¿Son compatibles el tabaco y una nueva criatura

¿Son compatibles el tabaco y una nueva criatura?

Por Ada Vélez.

 

 

            El tabaco es un vicio tan arraigado en la sociedad humana, que se ha convertido en el problema de salud número uno de la humanidad. En contraparte, la industria del tabaco es la una de las  que más dinero genera en todo el mundo.  Por lo tanto la industria más productiva es también la más destructiva de la humanidad. Yo fui fumadora por doce años.  Me fumé una cajetilla diaria durante todos esos años. Los últimos dos años desarrollé una enfermedad que se llama asma.  Esta enfermedad te cierra los bronquios y es imposible respirar... sientes que no entra aire a tus pulmones ni por la nariz, ni por la boca... sientes que unas garras invisibles te están oprimiendo el cuello y no puedes respirar. Si no recurres al “ventolín” que es la medicina de los asmáticos, puedes morir de un ataque de asma.  Bueno, pues a mí me dio asma y aún así, NO PODIA DEJAR DE FUMAR.  Mi vicio era sumamente arraigado, y además era cuestión cultural. En el ambiente en el que me desenvolvía (el mundo de los artistas) era lo más normal que todos y todas fumaran. Yo no era la excepción.  Un gran día acepté a Jesucristo como mi único y suficiente Salvador y las cosas en mi vida comenzaron a cambiar.  Dejé el tren de vida que llevaba, dejé de frecuentar lugares y personas que habían dejado de ser atractivos para mi ya que Jesús me había tocado y por El yo estaba dispuesta a dejar todo y a todos, menos el cigarro.  Puesto que no podía, ni quería, yo misma me  justificaba diciéndome que ya lo dejaría algún día, pero el momento no me había llegado aún. Y así empecé a platicarles a algunas personas que JESÚS había tocado mi corazón y cambiaba mi vida.  Yo sabía que pensaban que era algo emocional y realmente no me creían. ¿Cómo puede JESÚS tocar a alguien que fuma como “chimenea”? Entonces yo no me veía a mi misma como “un mal testimonio” porque yo me justificaba diciéndome a mi misma que yo conocía VARIOS CRISTIANOS QUE FUMABAN, por lo tanto no estaba mal fumar. ¡ Qué equivocada estaba!. Un día, llegó una persona a la librería donde trabajaba, y me dijo: ¿Sabes? Yo soy cristiano, y fui pastor de una iglesia Evangélica. Yo le conté a este señor, mientras encendía un cigarro, que yo también era Cristiana y que había aceptado a Jesucristo como mi único y suficiente Salvador.  Este señor me dijo: mira, que bueno pero entonces, TIENES QUE DEJAR DE FUMAR. En ese momento este señor me cayó muy mal y me dije a mí misma que el era un fanático religioso.  NO DAS BUEN TESTIMONIO, PORQUE TU CUERPO, QUE ES EL TEMPLO DE DIOS, ESTA LLENO DE HUMO, Y EL ESPIRITU SANTO NO PUEDE HABITAR EN UN CUERPO LLENO DE HUMO. POR LO TANTO NO PUEDES SER TOCADA Y SANADA, Y CAMBIADA DESDE ADENTRO, PORQUE TU MISMA LO ESTAS IMPIDIENDO.  Entonces apagué mi cigarro y me dije que esperaría a que se fuera, para fumarme mi cigarro. Pero algo pasó en el mundo espiritual, porque desde ese momento, no me sentía a gusto cada vez que prendía un cigarro, “algo” me decía TIENES QUE DEJAR DE FUMAR.  El problema era que NO PODIA. Empecé a esconderme de mis hijos ya que la mayor me decía : “mamá ya no fumes”.  Mi esposo, que tenía un poco mas de tiempo de haber aceptado a JESÚS también comenzó a reprenderme, y también a él  se lo tomaba a mal. ¡MI NECEDAD ERA TAN GRANDE! Algunas semanas después de haber hablado con aquel señor, estando en mi casa, regando los árboles (que eran mi pretexto para salir a fumar sin que nadie me dijera nada) prendí mi último cigarro. En este momento yo no sabía que este sería el último cigarro de mi vida así es que comencé a fumarlo muy quitada de la pena.  De repente me redarguyó el espíritu y me dijo: DEBES DEJAR DE FUMAR. Inmediatamente después dije: NO PUEDO.  Después recordé las palabras que estaban escritas en la pared de mi congregación “PORQUE NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS”. Entonces, y sólo hasta entonces, decidí humildemente reconocer que por mis fuerzas no podía y le dije a mi Dios: PADRE CELESTIAL, TU SABES BIEN QUE QUIERO DEJAR DE FUMAR, Y TAMBIEN SABES QUE POR MI MISMA NO PUEDO, NECESITO QUE ME AYUDES, QUIERO DEJAR DE FUMAR. YO SE QUE NADA HAY IMPOSIBLE PARA TI. TE PIDO QUE ME AYUDES, EN EL NOMBRE DE JESÚS.  Esta oración la hice en voz alta, ya que estaba en el jardín y nadie me escuchaba. Entonces escuche claramente : “tira ese cigarro”, lo tiré. Y luego: “Aplástalo con tu pié, písalo, destrúyelo”, eso hice.  Yo misma estaba sorprendida porque vi el cigarro y todavía no me fumaba ni una tercera parte de el, de manera que estaba casi completo, y yo NUNCA HABIA TIRADO UN CIGARRO COMPLETO.  En ese momento comprendí que algo muy tremendo había pasado, pero no podía cantar victoria con una cajetilla completa esperándome adentro de mi casa.  Como a las dos horas tomé un cigarro y me fui al jardín.  Lo prendí. Le fumé una vez y se me revolvió el estómago, me dieron ganas de vomitar, fue una sensación espantosa, como si se me fuera a salir el estómago hacia arriba.  Entonces lo tiré al suelo, lo apagué con mi pié, y ME DI CUENTA QUE NO PODRIA VOLVER A FUMAR JAMAS.  Entré a mi casa y vi la cajetilla ahí...tan impersonal, como si alguien que no fuera yo la hubiera dejado olvidada donde estaba. Decidí dejarla ahí, para probar mi nuevo poder de decir NO AL CIGARRO todo el tiempo, cada día.  Y así fue como hace dos años apagué mi último cigarro. No cabe duda que SOMOS MAS QUE VICTORIOSOS EN CRISTO JESÚS              Uno no puede apreciar la libertad que JESUCRISTO vino a traernos, hasta que comprendemos de dónde nos sacó.  No podemos dar buen testimonio si nuestro cuerpo está esclavizado por Satanás, disfrazado de vicios. Si tu eres una nueva criatura, pero vienes arrastrando algún vicio, pon a prueba a tu DIOS en esto: PIDELE A EL, EN EL NOMBRE DE JESÚS, QUE ROMPA LAS CADENAS DEL VICIO, hazlo de corazón, sinceramente, y confía en SU PODER INFINITO SOBRE TODAS LAS COSAS. JESUCRISTO VINO A LIBERAR A LOS CAUTIVOS, Y EN SU NOMBRE SOMOS MAS QUE VICTORIOSOS.  DIOS NECESITA A SU IGLESIA 100% ENTREGADA A EL, SIN VICIOS, LIMPIA, INTACHABLE, BLANCA COMO LA NIEVE. Vale la pena dejar de fumar,  PORQUE HERMOSA ES LA LIBERTAD QUE TRAE A NUESTRA  VIDA  JESUCRISTO, NUESTRO UNICO Y SUFICIENTE SALVADOR.

üýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþ

¿Tienes alguna opinión de esta página? ¿Te fue de bendición? Te invito a manifestarlo en nuestro libro de visitas:

ESCRIBIR en el libro de visitas                 LEER el libro de visitas

HAZ CLICK EN LA OPCIÓN QUE DESEES

 

TESTIMONIOS

CRISTIANOS UNIDOS  ¿Quiénes somos?  REFLEXIONES  CONSEJERÍA  Orando a Dios


--------------------------------------------------------------------------------

Te invito a que te inscribas en la lista de CRISTIANOS UNIDOS para recibir vía e-mail de dos a tres reflexiones breves por semana, es gratis;

¿Te interesa? Visita http://www.egrupos.net/grupo/cristianos-unidos/alta

O escríbeme a Cristianos-Unidos@hotmail.com