MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
II - DESDE EL 15 DE NOVIEMBRE AL 26 DE DICIEMBRE DE 1983
PM 1 AL PM 63

15-11-83        PM 1

Dice Jesús: "Soy el sembrador, recoged la cosecha, será grande".
15-11-83        PM 2

Dice la Virgen: "Sigue devota y fiel a la Palabra de Dios. Estamos en tiempo de Adviento, volved 
vuestros rostros hacia Dios, vuestro Señor".

YO SOY LA PATRONA DE ESTA REGIÓN, HACED VALER MIS DERECHOS.


16-11-83         PM 3
Dice la Virgen: "Cerca tuyo quiero estar (cerca del río); el agua es una bendición".
Ante la pregunta de si desea una capilla o un Santuario, dice: "Lo dicen las Escrituras".
En efecto, el 9 de noviembre había dado como mensaje bíblico el texto de Éxodo 25,8:
"Me harán un Santuario
y habitaré en medio de ellos".
Y agrega la Ssma. Virgen: "Cumplid mi palabra".
Da a leer: Filipenses C. 4 y Ageo 2, 4 y 2, 9.
Me dice a continuación: "No te haré daño, Yo te protejo".
Le pregunto si debo hablar con el Obispo y me dice: "Id y anunciad mi petición".
Filip. 4, completo.
                EXHORTACIÓN AL AMOR
        1       Por eso, hermanos míos muy queridos, a quienes tanto deseo ver, ustedes, que son mi alegría y mi 
corona, amados míos, perseveren firmemente en el Señor.
        2       Exhorto a Evodia y a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor.
        3       Y a ti, mi fiel compañero, te pido que las ayudes, porque ellas lucharon conmigo en la predicación del 
Evangelio, junto con Clemente y mis demás colaboradores, cuyos nombres están escritos en el Libro de 
la Vida.
                LA ALEGRÍA ESPIRITUAL
        4       Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense.
        5       Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca.
        6       No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia recurran a la oración y a la súplica, 
acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios.
        7       Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los 
corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús.
                LA SANTIDAD CRISTIANA
        8       En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es 
amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de 
sus pensamientos.
9    Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz        estará 
con ustedes.

                AGRADECIMIENTO DE PABLO POR LA AYUDA RECIBIDA

        10      Yo tuve una gran alegría en el Señor cuando vi florecer los buenos sentimientos de ustedes con 
respecto a mí; ciertamente los tenían, pero les faltaba la ocasión de demostrarlos.
        11      No es la necesidad lo que me hace hablar, porque he aprendido a hacer frente a cualquier situación.
        12      Yo sé vivir tanto en las privaciones como en la abundancia; estoy hecho absolutamente a todo, a la 
saciedad como al hambre, a tener de sobra como a no tener nada.
        13      Yo lo puedo todo en Aquél que me conforta.
        14      Sin embargo, ustedes hicieron bien en interesarse por mis necesidades.
        15      Y ya saben, Filipenses, que al comienzo de la evangelización, cuando dejé Macedonia, ninguna otra 
Iglesia me ayudó pecuniariamente. Ustedes fueron los únicos,
        16      que cuando estaba en Tesalónica, en dos ocasiones me enviaron medios para asistirme en mis 
necesidades.
        17      No es que yo busque regalos; solamente quiero darles la ocasión de que ustedes se enriquezcan cada 
vez más delante de Dios.
        18      Por el momento, tengo todo lo necesario y más todavía. Vivo en la abundancia desde que Epafrodito me 
entregó la ofrenda de ustedes, como perfume de aroma agradable, como sacrificio aceptable y grato a 
Dios.
        19      Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo 
Jesús.
        20      A Dios, nuestro Padre, sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

                SALUDOS Y DESPEDIDAS

        21      Saluden a cada uno de los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo los saludan a 
ustedes.
        22      Reciban el saludo de todos los santos, especialmente los de la casa imperial.
        23      La gracia del Señor Jesucristo esté con ustedes.


Leed: Ageo C. 2; V. 4 y 9.

2, 4    ¡Animo, Zorobabe! - oráculo del Señor -. ¡Animo, Josué, hijo de lehosadac, Sumo Sacerdote! ¡Animo, 
todo el pueblo del país! - oráculo del Señor -. ¡Manos a la obra! Porque Yo estoy con ustedes - oráculo 
del Señor de los ejércitos -.
2, 9    La gloria última de esta Casa será más grande que la primera, dice el Señor de los ejércitos, y en este lugar 
Yo daré la paz - oráculo del Señor de los ejércitos -.



17-11-83       (ex 1)      PM 4

Hoy vi a Jesús y me dijo:
"Días gloriosos os esperan, en Mí os regocijáis amados hijos míos; decid éstas mis palabras".
Luego desaparece y aparece la Virgen; le esparzo agua bendita y la Virgen dice: "Bendita seas 
hoy, en este día y por siempre; consagrada estás a Mí, abundancias te esperan. Gloria y vida 
eterna. Amén".
Da a leer Josué 2, 14; 3, 5 y 8, 1 (Siente olor a incienso).

Josué 2, 14.
2, 14   Los hombres le respondieron: "Nosotros responderemos por ustedes con nuestra vida, con tal que no 
nos delates. Cuando el Señor nos entregue este país, te trataremos con bondad y lealtad".

Josué 3, 5
3, 5    Josué dijo al pueblo: "Purifíquense, porque mañana el Señor va a obrar maravillas en medio de 
ustedes".

Josué 8, 1
8, 1    El Señor dijo a Josué:
        "¡No temas ni te acobardes! Reúne a todos los combatientes y prepárate para subir contra Ai. Yo te 
entrego al rey de Ai, a su pueblo, su ciudad y su territorio".

18-11-83                 PM  5

Convocad a unión, fortaleza os darán... "Hoy el Espíritu Santo te alimentará".
Leed: Eclesiastés 1, 14
        14      Así observé todas las obras que se hacen bajo el sol, y vi que todo es vanidad y correr tras el viento.

19-11-83        PM 6

Mi Reino está contigo... Leed detenidamente mis mensajes. Os digo: "Moraré entre vosotros, 
por medio de ti. Eres puente de Unión, predica mi palabra. Muchos son los ciegos que no 
querrán ver, muchos los sordos que no querrán oír, mas no desmayes, tuyo es el Reino de los 
Cielos".

Leed: Levítico 4, 3 y 2, 1
4, 3    Si el que peca es el sacerdote consagrado por la unción - de manera que la culpa recae también 
sobre el pueblo - él ofrecerá al Señor, por el pecado que ha cometido, un novillo sin defecto, en 
calidad de sacrificio por el pecado.
2, 1    Cuando una persona ofrezca al Señor una oblación, su ofrenda consistirá en harina de la mejor 
calidad: sobre ella derramará aceite y pondrá incienso.
20-11-83        PM 7

Mi presencia necesitas para tener firmes los pies. Soy tu puntal.

Leed: Cant. 8, 7-10; 2da. Cor. 8, 2-3; 18 y 19
Cant. 8, 7-10.
8,7     Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor, ni los ríos anegarlo. Si alguien ofreciera toda su 
fortuna a cambio del amor, tan solo conseguiría desprecio.
8,8     Tenemos una hermana pequeña, aún no le han crecido los pechos. ¿Qué haremos con nuestra 
hermana, cuando vengan a pedirla?
8,9     Si fuera una muralla le pondríamos almenas de plata; si fuera una puerta, la reforzaríamos con tablas 
de cedro.
8,10    Yo soy una muralla y mis pechos son como torreones: por eso soy a los ojos de él como quien ha 
encontrado la paz.
2º Cor. 8, 2-3; 18 y 19
8,2     Porque, a pesar de las grandes tribulaciones con que fueron probadas, la abundancia de su gozo y 
su extrema pobreza han desbordado en tesoros de generosidad.
8,3     Puedo asegurarles que ellos estaban dispuestos a dar según sus posibilidades y más todavía; por 
propia iniciativa.
8,18    Con él les enviamos al hermano que ha merecido el elogio de todas las Iglesias, por el servicio que ha 
prestado al Evangelio.
8,19    Además, él ha sido designado por las Iglesias como nuestro compañero de viaje en esta obra de 
generosidad, a la cual nos consagramos para gloria del Señor y como prueba de nuestra buena voluntad.



21-11-83         PM  8
"...Amados hijos, rezad mucho el Rosario..." "Reíd, no lloréis, permanece tranquila, llegaréis 
al final".
"Hija mía, te digo que tu palabra es revelación de nuestro Señor; pasarán los días e irás 
revelándolas, por eso te digo: Lee detenidamente mis mensajes, eres portadora de amor, alegría 
y paz. Tu cuerpo está débil, mas tu espíritu día a día se fortalece; tu empeño moverá rocas. 
Gloria al Eterno Padre". Hechos 6, 2-3; 4 y 7. Heb. 12, 14 y 15
6,2     Entonces los Doce convocaron a todos los discípulos y les dijeron: "No es justo que descuidemos el 
ministerio de la Palabra de Dios para ocuparnos de servir las mesas.
6,3     Es preferible, hermanos, que busquen entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del 
Espíritu Santo y de sabiduría, y nosotros les encargaremos esta tarea.
6,4     De esa manera, podremos dedicarnos a la oración y al ministerio de la Palabra.
6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba 
considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.
Heb. 12, 14 y 15
12,14 Busquen la paz con todos y la santificación, porque sin ella nadie verá al Señor.
12,15 Estén atentos para que nadie sea privado de la gracia de Dios, y para que no brote ninguna raíz 
venenosa capaz de perturbar y contaminar a la comunidad.
21-11-83        PM 9
"Creed cuanto os diga mi hija. Es fiel a mi palabra. El Dios Todopoderoso os recompensará; el 
anuncio está hecho. Amén.
Leed: 1ra. Cor. 4, 1; 4, 4-5-6
4,1     Los hombres deben considerarnos simplemente como servidores de Cristo y administradores de los 
misterios de Dios.
4,4     Es verdad que mi conciencia nada me reprocha, pero no por eso estoy justificado: mi juez es el 
Señor.
4,5     Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor, El sacará a la luz lo que está oculto 
en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los corazones. Entonces, cada uno recibirá 
de Dios la alabanza que le corresponda.
4,6     En todo esto, hermanos, les puse mi ejemplo y el de Apolo, a fin de que aprendan de nosotros el 
refrán: "No vayamos más allá de lo que está escrito", y así nadie tome partido orgullosamente en favor 
de uno contra otro.



22-11-83        PM 10

Dice la Virgen: "Poned cerrojo en la puerta, así como tenéis que salir, debéis entrar; por ahora 
es menester ser precavido, mas te digo, no te doy en demasía, pero el día llegará en que será 
todo claro como el alba; confiad en el mañana, está cerca".
"Pronto estaré con vosotros". (Lo dice por el Templo).
"No olvides mis primeras palabras (primeras apariciones), a fuego, escritas están".

Leed: Apoc. 1, 1-2-3-; 2, 7
1,1     Revelación de Jesucristo, que le fue confiada por Dios para enseñar a sus servidores lo que tiene que 
suceder pronto. El envió a su Ángel para transmitírsela a su servidor Juan.
1,2     Este atestigua que todo lo que vio es Palabra de Dios y testimonio de Jesucristo.
1,3     Feliz el que lea, y felices los que escuchen las palabras de esta profecía y tengan en cuenta lo que 
está escrito en ella, porque el tiempo está cerca.
2,7     "El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias: al Vencedor, le daré de 
comer del árbol de la vida, que se encuentra en el Paraíso de Dios".
23-11-83         PM 11

"Muchas pruebas pasarás, caminarás entre espinas, una a una te las quitaré. Estás tocada por 
la mano del Señor; el Espíritu Santo te alimentará".

Leed: Jn. 3, 2: 3, 15 y 18. Jn. 7, 3 y 4
3,2     Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: "Maestro, sabemos que Tú has venido de parte de Dios para 
enseñar, porque nadie puede realizar los signos que Tú haces, si Dios no está con él".
3,15    Para que todos los que creen en El, tengan Vida eterna.
3,18    El que cree en El, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el 
nombre del Hijo único de Dios.


Jn. 7, 3-4
7,3     y sus hermanos le dijeron: "No te quedes aquí; ve a Judea, para que también tus discípulos de allí 
vean las obras que haces.
7,4     Cuando uno quiere hacerse conocer, no actúa en secreto; ya que Tú haces estas cosas, manifiéstate al 
mundo".



24-11-83         PM 12

"...mis mensajes saldrán a luz; les cuesta pero aprenderán; es mi gozo saber que están con la 
Palabra del Señor".
"Tened presente que todo lo que os pido demandará sacrificios, sobre todo de tu parte. No 
llores, Yo te protejo; todo el Reino te protege". La ve enfrente de la cuadra de su casa, donde hay 
un campo y dice: "Aquí quiero estar, éste es mi lugar".

Leed: Salmo 3
2               Señor, ¡Qué numerosos son mis adversarios, cuántos los que se levantan contra mí!
3               ¡Cuántos son los que dicen de mí: "Dios ya no quiere salvarlo!".
4               Pero Tú eres mi escudo protector y mi gloria, Tú mantienes erguida mi cabeza.
5               Invoco al Señor en alta voz, y El me responde desde su santa Montaña.
6               Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene.
7               No temo a la multitud innumerable, apostada contra mí por todas partes.
8               ¡Levántate, Señor! ¡Sálvame, Dios mío! Tú golpeas en la mejilla a mis enemigos y rompes los dientes de 
los malvados.
9               ¡En ti, Señor, está la salvación, y tu bendición sobre tu Pueblo!
24-11-83        PM 13

A la noche del mismo día que en visión ve el lugar elegido por María, va a dicho lugar con un grupo de personas 
y cuando ella señala el sitio preciso que vio en la visión, ve caer exactamente allí un rayo de luz muy fuerte, que se 
clavó en el lugar. También vio el rayo de luz una niña de 9 años que estaba acompañando al grupo.



25-11-83        PM 14

Al día siguiente dice la Virgen:
"El Espíritu Santo es tu guía, debes obedecer; elegido está el lugar de mi morada, todo queda 
en vuestras manos".
También dice: "Sufrí mucho como Madre, pero el Todopoderoso me premió por la eternidad; 
estoy junto a mi adorado Hijo, para gloria de los hombres, con la gracia del Señor. Amén".

Leed: Hech. 6, 7-8; 8, 8
6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba 
considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.
6,8     Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y signos en el pueblo.
8,8     Y fue grande la alegría de aquella ciudad.


25-11-83        PM 15

En Rosario le habla la Virgen:
"Hoy es día glorioso... te levantaré cuantas veces sea necesario (se sentía caer).
Ve a la Virgen rodeada de Ángeles, con una luz blanca como siempre aparece.



26-11-83        PM 16

Al día siguiente le dice:
"Tu entrega es total, bendita seas; tu misión es grande; no sabes la dimensión".
Le pregunta a la Virgen si le gustaría que la llamasen "MARÍA DEL ROSARIO DE SAN 
NICOLÁS", y le responde la Virgen:
"Así debe ser. Mi anhelo es estar entre vosotros, colmarlos de bendiciones, de paz, de alegría y 
acercarlos al Señor Nuestro Dios.

Col. 3, 15 y 4, 15 y 2. Cor. Cap. 4
3,15     Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque    formamos 
un solo cuerpo. Y vivan en la acción de gracias.
4,15    Saluden a los hermanos de Laodicea, especialmente a Ninfas y a la Iglesia que se reúne en su casa.

2 Cor. Cap. 4
        1       Por eso, investidos misericordiosamente del ministerio apostólico, no nos desanimamos.
        2       y nunca hemos callado nada por vergüenza, ni hemos procedido con astucia o falsificando la Palabra de 
Dios. Por el contrario, manifestando abiertamente la verdad, nos recomendamos a nosotros mismos, 
delante de Dios, frente a toda conciencia humana.
        3       Si nuestro Evangelio todavía resulta impenetrable, lo es sólo para aquellos que se pierden,
        4       para los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les ha enceguecido el entendimiento, a fin de que 
no vean resplandecer el Evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.
        5       Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús, el Señor, y nosotros no somos más 
que servidores de ustedes por amor a Jesús.
        6       Porque el mismo Dios que dijo: "Brille la luz en medio de las tinieblas", es el que hizo brillar Su Luz en 
nuestros corazones para que resplandezca el conocimiento de la gloria de Dios, reflejada en el rostro de 
Cristo.
        7       Pero nosotros llevamos ese tesoro en recipientes de barro, para que se vea bien que este poder 
extraordinario no procede de nosotros, sino de Dios.
        8       Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados,
        9       perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados.
        10      Siempre y a todas partes, llevamos en nuestro cuerpo los sufrimientos de la muerte de Jesús, para que 
también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo.
        11      Y así aunque vivimos, estamos siempre enfrentando a la muerte por causa de Jesús, para que también 
la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

12              De esa manera, la muerte hace su obra en nosotros, y en ustedes, la vida.
13              Pero teniendo ese mismo espíritu de fe, del que dice la Escritura: "Creí, y por eso hablé", también 
nosotros creemos, y por lo tanto, hablamos.
14              Y nosotros sabemos que Aquél que resucitó al Señor Jesús nos resucitará con Él y nos reunirá a su 
lado junto con ustedes.
15              Todo esto es por ustedes: para que al abundar la gracia, abunde también el número de los que 
participan en la acción de gracias para gloria de Dios.
16              Por eso, no nos desanimamos: aunque nuestro hombre exterior se vaya destruyendo, nuestro 
hombre interior se va renovando día a día.
17              Nuestra angustia, que es leve y pasajera, nos prepara una gloria eterna, que supera toda medida.
18              Porque no tenemos puesta la mirada en las cosas visibles, sino en las invisibles: lo que se ve es 
transitorio, lo que no se ve es eterno.


27-11-83        PM 17

(Hoy llega a San Nicolás la imagen del Señor de la Salud y comienza la novena a San Nicolás).
Dice la Virgen:
"Hoy es día de júbilo para todos vosotros; id y honrad a Nuestro Señor; Yo estaré en medio de 
vosotros.
Juntaos y creced en la fe; eso os manda Nuestro Señor, como un gran rebaño y El, el gran 
Pastor. Gloria al Señor. Alabado sea el pueblo de San Nicolás por la gran fe que tiene puesta en 
Dios y en su Santo Patrono. Nada os debe preocupar, todo está en mis manos".

Leed: Sant. 1, 5; 2, 1-5; 4, 17
1,5     Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que la pida a Dios, y la recibirá, porque El la da a todos 
generosamente, sin exigir nada en cambio.
2,1     Hermanos, ustedes que creen en Nuestro Señor Jesucristo glorificado, no hagan acepción de 
personas.
2,2     Supongamos que cuando están reunidos, entra un hombre con un anillo de oro y vestido 
elegantemente, y al mismo tiempo, entra otro pobremente vestido.
2,3     Si ustedes se fijan en el que está muy bien vestido y le dicen: "Siéntate aquí, en el lugar de honor", y 
al pobre le dicen: "Quédate allí, de pie", o bien: "Siéntate a mis pies",
2,4     ¿no están haciendo acaso distinciones entre ustedes y actuando como jueces malintencionados?
2,5     Escuchen, hermanos muy queridos: ¿Acaso Dios no ha elegido a los pobres de este mundo para 
enriquecerlos en la fe y hacerlos herederos del Reino que ha prometido a los que lo aman?
4,17    El que sabe hacer el bien y no lo hace, comete pecado.




27-11-83        PM 18

(Ve por primera vez una imagen de la Virgen que está guardada en la Catedral y coincide con la 
que ella ve. Investigando resultó ser que esa imagen es de "LA VIRGEN DEL ROSARIO", traída 
desde Roma a San Nicolás, hace 100 años, para la inauguración del Templo y bendecida con esa 
intención por el Papa León XIII). Le dice la Virgen:
"Me tienen olvidada pero he resurgido; ponedme allí porque me ves tal cual soy". (Ve detrás un 
vitraux de la Santísima Trinidad y Ángeles).
"No os apenéis, ya me tendrán..." "Quiero estar en la ribera del Paraná (lugar que eligió); poneos firmes; allí viste 
mi luz, que no flaqueen tus fuerzas. Gloria al Altísimo Padre.




28-11-83        (ex 2)  PM 19

"Ayer me llenasteis de regocijo; os vi inclinados hacia Nuestro Señor, pidiendo y cantando 
alabanzas; mas, contentaos porque El escucha vuestras súplicas; pero también escuchad su 
súplica, actuando como buenos cristianos y escuchando Su Palabra. No dejéis que hayan sido en 
vano los tormentos que padeció, como tampoco su muerte. Así como resucitó quiere que también 
vosotros gocéis de la Vida Eterna. Sabed llevar vuestra cruz; aceptadla como El la aceptó. 
Predicad estas mis palabras. Amén.
"De aquí en más si había dudas ya no las tendrán".
(A la tarde): "Ponedme el Rosario que está en tu casa. Has hecho mucho y harás; ya vendrá el 
tiempo en que te lo demostraré.
¡No os canséis de escribir, no os canséis de leer; esto es gozo para todos! Me dice: "Esto es una 
bendición; San Nicolás los protegerá".

Leed: 1 Ped. 4, 1-2; V. 7 y ss.
4,1     Y ya que Cristo sufrió en su carne, compenétrense también ustedes de esta convicción: el que ha 
sufrido en la carne ha roto con el pecado. Porque el que sufre en la carne está libre del pecado,
4,2     para vivir el resto de su vida mortal, no según los deseos humanos, sino según la voluntad de Dios.
        LA PROXIMIDAD DEL TIEMPO FINAL
4,7     Ya se acerca el fin de todas las cosas: por eso, tengan la moderación y la sobriedad necesarias para 
poder orar.
4,8     Sobre todo, ámense profundamente los unos a los otros, porque el amor cubre todos los pecados.
4,9     Practiquen la hospitalidad, sin quejarse.
4,10    Pongan al servicio de los demás los dones que han recibido, como buenos administradores de la 
multiforme gracia de Dios.
4,11    El que ha recibido el don de la Palabra, que la enseñe como Palabra de Dios. El que ejerce un 
ministerio, que lo haga como quien recibe de Dios ese poder, para que Dios sea glorificado en todas 
las cosas, por Jesucristo. ¡A El sea la gloria y el poder, por los siglos de los siglos! Amén.

        EL GOZO DE LA PERSECUCIÓN

4,12    Queridos míos, no se extrañen de la violencia que se ha desatado contra ustedes para ponerlos a 
prueba, como si les sucediera algo extraordinario.
4,13    Alégrense en la medida en que puedan compartir los sufrimientos de Cristo. Así, cuando se 
manifieste su gloria, ustedes también desbordarán de gozo y de alegría.
4,14    Felices si son ultrajados por el Nombre de Cristo, porque el Espíritu de gloria, el Espíritu de Dios, 
reposa sobre ustedes.
4,15    Que nadie tenga que sufrir como asesino, ladrón, malhechor o delator.
4,16    Pero si sufre por ser cristiano, que no se avergüence y glorifique a Dios por llevar ese nombre.
4,17    Porque ha llegado el tiempo en que comenzará el juicio, empezando por la casa de Dios. Ahora bien, 
si el juicio comienza por nosotros, ¿cuál será la suerte de los que se niegan a creer en la Buena 
Noticia de Dios?
4,18    Si el justo apenas se salva, ¿qué pasará con el impío y el pecador?
4,19    Por lo tanto, aquellos que sufren conforme a la voluntad de Dios, practiquen el bien, poniéndose en 
las manos de su Creador, que es fiel.




29-11-83             PM 020

En ocasión de la muerte de un familiar dice la Virgen: "Después de un dolor viene la paz, el 
consuelo, que sólo el Señor lo da porque sólo El hace su Divina Voluntad".
También le dice que dará fuerzas a su familia:... "su fe se irá robusteciendo día a día. Dios Padre 
quiere lo mejor para sus hijos".

Leed: 1 Tim. 2, 1-8; Hech. 1, 8

        LA ORACIÓN LITÚRGICA
2, 1    Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por 
todos los hombres,
2, 2    por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, 
y llevar una vida piadosa y digna.
2, 3    Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador,
2, 4    porque El quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.
2, 5    Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo, hombre El también,
2, 6    que se entregó a Sí mismo para rescatar a todos. Este es el testimonio que El dio a su debido 
tiempo,
2, 7    y del cual fui constituido heraldo y Apóstol para enseñar a los paganos la verdadera fe. Digo la 
verdad y no miento.
        EL MODO DE ORAR
2, 8    Por lo tanto, quiero que los hombres oren constantemente, levantando las manos al cielo con recta 
intención, sin arrebatos ni discusiones.
Hech. 1, 8
1, 8    "Pero recibirán la fuerza del Espíritu Santo que descenderá sobre ustedes, y serán mis testigos en 
Jerusalén, en toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra".


29-11-83             PM 021

Me dice la Virgen María del Rosario:
"Yo soy tu luz, tu antorcha en el camino; me sigues sin saber a ciencia cierta, adónde vas; no te 
detienes ni te cansas de caminar; sólo dejas que te guíe; tan sólo el Señor sabe tu meta. Hija 
mía, no te detengas, ni permitas que lo hagan los demás. Ya lo nuestro muy pronto saldrá a luz. 
El Señor te colmará de bendiciones. Gloria al Altísimo. Amén".





30-11-83             PM 22

"Ellos quieren base firme; si meditan mis palabras, allí la encontrarán; no temas, de tu lado no 
me muevo; el Señor te guía y alimenta; protección no te hace falta, mucho tiempo hace que 
protegida estás; el alba está cerca. En Mí confiad...

Leed: 2 Cor. Ultimo Capítulo, 3-6
13,3    Esta será la prueba que ustedes buscan de que es Cristo el que habla por medio de mí: El no se 
muestra débil con ustedes, sino que ejerce su poder en ustedes.
13,4    Es cierto que El fue crucificado en razón de su debilidad, pero vive por el poder de Dios. Así también, 
nosotros participamos de su debilidad, pero viviremos con El por la fuerza de Dios, para actuar entre 
ustedes.
13,5    Examínense para comprobar si están en la verdadera fe. Póngase a prueba seriamente. ¿No 
reconocen que Jesucristo está en ustedes? ¡A menos que la prueba se vuelva contra ustedes 
mismos!
13,6    Entonces tendrán que reconocer -así lo espero- que ella no se vuelve contra nosotros.

30-11-83        PM 23

"¡De la llama viene la brasa, de la brasa la ceniza, mas con mi palabra es todo lo contrario y haced que mi llama no se 
apague! Amén".



1-12-83         (ex 3)  PM 24

"Lo que vosotros sembráis, eso cosecharéis; así será con lo que manda el Señor. Apuraos, que 
la noche se viene encima; sabed aprovechar el día; quiero que trabajen en mi causa. Predicad 
esto".
Dice Jesús: "Amados hijos, venid todos a Mí, las puertas de mi Reino abiertas están para todo 
aquél que conmigo quiere estar. Amén".
Leed: 1 Pedr. Cap. 1
                SALUDO INICIAL
1               Pedro, Apóstol de Jesucristo, saluda a los que viven como extranjeros, dispersos en el Ponto, en 
Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, a los que han sido elegidos
2               según la previsión de Dios Padre, y han sido santificados por el Espíritu para obedecer a Jesucristo y 
recibir la aspersión de su sangre. A ustedes, gracia y paz en abundancia.
                LA ESPERANZA CRISTIANA
3               Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, nos hizo renacer, 
por la resurrección de Jesucristo, a una esperanza viva,
4               a una herencia incorruptible, incontaminada e imperecedera, que ustedes tienen reservada en el Cielo.
5               Porque gracias a la fe, el poder de Dios los conserva para la salvación dispuesta a ser revelada en el 
momento final.
6               Por eso, ustedes se regocijan a pesar de las diversas pruebas que deben sufrir momentáneamente:
7               así, la fe de ustedes, una vez puesta a prueba, será mucho más valiosa que el oro perecedero purificado 
por el fuego, y se convertirá en motivo de alabanza, de gloria y de honor el día de la Revelación de 
Jesucristo.
8               Porque ustedes lo aman sin haberlo visto, y creyendo en El sin verlo todavía, se alegran con un gozo 
indecible y lleno de gloria,
9               seguros de alcanzar el término de esa fe, que es la salvación.
                EL MENSAJE REVELADO A LOS PROFETAS
10              Esta salvación ha sido el objeto de la búsqueda y la investigación de los profetas que vaticinaron 
sobre la gracia destinada a ustedes.
11              Ellos trataban de descubrir el tiempo y las circunstancias señaladas por el Espíritu de Cristo, que 
estaba presente en ellos, y anunciaba anticipadamente los sufrimientos reservados a Cristo y la gloria 
que les seguiría.
12              A ellos les fue revelado que estaban al servicio de un mensaje destinado no a si mismos, sino a 
ustedes. Y ahora ustedes han recibido el anuncio de ese mensaje por obra de quienes, bajo la acción 
del Espíritu Santo enviado desde el Cielo, les transmitieron la Buena Noticia que los ángeles ansían 
contemplar.
                EXHORTACIÓN A LA SANTIDAD
13              Por lo tanto, manténganse con el espíritu alerta, vivan sobriamente y pongan toda su esperanza en 
la gracia que recibirán cuando se manifieste Jesucristo.
14              Como hijos obedientes, no procedan de acuerdo con los malos deseos que tenían antes, mientras 
vivían en la ignorancia.
15              Así como Aquél que los llamó es santo, también ustedes, sean santos en toda su conducta,
16              de acuerdo con lo que está escrito: "Sean santos, porque Yo soy santo".
17              Y ya que ustedes llaman Padre a Aquél que, sin hacer acepción de personas, juzga a cada uno 
según sus obras, vivan en el temor mientras están de paso en este mundo.
18              Ustedes saben que fueron rescatados de la vana conducta heredada de sus padres, no con bienes 
corruptibles, como el oro y la plata,
19              sino con la sangre preciosa de Cristo, el Cordero sin mancha y sin defecto,
20              predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos para bien de 
ustedes.
21              Por El, ustedes creen en Dios, que lo ha resucitado y lo ha glorificado, de manera que la fe y la 
esperanza de ustedes estén puestas en Dios.
                EL AMOR FRATERNO
22              Por su obediencia a la verdad, ustedes se han purificado para amarse sinceramente como 
hermanos. Amense constantemente los unos a los otros con un corazón puro,
23              como quienes han sido engendrados de nuevo, no por un germen corruptible, sino incorruptible: la 
Palabra de Dios, viva y eterna.
24              Porque toda carne es como hierba y toda su gloria como flor del campo: la hierba se seca y su flor 
se marchita,
25              pero la Palabra del Señor permanece para siempre. Esta es la Palabra que les ha sido anunciada, 
la Buena Noticia.

"Aliméntate por ti misma" (hace 35 días que sólo toma líquidos).
"Pronto habrá buenas noticias, pasarán cosas importantes".

2-12-83         PM 25

"Benditos sean los que con el Señor están, porque en su Palabra está la salvación... seguid 
hasta el final, derribad cuantos escollos encontréis. Recuerda que lo tuyo es una misión 
impostergable; vela por ellos; aunque no te des cuenta ya los estás amparando. El Señor te 
bendice. Amén".
Leed: Lc. 4, 10-11; 7, 16-17; Sal. 20 y 23
4,10    "porque está escrito: El dará órdenes a sus ángeles para que ellos te cuiden.
4,11    Y también: Ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra".
7,16    Todos quedaron sobrecogidos de temor y alababan a Dios, diciendo: "Un gran profeta ha aparecido 
en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo".
7,17    El rumor de lo que Jesús acababa de hacer se difundió por toda la Judea y en toda la región vecina.
Sal. 20
        2       El Señor te haga triunfar en el momento del peligro, que el Nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte.
        3       Que El te auxilie desde Su Santuario y te proteja desde Sión;
        4       que se acuerde de todas tus ofrendas y encuentre aceptables tus holocaustos.
        5       Que satisfaga todos tus deseos y cumpla todos tus proyectos,
        6       para que aclamemos tu victoria y alcemos los estandartes en nombre de nuestro Dios. ¡Que el Señor te 
conceda todo lo que pides!
        7       Ahora sé que el Señor ha dado la victoria a su Ungido, lo ha hecho triunfar desde su santo Cielo con las 
proezas de su mano salvadora.
        8       Unos se fían de sus carros y otros de sus caballos, pero nuestra fuerza está en el Nombre de nuestro 
Dios.
        9       Ellos tropezaron y cayeron, mientras nosotros nos mantuvimos erguidos y confiados.
        10      ¡Señor, concede la victoria al rey, escúchanos cuando te invocamos!
Sal. 23
        1       El Señor es mi pastor, nada me puede faltar.
        2       El me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas
        3       y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre.
        4       Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo: tu vara y tu 
bastón me infunden confianza.
        5       Tú preparas ante mi una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa.
        6       Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por 
muy largo tiempo.




3-12-83         PM 26

Eleva una súplica al Sagrado Corazón de María y luego la Virgen le dice: "Rogad todos vosotros 
y que se haga una sola voz, para que el Señor oiga vuestra plegaria e ilumine vuestros 
corazones; alegraos, el amor a Dios infunde alegría, limpia vuestras almas y borra toda 
impureza". Alabado sea el Señor.

Leed: Mt. 6, 9-13; 7, 7-8
6,9     Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre,
6,10    que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el Cielo.
6,11    Danos hoy nuestro pan de cada día.
6,12    Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.
6,13    No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.
7,7     Pidan y se les dará; busquen y encontraran; llamen y se les abrirá.
7,8     Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.


4-12-83          PM 27
"Dios Padre te ha elegido para que por Mi intermedio conozcan Su Palabra, su llamado para ser hijos de 
Dios y la Santa Iglesia de Cristo crezca en su fe. Habrá creyentes e incrédulos, mas tendrán que 
reconocer su mensaje, y tú, hija mía, eres el puente entre el Señor y sus fieles".
Agrega: "Mi día está cercano, ese día en que Yo habitaré entre vosotros y ocuparé mi lugar. SOY PATRONA 
DE VOSOTROS, DE TU PUEBLO".

Leed: Prov. 4, 1 y 18 y 20 y Salmo 53 completo
4,1     Escuchen, hijos, la instrucción de un padre, presten atención, para poder comprender:
4,18    La senda de los justos es como la luz del alba, que va en aumento hasta que es pleno día.
4,20    Hijo mío, presta atención a lo que te digo, inclina tu oído a mis palabras.
Salmo 53
2       El necio se dice a sí mismo: "No hay Dios". Todos están pervertidos, hacen cosas abominables, nadie practica el 
bien.
3       El Señor observa desde el Cielo a los seres humanos, para ver si hay alguien que sea sensato, alguien que 
busque a Dios.
4       Todos están extraviados, igualmente corrompidos; nadie practica el bien, ni siquiera uno solo.
5       ¿Nunca aprenderán los malvados, los que devoran a mi pueblo como si fuera pan, y no invocan al Señor?
6       Ellos temblaron de espanto donde no había nada que temer; Dios ha dispersado los huesos de tus agresores: Tú 
los has confundido, porque Dios los rechazó.
7       ¡Ojalá venga desde Sión, la salvación de Israel! Cuando el Señor cambie la suerte de su Pueblo, se alegrará Jacob, 
se regocijará Israel.

4-12-83         PM 28

Hoy, mientras rezo le pido perdón porque la miro mucho y me dice: "No tengo nada que 
perdonarte; mírame, así cuentas cómo soy".

5-12-83         PM 29

"Sed vosotros Pueblo, rezad como os mando, anunciad esto para que se haga en vosotros la 
Divina Voluntad de Dios".
"Temor no tengáis, no tú; sí lo tendrán que tener aquéllos que no oigan el llamado del Señor;... 
No callaréis por mucho tiempo, tendréis respuesta, nada hace en vano Nuestro Padre; recordad 
lo que os dije: no lloréis, reíd". "El Señor manda y pide respuesta y en ti la encuentra. Gloria a 
Dios".

Leed: Mt. 2, 6; 4, 1-4
2,6     Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti 
surgirá un jefe que será el Pastor de mi Pueblo, Israel".
4,1     Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio.
4,2     Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre.
4,3     Y el tentador, acercándose, le dijo: "Si tú eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes".
4,4     Jesús le respondió: "Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la 
boca de Dios".




6-12-83         PM 30

Decid: "Benditos sean el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo, porque por medio de la Santísima 
Trinidad encontrarás paz y Vida Eterna".
Le dice también: "Sigue tu ayuno, pasado el tercer día comerás; no es penitencia en ti, es 
preparación espiritual que te manda el Señor".

Leed: Juan 8, 12-17

        EL TESTIMONIO DE JESÚS SOBRE SI MISMO

8,12    Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: "Yo Soy la Luz del mundo, el que me sigue no 
andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la Vida".
8,13    Los fariseos le dijeron: "Tu das testimonio de ti mismo: tu testimonio no vale".
8,14    Jesús les respondió: "Aunque Yo doy testimonio de Mí, mi testimonio vale porque sé de dónde vine y 
a dónde voy; pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy.
8,15    Ustedes juzgan según la carne; Yo no juzgo a nadie,
8,16    y si lo hago, mi juicio vale porque no soy Yo sólo el que juzga, sino Yo y el Padre que me envió.
8,17    En la Ley de ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido.





7-12-83         PM 31

"Hija mía, vuelca sobre tus hermanos mis mensajes, porque eres la predicadora del Señor. 
Muchos son los que dicen estar con Dios, mas pocos los que de corazón están en la Iglesia de 
Cristo; mas el Señor apartará las ovejas de su Rebaño. Amén".
Leed: Filip. 1,3-11; 4, 1-10
1,3     Yo doy gracias a Dios cada vez que los recuerdo.
1,4     Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes,
1,5     pensando en la colaboración que prestaron a la difusión del Evangelio, desde el comienzo hasta 
ahora.
1,6     Estoy firmemente convencido de que Aquél que comenzó en ustedes la buena obra la irá 
completando hasta el Día de Cristo Jesús.
1,7     Y es justo que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que 
ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del 
Evangelio, participan de la gracia que he recibido.
1,8     Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús.
1,9     Y en mi oración pido que el amor de ustedes crezca cada vez más en el conocimiento y en la plena 
comprensión,
1,10    a fin de que puedan discernir lo que es mejor. Así serán encontrados puros e irreprochables en el Día 
de Cristo,
1,11    llenos del fruto de justicia que proviene de Jesucristo, para la gloria y alabanza de Dios.

Cap. 4, 1-10
        EXHORTACIÓN AL AMOR
4,1     Por eso, hermanos míos muy queridos, a quienes tanto deseo ver, ustedes que son mi alegría y mi 
corona, amados míos, perseveren firmemente en el Señor.
4,2     Exhorto a Evodia y a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor.
4,3     Y a ti, mi fiel compañero, te pido que las ayudes, porque ellas lucharon conmigo en la predicación del 
Evangelio, junto con Clemente y mis demás colaboradores, cuyos nombres están escritos en el Libro 
de la Vida.
        LA ALEGRÍA ESPIRITUAL
4,4     Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense.
4,5     Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca.
4,6     No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, 
acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios.
4,7     Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los 
corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús.
        LA SANTIDAD CRISTIANA
4,8     En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es 
amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto 
de sus pensamientos.
4,9     Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz 
estará con ustedes.
4,10    Yo tuve una gran alegría en el Señor cuando vi florecer los buenos sentimientos de ustedes con 
respecto a mí; ciertamente los tenían, pero les faltaba la ocasión de demostrarlos.



8-12-83         (Inmaculada Concepción)         PM 32

(8 de Diciembre): "Hoy debe ser un día consagrado a la oración, no lo dejes pasar sin hacerlo. 
Días duros te esperan, mas, con la ayuda del Señor vencerás. Camina con la cabeza erguida 
porque vas con la verdad que sólo el Señor la da. Todo el ejército del Reino te acompaña en este 
día. Amén".

Leed: Col. 1, 10; 3, 16-17
1,10    Así podrán comportarse de una manera digna del Señor, agradándolo en todo, fructificando en toda 
clase de obras buenas y progresando en el conocimiento de Dios.

Cap. 3 Vers. 16-17
3,16    Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera 
sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, 
himnos y cantos inspirados.
3,17    Todo lo que puedan decir o realizar, háganlo siempre en nombre del Señor Jesús, dando gracias por 
Él a Dios Padre.

"Está escrito en el Libro de la Vida: hay más dolor que alegría; pero felices sois vosotros 
porque hacéis lo que el Señor os manda y feliz estoy Yo con vosotros".
"Orad para que vuestro sacrificio sea del agrado del Señor. No es el fin sino el principio. El 
Espíritu Santo ilumina todo".

Leed: I. Tes. 5, 1-11

                LA VIGILANCIA CRISTIANA

5,1     Hermanos, en cuanto al tiempo y al momento, no es necesario que les escriba.
5,2     Ustedes saben perfectamente que el Día del Señor vendrá como un ladrón en plena noche.
5,3     Cuando la gente afirme que hay paz y seguridad, la destrucción caerá sobre ellos repentinamente, 
como los dolores del parto sobre una mujer embarazada, y nadie podrá escapar.
5,4     Pero ustedes, hermanos, no viven en las tinieblas para que ese Día los sorprenda como un ladrón:
5,5     Todos ustedes son hijos de la Luz, hijos del día. Nosotros no pertenecemos a la noche ni a las 
tinieblas.
5,6     No nos durmamos, entonces, como hacen los otros: permanezcamos despiertos y seamos sobrios.
5,7     Los que duermen lo hacen de noche, y también los que se emborrachan.
5,8     Nosotros, por el contrario, seamos sobrios, ya que pertenecemos al día: revistámonos con la coraza 
de la fe y del amor, y cubrámonos con el casco de la esperanza de la salvación.
5,9     Porque Dios no nos destinó para la ira, sino para adquirir la salvación por nuestro Señor Jesucristo,
5,10    que murió por nosotros, a fin de que, velando o durmiendo, vivamos unidos a El.
5,11    Anímense, entonces, y estimúlense mutuamente, como ya lo están haciendo.

9-12-83         PM 33

"El Señor va aclarando poco a poco el camino que señaló para ti; son difíciles tus pasos, pero 
El sabe de tu entrega, de tu fe puesta en El. Gloria al Señor".

Leed: Salm. 3, 4-5-6; Mc. 14, 9
3,4     Pero Tú eres mi escudo protector y mi gloria, Tú mantienes erguida mi cabeza.
3,5     Invoco al Señor en alta voz, y El me responde desde su santa Montaña.
3,6     Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene.

Mc. 14, 9
14,9    "Les aseguro que allí donde se proclame la Buena Noticia, en todo el mundo, se contará también en 
su memoria lo que ella hizo".


9-12-83          PM 34

"No pares de orar, más por el prójimo que por ti".



10-12-83        PM 35

"Hija mía, hoy sigue tu ayuno, hoy también ora para que el Señor ilumine a los hombres, 
porque en la vida terrena todo es material; no así en las alturas donde el Todopoderoso dirige 
vuestras vidas hoy y por siempre. Agradadle haciendo lo que El os manda". Amén.

Leed: Hech. 4, 12 y 19-20; Rom. 1, 1-5
4,12    "Porque no existe bajo el cielo otro Nombre dado a los hombre, por el cual podamos alcanzar la 
salvación".
4,19    Pedro y Juan les respondieron: "Juzguen si está bien a los ojos del Señor que les obedezcamos a 
ustedes antes que a Dios.
4,20    Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído".

Rom. 1, 1-5
1,1     Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena 
Noticia de Dios,
1,2     que El había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras,
1,3     acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne,
1,4     y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador, por su resurrección de entre los 
muertos.
1,5     Por El hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para 
gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos.

10-12-83        PM 36

"Soy suave (así la ve) pero no quiere decir que no sea fuerte". (Le pide a la Virgen saber dónde 
está la mano de madera de la imagen, que se desprendió de ella y no se la encuentra).
"No me impongáis nada, sólo el Señor impone y propone".
"Obedeced... lo digo por los duros de corazón; seguid fieles al Señor y seréis salvados de 
corazón".



11-12-83        PM 37

"...Tu misión va más allá de una prédica. La Iglesia de Cristo Jesús debe aumentar en su fe; 
nuestro Señor así lo quiere; muchos deben convertirse, no lo están totalmente; es tiempo de 
hacerlo. Amén".
Leed: Hech. 4, 1-2-3; 6, 6-7
4,1     Mientras los Apóstoles hablaban al pueblo, se presentaron ante ellos los sacerdotes, el jefe de los 
guardias del Templo y los Saduceos,
4,2     irritados de que predicaran y anunciaran al pueblo la resurrección de los muertos cumplida en la 
persona de Jesús.
4,3     Estos detuvieron a los Apóstoles y los encarcelaron hasta el día siguiente, porque ya era tarde.
Hech. Cap. 6, Vers. 6-7
6,6     Los presentaron a los Apóstoles, y éstos, después de orar, les impusieron las manos.
6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba 
considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.
11-12-83        PM 38

"Id por los caminos donde hay amor y esperanza, no por los senderos del odio y rencor; que Yo 
sea semilla al viento, que cae en tierra fértil y da fruto. Sed vosotros mismos como lo manda el 
Señor. Gloria a Dios".


12-12-83        (ex 4)  PM 39
"Acercaos al Señor en estos días, más que nunca, porque sólo a su lado estaréis bien; aunque 
en torno vuestro haya maldad, ignoradla; invocad al Espíritu Santo y os salvaréis".
"Esparcid mis palabras. Es hora ya, vuestra prédica encontrará eco, os lo aseguro".
Leed: Mt. 12, 30-31-32
12,30   El que no está conmigo, está contra Mi; y el que no recoge conmigo, desparrama.
12,31   Por eso les digo que todo pecado o blasfemia se les perdonará a los hombres, pero la blasfemia 
contra el Espíritu no será perdonada.
12,32   Al que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le 
perdonará, pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este mundo ni en el 
futuro.



12-12-83        (ex 5)  PM 40

Oración que la Virgen le enseña para decirle a Dios Padre:
"Padre, líbranos de todo mal.
Con tu Santa Sabiduría, Señor,
sálvanos de todo pecado;
en nombre de todos cuantos te queremos, Señor,
llévanos por el camino del bien. Amén".

Leed: Prov. 2, 1-11
        1       Hijo mío, si recibes mis palabras y guardas contigo mis mandamientos,
        2       prestando oído a la sabiduría e inclinando tu corazón al entendimiento;
        3       si llamas a la inteligencia y elevas tu voz hacia el entendimiento,
        4       si la buscas como si fuera plata y la exploras como un tesoro,
        5       entonces comprenderás el temor del Señor y encontrarás la ciencia de Dios.
        6       Porque el Señor da la sabiduría, de su boca proceden la ciencia y la inteligencia.
        7       El reserva su auxilio para los hombres rectos, es un escudo para los que caminan con integridad;
        8       El protege los senderos de la equidad y cuida el camino de sus fieles.
        9       Entonces comprenderás la justicia y la equidad, la rectitud y todas las sendas del bien.
        10      Porque la sabiduría penetrará en tu corazón y la ciencia será la delicia de tu alma;
        11      la reflexión cuidará de ti y la inteligencia te protegerá.



13-12-83        (ex 6)  PM 41

..."Esto que te doy es para que se conozca, no para tener oculto, no ya en esta hora; que no se 
divulgue tu nombre por ahora, por tu bien; ya llegará el momento; no así en pequeños círculos, 
lo necesario; el Señor conoce su Rebaño".
Reitera la oración dada en el párrafo anterior y me dice: "El que reza esta oración nueve días 
seguidos, acompañada con un Rosario, le concederé una gracia especial".

Leed: Mal. 3, 1-5; Apoc. 22, 16
3,1     Yo envío a mi mensajero, para que prepare el camino delante de Mí. Y enseguida entrará en su 
Templo el Señor que ustedes buscan; y el Ángel de la alianza que ustedes desean ya viene, dice el 
Señor de los ejércitos.
3,2     ¿Quién podrá soportar el Día de su venida? ¿Quién permanecerá de pie cuando aparezca? Porque El 
es como el fuego del fundidor y como la lejía de los lavanderos.
3,3     El se sentará para fundir y purificar: purificará a los hijos de Leví y los depurará como al oro y la plata; 
y ellos serán para el Señor los que presentan la ofrenda conforme a la justicia.
3,4     La ofrenda de Judá y de Jerusalén será agradable al Señor, como en los tiempos pasados, como en 
los primeros años.
3,5     Yo me acercaré a ustedes para el juicio y atestiguaré decididamente contra los adivinos, los adúlteros 
y los perjuros, contra los que oprimen al asalariado, a la viuda y al huérfano, contra los que violan el 
derecho del extranjero, y no me temen, dice el Señor de los ejércitos.

Apoc. 22, 16
22,16   Yo, Jesús, he enviado a mi mensajero para dar testimonio de 
estas cosas a las Iglesias. Yo soy el Retoño de David y su descendencia, la Estrella radiante.



13-12-83         PM 42

"Id a la cabeza de la Iglesia... El Señor promete y lo cumple. Cantad y alegraos".

Leed; Salmo 40 (primera parte)

                PROCLAMACIÓN DE LOS BENEFICIOS RECIBIDOS

        2       Esperé confiadamente en el Señor: El se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.
        3       Me sacó de la fosa infernal, del barro cenagoso; afianzó mis pies sobre la roca y afirmó mis pasos.
        4       Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. Muchos, al ver esto, temerán y confiarán en 
el Señor.
        5       ¡Feliz el que pone en el Señor toda su confianza, y no se vuelve hacia los rebeldes que se extravían tras 
la mentira!
        6       ¡Cuántas maravillas has realizado, Señor, Dios mío! Por tus designios en favor nuestro, nadie se te 
puede comparar. Quisiera anunciarlos y proclamarlos, pero son innumerables.

                LA VERDADERA ACCIÓN DE GRACIAS
        
        7       Tú no quisiste víctima ni oblación;
                pero me diste un oído atento;
                no pediste holocaustos ni sacrificios,
        8       entonces dije: "Aquí estoy.
        9       En el libro de la Ley está escrito
                lo que tengo que hacer:
                yo amo, Dios mío, tu voluntad,
                y tu ley está en mi corazón".
        10      Proclamé gozosamente tu justicia
                en la gran asamblea;
                no, no mantuve cerrados mis labios,
                tú lo sabes, Señor.
        11      No escondí tu justicia dentro de mí,
                proclamé tu fidelidad y tu salvación,
                y no oculté a la gran asamblea
                tu amor y tu fidelidad.



14-12-83        (ex 7)  PM 43

Pide en tus intenciones, en la manera en que lo estás haciendo:
"Que el Señor tenga misericordia con el mundo entero,
y que el mundo entero responda a su llamado de conversión,
que el hombre se entregue totalmente a Dios
y que no deje pasar este momento tan especial".

"Dad a conocer mi Novena, que todos tengan oportunidad de hacerla y pedir al Señor por todos 
ellos; vosotros seguidla fielmente, no la cortéis, unidos debéis rezar y pedir. Yo la mandé, 
respetadla...".

Leed: Hebr. 10, 19-25; 11, 1-3

                EL ACERCAMIENTO A DIOS POR JESUCRISTO

10,19   Por lo tanto, hermanos, tenemos plena seguridad de que podemos entrar en el Santuario por la 
sangre de Jesús,
10,20   siguiendo el camino nuevo y viviente que El nos abrió a través del velo del Templo, que es su carne.
10,21   También tenemos un Sumo Sacerdote insigne al frente de la casa de Dios.
10,22   Acerquémonos entonces, con un corazón sincero y lleno de fe, purificados interiormente de toda mala 
conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura.
10,23   Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél que ha hecho la promesa 
es fiel.
10,24   Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras.
10,25   No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos 
mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el Día.

Cap. 11, Vers. 1-3

                EL VALOR DE LA FE

11,1    Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que 
no se ven.
11,2    Por ello nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.
11,3    Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, 
de manera que lo visible proviene de lo invisible.




14-12-83        PM 44

"No estéis entristecidos ni sobrecogidos. Alegraos si sois como Dios manda. Seguid la Novena, 
por las intenciones que dije... Gloria al Eterno Padre".

15-12-83        PM 45

"Tu pueblo y los pueblos mucho cambiarán, con otra cara mirarán al Señor y con otro corazón; 
tu misión para eso servirá. Dios te puso en esto y su voluntad se cumplirá". Gloria al Altísimo. 
Amén.

Leed: Sofon. 3, 9 y 17; Eclesiástico 11, 14 y 17 y 21
3,9     Entonces, Yo haré que sean puros los labios de los pueblos, para que todos invoquen el Nombre del 
Señor y lo sirvan con el mismo empeño.
3,17    ¡El Señor, tu Dios, está en medio de ti, es un guerrero victorioso! El exulta de alegría a causa de ti, te 
renueva con su amor y lanza por ti gritos de alegría.

Eclesiástico 11, 14 y 17 y 21

                LA CONFIANZA EN DIOS

11,14   Bienes y males, vida y muerte, pobreza y riqueza vienen del Señor.
11,17   El don del Señor permanece con los buenos y su benevolencia les asegura el éxito para siempre.
11,21   No admires las obras del pecador: confía en el Señor y persevera 
en tu trabajo, porque es cosa fácil a los ojos del Señor enriquecer de un solo golpe al indigente.




16-12-83        PM 46

"Mirad al cielo y veréis la estrella de la mañana..."
"Seguid orando para que se fortalezca lo interior y lo exterior; esto ordena el Padre. Amén".

Leed: Rom. 8, 26-30
8,26    Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es 
debido; pero el Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables.
8,27    Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los 
santos está de acuerdo con la voluntad divina.
                EL PLAN DE SALVACIÓN
8,28    Sabemos, además, que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquellos 
que El llamó según su designio.
8,29    En efecto, a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para 
que El fuera el Primogénito entre muchos hermanos;
8,30    y a los que predestinó, también los llamó; y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó; 
también los glorificó.


16-12-83        (ex 8)  PM 47

"La mayoría de la gente está estrellándose contra un muro de maldad; sólo se salvará aquél que 
crea en Cristo Redentor. Hija mía, esto es para que se conozca. Hijos míos venid todos a Mí".


Jesucristo es el Señor
Flp. 2. 11





17-12-83       (ex 9)     PM 48

"La Estrella Radiante es mi Hijo, ayer lo dije para ti y para los que contigo están y predicarán, 
lo habéis hecho hoy para el mundo entero. Que no dejen pasar esa Estrella sin seguirla. El 
Señor quiere redimir a los hombres, aceptadlo. A mis hijos los cuido con mucho amor, no 
temáis. Tienes mucho por caminar. Esto lo digo para todos; es preferible que os dejéis guiar a 
caminar solos y tropezar, confiad en el Señor. Amén".

Leed: Col. 2, 1-2-3; Sab. 5, 1-2-3
        2,1     Si, quiero que sepan qué dura es la lucha que sostengo por ustedes, por los de Laodicea y por tantos 
otros que no me conocen personalmente.
        2,2     Mi deseo es que se sientan animados y que, unidos estrechamente en el amor, adquieran la plenitud de 
la inteligencia en toda su riqueza. Así conocerán el misterio de Dios, que es Cristo,
        2,3     en Quien están ocultos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Sab. 5, 1-2-3
5,1     Entonces el justo se mantendrá de pie, completamente seguro frente a aquellos que lo oprimieron y 
despreciaron sus padecimientos.
5,2     Ellos, al verlo, serán presa de un terrible temor y quedarán desconcertados por lo imprevisto de su 
salvación.
5,3     Llenos de remordimiento y lanzando gemidos, se dirán unos a otros, con el       espíritu angustiado: "Este 
es el que antes poníamos en ridículo y convertíamos en objeto de escarnio".

17-12-83          PM 49

"Me valgo de la Bondad Divina del Padre para transmitir mis mensajes, que no son otros que 
los deseos del Señor; por eso tú que eres la elegida entre la multitud debes darlos fielmente 
como te los doy y como lo has hecho hasta ahora. (Siente olor a incienso). Este incienso te 
purifica, el Sagrado Corazón de Jesús te lo manda. Amén". 



18-12-83    (ex 10)      PM 50

"Son muchas las ovejas perdidas del Señor y El quiere recuperarlas; por eso les dice el Gran 
Pastor a las que están en su Rebaño, que no salgan de él y no se muevan de su lado".
"El Señor es Luz en las tinieblas,
es agua en el desierto,
abrigo en la intemperie,
da de comer al hambriento,
quien cree en El gozará de Vida Eterna. Amén".
Dad a conocer esto. Leed: Apoc. 1, 8-19; 2, 3 y 7
1,8     Yo Soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que Es, el que Era y el que Vendrá, el 
Todopoderoso.
1,9     Yo, Juan, hermano de ustedes, con quienes comparto las tribulaciones, el Reino y la espera 
perseverante en Jesús, estaba exiliado en la isla de Patmos, a causa de la Palabra de Dios y del 
testimonio de Jesús.
1,10    El Día del Señor fui arrebatado por el Espíritu y oí detrás de mí una voz fuerte como una trompeta, 
que decía:
1,11    "Escribe en un libro lo que ahora vas a ver, y mándalo a las siete Iglesias: a Efeso, a Esmirna,  a 
Pérgamo, a Tiatira, a Sardes, a Filadelfia y a Laodicea".
1,12    Me di vuelta para ver de quién era esa voz que me hablaba, y vi siete candelabros de oro,
1,13    y en medio de ellos, a alguien semejante a un Hijo de hombre, revestido de una larga túnica que 
estaba ceñida a su pecho con una faja de oro.
1,14    Su cabeza y sus cabellos tenían la blancura de la lana y de la nieve; sus ojos parecían llamas de 
fuego;
1,15    sus pies, bronce fundido en el crisol; y su voz era como el estruendo de grandes cataratas.
1,16    En su mano derecha tenía siete estrellas; de su boca salía una espada de doble filo; y su rostro era 
como el sol cuando brilla con toda su fuerza.
1,17    Al ver esto, caí a sus pies, como muerto, pero El, tocándome con su mano derecha, me dijo: "No 
temas: Yo soy el Primero y el Ultimo, el Viviente.
1,18    Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre y tengo la llave de la Muerte y del Abismo.
1,19    Escribe lo que has visto, lo que sucede ahora y lo que sucederá en el futuro.
Cap. 2, Vers. 3 y 7
2,3     "Sé que tienes constancia y que has sufrido mucho por mi Nombre sin desfallecer.
2,7     El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias: al vencedor, le daré de 
comer del Árbol de la Vida, que se encuentra en el Paraíso de Dios".




18-12-83        PM 51

"Yo no creo en términos medios: se está o no se está con el Señor. El Señor exige todo de 
vosotros, porque quiere haceros merecedores de su Reino".
Leed: Lc. 6, 20-21
6,20    Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: "¡Felices ustedes, los pobres, porque el 
Reino de Dios les pertenece!
6,21    ¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados!
        ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!
19-12-83        (ex 11)         PM 52

"En estos días (19-12-83) la oración debe ser intensa y la confianza en el Señor será plena. 
Decidlo en voz alta. Los días venideros serán fértiles para ti".

Leed: Lev. 26, 9 y 11-12
26,9    Yo los miraré con bondad, los haré fecundos y numerosos, y mantendré mi alianza con ustedes.
26,11   Yo pondré mi Morada en medio de ustedes y no les tendré aversión;
26,12   siempre estaré presente entre ustedes: ustedes serán mi pueblo y Yo seré su Dios.


19-12-83        PM 53

La Virgen nos pide que recemos un Padrenuestro tomados de la mano y que este Padrenuestro 
sirva de unión para que estemos unidos junto al Señor.
Leed: 2 Pedro 1, 19-20-21
1,19    Así hemos visto confirmada la palabra de los profetas, y ustedes hacen bien en prestar atención a 
ella, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que despunte el día y aparezca el 
lucero de la mañana en sus corazones.
1,20    Pero tengan presente, ante todo, que nadie puede interpretar por cuenta propia una profecía de la 
Escritura.
1,21    Porque ninguna profecía ha sido anunciada por voluntad 
humana, sino que los hombres han hablado de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo.



20-12-83        (ex 12)         PM 54

"... el Señor no tiene espada para vosotros (si seguís al Señor), pero sí mucha Misericordia y 
mucho Amor. Nunca me dirijo en malos términos con vosotros, porque estáis con el Señor; sí lo 
hago con aquél que se resiste a la palabra de Cristo. Por eso te digo que se conozca lo que te 
doy, no lo hago para que se guarde en un cajón".

Leed: Sab. 13,1; 6, 12-16; 15, 1-2-3
13,1    Sí, vanos por naturaleza son todos los hombres que han ignorado a Dios, los que, a partir de las 
cosas visibles, no fueron capaces de conocer a "Aquél que Es", y al considerar sus obras, no 
reconocieron al Artífice.

Cap. 6, Vers. 12-16
6,12    La Sabiduría es luminosa y nunca pierde su brillo: se deja contemplar fácilmente por los que la aman 
y encontrar por los que la buscan.
6,13    Ella se anticipa a darse a conocer a los que la desean .
6,14    El que madruga para buscarla no se fatigará, porque la encontrará sentada a su puerta.
6,15    Meditar en Ella es la perfección de la prudencia, y el que se desvela por su causa pronto quedará 
libre de inquietudes.
6,16    La Sabiduría busca por todas partes a los que son dignos de Ella, se les aparece con benevolencia 
en los caminos y les sale al encuentro en todos sus pensamientos.

Cap. 15, Vers. 1-2-3
15,1    Pero Tú, Dios nuestro, eres bondadoso y fiel, eres paciente y todo lo administras con misericordia.
15,2    Aún cuando pecamos, pertenecemos a Ti, ya que reconocemos tu Soberanía; pero no pecaremos, 
sabiendo que nos has contado como tuyos.
15,3    Porque conocerte a Ti es la perfecta justicia y reconocer tu Soberanía es la raíz de la inmortalidad.
20-12-83         PM 55

"Rogad para que tu fe ilumine a tu prójimo".
Leed: Ex. 19, 4-5
19,4    Ustedes han visto cómo traté a Egipto, y cómo los conduje sobre alas de águila y los traje hasta Mi.
19,5    Ahora, si escuchan mi voz y observan mi alianza, serán mi 
propiedad exclusiva entre todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece.



21-12-83        (ex 13)  PM 56

"No se puede vivir sin hacer una plegaria diaria a nuestro Padre del Cielo, como tampoco con 
odios y rencores. Acudid al Señor en todo lo que necesitéis. El escucha a los que piden con fe. 
Predicad esto".

Leed: Sant. 1, 2-12
        2       Hermanos, alégrense profundamente cuando se vean sometidos a cualquier clase de pruebas
        3       sabiendo que la fe, al ser probada, produce la paciencia.
        4       Y la paciencia debe ir acompañada de obras perfectas, a fin de que ustedes lleguen a la perfección y a 
la madurez, sin que les falte nada.
        5       Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que la pida a Dios, y la recibirá, porque El la da a todos 
generosamente, sin exigir nada en cambio.
        6       Pero que pida con fe, sin vacilar, porque el que vacila se parece a las olas del mar levantadas y agitadas 
por el viento.
        7       El que es así no espere recibir nada del Señor,
        8       ya que es un hombre interiormente dividido e inconstante en su manera de proceder.
        9       Que el hermano de condición humilde se gloríe cuando es exaltado,
        10      y el rico se alegre cuando es humillado, porque pasará como una flor del campo;
        11      apenas sale el sol y calienta con fuerza, la hierba se seca, su flor se marchita y desaparece su 
hermosura. Lo mismo sucederá con el rico en sus empresas.
        12      Feliz el hombre que soporta la prueba porque después de haberla superado, recibirá la corona de Vida 
que el Señor prometió a los que lo aman.


21-12-83        PM 57

"No desmayéis a algunas palabras fuertes del Señor, seguid siempre adelante. El Espíritu Santo 
no dejará que retrocedáis. Hay sabiduría en el Señor; escuchadlo".

Leed: Is. 59, 21
        21      Por mi parte, dice el Señor, ésta es mi Alianza con ellos: mi 
Espíritu que está sobre ti y mis Palabras que Yo he puesto en tu boca, no se apartarán de tu boca, 
ni de la boca de tus descendientes, ni de los descendientes de tus descendientes, desde ahora y 
para siempre, dice el Señor.



22-12-83        PM 58

"Rogad para que el Espíritu Santo aclare la mente del hombre y pueda ver lo que el Señor le 
ofrece".
"Y que la pobreza de su espíritu se enriquezca con el Amor que sólo el Sagrado Corazón de 
Jesús lo da; rogad también para que nazca un nuevo año de búsqueda hacia el Señor, de 
entrega hacia el Redentor, porque su Corazón, henchido de Amor por vosotros está. Suplicad, 
que vuestra súplica será escuchada. Amén".
"Todo tiene su tiempo de madurez; lo nuestro ya está maduro, es tiempo que se dé a conocer; si 
podéis solicitar el terreno, no dejéis pasar el momento".

Leed Jer. 1, 4-10; 4, 18-19
1,4     La palabra del Señor llegó a mí en estos términos:
1,5     "Antes de formarte en el vientre materno, Yo te conocía; antes que salieras del seno, Yo te había 
consagrado, te había constituido profeta para las naciones".
1,6     Yo respondí: ¡Ah, Señor! Mira que no se hablar, porque soy demasiado joven".
1,7     El Señor me dijo: "No digas: 'Soy demasiado joven', porque tú irás donde Yo te envíe y dirás todo lo 
que Yo te ordene.
1,8     No temas delante de ellos, porque Yo estoy contigo para librarte -oráculo del Señor-".
1,9     El Señor extendió su mano, tocó mi boca y me dijo: "Yo pongo mis palabras en tu boca.
1,10    Yo te establezco en este día sobre las naciones y sobre los reinos, para arrancar y derribar, para 
perder y demoler, para edificar y plantar.

Cap. 4, Vers. 18-19
4,18    Tu conducta y tus acciones te han acarreado todo esto. Ahí está tu mal: ¡Qué amargo es! ¡Cómo te 
llega al corazón!
4,19    ¡Mis entrañas, mis entrañas! ¡Me retuerzo de dolor! ¡Las fibras de 
mi corazón! ¡Mi corazón se conmueve dentro de mí, no puedo callarme! Porque oigo el sonido de 
la trompeta, el clamor del combate.




23-12-83        PM 59

"Para lo que te puede traer el futuro, el Espíritu Santo te da una coraza tan fuerte donde no 
pase nada malo del exterior que pueda hacerte daño, y mucha paciencia para que puedas 
soportar cualquier palabra incorrecta que puedan decir; pero no temas, nada te llegará ni nadie 
te tocará". Gloria a Dios.

Leed: Joel, 2, 19-23
2,19    El Señor respondió y dijo a su Pueblo: ¡Ahora, Yo les envío el trigo, el vino nuevo y el aceite, y 
ustedes se saciarán con esto. Nunca más los entregaré al oprobio entre las naciones.
2,20    Al que viene del Norte lo alejaré de ustedes, lo arrojaré a una tierra árida y desolada: su vanguardia, 
hacia el mar oriental, su retaguardia, hacia el mar occidental; y subirá su hedor, subirá su pestilencia". 
-¡Porque El ha hecho grandes cosas!-.

        ANUNCIO DE LA SALVACIÓN

2,21    ¡No temas, tierra, alégrate y regocíjate, porque el Señor ha hecho grandes cosas!
2,22    ¡No teman, animales del campo! Los pastizales de la estepa han reverdecido, los árboles producen 
sus frutos, la higuera y la viña dan sus riquezas.
2,23    ¡Alégrense, habitantes de Sión, regocíjense en el Señor, su Dios! Porque El les ha dado la lluvia de 
otoño en su justa medida, e hizo caer sobre ustedes, como en otros tiempos, el aguacero de otoño y 
de primavera.


23-12-83         PM 60

"¿Por qué se ven asaltados por dudas y temores? No quiero verlos así, no abatidos. Quiero 
verlos triunfantes, porque van a salir como verdaderos vencedores de la Misión".



24-12-83        PM 61

"Hoy vosotros, la familia cristiana, celebráis la venida del Mesías; eso me llena de gozo, pero 
más sería mi alegría, al saber que todos los días de vuestra vida, de aquí en más, os acordaréis 
del Señor. El sabe de vuestras necesidades y en su justa medida; dad vuestra vida por El como 
El dio la suya por el mundo. Benditos sean los que están con el Señor".

Leed: Salm. 18, 3-4: 86, entero
18,3    Señor, Mi Roca, mi fortaleza y mi libertador, mi Dios, el peñasco en que me refugio, mi escudo, mi 
fuerza salvadora, mi baluarte.
18,4    Invoqué al Señor, que es digno de alabanza y quedé a salvo de mis enemigos.

Salmo 86
        1       Inclina tu oído, Señor, respóndeme porque soy pobre y miserable;
        2       protégeme, porque soy uno de tus fieles, salva a tu servidor que en Ti confía.
        3       Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor, porque te invoco todo el día;
        4       reconforta el ánimo de tu servidor, porque a Ti, Señor, elevo mi alma.
        5       Tú, Señor, eres bueno e indulgente, rico en misericordia con aquellos que te invocan:
        6       ¡atiende, Señor, a mi plegaria, escucha la voz de mi súplica!
        7       Yo te invoco en el momento de la angustia, porque Tú me respondes.
        8       No hay otro Dios igual a Ti, Señor, ni hay obras como las tuyas.
        9       Todas las naciones que has creado vendrán a postrarse delante de Ti, y glorificarán Tu Nombre, Señor,
        10      porque Tú eres grande, Dios mío, y eres el único que hace maravillas.
        11      Indícame Tu Camino, Señor, para que yo viva según Tu Verdad; orienta totalmente mi corazón al temor 
de Tu Nombre.
        12      Te daré gracias, Dios mío, de todo corazón, y glorificaré Tu Nombre eternamente;
        13      porque es grande el amor que me tienes, y Tú me libraste del fondo del Abismo.
        14      Dios mío, los orgullosos se levantaron contra mi, y una banda de forajidos atenta contra mi vida sin 
preocuparse para nada de Ti.
        15      Pero Tú, Señor, Dios compasivo y bondadoso, lento para enojarte, rico en Amor y Fidelidad,
        16      vuelve hacia mi Tu Rostro y ten piedad de mi; fortalece a tu servidor, salva al hijo de tu servidora.
        17      Dame una prueba de Tu Bondad, para que mis adversarios 
queden confundidos, al ver que Tú, Señor, eres mi ayuda y mi consuelo.




25-12-83        (Navidad)       PM 62

"En este día dad gracias al Espíritu Santo por lo que os fue dado el día anterior, y que este día 
tan especial, sea meditado. Mirad en torno vuestro y apartad lo bueno de lo malo. Gloria al 
Señor".

Leed: Zac. 4, 6-7-8; Ef. 2, 1-10; Ageo 2, 5-8

Zac. 4, 6-7-8
4,6     Tomó, pues, él la palabra y le dijo así: "Esta es la palabra de Yahvé a Zorobabel: No por medio de un 
ejército ni por la fuerza sino por mí Espíritu, dice Yahvé de los ejércitos.
4,7     ¿Quién eres tú, oh monte grande, ante Zorobabel? Serás reducido a una llanura; y él colocará la 
piedra de remate en medio de las aclamaciones (del pueblo): ¡Gracia, gracia sobre ella!".
4,8     Y llegome la palabra de parte de Yahvé, diciendo:

Efes. 2, 1-10

        LA GRATITUD DE LA SALVACIÓN DE CRISTO

2,1     Ustedes estaban muertos a causa de las faltas y pecados
2,2     que cometían, cuando vivían conforme al criterio de este mundo, según el príncipe que domina en el 
espacio, el mismo espíritu que sigue actuando en aquellos que se rebelan.
2,3     Todos nosotros también nos comportábamos así en otro tiempo, viviendo conforme a nuestros deseos 
carnales y satisfaciendo nuestra concupiscencia y nuestras malas inclinaciones, de manera que por 
nuestra condición estábamos condenados a la ira, igual que los demás.
2,4     Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó,
2,5     precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados, nos hizo revivir con Cristo -
¡Ustedes han sido salvados gratuitamente!-
2,6     y con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo reinar con El en el Cielo.
2,7     Así Dios ha querido demostrar a los tiempos futuros la inmensa riqueza de su gracia por el amor que 
nos tiene en Cristo Jesús.
2,8     Porque ustedes han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino 
que es un don de Dios;
2,9     y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe.
2,10    Nosotros somos creación suya: fuimos creados en Cristo Jesús, a fin de realizar aquellas buenas 
obras, que Dios preparó de antemano para que las practicáramos.
        "Os tomarán en serio".

Ageo, 2, 5-8
2,5     Porque Yo estoy con ustedes -oráculo del Señor de los ejércitos- según el compromiso que contraje 
con ustedes cuando salieron de Egipto, y mi Espíritu permanece en medio de ustedes. ¡No teman!
2,6     Porque así habla el Señor de los ejércitos: Dentro de poco tiempo, Yo haré estremecer el cielo y la 
tierra, el mar y el suelo firme.
2,7     Haré estremecer a todas las naciones: entonces afluirán los tesoros de todas las naciones y llenaré de 
gloria esta Casa, dice el Señor de los ejércitos.
2,8     ¡Son míos el oro y la plata! -oráculo del Señor de los ejércitos-.


26-12-83        PM 63
"No pretendáis saber todo de inmediato, sino por el contrario, quiero que lo entendáis 
lentamente".
Leed: Mc. 4, 13-23
                EXPLICACIÓN DE LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR
        13      Jesús les dijo: "¿No entienden esta parábola? ¿Cómo comprenderán entonces todas las demás?
        14      El sembrador siembra la Palabra.
        15      Los que están al borde del camino, son aquellos en quienes se siembra la Palabra; pero, apenas la 
escuchan, viene satanás y se lleva la semilla sembrada en ellos.
        16      Igualmente, los que reciben la semilla en terreno rocoso son los que, al escuchar la Palabra, la acogen 
enseguida con alegría;
        17      pero no tienen raíces, sino que son inconstantes y, en cuanto sobreviene la tribulación o la persecución 
a causa de la Palabra, inmediatamente sucumben.
        18      Hay otros que reciben la semilla entre espinas: son los que han escuchado la Palabra,
        19      pero las preocupaciones del mundo, la seducción de las riquezas y las demás concupiscencias 
penetran en ellos y ahogan la Palabra, y ésta resulta infructuosa.
        20      Y los que reciben la semilla en tierra buena, son los que escuchan la Palabra, la aceptan y dan fruto al 
treinta, al sesenta, y al ciento por uno".
                EL EJEMPLO DE LA LÁMPARA
21      Jesús les decía: "¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? 
¿No es más bien para colocarla sobre el candelero?
22      Porque no hay nada oculto que no deba ser revelado y nada secreto que no deba manifestarse.
23        ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!".


    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás





1