El Rock de la Redencion

 

"Yo empecé a sentir que en La Ley no se me estaba escuchando". El tecladista Rodrigo "Coti" Aboitiz hace una pausa antes de seguir recordando algunos de los motivos que lo hicieron abandonar la agrupación pop nacional hace un año.

Aboitiz es flanqueado por sus colegas en Saiko: la cantante
Denisse Malebrán, el tecladista y saxofonista Iván Delgado (ex Banda del Pequeño Vicio, y también ex-Ley) y el ex bajista (La Ley) y actual guitarrista Luciano Rojas.

- Son tres músicos experimentados con una chica del circuito alternativo, comparables a Garbage, ¿nunca sintieron la tentación de hacer algo parecido a ellos?

Luciano: "Es que nunca nos pusimos la meta intencional de tener una formación así. Se dio no más".

Denisse: "A todos nos gusta mucho Garbage, eso es cierto. Cuando estaba en Turbomente, incluso me comparaban con ella".

- ¿Por qué?

Denisse: "Ni siquiera canto parecido. Lo que pasa es que aquí todas las minas cantan como niñitas, pero yo tengo una parada más agresiva. En todo caso, la música de Saiko va para otro lado muy distinto a Garbage".

Coti: "Igual, creo que ésta es una muy buena mezcla. Tres músicos experimentados..."

Luciano: "Casi vetustos..."

Coti: "Y una voz femenina atractiva, fresca y llena de energía".

- Iván, mientras la música de Saiko es muy sofisticada y estilizada, pareciera que las letras son lo más rockero que tiene el disco, muy intensas, incluso oscuras.

Iván: "Es básicamente poesía trasnochada. Al momento de hacer esas letras, yo pasaba por un período muy oscuro y creo que coincidió también con lo que yo veía que estaba pasando el Coti, que era un momento complicado".

- Coti, tomaste una decisión bien inusitada para la idiosincrasia chilena, que es reconocer muy abiertamente, en el libro "Cuerpos limpios", tus problemas con drogas.

"Sí. Otra de las razones por las que me fui de La Ley fue que yo no estaba en un estado de salud óptimo para resolver situaciones. Y como no estaba bien parado, consumía y consumía. Pero tenía que tratarme.
Cuando estaba internado, conocí a León Pascal, que me contó que estaba haciendo un libro y colaboré con él contándole mi testimonio".

- ¿Cuáles son las expectativas del grupo? ¿Es un proyecto a largo plazo o una especie de exorcismo?

Coti: "Para mí, porque para cada uno significa una cosa distinta, Saiko representa una parte importante de mi sanación. Es la primera vez que toco y compongo completamente limpio, y es la primera vez que me siento plenamente orgulloso de lo que hago".


 

Así Suena.

Saiko, se encuentra en una esquina del pop totalmente opuesta. Tres tercios de sus integrantes provienen del new wave de los 80, y la vocalista hizo sus primeras armas en el circuito noise de la primera mitad de ésta década.

Grabado en Santiago, pero mezclado y masterizado en los estudios alemanes Sound N, el álbum "Informe Saiko" es un sofisticado compilado de ambientes electrónicos, guitarras etéreas, letras oscuras y bases trip-hop. Si bien canciones como "Happy Hour" evocan el pop de La Ley, el tono general es más denso y ambiental.

"Informe Saiko" (cuyo single "La Fábula" comenzó a difundirse la semana pasada en radio Rock & Pop y a contar de esta semana en otras emisoras) tiene fecha de lanzamiento para el 6 de diciembre, aunque el grupo ha comenzado a efectuar pequeñas presentaciones en vivo a modo de marcha blanca.

Julio Osses M.
Diario El Mercurio, Chile (15/nov/99)

1