bandera.gif (354 bytes) Pensilvaniabandera.gif (354 bytes)
Pagina principal Cronicas I Datos y estadísticas
Costumbres y leyendas Paisajes y montañas Personajes ilustres
Historia y geografia Banco de fotos Enlaces internet

cronicas II

  Medellín, domingo 14 de junio de 1998

Pensilvania mira al futuro

Enviado especial CARLOS MARIO GÓMEZ J. Pensilvania-Caldas

Dirigencia y comunidad tienen muy claro cuáles son las áreas prioritarias de trabajo hacia el futuro. Este es el panorama:

Modernización de la caficultura. El diagnóstico es contundente: o hay restructuración o los 13.000 caficultores estarían condenados a la miseria. 4.200 de las 5.800 hectáreas sembradas corresponden a cafetales viejos de más de siete años. Sin embargo, en el sector del corregimiento de San Daniel se produce café suave Tipo Pensilvania, con promisorio futuro en el mercado internacional. Están en marcha programas de sustitución a partir de cultivos de mora, feijoa y pancoger, entre otros, de modo que el cultivador no sólo dependa del café.

Desarrollo agroindustrial. Es un sector con gran futuro. Empresarios privados, en las últimas dos décadas, han adecuado y emprendido la explotación de cerca de 3.000 hectáreas en madera. En total, son 18.000 hectáreas de uso forestal recomendado, que también abarcan a municipios vecinos. El recurso maderable explotado constituye un "cordón" de protección sobre los bosques naturales, que no son tocados. Otra fortaleza es que Pensilvania cuenta con una facultad tecnológica forestal.

Ecoturismo. Las condiciones son especiales: aguas cristalinas y termales, la cercanía con la selva de Florencia (Caldas), los caminos reales, el aire puro. El objetivo es atraer turistas extranjeros. Está en marcha un proyecto para adecuar una pista de aterrizaje en un sector próximo al casco urbano. Hay capacidad hotelera instalada, aunque es susceptible de ampliación y de más cualificación en el servicio.

Centrales hidroeléctricas. A juicio del senador Luis Alfonso Hoyos, Pensilvania ofrece posibilidades de decenas de proyectos no sólo por el abundante recurso hídrico sino por las diferentes pendientes.

La educación. En este punto, dicen concejales, funcionarios, dirigentes políticos y educadores, está sustentada mucha parte del proceso de transformación. Está diseñado un plan a 20 años. Una meta de corto plazo es que todo bachiller pensilvaneño sea diestro en en el área de sistemas y hable inglés.

Capitalismo democrático. Así resume el senador Hoyos este punto: "atendiendo el espíritu de nuestra cultura paisa, el desarrollo del cooperativismo caficultor y nuestros altos grados de solidaridad, al lado de esfuerzos empresariales de tipo individual y familiar, se debe buscar que los cuatro sectores económicos de importancia estratégica para el Alto Oriente de Caldas tengan la vinculación activa de la mayor parte posible de nuestra población". De ahí, el apoyo a la microempresa y a sociedades anónimas abiertas.

El CDP, el Cinoc y la Fundación Darío Maya

El soporte estratégico

De los enviados especiales Pensilvania-Caldas

Cada entidad o institución presente en Pensilvania tiene especial afecto para sus habitantes, pero tres en especial representan un importante soporte estratégico para lo que sus dirigentes y la comunidad visualizan hacia el futuro.

Se trata del Centro de Desarrollo Productivo de la Madera, la Fundación Darío Maya y el Colegio Integrado Nacional de Oriente.

El Centro de Desarrollo Productivo de la Madera -CDP-presta asistencia técnica a los empresarios de ese renglón económico y tiene carácter regional. Pone en servicio de arriendo maquinaria moderna, con el fin de que los empresarios hagan sus procesos con una mejor calidad. A la vez, el CDP la aprovecha para sacar su propia producción.

"Nosotros tenemos unos diseños y los productos los vendemos en Bogotá. Se trata de accesorios decorativos para el hogar", dijo su directora Tatiana Ospina. Los CDP son entidades mixtas y actualmente funcionan 18 en todo el país en diferentes sectores productivos.

La Fundación Darío Maya

Desde su creación, hace 11 años, la Fundación Darío Maya Botero ejerce un liderazgo en el desarrollo de proyectos productivos y de impacto social para Pensilvania.

Cuáles: el primer foro de inversionistas; la creación, en asocio con otras entidades, del Centro de Desarrollo Productivo de la Madera; generación de microempresas madereras, gestora de diferentes cultivos sustitutos al café, entre otros.

Creada con aportes de la familia Escobar, la Fundación también se ha beneficiado con recursos de agencias de cooperación nacional e internacional. "La misión es propender por el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas del oriente de Caldas y norte del Tolima mediante servicios de capacitación administrativa y técnica, créditos y asesoría", afirma su directora Ejecutiva, Olga Clemencia Franco Herrera.

Camino a la universidad

El Colegio Integrado Nacional Oriente de Caldas -Cinoc-está punto de dar su salto a instituto de educación tecnológica pero la meta final es transformarse en entidad universitaria.

Esta institución, que inició actividades académicas en 1948, bajo la tutela de los Hermanos de La Salle, hoy es del resorte del Ministerio de Educación Nacional. Cuenta con dos unidades académicas: Gestión de Empresas y Técnicas Agropecuarias. La primera, incluye técnicas en secretariado ejecutivo, contabilidad sistematizada, gestión en pequeñas y medianas empresas, informática y sistemas y tributación.

La segunda se circunscribe a las técnicas forestales. En la actualidad, el Cinoc está vinculado al proyecto de Adecuación del Sistema de Educación Forestal -Aseforest-, que lideran el Icfes y el Ministerio del Medio Ambiente, a instancias del cual el compromiso es formar 200 técnicos forestales en el lapso de cinco años.

Tiene dependencias especializadas, conectadas en red de computadoras.


Correo electrónico de EL COLOMBIANO elcolombiano@elcolombiano.com
Copyright © 1998 EL COLOMBIANO LTDA. & CIA. S.C.A.
 

Pagina principal


  1