Loxoscelismo- Picadura de la Araña de Rincón

Loxoscelismo

Apuntes y Revisión de Presentación Hospital Sótero del Río

25 de Abril de 2001

Pablo Andrés Cubillos B.

 

El Loxoscelismo es el cuadro que se produce tras la picadura de la Araña de Rincón (Loxosceles laeta) ,  presente en Chile desde la primera a la décima región, en el resto de América del sur y América central ; de la Araña reclusa marrón (Loxosceles reclusa) , presente en el  sur y Oeste medio de los Estados Unidos, y otras especies de Loxosceles presentes en Medio Oriente y Africa.

 

Loxosceles laeta- Araña de Rincón

 

Las Loxosceles son arañas de cefalotórax prominente , tienen una longitud corporal de 7 a 15 mm y unas patas de 2 a 4 cm. Son típicamente de color café-marrón, presentan una mancha oscura con una forma que asemeja un violín en la parte dorsal, y la Loxosceles Laeta en su parte anterior tiene tres ojos dispuestos en forma de triángulo.

Estas arañas no son intencionadamente agresivas para el ser humano, PERO producen mordeduras casi siempre en situaciones accidentales o cuando se ven amenazadas . Los accidentes están relacionados a los hábitos de estas, ya  que tienen hábitos nocturnos, cazan insectos u otras arañas en la noche. Suelen introducirse en las casas , especialmente en el otoño, y buscan zonas oscuras y tranquilas en los rincones, detrás de los cuadros , bajo los muebles, en los pliegues de tazas de WC, en zonas de desperdicios de almacén y garajes. También puede encontrarse en los pliegues de la ropa guardada.

(Un estudio realizado en Santiago de Chile en a finales de los años 1980s, determinó en ese entonces que esta araña estaba presente en cerca del 41 % de las viviendas urbanas de la capital).

A pesar de esto, los accidentes suelen tener una mayor ocurrencia en los meses de verano.

 

La picadura puede ser indolora, pero generalmente causa una sensación de ardor, y es más dolorosa que la picadura de la araña del trigo (Latrodectus mactans, o “la viuda negra”). Las partes más afectadas son los brazos , las nalgas, parte baja del abdomen y el cuello

 

El veneno de estas arañas  es claro y viscoso , contiene esterasas, fosfatasas alcalinas, y proteasas, pero lo más importante es la Esfingomielinasa D, que es el factor de necrosis dérmica más importante, ya que altera las membranas celulares, activa mecanismos de inflamación , induciendo la  quimiotaxis de neutrófilos, induciendo  la vía de  complemento, causando trombosis vascular local y reacciones inmunológicas parecidas a la reacción de Arthus. Esto contribuye a que en la piel haya isquemia local y se constituya una placa gangrenosa con gran edema.

 

El Loxoscelismo, de acuerdo a su gravedad , puede tener dos evoluciones:

1)      Loxoscelismo  Cutáneo (80-85 % de los casos, la forma “leve”)

2)      Loxoscelismo Cutáneo- Visceral (complicación grave, 15% de los casos).

 

1) Loxoscelismo Cutáneo:

La evolución es a una úlcera necrótica o edematosa, se define en las primeras 24 horas del cuadro, tiene una escasa repercusión sistémica, con fiebre y compromiso del estado general. Al fijarse en la úlcera, el signo evolutivo de “rojo” – “blanco”- “azul” es típico del loxoscelismo. Después de horas, el área de la picadura se siente dolorosa y con  prurito, presentando una induración central rodeada por un área  pálida de isquemia y una zona de eritema. En general, no existe linfadenopatía regional . La lesión puede desaparecer al cabo de dos o tres días.

En formas más serias, la placa es rojiza, de tono violáceo, el eritema es diseminado, el centro de la lesión aparece hemorrágico y necrótico con una ampolla en la parte superior. Evoluciona a una placa livedoide, grande, luego a una úlcera necrótica, que luego de tres semanas se desprende quedando una úlcera limpia que puede alcanzar más de 25 cm de diámetro, para luego  terminar en una cicatriz deprimida.

 

Las complicaciones son : celulitis, linfangitis, lesiones cutáneas similares a pioderma  gangrenoso, TVP, pérdida de función local.

 

2) Loxoscelismo Cutáneo- Visceral

Es la complicación más seria del Loxoscelismo, con un  25 % de mortalidad, y se da en el 15% de los casos de Loxoscelismo. La lesión cutánea es igual, pero aparece hematuria, fiebre, anemia hemolítica, leucocitosis, un recuento de plaquetas variable y alteración de la función renal, con hiperkalemia, BUN y Creatinina plasmática elevadas, llevando a la Insuficiencia Renal Aguda Oligúrica, de tipo Renal- Intrínseca (BUN/Crea <15)  debido a que , por la hemólisis, se tapan los túbulos renales con la hemoglobina, causando una necrosis tubular aguda. (pudiendo requerir diálisis).

 

 

Tratamiento 

 

A) en el momento de la picadura: (en el caso que vayas a buscar al paciente o cuando te pidan instrucciones por teléfono)

-Mantener al paciente en reposo y en una posición cómoda. Evitar movimientos innecesarios.

-Ante la tumefacción o edema del miembro afectado, elevarlo

- Si es posible: lavar la zona con agua y jabón

-NO UTILIZAR desinfectantes o antisépticos que coloreen la zona, enmascarándola

- Trasladar a un centro asistencial

 

b) al llegar al Centro Asistencial:

Limpieza del área afectada, Frío local, elevación y posterior inmovilización laxa de los miembros afectados  ; para el prurito ocupar antihistamínicos H1; analgésicos ; Dapsona, Colchicina (sólo en cutáneos muy graves), Corticoides (discutible), Suero Antiloxosceles 1- 2 ampollas im (esto sólo neutraliza la toxina libre en las 6 primeras horas después de la picadura, pero el riesgo es un Shock Anafiláctico, por la preparación que tiene el suero, (en animales)).

Dejar que evolucione la placa , la escisión quirúrgica inmediata de la herida puede ser perjudicial; el desbridamiento y el injerto cutáneo sólo se reservan para cuando remiten los signos de inflamación aguda.

Dependiendo del contexto del accidente y del paciente , se debe considerar la administración de  antibióticos y profilaxis antitetánica. Estar atento a signos de compromiso sistémico grave (Loxoscelismo cutáneo-visceral), evaluar función renal , electrolitos plasmáticos (especialmente el K+) , complicaciones cardiovasculares (EPA, arritmias), alteraciones inmunológicas y endocrinas.

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

1