Vida Artificial

Investigación

Artículos

Autor

Otros

Secuencian el mapa genético de la mosca del vinagre
Fuente: CNN (25 de Marzo de 2000)

ROCKVILLE, Estados Unidos -- Un equipo de científicos europeos y estadounidenses anunció el jueves que consiguió secuenciar el mapa genético de la mosca del vinagre, un avance que podría ayudar a comprender muchas enfermedades humanas y parte de la evolución de las especies.

Los investigadores consiguieron establecer la secuencia del genoma, es decir hacer un mapa de su ADN, aunque no descodificarlo. Esa mosca de aspecto normal (Drosophila melanogaster) es el organismo más complejo jamás estudiado genéticamente y muchos de sus genes son casi idénticos a los humanos y a los de otros animales mayores.

Los investigadores de la empresa Celera Genomics, el instituto de Investigación Genómica, la Universidad de California en Berkeley y el Centro español de Biología Molecular Severo Ochoa, entre otros, anunciaron que habían descubierto un sorprendente número de genes nuevos que el pequeño insecto comparte con los humanos. Al menos 177 de los 289 genes humanos relacionados con enfermedades estarían presentes en la mosca.

Entre ellos, destaca un gen clave para el cáncer y un grupo de genes asociados con el envejecimiento.

A pesar de que el método, utilizado por la empresa Celera e inventado por uno de los científicos más reconocidos de ese sector de la biología, Craig Venter, ha sido el blanco de numerosas críticas por parte de la comunidad científica, un comentario publicado junto al artículo del descubrimiento en la edición del viernes de la revista Science fue inusualmente pomposo en sus elogios.

El informe está firmado por 200 científicos de 34 centros de investigación europeos y estadounidenses, incluidos entre ellos dos investigadores españoles, Beatriz de Pablos, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y Josep Abril, biólogo del Instituto Municipal de Investigaciones Médicas de Barcelona.

"La piedra Rosetta"

"Esta secuencia podría ser la piedra de Rosetta para descifrar el genoma humano", indicaron Thomas Kornberg de la Universidad de California en San Francisco y Mark Krasnow de la Universidad de Stanford, haciendo referencia a la tabla de piedra, escrita en tres idiomas diferentes y que permitió a Champollion descifrar los jeroglíficos egipcios.

Ambos describieron el hallazgo como "un logro histórico que marca el final de un siglo de búsqueda del gen y anuncia el comienzo de una nueva era de exploración y análisis".

La Genómica es una nueva ciencia que se dedica al estudio de los genes de un organismo. La idea es compararlos unos con otros y con los de otras criaturas para aprender más sobre sus derivaciones en la evolución de los cuerpos y de las especies: cómo se crean las enfermedades y qué diferencias existen entre una ameba y un chimpancé.

El objetivo final sería conseguir entender cada gen humano, no sólo los que hacen que una persona tenga los ojos azules o marrones, sino aquellos que hagan que una persona sea más susceptible al cáncer, la diabetes o las enfermedades cardíacas.

Por ahora, la intención de la colaboración entre Celera y el Proyecto Genoma Humano es acabar con el primer paso de ese proceso, con la elaboración de la secuencia de los 100 mil genes humanos. Según Celera, ya habrían conseguido descifrar el 90 por ciento y habrían presentado los datos de la mosca del vinagre para enseñar sus métodos informáticos de trabajo.

En lo que calificaron de "reconstrucción inicial", los investigadores destacaron que aún tienen que analizar el mapa y que todavía hay mucho camino por delante.

"De manera interina, nos sentimos obligados a publicar el descubrimiento en su patrón actual por su valor para la comunidad científica", señalaron en uno de los artículos de Science.

Los genes de las enfermedades

El genoma humano está siendo comparado con el de la mosca del vinagre, con el del gusano Caenorhabditis elegans, secuenciado en 1998, con el mapa de genes de la levadura, y el de algunos mamíferos.

Las primeras investigaciones indicaron que las moscas comparten más genes con los humanos que con los gusanos o los hongos como la levadura. Las moscas del vinagre estarían más cerca del hombre biológicamente.

Mark Adams, vicepresidente de los programas genómicos de Celera, explicó que de los 289 genes humanos relacionados con enfermedades, casi dos terceras partes también están presentes en las moscas, entre ellos los asociados al cáncer, a la neurofibromatosis, conocida como la enfermedad de Recklinghausen, o la esclerosis cerebral tuberosa, también llamada enfermedad de Bourneville.

El gen p53, relacionado con numerosas formas de cáncer, cuando es mutado, impide que el mecanismo que repara el ADN funcione correctamente y hace que las células de una persona crezcan sin control, formando eventualmente un tumor.

El gen del envejecimiento

Las moscas del vinagre viven normalmente entre 60 y 80 días, pero cuando se les realiza determinadas mutaciones genéticas pueden llegar a vivir más de 100 años. Los investigadores subrayaron que los humanos tiene un gen similar, conocido como SOD1.

"Encontramos otros 10 genes muy similares", comentó Adams. Celera indicó, sin embargo, que por ahora no han dicho ni cuántos genes humanos podrían ser parecidos ni si han encontrado alguno.

"A la gente le va a gustar mucho la idea de que pueden someterse a una terapia de genes y quizás envejecer más despacio", afirmó Adams.

(Con información de Reuters)

1