Vocalización y articulación

Vocalización y articulación

Podemos decir que la palabra vocalización se deriva tanto de que la realizamos con nuestro aparato vocal, así como también porque los sonidos con que la realizamos son en la mayoría de las veces, en base a las vocales. Cada una de estas vocales, debe producirse con una posición específica de nuestros labios, ya que por ejemplo, para la vocal "a", nuestra boca debe estar los más abierta posible, mientras que para la "u", debemos tenerla casi cerrada.

Cuando la vocalización la realizamos a boca cerrada, significa que los labios deben estar juntos, pero sin apretar, los dientes deberán estar ligeramente separados y el sonido se debe reflejar en la punta de los labios, lo que incluso, nos debe producir un cosquilleo.

La articulación es la forma en que se va a producir un sonido, el cual puede ser corto, largo, ligado o aislado de los demás, por lo que siempre debemos estar atentos, al carácter que le haya impuesto el compositor a la obra que estamos interpretando, así como a las indicaciones del director.

1