Plan de Desarrollo de Ernesto Zedillo

Programa de Política Industrial y Comercio Exterior 1995 - 2000

 

 

Presentación

La Soberanía es el valor más importante y el eje central de la política del programa. Sobre todo cuando el contexto internacional presenta desafíos como el TLC, el G3, APEC, OCDE y tratados comerciales con otros países. Y es que México ha venido fortaleciendo su presencia internacional en los últimos años. También han aumentado los retos para el país como son combatir la pobreza, la injusticia y la falta de democracia. Si en verdad se quiere jugar un papel protagónico, antes hay que atacar estas desventajas; de ello depende el crecimiento económico.

Los objetivos fijados para 200 comprendían recuperar el peso económico de México a los centros de la economía mundial y en los foros internacionales, asegurar el reflejo de los intereses nacionales en los acuerdos alcanzados, promover las posiciones internacionales conforme a las internas.

Las estrategias serían coordinar acciones con las naciones de más alta prioridad y actualizar el marco legal.

México tiene interés estratégico en América del Norte; se pensaban proteger os derechos humanos y alcanzar acuerdos de inmigración, incrementar la cooperación financiera, comercial y científica. Los acuerdos de flujo de factor humano fracasaron rotundamente. Con Canadá se pensó acordar en infraestructura y en alianza para tener posturas semejante en los Foros de cooperación. CEntromaércia fue relegada en años recientes, el interés más próximo se centró en Guatemala, por la zona fronteriza. Sudamérica representó algo por Chile, y en menor medida Argentina y Brasil. Las estadísticas reflejan déficit con la zona a pesar del poco desarrollo comercial. España fue visto como la llave de entrada para el acuerdo comercial con Europa, que finalmente se concretaría; otros países de peso fueron Inglaterra, Francia, Alemania e Italia. La nación ibérica representa el segundo inversionista en nuestro país. Otras zonas son Europa Central y en mayor medida Asia por la APEC y por el punto de inflexión con China.

El Plan Nacional de Desarrollo preveía la elaboración de planes independientes de política industrial y de comercio exterior. Después surgió la necesidad de unificar estos programas. Se advierte que las acciones de este plan, se desarrollaron con criterios de disciplina fiscal y ejercicio eficiente del gasto público. Dicho documento fue elaborado consultando a los gobiernos estatales, empresarios, financieros, y catedráticos.

Promete altas tasas de crecimiento del PIB, sólo a costa de financiarse con el exterior en 24% del indicador, de esta manera se justifica la apertura comercial y tratados de cooperación bursátil y de capital. De aquí se desprende que el gobierno necesitaba tener seguridad y certidumbre social, esto originaría represiones sociales. Esta política necesita profunda relación internacional y hace dependientes el crecimiento, el empleo y desarrollo de los vaivenes mundiales.

Las exportaciones crecerían el 20% para sustentar el crecimiento económico, tasas nunca vistas, y además se exigiría coordinación entre municipios y estados, estrategia que ha sido mencionada una y otra vez en los programas anteriores y que nunca ha sido alcanzada. Parte fundamental de la orientación al exterior está dada por el alto margen de utilidad que representa, lo que no es difícil de alcanzar teniendo en cuenta el mercado interno deprimido con que se cuenta. El agrupamiento de proveedores nacionales era el modo de contrarrestar esta odiosa característica. Se mencionaba que en los próximos años los artículos serían intensivos en mano de obra, por ello habrían de formular políticas de atracción de capital.

En la presentación s menciona que la apertura ha sido por si, la causante de la competitividad y modernización industrial del país, ayudado en parte por la privatización. Aquí se encuentra de nuevo una justificación a las políticas neoliberales y una de las grandes mentiras de todo el programas. Lo que no han logrado fue rearticular cadenas productivas y fomentar el desarrollo regional. Para alcanzar mayor competitividad deberían organizar y coordinarse los sectores privados y públicos, se menciona entonces al gobierno como eje rector de los planes y estrategias.

Las líneas estratégicas serán crear condiciones de rentabilidad elevada y fortalecer los artículos exportables, acelerar el desarrollo de agrupamientos industriales y fortalecer el mercado interno. Todo ello requiere infraestructura y capacitación, parece imposible con la reducción en la disciplina fiscal.

Las políticas para soportar las líneas anteriores serían estabilidad macroeconómica, creación de infraestructura, integración de cadenas productivas, mejoramiento tecnológico, desregulación económica, promoción a las exportaciones, negociaciones internacionales, etcétera.

Promoción a las exportaciones

Experiencia internacional

El auge exportador sólo se logra asignando altos recursos al sector exterior. Las experiencias extranjeras así lo demuestran. Las acciones alcanzadas son diferentes; por ejemplo está el financiamiento a consultores en pymes, planes de mercadológicos hacia afuera, búsqueda de oportunidades de inversión y agentes de promoción permanentes; en Asia, las empresas comercializadoras tuvieron un éxito fenomenal. Lo importante es señalar que el funcionamiento adecuado no depende de la política por si misma, sino en la mecánica de aplicación, para esto es necesario coordinar sectores, promover la oferta exportable y hacer responsables de los costos a los usuarios.

Estructura de promoción

La información es la base. Existen bibliotecas, información especializada, bases de datos al alcance de cualquiera. Además, asesoría técnica, servicios de diagnóstico, comercilizadores y cursos en análisis, metodología, logística, etcétera. Existe también el SIMPEX que capta y transmite información del exterior sobre demanda de bienes.

Bancomext se convirtió en el eje de la promoción al comercio exterior. Presta servicio de investigación, difusión de eventos internacionales, lamentablemente faltaron instrumentos para desarrollar mercados.

Se crearon programas como PITEX, ALTEX, DRAWBACK, FEMEX y ECEX que fueron los responsables directos del increíble y explosivo auge exportador. La mayoría fomento la importación temporal y dio prioridad a la maquila. Se reformaron algunos para aprovechar a los proveedores nacionales, esas reformas no han cumplido con su cometido. Los programas anulan los impuestos por importación y dejan en cero al IVA.

Los apoyos financieros se centran en Bancomext, sobre todo en para el desarrollo de productos, cuenta además con crédito para cursos en los procesos productivos y de comercializadoras.

Retos

Existen ,según se dice, muchos apoyos y fondos destinados a las exportaciones, lo que hace masa es difundir la información. Los datos revelan que la mayoría de los productores carece de la experiencia y recursos para exportar por ellos mismos. Así, 128 empresas exportadoras vendían apenas el 2% del total. Hay que agregar que las fuentes de financiamiento no han sido las adecuadas; la banca comercial no destina recursos a este rubro y es muy restrictivo en el crédito.

Acciones

Aumentar la inversión, colaboración entre sector público y privado, flexibilizar esquemas, acceso del sector privado a la elaboración de esquemas, establecer programas nacionales de capacitación en comercio exterior, cursos de enseñanza en los ciclos de producción, impulso a normas técnicas, altos recursos para las empresas comercializadoras, convertir a la pymes en detonadores exportadores, facilidades para la suscripción a PITEX, promocionar selectiva de productos regiones y mercados, actualización de PITEX para que -en 2001-pudiera aprovechar las ventajas del periodo de gracia de 7 años en la exportaciones de maquila al TLC, agilizar la devolución del IVA, alentar la integración regional, fomentar la llegada de terceros países aprovechando el TLC, fortalecer los mecanismos de consulta, otorgar créditos a lo largo de toda la cadena exportadora, promover el uso de la banca externa de nuestros socios comerciales.

Conclusiones

El sistema nacional de promoción de las exportaciones adolece de un rezago apreciable respecto a los competidores, superarlo fue la prioridad. El eje sería el gobierno, en cooperación directa con el sector privado.

 


1