nefertari
Nefertari
Portada
Nefertiti
Cleopatra
Hatshepsut
Del origen de Nefertari nada se sabe con certeza ya que se desconoce quienes fueron sus padres. Al crecer se caso con Ramses II y para reforzar su poder hiso un culto a Amon . Se cree que pudo ser una " doble dama" y de alto linage posiblemente de origen Tebano.
Algunos autores piensan que Nefertari fue media hermana de Ramses 11, sin embargo ella no era de ascendencia real pues en ningun lugar es mencionada como hija de rey.
Otros autores piensan que era ascendente de familia de Egypto medio.
El nombre de Nefertari podria haber sido elegido en el momento to su matrimonio por motivos dinasticos. Tenemos que recordar que la dinastia XVIII hubo otra reina con el mismo nombre: AHMES NEFERTARI, fue la esposa del fundador de esta dinastia, segun otros autores tambien hubo otra reina con el mismo nombre pero en algunos otros escritos la conocen como Nefertaru . A nefertaru tambien la conocian como mery-en-mut. Y significa la amada de Mut . Mut es la esposa de Amon por lo tanto Nefertari era como la hija de Mut  y por esto era protejida por ella , y Ramses cuando se convirtio en rey adquirio el nombre de Mery-en-Amon y por esto era su protejido .
  Nefertari tuvo muchos títulos oficiales: "la Gran Esposa Real," "la Dama de las Dos  Tierras," "la Señora del alto y bajo Egipto" e incluso el de "Esposa de dios".  
Su nombre signidica "la bella", pero esta belleza fue truncada por una muerte temprana, cuando la reina contaba con treinta años. Durante  veinte años.Nefertari fue la querida  reina de Ramses II, de la 19th dinastía cuyo reinado marcó un hecho importante en el poder imperial Egipcio.  

La alta estima en que el faraón tuvo su consorte principal se evidencia en el  templo de  Abu Simbel en Nubia. En un acto extraordinario, Ramses II dedicó el templo no solamente a la diosa Hathor sino también a la reina Nefertari en sí misma. 
Ese hecho confirió a su esposa la condición de una diosa. Ella pudo ser  la única reina Egipcia que recibió esos honores. La estima de Ramses hacia su esposa se mostró después de su muerte y también en vida. 

El arqueólogo Italiano Ernesto Schiaparelli, quien desenterró la tumba en 1904, inmediatamente reconoció la exquisita calidad de su hallazgo.
   Ernesto  Schiaparelli abrió, en 1904, una tumba en el Valle de las Reinas, que destacaba por la calidad de sus pinturas: era el sepulcro de la Reina Nefertari.

La estructura del sepulcro era igual a la que presentaban los enterramientos de faraones: una serie de corredores y cámaras que se excavan en las laderas de las montañas, penetrando en ángulo oblicuo en su interior.
La entrada se hacía por una escalera, que daba acceso a la antecámara, donde aparecían la reina y escenas del capítulo XVII del Libro de los Muertos. Un vestíbulo y otra estancia estaban adosados a esta sala. Otro tramo de escalera conducía a la cámara funeraria, sostenida por 4 pilares. A esta cámara se le habían abierto pequeñas salas anexas, que servían de almacenes para las ofrendas funerarias. La capilla o cella, dedicada al culto, cierra la tumba.
El esquema que seguía la tumba, con salas, corredores descendentes y cámara funeraria con anexos, reflejaba el itinerario del difunto en su camino hasta convertirse en divinidad.
El programa iconográfico representado en las paredes reforzaba esa función religiosa. Junto a escenas en las que aparecía la reina con diversas divinidades, se pintaron pasajes del Libro de los Muertos, que ayudaban al difunto en su tránsito a la Eternidad.
La época en que se construyó esta tumba era el momento dorado de la pintura egipcia. Después del episodio de Tell el- Amarna, en que Akenathon impuso el hiperrealismo, sin abandonar algunos de sus logros, el arte vuelve a utilizar los cánones estilisticos establecidos durante cientos de años. La decoración realizada con trazo firme, posee una gran riqueza cromática, basada en el contraste de los colores intensos con el fondo en blanco. De la fase anterior se conservó la intención de producir la sensación de volumen mediante el sombreado de la figura, aplicado solo a la representación humana, pues el hombre es el que está sujeto al paso del tiempo.
La alteración del microclima de la tumba, causada por la visita masiva de turistas, ha degradado el estado de estas pinturas, aunque recientemente en 1986 fueron restauradas. Ahora las visitas se restringen a 150 personas diarias , en grupos de diez con una duración de 10 minutos la visita.
1