Desviador trasero

 
Desviador trasero
 
Al activar el cambio, el desviador trasero desplaza la cadena hacia el piñón que hayas seleccionado, alineando la cadena para que se deslice con suavidad, los desviadores antiguos funcionaban mediante manetas sencillas tensadas por fricción que el ciclista tenia que mover manualmente, muchos sistemas todavía incluyen la opción de maneta por fricción, pero lo normal actualmente son los sistemas de cambio sincronizado o indexados. Los desviadores modernos son fáciles de usar, pero hay que ajustarlos con precisión, el movimiento lateral o recorrido tiene que estar limitado para evitar que la cadena se salga de los piñones superior e inferior.

Limite movimiento lateral marcha superior.

Con la bicicleta en un brazo de trabajo o similar, acciona la maneta del cambio de marchas trasero para que la cadena este en el piñón pequeño y el plato grande, afloja el tornillo de ajuste superior del movimiento lateral hasta que no notes ninguna resistencia, vuelve a apretarlo en el sentido de las agujas del reloj hasta que las dos ruedecillas dentadas del desviador estén alineadas con el piñón más pequeño, para comprobarlo míralo desde debajo de la bicicleta.

Limite movimiento lateral marcha inferior.

Acciona la maneta del cambio de marchas trasero hasta que la cadena quede colocada en el piñón grande y el plato pequeño, afloja el tornillo de ajuste inferior del movimiento lateral hasta que no notes ninguna resistencia, las ruedecillas dentadas del desviador quedaran probablemente muy cerca de los radios, vuelve a apretar el tornillo de ajuste hasta que las ruedecillas y la corona del piñón estén alineadas.

Para ajustar el tornillo de tensión, coloca la cadena en el plato grande y el piñón más pequeño, haz girar las bielas y ajusta el tornillo de tensión de modo que la ruedecilla guía este lo mas cerca posible del piñón inferior, pero sin llegar a tocarlo, haciendo girar las bielas nuevamente, coloca la cadena en el plato pequeño y el piñón superior, comprobando que la ruedecilla guía no toque los piñones, si es necesario vuelve ha ajustarlo.
Para montar el desviador trasero, y funcione correctamente, es necesario alinear las punteras posteriores entre sí, y situar el ojete de fijación del desviador paralelo a la línea central de la bicicleta, la alineación del cuadro requiere un equipo especifico y un alto grado de conocimiento, por lo que deberías dejarlo en manos de un mecánico experto, a manera de comprobación casera, ponte detrás de la bicicleta y comprueba visualmente que la línea imaginaria que pasa entre la ruedecilla del desviador sea paralela a la rueda trasera. Los desviadores pueden dañarse en las caídas.
Para reparar el desviador trasero, libera el cable del prisionero, seguidamente afloja el tornillo de fijación al cuadro, y si la cadena esta puesta, quita las ruedecillas del desviador. Para desmontar la jaula, cosa que hay que hacer muy raramente, destornilla el tope de la jaula y sácala, fíjate bien en cuantas vueltas da al desenroscarse y en la posición del resorte cuando separes la jaula y la leva, el resorte de tensión de la mayoría de los desviadores puede ajustarse colocando el extremo del resorte en una serie de ojetes que se encuentran en el interior del cuerpo del desviador, lubrica los pivotes del cuerpo del desviador y luego limpia y engrasa las ruedecillas con un lubricante ligero. Para extraer el mecanismo sin abrir la cadena, saca la ruedecilla de tensión quitando el tornillo de sujeción con una llave Allen, tal vez tengas que aflojar también la ruedecilla guía.
  Ajuste de un cambio sincronizado o indexado, coloca la bicicleta en un brazo de trabajo o cualquier otro mecanismo que mantenga la rueda posterior elevada del suelo, con la cadena en el plato mediano, utiliza el cambio trasero para pasar la cadena al piñón más pequeño, afloja el cable del cambio trasero, enroscando el tensor en el desviador trasero completamente en el sentido de las agujas del reloj, haz lo mismo con el tensor de la maneta del cambio trasero, pero esta vez acaba dándole dos vueltas en el sentido inverso para poder realizar posteriores ajustes de precisión.
Mueve hacia abajo la maneta del cambio trasero y a continuación haz girar las bielas con la mano, empieza a tensar el cable del cambio trasero girando el tensor del desviador trasero en el sentido contrario al de las agujas del reloj, el objetivo es hacer que las posiciones del indicador se correspondan exactamente con los piñones, asegurando un cambio de marchas preciso, un sistema sincronizado bien ajustado debería cambiar las marchas sin hacer prácticamente ningún ruido.
Sigue girando a la inversa el tensor al mismo tiempo que haces girar las bielas, hasta que la cadena cambie al penúltimo piñón, continua haciendo girar el tensor hasta que la cadena empiece a cambiar al antepenúltimo piñón y entonces gíralo en sentido inverso, pero solo lo suficiente para evitar que cambie, finalmente comprueba el funcionamiento del cambio entre todos los piñones, ajusta el tensor con precisión si es necesario para conseguir que el cambio de marchas funcione de forma optima.
Cables Cadenas Desviador delantero Platos y bielas Coronas
Bujes Cubiertas y camaras
1