MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
1-11-89           1741

Digo a todos tus hermanos: A imitación de los Santos, practicad la misericordia. 
El humilde se gloría en Dios, y no en sus propias obras.
Si el espíritu se abastece en Dios, obrará de acuerdo a la Voluntad de Dios.
Las Glorias sean a El.
Predícalo.



3-11-89          1742

Gladys, cada palabra Mía, es buena para todos tus hermanos.
Ellos me presentan su dolor y también su amor; Mi Corazón los escucha.
Es por eso que esta Madre, quiere que Sus mensajes sean conocidos y meditados.
No quiero herir a los corazones; es Mi deseo sanarlos.
Hijos míos: Dondequiera que os encontréis, reflexionad lo dicho por esta Madre.
Amén, amén.
Predícalo.



5-11-89          1743

Hija mía, mucho odio y maldad hay en el mundo, por lo tanto hay infelicidad en 
los corazones.
Esta Madre dice a sus hijos: No dejéis que la muerte entre en vosotros; tenéis 
todavía acceso a la Vida.
No tardéis en vuestra reconciliación con Cristo Jesús.
Bendito y Alabado sea El.
Hazlo conocer.



7-11-89           1744

Hija mía, ciertamente espero de mis hijos: Amor y humildad.
Sin amor, no hay apertura de corazón; sin humildad, no podrán ver la Luz que 
quiere guiarlos hacia el Camino que lleva a la Vida.
Yo les digo a mis hijos: Reflexionad, ya que mucha Riqueza Espiritual hay en el 
contenido de este mensaje.
Amén, amén.
Predica a todos tus hermanos.



10-11-89   (Intención de la Novena del 17 al 25)   1745

Sea vuestra oración en esta Novena: Para que cada día sea más amado el 
Corazón de María.
Bendecid al Señor, por haberos dado el Corazón de Su Madre, para que os 
cobijéis en El.
Bendecidlo, ya que por medio del Corazón de María, llegaréis al Corazón de 
Jesucristo.
Hijos: Mirad al Cielo, ya que en el Cielo está la Madre junto al Hijo.
Gloria al Todopoderoso.
Hazlo conocer.



11-11-89         1746

Mis queridos hijos: Tened presente que la Madre de Cristo, está junto a vosotros.
Os aseguro que es muy significativo y provechoso, ya que estáis siendo asistidos 
por el Señor.
No alejéis vuestro corazón, del Corazón de esta Madre.
Amén, amén.
Predícalo a tus hermanos.

Leed: Proverbios C. 8, V. 17

17  Yo amo a los que me aman y los que me buscan ardientemente, me encontrarán.





13-11-89          1747

Mi amada hija, el enemigo me quiere arrebatar a las almas; esta Madre no puede 
permitir que lo haga.
Se desgarra Mi Corazón al ver que muchos hijos se dejan arrastrar por el 
maligno.
Mi Amor quiere invadir los corazones de todos los hombres.
Mi Corazón quiere ser el Sostén de mis hijos.
Las Glorias sean al Señor.
Hazlo conocer al mundo.



14-11-89          1748

Sentí cantar a los Ángeles:
Es el Señor Jesús Resucitado,
Fuente de Luz, de Amor y Salvación,
Dios y Señor de la Misericordia,
Gloria a Ti, de Tu generación.

Alabe al Señor, el Universo todo,           
Alabe al Señor, Resplandeciente Luz.    

Bendito Jesús, bendícelo alma mía,
por Su Justicia, Su Paz y Su Perdón,
todos por siempre bendecirán Su Nombre,
Gloria a Ti, Señor, Dios del Amor.


16-11-89         1749

Mi amadísima hija, no abandono a mis hijos necesitados de Mi Amor de Madre.
Mucho me complazco en ampararlos.
Cada pensamiento dirigido con amor al Señor, es correspondido por El. Bendito 
y Alabado sea Dios.
Hazlo conocer.




17-11-89         1750

Veo a Jesús. Me dice: Estoy Alimentando a Mi Rebaño, porque mucho me 
preocupa.
Mi Corazón está encendido de Amor, mas, hay corazones que están totalmente 
apagados y no reciben el Amor que les estoy  dando a todas las almas,
Mi Luz, quiere iluminar a las Naciones, porque es Luz Verdadera.
Todos aquellos que la reciban serán llamados verdaderos hijos de Dios.



17-11-89         1751

Gladys, todas las almas son tenidas en cuenta por el Señor.
Hijos míos: Id a El. El Señor está derramando Amor, no quedéis fuera de ese 
Amor.
No renunciéis a tan grande Gracia; como verdaderos creyentes, mostrad vuestra 
mansedumbre al Altísimo.
Las Glorias sean a El.
Predícalo.



18-11-89          1752

Hijos míos: Fortaleced vuestros espíritus con la oración.
El Señor, os prueba en la constancia.
Sed constantes y veréis convertida vuestra oración, en un canto de Alabanza a 
Dios.
Glorificado sea Su Nombre.
Hazlo conocer a todos tus hermanos.
Leed: San Juan C. 9, V. 31 y C. 14, V. 13
31              Sabemos que Dios no escucha a los pecadores, pero sí al que lo honra y cumple Su 
Voluntad.
C. 14, V.13
13  Y Yo haré todo lo que ustedes pidan en mi Nombre, para que el Padre sea glorificado 
en el Hijo.





19-11-89          1753

Hija mía, hay en estos días, una gran ceguera espiritual.
La fe, está ciega en los hombres; el espíritu no ve lo que el Señor, está 
mostrando: Su Amor.
Solamente para aquel que cree, es posible la Salvación.
Amén, amén.
Predícalo.



22-11-89          1754

Gladys, quiero que los corazones de mis hijos sean humildes, dóciles, generosos.
Los quiero humildes, porque en la humildad conocerán y amarán a Cristo.
Los quiero dóciles, porque la docilidad los hará sumisos ante el Señor.
Los quiero generosos, porque la generosidad los llevará a amar cada día más, a 
Cristo.
Digo a mis hijos: Esta Madre, os ayudará a encontrar y a amar al Señor.
Las Glorias sean a El.
Hazlo conocer.
Leed: San Mateo C. 11, V. 29 - 30
        29      Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de Mí, porque soy paciente y  humilde de 
Corazón, y así encontrarán alivio.
        30      Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.



25-11-89      (Día de Peregrinación)      1755

Gladys, Mi Corazón de Madre se abre hoy para recibir a todos mis hijos.
Yo les digo: Tened presente las Palabras de la Madre de Jesucristo, y recibidlas 
como bajadas del Cielo, ya que verdaderamente vosotros estáis recibiendo la voz 
del Cielo.
No la desconozcáis; escuchadlas y retenedlas en vuestro corazón.
Aleluia.
Sea esto conocido.





26-11-89         1756
Nada temáis hijos míos, ya que en estos días estoy combatiendo contra el 
maligno.
Mi Amor será fecundo en los que me aman.
Mucho Amor guarda Mi Corazón de Madre.
Hijos: Volved todos a Dios.
Gloria al Señor.
Predícalo.
Leed: Isaías C. 12, V. 1- 2 - 3 - 4 - 5 - 6
        1       Tú dirás en aquel día: Te doy gracias, Señor, porque te habías irritado contra mí, pero 
se ha apartado tu ira y me has consolado.
        2       Este es el Dios de mi salvación: Yo tengo confianza y no temo, porque el Señor es mi 
fuerza y mi protección; El fue mi salvación.
        3       Ustedes sacarán agua con alegría de las fuentes de la Salvación.
        4       Y dirán en aquel día: Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, anuncien entre los 
pueblos sus proezas, proclamen qué sublime es su Nombre.
        5       Canten al Señor porque ha hecho algo grandioso: ¡Que sea conocido en toda       la 
tierra!
        6       ¡Aclama y grita de alegría, habitante de Sión, porque es grande en medio de ti el Santo 
de Israel!


27-11-89         1757
Gladys, la Madre ofrece a sus hijos, el aliento necesario para que la oscuridad 
no los ahogue.
Desde la pequeñez, me encontrarán, desde la docilidad, desde la confianza.
Mi Corazón Maternal, está atento al acercamiento de cada hijo.
Alabado sea el Señor.
Hazlo conocer.



29-11-89         1758
Hija mía, He venido a reconstruir; He venido a traer Alegría a las almas.
Por amor deben las almas volver a Dios.
Solamente habrá tinieblas para aquellos que no quieran caminar hacia la Luz.
Amén, amén. 
Predícalo.



30-11-89         1759

La veo y me dice: El Pueblo de Dios, pertenece a Dios; es por eso que quiero sus 
corazones, los quiero hambrientos de Su Amor, de Su Palabra.
Escuchad a vuestra Madre que os dice: Mi Fuego de Amor no se apaga.
Gloria al Altísimo.
Hazlo conocer.



    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1