Vida Artificial

Investigación

Artículos

Autor

Otros

El hombre comparte rasgos de ADN con una rara especie de gusano
Fuente: IBLNEWS, Agencias. 21 de Agosto de 2003

Un grupo de científicos ha descubierto que la especie de gusano Xenoturbella, que en latín significa "platelminto poco común", comparte rasgos de su ADN con el hombre, según informa el Jueves 21 la revista Nature.

"Hemos demostrado que, entre todos los invertebrados que existen, la Xenoturbella es uno de nuestros familiares más cercanos. Es fascinante pensar que del mismo animal que hace siglos evolucionó la Xenoturbella también hemos evolucionado nosotros", afirmó el director del estudio, Max Telford, de la Universidad de Cambridge.

Este gusano, que vive en el fondo de las aguas de los fiordos suecos, tiene unos tres centímetros de largo, y su cuerpo es bastante básico, al carecer de órganos sexuales, sistema excretor o cerebro.

La Xenoturbella se parece al platelminto o gusano plano, el más sencillo de todos los que poseen cabeza.

Hasta ahora se pensaba que la Xenoturbella pertenecía a la familia de los moluscos, como el mejillón o la ostra, pero según publica esta publicación, un grupo de científicos británicos y daneses ha considerado un error tal afirmación.

El caso es que este animal se alimenta de moluscos, huevos y larvas, y el ADN de su comida había contaminado, al parecer, el de otros especímenes estudiados por otros expertos.

Pero en esta ocasión los investigadores depuraron el ADN de una Xenoturbella y vieron que no tenía nada que ver con el de los moluscos. De los tres grupos en los que se divide el reino animal, este gusano se sitúa en el mismo que el del ser humano.

"La Xenoturbella ha pasado a formar parte de un grupo de especies muy exclusivo. En dicho grupo, junto a vertebrados como los humanos, sólo hay otras dos especies. La Xenoturbella constituye un añadido significativo".

Estos científicos confían en que el descubrimiento les ayude a saber más sobre la evolución de los vertebrados e incluso a conocer a su presunto antepasado común, que pudo haber vivido hace 500 millones de años. También esperan descubrir algo que se ignora hasta ahora y que es cómo se reproduce la Xenoturbella.

1