..:: Rebujos y Alegrijes ::..

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 personajes


img1.gif 
 

 

img2.gif

¡¡Si me dicen ALFONSO PASCUAL, ni caso les voy a hacer; si me llaman Alcachofa, segurito los volteo a ver!!... Soy del campo, allá nací hace diez añotes y pa’puro pasar vergüenzas, mi abuelita me mandó a la ciudá. Yo que andaba no’más trepado en el monte, ora tengo que dar cuenta de que no sé ni leer ni escribir... Pero está bien suave vivir aquí, porque vine a caer en la mera mata de los Alegrijes.

Ellos me aguantan así como soy, porque no se crean, digo las cosas como me nacen y luego m’echo mis buenos entres con algunos rebujillos que hacen injusticia y media. A falta de padres, en el Centro Alegrijes, ya m’hice de un familión a todo dar y junto con pegado, aquí anda la Chofis, que me trae cacheteando las banquetas.

 

Tengo diez años y me divierte un chorro que me digan Chofis, pero me llamo SOFÍA DOMÍNGUEZ. Soy súper Alegrije... ¡por aventada!... hay pocas cosas que me dan miedo y cuando me propongo algo, le echo ganas hasta que me sale bien; me encanta ayudar a mis amigos cuando se meten en líos...

¡Pero lo que más me fascina es ver felices a los demás!... Por eso me saca de onda que mi familia sea medio Rebujita... Esteban, mi medio hermano es bien pesadito y me da mucha lata... ¡siempre consentido y mimado por Mercedes!, mi madrastra que, por cierto, no me trata muy bien que digamos.

Adoro a mi papá, Antonio y quiero verlo feliz, pero en la casa las cosas no pintan nada bien y parece que nada de lo que hago ayuda... menos mal que tengo al Alcachofa, que me encanta... ¡pero no se lo digan ¿eh?... porque me muero de la pena!

 

 

 


img3.gif
 

 

img6.gif

A mis nueve años, yo, ESTEBAN DOMÍNGUEZ, fácil consigo lo que me da la gana: lloro, grito, berreo y si eso no funciona, me hago el enfermo! No soporto a mi media hermana Chofis y aunque mi mamita Mercedes sabe que soy ¡lo máximo!, Antonio, mi papá, la defiende y ¡eso me choca!. Sepa porqué, pero a veces siento que nadie me soporta y siento gacho, pero me aliviano haciéndole la vida imposible a todo el mundo y si me dicen que soy Rebujísimo... ¡me vale!

 

¡¿No me quieren porque soy Rebujísima o soy Rebuja porque nadie me quiere?! No sé ni me importa, el caso es que yo, ALLISSON REBOLLEDO, me gusta tener fantasías terroríficas y compartirlas en forma de “inocentes” historias. Así, atrapo a los demás en las redes de mi súper imaginación y luego, con la ayudadita de Helga, los confundo al grado de convencerlos que mis historias invaden la realidad... ¡¿Se arriesgan a que les cuente un cuento?!

 

 

 


img4.gif
 

 

img7.gif

Sería chido salir en los periódicos: “A sus diez años, RICARDO SÁNCHEZ es campeón goleador”. Mmmm... ni soñando, me encanta el fut, pero en la tele, porque no sé ni cómo patear el balón. A veces me siento rebujillo, porque igual no le echo ganas a las cosas y me da miedo estar “fuera de la jugada” y es que mis jefes no tienen lana y son un desgarriate...

¡Pero juro que quiero ganar siempre y a como dé lugar! Sobre todo, al Alcachofa le tengo que bajar a Chofis... ¡yo la vi primero! Mis papás son Matías y Elvira que no tienen mucho dinero y me latería mucho ser una estrella del deporte para ayudarlos con más lana... ¡a ver si así se dejan de pelear todo el tiempo!... y tengo una hermanita que se llama Nayeli.

No crean que soy Rebujo completo, también tengo mi parte Alegrijita: estoy empeñado en descubrir pa’qué soy bueno.

 

¡Ay, no!, pero... ¿qué les voy a decir de mí?... Me llamo ERNESTINA GARZA y tengo nueve años... ¡Pero es que... ¿qué más digo?!... Soy feuchita, desabridona... y de gracias... ¡ni hablar!... no tengo ninguna.

Soy hija de Tere Aguayo y de un señor Garza, del que no tengo el gusto, porque creo, aunque mi ma´ ni lo menciona, que nos dejó hace mucho. Yo no sé qué hago entre los Alegrijes, porque soy bastante Rebujita... ¡Ojalá algún día me parezca en algo a Chofis, ella sí es una gran Alegrije!

 

 

 


img8.gif
 

 

img5.gif

¡¿Cómo creen que soy si me dicen “el Chuletón”?!... ¡Pues saaabrooosón!... No, ya en serio, me llamo PABLO MALDONADO, tengo nueve años y soy... soy... ¡un gordito simpático que vive del pambazo, la garnacha y el taco!... Pero, como dicen, no lo heredo, sino lo hurto, o ¿al revés?... bueno ¡como sea, pues!, pero a mis jefes, Fito y Florcita, los conocen como los gordos Maldonado o como los “zares” de la fritanga, que de eso vivimos.

No, ya en serio, para mí la vida es como... ¡una hamburguesa con doble queso, lechuguita y papitas!...

No, ya en serio, creo que ser Alegrije es como... ¡una buena barbacoa, con su salsita molcajeteada!... ¡¡¡Es que no puedo dejar de pensar en comida!!!...

 

Yo tendría que llamarme Alegrijita, no NAYELI SÁNCHEZ, porque a mis siete años, no hay quien me pare. O... ¿a poco, no? Mis papis son Elvira y Matías y mi hermano es Ricardo.

Para mí, el chiste es andar en la fiesta todo el tiempo. Se me hace padrísimo reírme de cualquier bobada y me aburro en grande cuando me obligan a portarme seria y educadita... ¡esas son Rebujeces! Eso sí, a veces la riego, porque abro mi bocota cuando no debo, pero ¿qué quieren?... yo, como veo las cosas, las digo.

 

 

 


img9.gif
 

 

img10.gif

Ochenta años de vida son muchos años y tantos he vivido yo, DARVELIO GRANADOS. Rebujísimo hasta los setenta y Alegrije de corazón, los últimos diez. Pero no crean, para construir una vida Alegrije tuve que huir del mundo Rebujo y hacerme pasar por muerto, literal... Y es que ser Alegrije tiene su chiste, implica olvidarse del apego a lo material y luchar por el disfrute de la vida, con pasión y heroica entrega. No sé si lo logré a fondo, pero es la mejor herencia que puedo dejarle al mundo.

 

HELGA AGUAYO es el mal y “YO” soy Helga Aguayo!... Cualquier recurso es válido cuando busco destruir la felicidad: veneno de cobra, brujería, engaño, manipulación... De bruja, de anciana, de mujer elegante y sofisticada, de víctima maltrecha... ¡Todo es posible en mi mundo de horror y oscuridad! Donde yo me planto, comienza el conflicto, donde yo susurro, el placer se acaba... ¡¡y los Alegrijes mueren!!

 

 

 


img14.gif
 

 

img15.gif

¡¿Saben cómo es alguien que se dedica todo el tiempo a trabajar?! Aquí estoy yo, como ejemplo: ANTONIO DOMÍNGUEZ, con treinta y cinco años de edad y no sé hacer otra cosa, más que encerrarme en el laboratorio, donde ejerzo mi profesión de bioquímico. Confieso que me aterra el conflicto de mi familia, con mi esposa Mercedes y “sus problemas”, Esteban, con sus berrinches y pleitos con su media hermana. No sé cómo manejar estos sentimientos, por eso me es más fácil dar carpetazo y... ¡seguir trabajando!... Pero mi hijita Chofis... ¡daría mi vida con tal de que sea feliz!...

 

Que el mundo gire a mí alrededor, para eso soy MERCEDES GOYENECHEA DE DOMÍNGUEZ! Quiero a todos a mi servicio y me lo merezco: tengo treinta y cuatro años, soy guapa, de buena familia... ¡¡Por eso no entiendo la actitud de Antonio, mi marido!!... ¿Cómo se atreve a priorizar su relación con Sofía, mi hijastra, anteponiéndola a su matrimonio y a su vínculo con Esteban, “nuestro” hijo?... El rechazo que siento por esa niña no es gratuito, se lo ha ganado haciéndome sombra... Pero la voy a quitar de en medio, aunque mi conciencia me atormente con reclamos...

 

 

 


img16.gif
 

 

img13.gif

A pulso me gané lo que tengo: veinticuatro años de chambearle durísimo, pa’salir de la calle, donde nací y crecí. Cuando digo que me llamo BRUNO REYES, me siento orgulloso, de mi nombre y de lo que soy... y que nadie se meta conmigo, porque no le arriendo las ganancias... ¡Ey, ey, ey, bájale al drama, Brunito, que no es pa’tanto!... Sí, yo... con un par de tenis y una camiseta alivianada, tengo más que suficiente... Bueno, no’s cierto, porque estoy bien clavado con Angélica y a partir de ella entendí que mi tirada es bodorrio, casita, hijitos y tan, tan... ¡¡¡Viva la vida Alegrije!!!

 

Desde que nací he vivido de la música y para la música... ¡y tengo veintidós años! ¡¿Qué haría yo, ANGÉLICA RIVAS, sin esas melodías maravillosas, que me hacen creer que el mundo puede ser mejor?! La música, mientras pienso que Rogelio es el príncipe azul que siempre esperé. La música, mientras descubro que no lo es. La música, mientras me enamoro de Bruno y me vuelvo loca con su locura e inmadurez. Enseñarles música a los niños, para convertirlos y convertirme en Alegrijes de corazón, es lo que más deseo.

 

 

 


img17.gif
 

 

img19.gif

Pus ya distes conmigo, yo soy el mismísimo MATÍAS SÁNCHEZ, de veintisiete años de edad. Pero... ¿pa’qué soy bueno, eh? Porque si me buscas pa’ir a pegar losetas... ¡luego te atiendo!... Pero si quieres que nos echemos una “cascarita”, no’más me dices dónde y a qué’horas... ¡Ay!... pero espérame, no le vayas con el chisme a mi marida, porque Elvirita no’más se dedica a perseguirme: quiere que chambee... ¡hasta los domingos!... Pero no se le va a hacer, porque ella tuvo la culpa: me ensartó bien chavillo con el casorio, porque se embarazó. Primero vino Ricardo y luego Nayeli, nuestros chamacos. ¡Ni modo, ora hasta “jefe de familia” soy, ¿tú crees?!

 

No me falla, no me falla... ¡estoy segura que nací pa’ser alguien importante!... Por eso necesito que, en cuanto sepan del sorteo, m’echen el pitazo ¿eh? Soy ELVIRA GÓMEZ DE SÁNCHEZ y tengo treinta años... ¡Ya desde orita me estoy disfrutando la carota que va a poner Matías cuando sepa que me gané el premio!... No, si le voy a demostrar quién es el mero, mero “veleidoso” en esta casa... ¡¿o se dice valioso?!... Bueno, pa’al caso es lo mismo... ¿me entendieron o qué no?!... ¡Ay y ya se me andaba olvidando que también tengo hijitos, Ricardo y Nayeli van a estar encantados con su mami tan “salsa” que tienen...

 

 

 


img24.gif
 

 

img23.gif

FITO MALDONADO, el mero, mero fritanguero de la región, ese soy yo, sí señor. Bien comidito, rechonchito, coloradito, querendonsito, mandilonsito... ¡¡Bueno, eso último no me late mucho que digamos... ¿pero qué le voy a hacer?!!... No puedo con Florcita de la mañana y mejor me aguanto, porque entre la salpicadita de aceite, la fritanga del chicharrón y el picadero de cebolla, me parece la más linda del mundo y además, me dio a m’hijito el Chuletón... que no es por nada, pero es igualito a mí.

 

Mi gordo me dice Florcita de la mañana o del campo o del no me olvides... pero me llamo FLOR CARDENAS DE MALDONADO y para serles franca, creo que en la vida no hay nada como el buen comer. Tan convencida estoy del asunto, que me he empeñado en que mi Chuletón se lo grave bien en el estómago... digo, en la cabeza... ¡Come tan bien mi muchachito y se ve tan saludable con esos cachetotes y su barriguita!... Alrededor de la comida, mi familia es muy feliz, porque ella, justo la vendita comida, es lo que nos da de comer: tenemos el mejor puesto de carnitas que hay en la ciudad... ¡¿Quieren un taquito, con salsita y cebollita bien picada...?!

 

 

 


img18.gif
 

 

img22.gif

Cuando necesiten al mejor abogado del mundo, llámenme, soy ROGELIO DÍAZ MERCADO. La garantía está en mi juventud –tengo veintiocho años– en mi destreza, en mi buen porte, en mi gran prestigio personal... y profesional. La verdad, soy un buen partido... bueno, más bien... ¡el mejor! Tal vez me merecería a alguien de más clase que Angélica, pero ella es fiel –bastante fresita– y eso no se encuentra con frecuencia en la actualidad... Ah, se me olvidaba decir que soy brillante, muy inteligente y culto... ¡¿Puedo seguir hablando de mí mismo, verdad?! Porque todavía no les digo que soy...

 

“El que no enseña, no vende”, ese es mi lema favorito, IRINA CALLEJA, para servir a... ¡a todo aquel que sepa compensarme como debe ser!... Ja, ja... no hay como caminar por la calle y recoger la baba de todos los que me ven va y viene, va y viene, con buen ritmo, como corresponde a una coreógrafa, de veinticinco años y... ¡de muy buen ver!... como yo. A partir de ahí, no creo en el amor, pero me encanta tener a un buen macho junto a mí... y de esos... ¡no hay muchos como Brunito! Rogelio me cae bien, porque me invita a buenos lugares y me da regalitos, pero que ni se entere Bruno, porque entonces, nunca le voy a sacudir a la mojigata de Angeliquita...

 

 

 


img11.gif
 

 

img20.gif

¡¿Por qué la vida les da tanto a unos y tan poquito a otros?! Eso quiero yo saber. Pa’empezar, a mí me fastidiaron hace cincuenta y ocho años, frente a la pila del bautismo: ASUNCIÓN YUNQUE me pusieron... y de refilón, de apodo, Chon... ¡Los chamacos me dicen “Chones”, hágame el favor!... Luego, de nacimiento, traje tamaño verrugón, junto a la nariz... Y toavía encima, me quedé cojo y chimuelo... ¡No, pus así... ¿qué mujer se v’a fijar en uno?... ¡Yo nunca he tenido ni perro que me ladre!... Aunque ora... esta vacilada de los Alegrijes, me está cambiando toditito el panorama... ¡¿será?!... ¡Por lo pronto, vénganse pa’acá Chelito y Tere, que aquí está su papá Rey!

 

La vida no me hizo merecedora de nada y seguro se debe a que... nada me merezco!... Me llamo TERE AGUAYO, pero hasta mi nombre me suena hueco. Llevo cuarenta y nueve años de vagar por la vida, sin tener logro alguno... bueno, mi hija Ernestina, aunque pobrecita, en realidad nunca debí tenerla, porque no hice más que heredarle mi insignificancia, igual que mi mala suerte... A veces pienso que las cosas pueden mejorar para mí, ahí está Chon, parece que sí le gusto, aunque no me la acabo de creer de a de veras, pero además, siempre está en medio mi media hermana Helga... ¡¿qué grave culpa me está haciendo pagar?!

 

 

 


img25.gif
 

 

img21.gif

¿Alguna vez han tenido pesadillas con un duende conocido como RÉFICUS?

Hablo de un duende pequeñito, con expresión de horror, piel naranja, traje de color azul y maleta de herramientas en la mano. Si han soñado conmigo, quiere decir que la malvada Helga ronda por sus vidas, porque existo sólo a partir de su pensamiento y estoy a sus órdenes para provocar fantasías inconcebibles, siempre y cuando estén conectadas con el oscuro mundo de las tinieblas.

 

¡Para pasteles, los de Chelito o CONSUELO MÁRQUEZ VIUDA DE RIVAS y mamá de Angélica, que no es lo mismo, pero es igual!... ¡Ay, mi hijita, mi hijita... ¿qué haría sin ella?! Y la muy ingrata que no’más anda pensando en casarse... ¡Me va a matar con eso!... Primero, el tal Rogelio, luego Bruno... (aquí entre nos, me cae mucho mejor Bruno que el creído de Rogelio ¿eh?)... el caso es que siempre amenazan mi tranquilidad... ¿Y si Chon pudiera resolverme la vida?... ¡Bah, ese es un traicionero... si bien dicen que todos los hombres son iguales... y yo digo: ¡igualititos!

 

 

 


img12.gif
 

 

Bueno, ese fue ACHÚ pero como no sabe hablar porque es un perro, yo, Chofis, se los presento.

Don Darvelio nos lo regaló. Es la mascota del Centro y siempre anda pegado a mí o al Alcachofa. Achú era un perrito normal, pero un extraño suceso provocó que se volviera azul y le saliera un cuerno como de cristal. Es muy inteligente y siempre nos ayuda en nuestras aventuras.

 

te imaginas a Don Darvelio  cuando era niño?, no. . .

pues asi era Don Darvelio cuando era pequeño gracias a la corte celestial que le concedio regresar a la tierra para ayudar a los alegrijes, asi regreso de niño fantasmita

 

 

 


img26.gif
 

 

img27.gif

Un muñeco de ventrílocuo de látex (una especie de plástico) creado por Don Darvelio.

Este mágico duende tiene una mirada “especial” en la que guarda un tecnológico misterio.

 

 

 



inicio
sinopsis
capitulos
personajes
noticias
biografias
fotos
canciones
videos
chats
grupos
foros
fans
links
fanarts
juegos
downloads
libro de visitas

 

 

 

1