Apellidos vascos de origen vegetal


El euskera, como el alemán, es una lengua aglutinante, es decir, permite unir palabras para formar otras de significado más complejo. Tal economía del lenguaje es muy útil cuando se trata de construir apellidos y topónimos, que suelen ser descriptivos del lugar de procedencia o aluden a las características del paisaje. No es raro, por lo tanto, que en ellos abunden las referencias a la fauna y la flora del País Vasco.

FICHERO RTF

ESPECIE (NOMBRE COMÚN)

NOMBRE CIENTÍFICO

EUSKERA

APELLIDOS

Abedul

Betula sp.

Urki

Urkiaga, Urkidi, Urkizu, Urkiola

Acebo

Ilex aquifolium

Gorosti

Gorostiaga, Gorostitza, Gorostegi, Gorostieta

Álamo temblón

Populus tremula

Lertxun, zunzun

Lertxundi, Zutzuarregi, Zunzunegi, Sesunaga

Aliso

Alnus glutinosa

(H)Altza

Altzaga, Altzate, Altzibar, Altzola

Arándano

Vaccinium myrtillus

Abi

Abiega, Abieta, Abitz

Árbol

 

Zuhaitz, Zugaitz

Zuatza, Zuatzu, Zuasti, Zugatza, Zuatzola

Árbol muerto

 

Galar

Galárraga, Galarreta, Galartza

Arce

Acer campestre

Askar, azkar

Azkargorta, Azkarraga, Azkarreta, Askartza

Arce

Acer pseudoplatanus

Astigar

Yarza, Igartza, Igarzabal

Arraclán

Frangula alnus

Zumalakar

Zumalakarregi

Avellano

Corylus avellana

Urr(e)itz, urretx

Urreizti, Urrizburu, Urrexola, Urretxu

Bellota

 

Ezkur

Ezkurdia, Escurra

Boj

Buxus sempervirens

Ezpel

Ezpel, Ezpeleta, Expélete

Bosque

 

Baso, oi(h)an

Basabe, Basabilbaso, Basalde, Basauri, Unibaso, Basozabal, Ojanguren, Oiarbide, Oianburu, Oihenarte

Bosque, jaral

 

Zara

Zaraa, Zaragueta, Zarate

Brezo

Erica sp.

Gilla, illar, iñar

Gillarte, Ilarduia, Ilarregi, Iñarra, Ilharre

Campo, prado

 

Zelai

Zelaya, Zelaieta, Altzelai

Campo, prado

 

Solo, soro

Solagaray, Solaguren, Solozabal, Soraburu, Soroeta, Sorhuette, Soroeta, Aldasoro

Cardo

 

Astalar, Kardabera

Astalarratza, Kardaberaz

Carrasca

Quercus ilex

Abariz, Zumel

Abarizketa, Zubeldia, Zubeltzu, Zumalburu, Zumeltzu

Castaño

Castanea sativa

Gaztaiña

Gaztañaga, Gaztanbide, Gaztañeta

Cerezo

Prunus sp.

Kereiza, kerexa

Kerexeta (Querejeta), Kerexazu

Ciruela

 

Ar(h)ana

Arandia, Arandegi,

Encina

Quercus ilex

Arte

Arteaga, Artabe, Artadi, Artamendi, Arteta, Artatza

Espesura

 

Sarri

Sarriá, Sarriegi, Sarralde

Espino albar

Crataegus monogyna

Ar(h)antza, el(h)orri

Arantza, Arantzadi, Arantzaeta, Arantzibia, Elordi, Elordui, Elorregi, Elorriaga.

Fresa

Fragaria vesca

Marrubi

Marrubitza

Fresno

Fraxinus sp.

Leizar, Lexar, Lizar

Leizarraga, Lejarza, Lizarralde, Lizerazu

Haya

Fagus sylvatica

Fago, pago

Fagoaga, Fagalde, Fagatza, Pagadi, Pagoaga, Pagola, Pagoeta

Helecho

Pteridium aquilinum

Garo, ira, iratze

Garibay, Garagorri, Iraburu, Irazabal, Iraolagoitia, Irazu, Iramendi, Iratxe, Irazola

Heno

 

Albitz

Albizu, Albisua

Herbal

 

Beratz

Beraza, Berasaluze, Bereciartua

Hiedra

Hedera helix

Untz

Untzaga, Untzueta, Untzeta

Higuera

Ficus carica

Piku

Picabea, Pikarte

Junco

Juncus sp.

I, Ihi, Itza

Itza, Itzaga, Itzagazaelaia

Laurel

Laurus nobilis

Erenotz, erramu

Ereñotzaga, Ereñozu, Erramuspe

Lino

Linum strictum

Li(ho), lino

Liobiaga, Linazasoro

Madroño

Arbutus unedo

Gurbitza

Gurbista, Gurbistondo

Malva

Malva sp.

Ziga

Ziga, Zigaran, Zigarda

Manzano

Malus domestica

Sagar

Sagarminaga, Sagardui, Sagasti, Sagasta

Melojo o rebollo

Quercus pyrenaica

Ametz

Ametzaga, Amestoy, Amezti, Amezua, Amenabar

Mijo y maíz

Panicum miliaceum

Art(h)o

Artozabal

Mimbre

Salix sp.

Zume(ta)

Zumeta, Sumadle

Muérdago

Viscum album

Mi(h)ura

Miura

Níspero

Eriobotrya japonica

Mizpira

Mispiratceguy (Mizpiratzegi)

Nogal

Juglans regia

Etzaur, Intsaur

Eltzaugarate, Intsaugarate, Intxaurbe, Intxaurrondo, Intxaurraga, Intsausti

Olmo

Ulmus minor

Zu(h)ar, zugar

Zumarraga, Zugarramurdi, Zuarregi

Ortiga

Urtica sp.

Asun

Asunsolo

Pastizal, dehesa

 

Larre

Larrabe, Larrabetzua, Larramendi, Larrazabal, Larregi

Peral

Pyrus comunis

Madari, Makatz

Madariaga, Madarieta, Makazaga

Pino

Pinus sp.

Pinu

Pinaga

Rama

 

Adar

Adarraga, Adarreta

Retama

Cytisus sp.

Isats

Isusquiza, Isasaga, Isasmendi, Isasti

Roble

Quercus robur

Aretx, (h)aritz

Arespakotxaga, Areitzaga, Aretxaga, Aresti, Arizti, Areiztegi, Aristondo, Arispe, Hariztoi

Rosa

Rosa sp.

Arrosa

Arrosagarai

Sauce

Salix sp.

Sarats, Inuntz

Inuntziaga, Saratzibar, Sarasola, Sarasate, Saratxaga, Saratxo

Saúco

Sambucus nigra

Intxusa

Intxuskibar

Tejo

Taxus baccata

Agin

Aginaga, Aginagalde, Agineta, Agindegi

Tilo

Tilia sp.

Ezki

Ezkiaga, Ezkisabel, Ezkidi, Ezkieta

Tojo

Ulex europaeus

Ot(h)e

Otadui, Otamendi, Otaola, Oteiza

Vid

Vitis vinifera

Ardantza

Ardantza

Zarza

Rubus sp.

Lahar, lar, Sasi

Larzabal, Laharraga, Azular, Sasia, Sasiain

 Los topónimos ligados a la vegetación pueden dividirse en aquellos que aluden a especies vegetales concretas -como Pagoeta ("las hayas") o Areizaga ("el roble") -y los que hacen referencia al paisaje vegetal, como Zugazti (arboleda), Oyanbide (camino de bosque) y Basozabal (bosque ancho).

 La mayoría de las ocasiones no se trata de una simple mención a una planta, sino que incluye una descripción de la zona donde se ubicaba el caserío original, que en muchos casos es un indicativo de pasadas situaciones forestales. De esta forma, el conocido nombre de Aguinaga, lugar famoso por sus angulas, compuesto de Agin, "tejo" (Taxus baccata), y el sufijo -aga, indica la existencia en tiempos pasados de tejos a la orilla de una ría, alejados de su teórica altitud y en una zona donde están en retroceso.

 Ascarza (del euskera Askartza), topónimo presente en los aledaños de la Universidad de Leioa, en una zona con gran densidad de población, nos recuerda que el hoy desconocido arce menor (Acer campestre), en euskera Askarra, Azkarra o Eskarrio, era un árbol más común, ya que dicho fitónimo, o nombre de lugar de origen vegetal, hace mención a la abundancia de dicha especie, como denota el sufijo -tza.

 En otras ocasiones, la descripción tiene un carácter más concreto y se refiere a un árbol particular. Así, Arespacochaga (Arespakotxaga) sería "el (sitio) del roble solitario" y Arechederra (Aretxederra) "el roble hermoso". Tenían que ser árboles singulares para que destacaran en el siglo XV, o antes (pues muchos de estos oicónimos son anteriores), cuando la situación forestal era muy distinta, con bosques más extensos y en mejores condiciones.

 En algunos casos la planta es un elemento más del nombre, como se ve en Urkiola ("el sel del abedul") y nos recuerda la costumbre de señalizar el centro de los seles (prados circulares abiertos en el monte) con piedras o árboles, comúnmente abedules por ser más llamativos.

Bibliografía:

1.- Dimes y diretes de los nombres populares de las plantas. Emilio Blanco Quercus 88 (junio 1993)

2.- La flora en la toponimia española. Luis Siguero Llorente Quercus 119 (enero 1996)

3.- Etnocentrismo y nomenclatura. Jose Luis Viejo Quercus 129 (noviembre 1996)

4.- Apellidos vascos de origen animal o vegetal Mikel Gorrotxategi Quercus 156 (febrero 1999).

El thrips inquieto


PORTADA/atadia

1