Counter +LA FE

LA FE

Por: Gustavo <:><

 

La mejor definición de fe es la que nos da la misma palabra de Dios que dice “Es pues la fe la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). ¿Cuantas veces no hemos escuchado a los hermanos pedir: auméntame la fe?, ciertamente que es una de nuestras necesidades el que nuestra fe aumente y se fortalezca, ¿de donde surge esta necesidad? ¿qué es lo que pasa?.

 

La contraparte de la fe es el temor, ¿recuerdan a los discípulos en la barca cuando arreció la tormenta y temieron perecer en alta mar, pese a que Jesús estaba con ellos?, ¿recuerdan las palabras de Jesús a sus discípulos en ese momento? “porque teméis hombres de poca fe” (Mateo 8:26). También el pasaje que está en Mateo 14:23 al 31 cuando Pedro caminó en el mar mientras tuvo fe en Jesús, hasta que su fe se turbó y tuvo miedo y se hundió, fue cuando Jesús tomándole le dijo “¿porque dudaste?”. En otra ocasión también dijo el Señor “si tuvierais fe como un grano de mostaza le diriáis a este sicomoro; desarráigate y plántate en el mar y os obedecería” (Lucas 17:6),  ¿qué nos sucede entonces?.

 

Si analizas brevemente los momentos en que has necesitado ver tu fe aumentada, te darás cuenta que es cuando más temor tenías, ya que generalmente dudamos o tenemos miedo de saber si el Señor nos va  a atender o no.

 

Hay dos tipos básicos de fe, esto es la fe muerta y la fe viva. ¿cuál es la diferencia?: La fe muerta es aquella que todo el mundo tiene, el simple hecho de decir “nos vemos mañana” demuestra que tenemos fe de vivir mañana, por otro lado dentro de este tipo de fe, está aquella que algunos profesan en algo, entiéndase algo como “cosa, objeto, persona, rito, etc.”, recién escuché a un hombre que cree en los amuletos y brujerías decir que para que eso funcione se debe tener mucha fe, de ahí que hay quienes piensan que el “poder de la mente” lo puede todo, por supuesto que Satanás trabaja a través de este tipo de fe y es el motivo por el cual muchas personas aseguran que sus ritos o amuletos son efectivos.

 

La fe viva, es aquella que se tiene en Dios, es una fe que no se puede describir,  pero que si se puede sentir, es la presencia misma de Dios en nuestra vida, la fe que Dios exige es el tipo de fe que no requiere de explicación alguna, muchas veces me pregunté ¿por qué Jesús dijo: “... de cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos” (Mateo 18:3) es decir que si no tenemos fe como un niño, no entraremos en su reino, la respuesta me vino cuando fui padre, pues resulta que los niños creen todo sin cuestionar o razonar. Por ejemplo en México existe la pésima costumbre en muchas familias de asustar a los niños con la aparición del “coco” este es un personaje mítico que los mismos niños no identifican físicamente, pero de quien se sienten atemorizados pues los adultos les dicen frases como esta: “si no comes, el coco te va a llevar”, “pórtate bien si no quieres que el coco te coma”, etc. Al grado que los niños llegan a creer en el “coco” sin cuestionar siquiera como es, de donde viene, quien lo creo, ese tipo de fe es la que necesitamos tener. Hoy muchos cristianos cuestionan la legitimidad de las Escrituras por ejemplo, pierden de vista el mensaje del evangelio preocupados por descifrar los textos “originales” o por los datos que no aparecen en la Biblia pero que si aparecieron en los rollos del mar muerto o que alguien descubrió por ahí. La “fe” de muchos cuestiona ¿cómo será el arrebatamiento? o ¿cómo será posible que a Jesús TODO ojo le verá al mismo tiempo? Incluso he escuchado explicaciones “lógicas” que dice que la segunda venida de Cristo se verá vía satélite en todo el mundo, como si Dios necesitara de “nuestra tecnología” para hacer su obra portentosa.

 

Recuerdo la ilustración que hiciera un hermano, quien narraba la historia de un niño que volaba una cometa, ésta estaba tan alto que no se podía ver, algunas nubes la tapaban, así estaba el niño cuando un hombre al verlo sosteniendo un hilo y no ver la cometa en el cielo le pregunto: ¿cómo puedes estar seguro que todavía esta tu cometa en el aire si no la puedes ver?, el pequeño le contesto, “no la puedo ver, pero si la puedo sentir pues jala mi mano”. Haciendo un paralelismo, así es nuestra relación con Dios, a quien no podemos ver físicamente pero si le podemos sentir en nuestros corazones.

 

Para tener fe en Dios, debemos despojarnos de todo prejuicio, hacer a un lado nuestra intelectualidad, y sencillamente como un niño de seis años, aceptar que Dios existe y que es galardonador de los que le buscan, ya que sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6). Ejercitemos pues la fe verdadera, la fe que no necesita evidencia, la fe que nace del corazón.

 

Dios te bendiga.

 

üýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþ

¿Tienes alguna opinión de esta página? ¿Te fue de bendición? Te invito a manifestarlo en nuestro libro de visitas:

ESCRIBIR en el libro de visitas                 LEER el libro de visitas

HAZ CLICK EN LA OPCIÓN QUE DESEES

 

TESTIMONIOS

CRISTIANOS UNIDOS  ¿Quiénes somos?  REFLEXIONES  CONSEJERÍA  Orando a Dios


--------------------------------------------------------------------------------

Te invito a que te inscribas en la lista de CRISTIANOS UNIDOS para recibir vía e-mail de dos a tres reflexiones breves por semana, es gratis;

¿Te interesa? Visita http://www.egrupos.net/grupo/cristianos-unidos/alta

O escríbeme a Cristianos-Unidos@hotmail.com

 

 

1