Miguel Auza, Zacatecas
Principal
Historia
Demografía
Geografía
Aspectos Económicos
Atractivos Turísticos
Enlaces
Guz Aguila
Has click aqui para leer La Toma de Miguel Auza por las fuerzas Orozquistas
PRIMEROS HABITANTES
El estado de Zacatecas fue poblado por diferentes tribus que aunque no se sabe con exactitud su origen, se le dió la denominación genérica de Chichimecas palabra que  deriva de la raíz Chichimec, que significa; "chupadores de Sangre".
Según la version de varios historiadores, entre ellos Elías Amador; los Chichimecas  eran tribú bárbara y guerrera. Estos emprendieron la conquista de los pueblos Toltecas,    haciéndose dueños de la situación extendieron sus dominios en toda la mesa central.  Tribú de carácter indomable y belicoso. Sus armas las componían: el arco, la flecha, la  lanza, el mazo y la honda.  *Una teoría de su procedencia es del Reverendo A. Montoya Quirarte. Y dice:
Una de las cosas más notables que encontramos en esta raza Nahuatl, es que una de  sus ramas, más de mil años antes de nuestra era, entró al país mexicano por el norte con  el nombre de Teochichimecas, "los que van cazando, pero con un dios".
Los historiadores dicen que lo hicieron para distinguirse de las otras ramas que por  lo general eran más bárbaras o más incultas.
Por lo cuál a los Chichimacas habitantes del norte de México los denominaron como  "La Cultura del Desierto". *Perfiles Astronómicos=Calendários y científicos de Juan Diego de 1947. Rev.A.   Montoya Quirarte.
Los grupos de indígenas Chichimecas en el estado de Zacatecas son: los Zacatecos,   los Guachichiles, los Irritilas, los Tecuexes, los Caxcanes y los Tepehuanes.
Dentro de nuestro municipio se estableció un grupo de indigenas Zacatecos con  pequeños subgrupos en diferentes puntos del municipio principalmente entre el Ojo de  Agua y el cañon de la boquilla que lo forman los ceros de La mesa y El Picacho, siendo  en estos puntos la mayor concentración. Luego está el Cerrito de La Tranquileña en  cuya cara sur existe una escalera labrada en la roca donde son visibles una serie de seis  peldaños luego se pierden por escombro de un deslizamiento del mismo cerro, y más  arriba se encuentra otra serie de cinco peldaños, una pequeña cobacha natural con un  agujero al centro de unos 40 cm. de profundidad y una circunferencia de también 40  cm. que era usado como despensa y a la derecha y al centro de una gran roca un  depósito de agua, y en el cerro Casa Grande donde se encuentra también vestigios en  puntas de flecha, lanza y raspadores, entre otros vestigios marinos como caracoles y  vegetales petrificados, troncos, conchas marinas y huellas de tras especies marinas en  rocas.
Entre estos tres puntos: La boquilla, La Tranquileña y Casas Grandes forman un  triángulo cuyo vértice principal es La Boquilla y apunta hacia el norte y al centro de  este triángulo se encuentra el Ojo de Agua donde también se encuentran vestigios.    Otro punto es en la Colonia Juan Salas Fernández, donde en las tierras laborales al  estado noroeste se encuentran vestigios en metates, manos de moler y otros.
Los Zacatecos en nuestra región vivían en oquedades de las rocas, en chozas y a la  interperie y se vestían con la piel de los animales que cazaban.
Los hombres vestían con taparrabos sujeto por un cinto fabricado de la misma piel y  unos usaban sandalias, las mujeres vestían con una falda que les cubría de la cintura a la  rodilla o un poco abajo, usaban diadema de piel y se adornaban con pendientes,   collares,  pulseras; fabricados con semillas, caracoles, dientes, colmillos, plumas de ave  y garras de éstas, engarzadas en hilos de pielo de fibras de las pencas de maguey.
Se cubrían del frío y de la lluvia con mantos o cobertores de piel o de zacate tejido  y mantas tejidas con la fibras del maguey, y todo ésto ellos lo cosían a guisa de aguja la  espina de la penca del maguey.
RELIGION DE LOS NATIVOS
En sus costumbres religiosas los Zacatecos en nuestro municipio no tenían templos,  ni sacerdotes, sus únicas deidades eran el sol, la luna y ciertas estrellas, les rendían culto  con ofrendas en flores, yerbas aromáticas y danzando.
Ellos a pesar de ser una tribú bárbara no sacrificaban vidas humanas pero su  crueldad radicaba en sus incursiones guerreras que hacían a otros pueblos  enemigos.
Supuestamente algunos historiadores dicen:
Ellos se regocijaban al matar a sus enemigos.
MODO DE VIDA DE LOS ABORIGENES
Labraban muy poco la tierra utilizando para ésto la "Coa", que consistía en un palo  agusado y la punta quemada para endurecerlo y darle firmeza, lo clavaban en la tierra y  en el agujero depositaban la semilla y la tapaban echándole tierra con el pie. Sembraban  maíz, calabaza y guajes. Pero más tiempo lo dedicaban a la caza y en su tiempo a la  recolección de frijol nativo, mesquite, tunas, nopalitos, pitahayas, chilitos de biznaga,   dátiles, raíces, tubérculos, verdolagas, quelites, acelga, miel de abeja, miel de hormiga  mielera y recina de cierto mesquite. Del maguey el aguamiel, el quiote, el pulque  (aguamiel fermentada) y la fibra de las pencas de éstos llamado "ixtle".
Se alimentaban con con la carne fresca de los animales que cazaban, la carne  sobrante la hacían cecina o la secaban al sol, otra la maceraban con yerbas aromáticas y  así la conservaban para el invierno y para alimentarse en los viajes que hacían o cuando  salían de cacería o a la guerra, también se alimentaban con granos, raíces, frutas,   vegetales y con lo poco que cosechaban, los granos los convertían en harina, para hacer  pan, atole, tortillas o pozol (agua refrescante de maíz cocido), y caldillos. El mezquite  lo molían y hacían un pan que secaban al sol para conservarlo por mucho tiempo.
También secaban ciertas frutas (pasas, orejones), o las conservaban frescas en miel.   Para almacenar agua utilizaban la vejiga, el estómago y tripas de los animales que  cazaban, cascos de calabaza y guajes.
LA CONQUISTA
Con motivo de la fundación de Zacatecas los españoles se dieron cuenta de la  necesidad de llevar las conquistas más al norte.
La leyenda de la existencia de siete ciudades de oro fue propagada por Alvaro  Nuñez Cabeza de Vaca, primer conquistador que penetró en nuestro territorio en el año  de 1534, provocando que otros conquistadores fueran atraídos por la riqueza minera de  la república.
De este modo Francisco de Ibarra fue escogido y autorizado por el Virrey: Luis de  Velasco I el Viejo, para que colonizara las tierras que encontrara al norte de Zacatecas.
Se cree que para esta empresa fue escogido por indicaciones del yerno del Virrey,  Diego de Ibarra, casado con su hija Ana María. Francisco de Ibarra tenía entonces entre  16 o 17 años de edad.
Al nombrársele jefe de la expedición, Francisco de Ibarra pasó a Zacatecas a  organizar su hueste, en la cual tomó parte muy activa su tío Diego. Contó con hombres  muy valientes como el General Martín de Rentería y capitanes como Martín de Gamón,   Pedro de Quezada, Andres de Ibarra, Martín López de Ibarra -que era su primo- Martín  de Arana, Pedro del Perul, el Lic. Fray Juan García de la orden de San Francisco, fray  Gerónimo de Mendoza y el veterano conquistador Juan de Tolosa. Con esclavos negros  e indios, y más de 100 caballos, mulas de carga, municiones, armas y víveres y 140  carneros.
La expedición se inició a principios del mes de septiembre de 1554. Incursionó un  río muy caudaloso al que Francisco denominó Río Grande, lo cruzaron a nado y con  grandes trabajos por ellos, y por los grandes ganados que llevaban. Llegaron a un  pueblo de indios al que llamaron Zaín por llamarse así el casique de él. Siguieron su  camino y llevando con ellos al casique de Zaín como interprete, llegaron a otro pueblo
  como de 200 indios al que denominaron el Bautismo, por que el Lic. Fray Juan García  bautizó a todos ellos, siendo Francisco de Ibarra el compadre de todos. Y fueron estos  indios quienes hablaron a Francisco de otro pueblo indio y fueron estos los que los  llevaron a ese otro poblado, al que llegaron el 29 de septiembre por lo cualFrancisco de Ibarra le puso el nombre de San Miguel, por haber llegado ese día  a él, que era habitado por indios Chichimecas Zacatecos, en un lugar llamado La  Boquilla,  el cañón  que lo forman los Cerros de La Mesa y El Picacho. Divisando de  allí un hermoso valle con grandes bosques de Mezquite, huizache, gatuños, nopales y  otras muchas plantas, habitat del oso, león americano, gato montes, venado, lobo,   marrano jabalí, guajolote silvestre (conono ó huaxolótl) serpientes y demás aves, reptiles  y animales. Habiendo al ladonoroeste una loma que llamaron Alta exploraron el valle al  cual denominaron Valle de la Magdalena y la Loma Alta encontrando en ésta  yacimientos de oro, plata, plomo, y zinc.
Bibl. John Lloid Mecahm: Francisco de Ibarra and the Vizcaya. (Durham  1927);  Atanacio G. Sarabia; apuntes para la Historia de la Nueva Vizcaya (México  1956); José Ignacio Gallegos C: Durango Colonial 1563-1821.
FUNDACION
Los primeros españoles afincaron sus primeras viviendas en el Ojo de Agua,  fincaron casas al lado noroeste del cañón de la boquilla al pie del cerro de La Mesa  poniéndole el Barrio de España.
En el último tercio del siglo XVI creció más el Barrio de España por lo que  nombraron Real y Minas de  San Miguel.
Para el día 9 del mes de diciembre de 1688, cuando los decretos y diligencias por  urbanizar RíoGrande, Zacatecas. En ese documento encontramos lo siguiente:
El informe del vicario y cura de este partido de Nieves dice: Santas y todas con sus  campanas y con la decencia que se requiere y este puesto y paraje no tiene en distancia  de más de 14 leguas pueblo de indios ninguno y de españoles en cinco que es el Real de  Minas de San Miguel.
El Vicario beneficiario y juez eclesiástico de este partido el alcalde mayor actual de
  esta jurisdicción Don Joseph Guerrero Ocon y Peralta que lo ha sido en dos ocasiones.
Y para el año de 1689 el alcalde mayor y santa hermandad de los Real de Minas de
  san Miguel y Nieves.
Don Alfonso de Navarrete y Hargote.
Todo este documental de la conquista de Miguel Auza y su fundación, ha sido  recabado por los documentos de la historia de otros pueblos como Río Grande y sus  raíces, Nieves y gajos de sus historia y de cartas y ordenanzas del obizpado de Durango  a esta jurisdicción de San Miguel de Mezquital y nieves; ya que todos los documentos  históricos de San Miguel fueron destruidos en el año de 1911 cuando la revolución  mexicana.
Al hacerse nueva demarcación de provincias franciscanas San Miguel del  Mezquital (hoy MiguelAuza), quedo entre los conventos de la provincia franciscana de  San Francisco y de Santiago de Jalisco.
San Miguel del Mezquital quedó en la nueva y actual provincia franciscana.
Fue el convento de San Miguel del Mezquital, uno de los dos curatos que el Rey  Nuestro Señor, por cédula del año de 1753,y después de por otra del año de 1771,   mandó dejaran a esta provincia para el fin de que ayudaran a la manutención de los  religiosos y que tuvieran éstos casas donde vivir.
Al quedar integrado el territorio de la extendida provincia de San  Francisco de  Zacatecas al de la Antigua provincia de Santiago de Jalisco, formándose de ambas una  sola, tuvieron que quedar como curatos y conventos por parte de Zacatecas; Tlaxcalilla  y San Miguel del Mezquital, y por parte de Jalisco; Etzatlán y Cocula, cambiado este  último por la parroquia de asientos deIbarra de aguascalientes. (de la historia de los  conventos de México de Fray Rafael Cervantes de Zapopan, Jalisco).
INDEPENDENCIA
Sobre la independencia de México es muy poco lo que se conoce del municipio en  este periodo. Lo que sabemos es que las condiciones eran similares en todo el país; los  peninsulares eran los que ocupaban los puestos importantes, los criollos tenían casi los  mismos privilegios que los peninsulares pero no tenían alcance a los altos puestos  burocráticos más importantes, y al último estaban las castas consideradas inferiores  resultado de la mezcla de criollos, indios, mestizos, y mulatos, siendo ésta última la más  numerosa.
La clase social considerada la inferior, fue la más explotada en las haciendas y en  los minerales como el caso de el Real de Minas de San Miguel. A la postre esta clase fue  la base del ejército insurgente de 1810 hasta la consumación de la independencia, en  este mismo periodo en 1824 el Real de San Miguel del Mezquital es jurado municipio  libre, surgen grandes construcciones como el Portal de Fernández (hoy hotel colonial)   siendo ésta la casa grande de la hacienda de San Marcos y los edificios como el Portal  Aguilera, el Patio Corona, el Instituto de Cultura, la Casa Aguilera, la casa de los  señores Herrera, la casa de la familia Bocardo, la casa Hotel San Miguel, la casa de la  familia Moeller, la casa de la familia Muro Aguilar, la Presidencia Municipal y la  parroquia de San Miguel construcciones de estilo dórico, barroco y gótico.
En esa época hay un gran auge en la industria como: dos fábricas de cigarros; una  propiedad de don Jesús Aguilera y Miranda ?El Valuarte? y la otra del Sr. don Félix del  Real llamada "Pabellón Mercantil"; la producción de cobijas, sarapes de lana que dieron  renombre a San Miguel del Mezquital, actualmente existen pequeños obrajes para la  fabricación de éstos.
En 1854 el Ministro de Guerra de la República mandó practicar averiguaciones  sobre la existencia de una bandera con la imagen de la Virgen de Guadalupe, que fue  depositada en la parroquia de San Miguel del Mezquital; bandera que se creía fuera la  misma que el Caudillo Miguel Hidalgo y Costilla se había servido para proclamar la  independencia.
En el año de 1883 es cuando Don Jesús Aguilera y Miranda promueve la creación  de un patronato pro-construcción de un edificio que albergue el poder municipal. De  este edificio fue iniciada su contrucción en 1883 a iniciativa del Sr. Don Jesús  Aguilera y Miranda, el comité cuyos integrantes lo constituyeron distinguidas  personalidades de la localidad, que de inmediato empezaron a organizar diversos  festejos con objeto de hacerse de fondos económicos que se destinarían íntegramente a  la obra de referencia. Pero viendo que pasaba el tiempo y no se lograba reunir ingresos  suficientes para dar comienzo a la construcción, ésto desanimó completamente al citado  comité y se dieron por abandonar dicho proyecto.  Pero no se contaba con la  determinación del Sr. Don Jesús Aguilera, gran visionario que no apartó de su
  mente la idea de que el pueblo de San Miguel del Mezquital contara con su edificio  municipal propio y siendo persona de posibles medio económicos, con un gran gesto  digno de elogio que hoy en día se le guarda un respetuoso agradecimiento, de su propio  peculio y sin esfuerzo alguno se echó a cuestas todos los trabajos de su construcción  desde ceder el terreno hasta ver cristalizada la edificación, que hoy en día nos  enorgullece y que llegó a su feliz terminación en el año de 1888.
Desde entonces la presidencia ha sido escenario y testigo mudo de hechos de virtual  trascendencia en la vida política, económica y social de nuestro pueblo.
MINERÍA
Es poco lo que se conoce de la minería en el municipio a pesar de ser por este  motivo la fundación de Miguel Auza, pero como ya dijimos anteriormente fueron  destruidos los archivos del municipio. Pero por lo que investigamos en esa época de  1800 trabajan las minas del municipio varias compañias mineras norteamericanas como  la de Enrique Guingaft.
LA REVOLUCIÓN
En 1911 se registró el intento por tomar la plaza de San Miguel del Mezquital  siendo el Sr. Everardo Nuñez acompañado por un grupo de hombres armados quienes  hicieron la defensa, al 11º regimiento militar al mando del capitán Villaseñor; fue en ese  mismo año cuando varios militares hicieron una visita de cortesía a la Presidencia  Municipal entre los que se encontraban Don Luis Moya, General Pánfilo Natera,   Manuel Caloca y Pedro Luna. Fue uno de los últimos actos de Don Luis Moya, ya que
después sería asesinado por Pablo Méndez en el año de 1912 . También en el año de  1912, San Miguel fue saquedo durante un ataque de las fuerzas Orosquistas, al mando  de Pablo Méndez fue este mismo personaje el que destruyó en ese mismo año los  archivos del municipio, incendiándolos.
Siendo presidente municipal el Sr. Rodolfo Fernández que de nueva cuenta se  originó un combate el 30 de mayo de 1913 con más de 1600 hombres de caballería que  no tardaron en apoderarse de la plaza, misma que trató de defender el comandante de la  guarnición coronel F. Rivero quien al frente de 45 hombres y ortos vecinos trataron la  defensa sin éxito. Copados por el enemigo, el coronel Santiago F. Rivero y otros
  sobrevientes lograron romper el cerco y buscaron ayudacon el general de división  Cándido Aguilar (posteriormente Secretario de Marina), quienes llegaron en  persecución del general Benjamín  Argumedo, al que ya no encontraron en la  población.
En el año de 1916, bajo la presidencia del Sr. Manuel Canales cuando a la gran  agitación e inseguridad provocada por gavillas de bandoleros y rebeldes  revolucionarios,  se crea el grupo de autodefensa dirigido por el Sr. Margarito García,   dicho grupo recibió el nombre de Defensa Social y fue quien hizo posible una paz mas  o menos normal.
En el año de 1917, con base en el artículo XXVII de la constitución de ese año,  comienza el movimiento de dotación de tierras a los campesinos. Después de una serie  de reuniones clandestinas de formalizar el movimiento que inicia el Sr. Juan Salas Fernández,conGuadalupe Ruelas Guevara, Miguel Rivas Ceceñas, Ramón Padilla,   Nicolás Alba, Arcadio Estevané, Juan Dévora, Antonio Ruelas y Blas Bocardo. Debido  a los acontecimientos registrados en la historia de esa época, este movimiento fue  olvidado, hasta que resurge nuevamente con Blas Bocardo y Edmundo Sánchez Estrada  y tiene éxito, el día 25 de febrero de 1922, el Sr. Donato Moreno Gobernador  Constitucional del estado de Zacatecas, envia una comisión para dar la posesión de  tierras a los campesinos, comisión integrada por el ingeniero Julián Adame  (constituyente de Querétaro), Ing. Carlos Soto, Juan García de la Cadena, Esteban  Ramírez, Celestino Castro, entre otros notables personajes.
En el primer intento por repartir las tierras, los hacendados habían conseguido un  amparo, sin embargo, al hacerse un Segundo intento, encabezado por el General  Enrique Estrada, lo primero que hizo fue cortar la línea de telégrafos, por lo que los  hacendados quedaron incomunicados,cumpliéndose así con el artículo XXVII, sin  embargo, los problemas continuaron debido a que el Presidente Municipal Don Rómulo  Estevané tenía marcada simpatía por los hacendados y hasta se llegó a las armas para  desalojarlo de la Presidencia Municipal, dejando en su puesto a Don Cipriano Triana,   quien no fue reconocido por las autoridades estatales, por lo que a los ocho días llegó  uncontingente compuesto por 400 soldados al mando del coronel Posadas y  aprendiendo a los señores Edmundo Sánchez Estrada, Cipriano Triana, Blas Bocardo y  Camilo Cassio. Cuando ellos se encontraban en la tienda "El Puerto de Veracruz" propiedad del Sr. Donaciano González; al ser detenidos fueron trasladados a la Cd. De  Río Grande, Zac. Poco después y varios contratiempos fueron liberados y regresaron a  San Miguel del Mezquital para continuar con su movimiento de reparto de tierras y  contra el Presidente Municipal quien finalmente fue obligado a renunciar a la  Presidencia, puesto que fue ocupado por el regidor Esteban Padilla.
El año de 1924, toma posesión como Presidente Municipal el Sr. Antonio Ruelas  Guevara, con quien el artículo XXVII comienza a hacerse realidad.
LA GUERRA CRISTERA
El movimiento antirreligioso del Presidente de México Plutarco Elías Calles, tuvo  su impacto en San Miguel del Mezquital, en el año de 1935 se cierran los centros  religiosos, hecho por los que un grupo de amas de casa acuden a la presidencia a exigir  la devolución de las llaves de la parroquia, cosa que ellas lograron. En esa época fueron  encarcelados Pedro Torres Avila Presidente de la Vela Perpetua, y Alfonso Nuñez  González Presidente de la Acción Católica; ante los hechos, el Cura Trinidad Nájera  (que previamente había huído a la Cd. de Durango) designa como jefe de los cristeros a  Lorenzo Triana Rivera, que junto con Catarino Salas Salas y Alvaro Espino Salas  organizan una opartida de unos 400 hombres que se levantarían en armas contra el  Gobierno Federal.
El 12 de marzo de 1935, cuando se congragaron los cristeros en el Río de Santiago  en un lugar llamado "La cueva del mono", para recibir la bendición del Cura Trinidad  Nájera y parte para San Miguel del Mezquital, pero no pudieron tomar la plaza.
En ese mismo año y por un decreto presidencial del Presidente de la República  Plutarco Elías Calles se gestiona para cambiar el nombre a la población de San Miguel  del Mezquital por el de Miguel Auza.
En el año de 1942 se realiza el último asalto a la plaza de Miguel Auza, el 27 de   noviembre al medio día., un grupo de 300 personas se confundieron entre el bullicio de  la gente al salir de misa y los cristeros de entre sus cobijas sacan pistolas, rifles mausers  y carabinas 30-30 para protestar por la nueva disposición del Gobierno Federal sobre el  servicio militar obligatorio. Este grupo obtuvo importantes truinfos inmediatos, sin  embargo, al transcurso del combate, sus hustes fueron diesmados drásticamente, hasta  que tuvieron que huir en desbandada.
LA PRESA
El 2 de septiembre de 1994 fue inaugurada la presa de Santiago por el Presidente de  la República. Los derechos para la construcción de la presa fueron ganados por el  Presidente Municipal Héctor Giacomán Pérez yelGobernador del estado Lic. Genaro
  Borrego Estrada.
Portada   - Historia   - Aspectos Demográficos   - Aspectos Geográficos    - Fotos   - Aspectos Económicos   - Atractivos Turísticos   - Enlaces - Noticias
1