NINTENDO EN NUESTRA CULTURA

 

En la actualidad, los videojuegos tienen gran importancia en nuestra sociedad, ya que ademas de ofrecer una fuente de diversion, también puede llegar a formar grupos sociales, y no solo eso, ya que la industria de los juegos electronicos, representa una gran fuente de ingresos y trabajos.

A continuación, mostramos un articulo, que muestra lo que opnina la gente que no es fanatica de los juegos electronicos ( Los autores nos reservamos cualquier tipo de comentario ).

 

 

 

Dime con qué juegas
Los chicos que acceden a los avances tecnológicos se vuelcan cada vez más a los juegos electrónicos y abandonan los tradicionales. ¿Adaptación al medio o imposición del mercado que atenta contra su imaginación?


BENEDICT CAREY (TRADUCCIÓN:
MIRTA ROSENBERG)
THE NEW YORK TIMES /LA NACIÓN
GDA
DERECHOS EXCLUSIVOS DE EL NACIONAL


¿ Qué ocurrió con los juguetes? ¿Con los verdaderos juguetes, como las muñecas y los avioncitos?
Según una encuesta reciente, realizada por la Kaiser Family Foundation, la mitad de los chicos estadounidenses entre los cuatro y los seis años ha jugado videojuegos y una cuarta parte de ellos lo hace con regularidad. Los fabricantes de videojuegos han empezado a publicitar con toda intensidad para un mercado de niños de tres años, y los investigadores informan lo que los padres ya saben: que chicos de ocho y nueve años piden “juguetes adultos”, tales como teléfonos celulares, en vez de animalitos o carritos de madera. Esta situación plantea un interrogante: con el cambio de los juguetes, ¿ha cambiado también la naturaleza misma del juego? Y ese temprano gusto por “juguetes adultos”, ¿resiente de alguna manera el mundo imaginativo de la infancia, con sus fingidas visitas a tomar el té y sus simulados enfrentamientos entre ladrones y policías?
“El período en que los niños juegan con determinada clase de juguetes se ha reducido”, dice Gary Cross, historiador de la Universidad de Pensilvania y autor de The cute and the cool ( El lindo y el genial ), un análisis de la sociedad de consumo infantil. “Antes era habitual que las chicas hasta los 14 años jugaran con muñecas, y los chicos de la misma edad recibían juegos para construir”.

Los niños pequeños que tienen una vida imaginativa activa tienden a enfrentar mejor las situaciones desconocidas y a ponerse en el lugar de otro, según los estudios.

“Creo que existe continuidad entre el funcionamiento de la imaginación en la primera etapa de la infancia y su funcionamiento ulterior”, _evalúa Paul Harris, psicólogo de Harvard y autor de la obra The work of imagination ( El trabajo de la imaginación ).


F R E N T E A L A P A N T A L L A


No hay duda de que los aparatos electrónicos atraen y hacen trabajar la mente diferentemente de como lo hacen las muñecas. Los ladrillitos cobran vida sólo con ayuda de la imaginación, en tanto que los juegos informáticos dirigen y ofrecen su propia acción. Además, van evolucionando, por lo cual padre e hijo terminan jugando en las mismas pantallas e incluso compitiendo, hasta que, más tarde, empiezan a diseñar páginas web o a publicar diarios on line .

El uso creciente de los juguetes electrónicos es una preocupación para Jerome Singer, profesor emérito de Psicología en Yale. “Sabemos que los niños en edad preescolar necesitan estar en contacto con el mundo real –explica–. Por brillantes que sean, no aprenderán a caminar, a moverse, a interactuar con otros, si sus manos o sus pies no se involucran directamente en esas actividades. Poner a los chicos frente a un televisor o una computadora elimina todo un aspecto del desarrollo”.

“El juego imaginativo es algo tan arraigado en la naturaleza humana que los cambios tecnológicos difícilmente lo alteran”, afirma en cambio Alison Gopnik, psicóloga y autora de The scientist in the crib ( El científico en el pesebre ).

“Los niños del mundo tecnológico explorarán la tecnología y la usarán para sus juegos imaginativos. Los bebés ya ‘simulan’ trabajar en la computadora, y los niños más grandes que ya han escuchado relatos míticos y que más tarde han leído libros pueden hacer cosas similares con los videojuegos.

Eso tiene sentido, ya que esos niños se convertirán en adultos en un mundo en el que la tecnología y la electrónica desempeñan un papel cada vez más importante”.



¿V I S I Ó N I D E A L I Z A D A?


Ni siquiera está clara la manera en que un niño que juega con “juguetes adultos” sigue –o no– las líneas argumentales predeterminadas.

“Muchos acusan a los videojuegos, pero los chicos actúan sus propios guiones con ellos”, afirma Cross.

De cualquier modo, una idea de la infancia que posiblemente no sobreviva a medida que las sucesivas generaciones frecuenten cada vez más el mundo electrónico, es la concepción adulta de que la infancia puede mantenerse durante mucho tiempo en su propio mundo de fantasía, preservado por los padres. La idea misma de una infancia protegida es una invención adulta, nacida en la última parte del siglo XIX,cuando la creciente clase media europea empezó a proteger a los niños del trabajo adulto. Pero el espacio protegido de la infancia empezó a erosionarse a medida que los chicos empezaron a estar cada vez más expuestos al mercado de consumo. En su acelerado camino hacia los juegos electrónicos y el mundo informático, no es la infancia la que está amenazada, sino más bien la visión idealizada y un poco sentimental que la sociedad construyó de ella.

 

INDEX