Contador CRÓNICA DE MIS PATO AVENTURA EN EL NEVADO DE TOLUCA

CRÓNICA DE MI PATO-AVENTURA EN EL NEVADO DE TOLUCA

 Haz clic sobre la imagen que quieras ver.

 

 

 

 

 

Iniciando el año de nuestro señor en enero del 2002……..

Nos encontrábamos en el invierno en este lado del hemisferio, la ciudad en la que actualmente me encuentro es la mas fría y la mas alta sobre el nivel del mar de México, Toluca esta situada en un pequeño valle, al ver por la ventana puedo admirar una vista panorámica del centro de Toluca y al fondo después de los campos de sembradíos cuento con una panorámica de postal con el volcán al fondo también llamado el “Nevado de Toluca” el cual en estas fechas la parte alta se cubre de nieve.

 

Como otros días  al despertar me asome desde la ventana para contemplar la belleza del cielo limpio y el volcán cubierto de nieve y también como otros días escuche el llamado que solo los locos aventureros pueden oír diciéndome vééééééén.

 

 

Ya en otras ocasiones he subido el volcán por la parte del frente y por un camino mas o menos seguro y sin nieve aunque en una ocasión en la cual iba con Mí hermano Edgar, Juan  y una pareja de Alemanes nos perdimos en el regreso al querer tomar un atajo y a punto estuvimos de pasar la noche en el campo esa vez salí con un pie lastimado que me dejo su recuerdo por varios meses.

 

Mientras pensaba en ir al volcán y aprovechando que había nevado escuche En las noticias acerca de un excursionista que hacia una semana había subido y el cual seguía perdido ( 2 Semanas después un excursionista se mato en el cráter del águila al resbalar por uno de sus lados) y sin embargo y a pesar de esto ya me había  marcado la meta de subir en bicicleta por la parte del lado ESTE y conocer la ruta que une con la parte del Norte y el camino que yo ya conozco, otras ocasiones ya había intentado subir por ese lado que no conozco y que es mas largo pero los compañeros con los cuales iba se rajaban a medio camino o ya no querían seguir. Así que decidí que el próximo domingo subiría solo.

 

Pues no quería desaprovechar la oportunidad de llegar hasta los cráteres y sacarles fotos cubiertos de nieve.

Llego el día domingo y le pedí a Tere que me llevara antes de que saliera el sol  hasta el Zoológico de Zacango, aunque no quería que fuese me llevo hasta el camino en que inicia la terrecería no sin antes preguntarme mis pendientes y que si estaba asegurado.

 

A la derecha del Zoológico hay un pequeño camino pavimentado de unos Trescientos Metros que llega hasta unas minas de arena en este lugar inicia un camino de terraceria por el cual según las condiciones del clima y del camino a veces transitan camionetas.

 

En los fines de semana se encuentra uno con motociclistas, ciclistas y corredores que practican su deporte adentrándose en el bosque o intentan llegar al Volcán hasta donde puedan.

 

Después de dejarme en las minas inicie mi camino contemplando un poco el paisaje y saludando a uno que otro ciclista, llevaba un celular el cual con las prisas se me había olvidado recargar, también lleve  un poco de fruta, comida y ropa abrigada pues no quería pasar frió por si llegaba a perderme.

 

Me tope con algunos rebaños de ganado y gente local, además de unos ranchitos en los caminos a los cuales saque algunas fotos, mientras ascendía periódicamente me hablaban por teléfono para preguntarme como iba.

 

Llegando el medio día llegue hasta ese árbol grande en medio de un pequeño claro en el bosque se ve más grande y su belleza me hace recordar los pequeños árboles bonsái en ese lugar otras veces habíamos comido y descansado a su sombra.

Este lugar marcaba  el punto mas alto hasta el cual en otras ocasiones había llegado con mis compañeros de viaje después del árbol el bosque sé hacia más espeso y se asomaba una de las puntas nevadas del volcán, ya hasta este lugar la mayoría de los ciclistas y excursionistas se regresaban.

 

Descanse un poco además de comer algo de fruta y seguí ascendiendo aunque la bicicleta y provisiones pesaban me consolaba pensar que ya tarde esta seria mi salvación pues la bajada seria mucho más rápida y lo único que me cansaría serian las manos por venir apretando los frenos.

 

Me interne en el bosque y comencé a pisar la nieve en el camino ya hasta aquí las camionetas que en la mañana apresuradas me habían rebasado se tenían que regresar pues se atascaban y patinaban peligrosamente con la nieve.

 

Seguí el ascenso y ahora se encontraban árboles tirados en el camino ahora eran las motos las que ya no podían seguir así me fui quedando solo con el trinar de los pájaros y el celular dejo de recibir señal guiado solo por mi intuición pues de repente encontraba caminos divididos que a veces uno no sabia cual tomar, la nieve ya sé hacia más uniforme y el camino sé hacia más difícil pues tenia que cargar con la bicicleta y provisiones de repente en medio del bosque a lo alto me pareció ver la punta del Nevado pues ya algo desorientado ya no me estaba ubicando bien por que lado llegar a los cráteres vi a la izquierda un pequeño sendero y una flecha que yo creí marcaba la ruta de ascenso ese fue mi error y emprendí por ese lugar de repente el sendero entre que subía y bajaba me pareció mas que estaba bajando y al darme cuenta de mi error quise enmendarlo subiendo en línea recta  hacia la punta (Mi segundo error)

       

 

Me empecé a preocupar de que el cielo comenzó a nublarse y la niebla a cubrir el ambiente aunque apenas eran las 3:00 de la tarde al subir vi que a lo alto estaba despejado lo cual implicaba que estaba cerca del cráter pero aunque la distancia era poca el camino de subida y cargando la bicicleta requería un sobreesfuerzo me acorde de esos documentales en que narran que los alpinistas están a menos de 100 metros de la cumbre y no alcanzan a llegar y uno dice como es posible que se hallan quedado tan cerca. Ahora entendía la razón la altura hace que no puedas respirar relajadamente, en lo alto respiras como si estuvieras corriendo un maratón pero sientes que no te llega el aire opte por dar 10 pasos en subida y descansar dos minuto contaba el tiempo con el reloj me sofocaba y aunque veía cerca la punta yo no podía salir de ese lugar estuve a punto de dejar la bicicleta y las cosas pero temí no encontrarlas al regreso o volverme  a perder pues sin darme cuenta estaba fuera de los senderos entre árboles y pastos cubiertos por la nieve y en una pendiente muy inclinada, miraba hacia abajo y se me hacia poco lo que había subido miraba el reloj y con desesperación veía que las horas pasaban volteaba a mi alrededor y la niebla se hacia mas densa reflexione y dije será mejor bajar Pues no quiero ser parte de las estadísticas de desaparecidos que han dejado su calavera en el Nevado.

 

Algo decepcionado comencé a bajar apenas regrese hasta el punto en que cometí mi primer error recupere las fuerzas y pude volver a respirar con tranquilidad tome algunas fotos e inicie el regreso pues ya era tarde.

 

Llegue otra vez al árbol grande cuando salí del bosque y me detuve un momento para ver hasta donde llegue y analice desde abajo el panorama, note que me había desviado y subí más de lo que había creído.

 

Al siguiente día me encontraba adolorido del esfuerzo y muy cansado pero planeando el siguiente intento.

 

Llego la siguiente semana más confiado, con menos peso y más experimentado por el recorrido anterior subí más rápido llegue hasta el punto donde me quede pero ahora si seguí el camino correcto después de mucho zigzaguear por los caminos (siempre por el camino de terraceria) y muy cansado salí del bosque vi la punta del volcán  camine al lado del cráter entre paisajes lunares solitarios y vacíos sin un árbol.

Llegue hasta los cráteres en medio se encuentran 2 lagunas rodeadas de nieve y el contorno en desnivel de los cráteres, solo en este lugar con 2 cámaras automáticas pude sacar las fotos que ansiaba admire un rato el paisaje hacia el Norte de la primer ruta de ascenso que conocí por la localidad de Raíces y por la derecha vi la otra ruta de ascenso que acababa de conocer.

 

Después de un rato de admirar el paisaje emprendí el regreso que fue como si fuera en la montaña rusa pero siempre de bajada emocionado y confiado por haber llegado al cráter iba muy rápido pero se atravesó un bache a medio camino que hizo que me fuera de boca, me golpee una pierna quede viendo al cielo y un poco adolorido me levante lentamente aliviado y contento  de no haberme lastimado gravemente pues en medio del bosque y ya obscureciendo no se que hubiese hecho ahí, llegue por la noche a la carretera y les hable por el celular a mi familia para decirles que ahora si había llegado hasta el cráter.

 

Pues esta fue mi Pato Aventura de inicio de año, al siguiente día estaba muy cansado y adolorido y me hablaron por teléfono para ver si quería hacer un trabajo que consistía en instalar redes de computadoras en escuelas ubicadas en los lugares mas alejados e inaccesibles de Michoacán y Oaxaca trabajo que dada mi ansia de aventuras y de viajar de inmediato lo acepte pero esa es otra Pato Aventura que luego les platicare pues también hay mucho que contar anduve en la sierra y llegue a pueblos en que ni hablaban español.

 

Mi dirección de correo es aetius@prodigy.net.mx ó  aetius@prodigy.net.mx

JUAN MANUEL 

 

       

 [Contador de visitas a la página]

 

  

1