Tratamientos podológicos. Uñas. Onicocrausis y onicogrifosis. Podología
Pagina Principal ¿Que es la Podología? A.C.M. de Podólogos Tratamientos Podológicos Información pacientes Enlaces interes Podológico Puertollano ciudad


CALLO Y EXÓSTOSIS SUBUNGUEAL

Para ver algunos casos sobre esta patologia pulsar en la imagen.

Callo y Exóstosis subungueal



Callo y Exóstosis subungueal


ONICOCRIPTOSIS (uña incarnada)

Para ver algunos casos sobre esta patologia pulsar en la imagen.

La onicocriptosis es una afección de la uña en la que su borde libre penetra en las capas periungueales de la piel incrustandose en ella. La causa suele ser consecutiva a un traumatismo, a una enfermedad de la uña, al calzado mal adaptado o al corte imprudente o inadecuado de la uña. En algunos casos la presencia de una exostosis subungueal eleva el centro de la uña forzando los bordes hacia abajo. Se puede presentar un higroma a nivel del tercio distal de la placa ungueal por trauma o presión de un zapato corto o la costura de un zapato con los dedos al descubierto. La uña se presenta descolorida y está elevada por la excrecencia del lecho ungueal. La presión del dorso de la uña contra la masa subungueal da lugar a dolores. Con frecuencia la lesión dolorosa es una onicofosis o dureza del surco ungueal. Cuando existe una dureza del surco ungueal, la presión digital lateral produce dolor. Por debajo de la placa ungueal se evidencia una masa queratósica profunda o plana, córnea, dura y de color amarillo o blanco-grisáceo. Es necesario reducir la dureza mediante curetaje y advertir al paciente respecto al calzado.

Onicocriptosis

La onicocriptosis no complicada se presenta cuando en el surco de la uña no se ha producido herida. La presión resultante sobre los tejidos blandos puede crear un higroma o dureza en el surco ungueal. Con frecuencia se comprueba en estos casos una pequeña contusión o abrasión. En la onicocriptosis complicada, son comunes la infección secundaria y las granulaciones profusas o el tejido exuberante, consecutivos a la herida que se produce en la piel. Se puede desarrollar una hipérestesia isquémica a nivel de la mayor presión de la uña en los trastornos vasculares periféricos.

TRATAMIENTO

El tratamiento de una uña incarnada depende de la extensión del problema.
En esta patología se pueden utilizar dos tipos:

Tratamiento paliativo:

Tratamiento quirúrgico:
Dentro de este tipo se encuentra la matritectomia por fenol

Onicocriptosis

Página Arriba


ONICOCRAUSIS Y ONICOGRIFOSIS

Para ver algunos casos sobre esta patologia pulsar en la imagen.

La onicocrausis y la onicogrifosis son formas de hipertrofia de la uña.

Onicocrausis, hipertrofia de la placa ungueal que puede alcanzar un centímetro de espesor.

Onicogrifosis, hipertrofia de la placa ungueal con una importante deformación de la uña, que tiene el aspecto de un cuerno o garra. La cara superior presenta surcos transversales, mientras que en la cara inferior se observa un eje córneo que pierde espesor al aproximarse al borde libre. En esta alteración la uña puede encorvarse en distintas direcciones. La incurvación lateral externa es la dirección que adopta en la mayoría de los casos, pero también se puede curvar dorsalmente, plantarmente, o en muchas menos ocasiones hacia el lateral interno. Esta ultima forma se suele dar en enfermos que guardan cama durante largo tiempo debido a que no tienen el impedimento del calzado. El tejido ungueal adquiere una consistencia pétrea, no obstante al corte se resquebraja. En general la uña presenta una superficie en exfoliación, reseca e imbricada. La onicogrifosis, si se deja evolucionar de forma espontanea, puede adquirir dimensiones exageradas, de 8 centimetros o mas de longitud.

La uña debido al engrosamiento pierde su coloración normal volviendose de un color amarillo sucio, marrón o incluso negro y siempre opaca. Puede despegarse del lecho produciendo huecos en los repliegues ungueales recubriéndose este de una capa córnea. El espacio libre entre la uña y su lecho, lo mismo que el repliegue subungueal y los repliegues periungueales, se rellenan de un magma compacto de desechos, células muertas, polvo, etc. Todos los dedos pueden verse afectados, aunque es el dedo gordo el que en mayor medida padece onicogrifosis. Normalmente, la onicocrausis no suele ser dolorosas y únicamente ocasionan molestias mientras se mantiene con un grosor discreto. La onicogrifosis en cambio si produce dolor, por que debido a la imposibilidad de cortar las uñas, el zapato produce una fuerte presión sobre la uña hipertrofiada . La uña en garra puede lesionar también el dedo vecino.

Onicocrausis

TRATAMIENTO

En este tipo de patologías se pueden utilizar dos tipos de tratamiento: quirúrgico o paliativo.

Tratamiento quirúrgico: Deberá ser la ablación total de la uña con extirpación completa de la matriz para evitar que la uña vuelva a salir. Esta solución drástica no es recomendable salvo en casos excepcionales debido a que los pacientes, como hemos visto mas arriba, que suelen padecer esta patología, son con frecuencia diabéticos, insuficientes vasculares, personas de edad avanzada, etc.

Tratamiento paliativo: Va encaminado a reducir la longitud y espesor de la lamina ungueal y a devolver a esta un aspecto lo mas parecido a la normalidad. Tanto en la onicocrausis como en la onicogrifosis la técnica a utilizar es la misma. El grosor de la uña se reduce en la mayor cantidad posible con una fresa grande en un micromotor eléctrico o neumático. Seguidamente, con otra fresa de calibre mas pequeño, se van eliminando todas las capas de uña que no están adheridas al lecho, así como las capas corneas que hay en los surcos ungueales. En ocasiones debajo de los bordes de estas uñas aparecen callos que también hay que extirpar. A veces, la uña está todavía adherida a su lecho por el centro y por esta razón hay que tener precaución al cortar o al emplear la fresa. Una vez acabado este trabajo, la uña y los repliegues ungueales son desembarazados cuidadosamente de todos los restos que puedan quedar todavía, dedicando una atención preferente al repliegue subungueal. Esta operación se puede hacer con agua oxigenada y con un raspado, teniendo cuidado de no lesionar ni el lecho de la uña ni sus repliegues. Para finalizar se aplica povidona yodada para desinfectar la zona y evitar posibles infecciones por microheridas que se pudieran haber producido en el desarrollo de la operación. El tratamiento paliativo llevado a cavo con cierta periodicidad lograra que el paciente encuentre una importante mejoría en su proceso, que suele durar entre 6 meses y un año aproximadamente.

Onicocrausis

Página Arriba


Pagina Principal ¿Que es la Podología? A.C.M. de Podólogos Tratamientos Podológicos Información pacientes Enlaces interes Podológico Puertollano ciudad

Copyright © 1998 Enrique Trujillo Plaza. Todos los derechos reservados. Revisado: 12/10/98

1