.
Bienaventurado el que lo busca, lo ama y en El, descansa.
Gloria a Dios.
Hazlo conocer.



24-10-89          1737

¡Oh, hija, cuántos despojos encuentro a cada paso! ¡Cuánta esclavitud! Muchas 
son las calamidades en el mundo, porque muchos son los que huyen de Dios.
El Señor, librará a las almas que arrepentidas vuelvan a El.
Quiero para Mi Hijo: Amor, fidelidad, confianza.
Amén, amén.
Hazlo conocer.




25-10-89   (Día de Peregrinación)            1738

Gladys, Mi Amor penetra en los corazones de aquellos que me buscan. Soy 
Protectora de los humildes, de los desamparados, de los oprimidos. Con la 
presencia de esta Madre, tienen mis hijos, Nueva Luz; por esta Nueva Luz, se 
renueva la fe, la esperanza del cristiano.
Hijos: La Madre de Cristo, hará que la alegría de vuestros corazones sea 
perdurable.
Gloria al Señor de la Alturas.
Predica a todos tus hermanos.



28-10-89         1739

Mis queridos hijos: Animaos, mantened firme vuestra fe.
Que vuestro obrar sea cimentado en la fe, ya que la fe en Cristo, os llevará a la 
salvación.
Cuando os digo, tened confianza en Dios, os quiero decir, tened fe en Dios.
Gloria al Señor.
Predícalo.

Leed: Romanos C.4, V. 23 - 24 - 25

23              Pero cuando dice la Escritura: Dios tuvo en cuenta su fe, no se refiere    únicamente 
a Abraham, sino también a nosotros,
24              que tenemos fe en Aquel que resucitó a nuestro Señor Jesús,
25              el Cual fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación.

 

30-10-89          1740

Hija, he aquí que el que descansa en Dios, esperanza hay para su alma.
Aquel que busque ser reconfortado en el Señor, recobrará la fuerza necesaria
para su espíritu.
Ciertamente he venido para que el Pueblo de Dios, encuentre a Dios.
Las Glorias sean al Altísimo.
Predica a todos tus hermanos.
 


 

    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás



 
 
1