soubelet

XABIER SOUBELET

Nace en Ziburu (Lapurdi) en 1953. Afincado en Baztán, se dedica a la pintura desde 1975. Pintor autodidacta, compagina esta actividad con su mundo creativo, hasta entonces la poesía y la canción. Desarrolla su actividad con el colectivo "Pintores de Baztán" y expone individualmente en Elizondo en 1989 y 1993, México 1989. Miembro del colectivo Euskal Artistak. Imparte clases de creación artística en el Liceo St. Thomas de San Juan de Luz.

En 1993 fue galardonado con el premio Adour Bidasoa y Premio Ciudad de San Juan de Luz. Recientemente ha realizado exposiciones en el Centro de Cultura Amaia (Irún), Galería de la Infanta, San Juan de Luz, y en Quebec (Canadá).


 

"Barrio Zurraure"

Oleo sobre lienzo, 65 x 80 cms

 

"Inpernuko Errota"

Oleo sobre lienzo que iustra la cubierta del libro de Alejandro Arizcun Cela "Economía y sociedad en un Valle pirenáico del Antiguo Régimen. Baztán 1600-1841"

 

EL PAISAJE INTERIOR DE XABIER SOUBELET

Xabier Soubelet es un pintor baztanés y también algo más que un pintor del Bidasoa. El Baztán tiene una luz líquida que parece aquietar los cosas, una gama cromática (que dicen los que saben de estas cosas y que queda dabute) espléndida que invita a complacerse en un paisaje que se renueva de continuo, pero también tiene otras luces más teatrales, más íntimas, que le dan otros matices más tenebrosos, que aquieta los cosas, y un viento sur que hace que las cosas se vean mejor o se vean de esa manera soñadora de quien camina sin pisar el suelo; eso depende quién las mire y de cómo se miren. 

Ahí es donde aparece un pintor cado vez menos convencional, más dispuesto o transitar o a tentar cominos nuevos. Pintar es también inventarse la realidad y que veamos lo que quiere mostrarnos el pintor, y sólo eso. Así es como nos asomamos a su mundo particular, íntimo. Su país es nuestro país y su paisaje del alma el nuestro, o poco menos, porque todos los paisajes de verdad propios son paisajes interiores. Una pintura que tiene sus lados sombríos y a la vez sus lados muy luminosos, una pintura delicada, cuando el día es quieto y la niebla baja sobre sus cuadros y es un pintor trágico, el de las horas sombrías, de los juegos bruscos de la luz y la sombra. Una climatología indecisa. Pintar una climatología, ahí es nada, que la luz y la lluvia parezca que pasan para nosotros.

Xabier Soubelet pinta una detrás de otra casas que tienen vida propia, que tienen un preciso sentido de arraigo en el mundo, y pinta sobre todo una casa interior que no tiene, escribía él mismo hace tiempo, ventanas, tejados, puertas, pero tiene vías de escape, cominos que se bifurcan, bosques, rincones donde refugiarse, espesuras en las que esconderse. Una caso íntimo con el mar en su interior más que con el mar al fondo.

Xabier Soubelet y esa es para mi el mayor atractivo de su obra, invita o visitar el país que pinta, melancólicamente embriagador (decía un poeta, uno, no sé, no me acuerdo), es decir que comunica su emoción y su sentimiento, que es contagioso y que tiene esa virtud de mostrar el mundo en torno como no solemos verlo, como no tenemos capacidad de verlo, con otros colores o con el matiz exacto que nos pasa inadvertido "Era eso y no lo habíamos visto".

Y de pronto en su pintura aparecen barcos, aparecen las manchas y aparece, claro, una forma nueva, distinto de mirar. No hay estilos nuevos, hay vidas distintas, cambios interiores. El pintor no sale de su mundo, pero este parece otro, las manchas son más rotundas, los colores más intensos, los contrastes más vivos, la intención más esencial (diría un filósofo de los recio y apretado discurrir cuyo nombre olvido a propósito), hay más vida personal en el tablero (paleta).

En esa pintura, hay un pintor que canta, y un poeta que pinta, un melancólico que sueña y un humorista de mirada festiva que deja un verso inacabado para la próxima estación, alguien que ensaya caminos nuevos y merodea por los ya transitados porque sabe que todavía es posible la sorpresa en el paisaje de todos los días, alguien que no se duerme, que juega y busca siempre puertas de salida. Tengo paro mi que es de esas tensiones de donde surge la fuerza y la intensidad de su pintura. Una fiesta.

Miguel Sánchez-Ostiz  - Premio Príncipe de Viana


POESIA

Además de su actividad pictórica, Xabier Soubelet se destaca como poeta y autor de canciones escritas en vasco, firmando con el pseudónimo de Xubiltz Barrentxeberri
 
 

ITSAS EME

Ni itsasoa naiz
     itsasoaren semea;
Nere zainetan ur gazi gorria
            dariola
            dasurela
            dabilela...badakit
Bainan mendia dut nik maite
                         dut nik bake
argi, itzal eta kolorre.
Zin dagizut ez zaitudala
                            inoiz
ukatuko, eme
                       ni bait naiz
      zure seme.
Txikitandik nerekin izan zare
              zuk egin nauzu seme
                               orain arte,
                                    bedere,
Bainan gaur, mendia dut maite
Ur gaziz,
Ur-haziz.

HEMBRA MARINA (traducción)

Yo soy del mar, hijo del mar
Yo se que por mis venas
Se derrama agua rojiza
                   y amarga
                   y corre, y se vierte...
Sin embargo es el monte
                    a quien amo,
                    sosiego
             luz, sombra, ardor.
No te renegaré nunca
Te lo juro, mujer
es que soy tu hijo.
Desde niño conmigo
tu me hiciste hijo
Pero ya termino,
Pues hoy al monte amo
         de agua amarga
         de agua humana
 

 

   
ENE ETXEAK

Ene etxeak leihorik ez du
                    aterik ez du
               sartzerik ez du
       ateratzerik baizik ez du.

Kanpoko berri jakiteko
                  larruzko
                  txitxizko
                  gorrixko paretak
      zauritu beharko
         zilotu beharko

Pottez eta hitzez
Minez eta farrez
Irriz eta oihuz
Haziz eta musuz.

MI CASA (traducción)

Mi casa no tiene ventanas
               no tiene puertas
               ni tiene entradas
       No tiene más que salidas

Para saber noticias del exterior
        Tengo que herir mis muros rojizos
                          de piel y de carne

Con besitos y palabras
Sufrimientos y risas
Sonrisas y gritos
Simientes y besos
 

 

Xabier Soubelet, que tiene su própia página Web, expone su obra en la casa Sasternea de Arizkun, sede de la Sociedad Cultural "Xubiltz", en el horario de 11 a 2 y de 5 a 8. Quienes deseen contactarse con el artista pueden hacerlo también por los teléfonos 948453193 (Arizkun, Baztán) y 59262066 (Saint Jean de Luz).