Documentos sobre Transexualismo y Travestismo

Documentos sobre Transexualismo y Travestismo

En esta página encontrará usted articulos sobre el transexualismo y el travestismo que le pueden ser de mucha ayuda para comprender dicho comportamiento e inclinaciones.

Todos los articulos que aquí se encuentran los he tomado de la red y espero que sean para uso correcto de los mismos.

Adicionalmente si alguien cree tener derecho sobre los mismos y desea que sea quitado el mismo por favor comunicarme a mi e-mail: tvalicia@yahoo.com.mx gracias.


Background Paper 2.0

Razones para el travestismo de Hombre a mujer

No parece haber una única razón por la cual algunos hombres sienten la necesidad de vestirse en ropas femeninas, o por que hacen ello a pesar de la censura social y de la creencia general que ellos son desviados sexuales. Muchos travestis han buscado ayuda profesional para cambiar su conducta, pero muy pocos "éxitos" han sido reportados a pesar del sincero deseo de cambio que ellos tienen para cambiar. Esta incapacidad de "tratar" a travestis implica que esto satisface una gama de necesidades psicológias complejas, mas que ser simplemente una disfunción sexual o la expresión de una sexualidad "desviada". Si esto fuera puramente un fetiche sexual, por ejemplo, un re-condicionamiento clásico debería ser efectivo, pero no lo es. Muchos travestis reportan que ellos experimentan diferentes razones en momentos diferentes, o una combinación de razones en ocasiones específicas. El amplio espectro de motivos nombrados acá apoya la noción que el travestismo no es un comportamiento simplista centrado en el sexo o la sexualidad, pero tal vez una respuesta a un gripo de necesidades complejo e interrelacionado, algunas de ellas tan alejadas de aspectos sexuales y tan cercanas a aspectos de género.

 

1. Excitación Erótica/Fetichismo

Muchas veces esta es la primera y principal asociación del travesti con ropas femeninas. Muchas veces la persona se estimula sexualemente por lencería, tal vez por su conección con el "Boudoir" o por la sensación táctil que estas ropas representan. Eventualmente estas prendas se usan como ayudas para la masturbación. Para los travestis, el resultado final es que ellos comienzan a vestirse en esas prendas, aunque esto ho haya sido el intento original. Muchos travestis reportan que a traves de la masturbación ellos desarrollaron un fetichismo por la ropa femenina mientras estaban en la pubertad. Algunos refieren que esta asociación apareció mucho mas tarde.

Las fantasías sexuales de muchos travestis involucran contacto sexual con otras personas cuando ellos estan vestidos. La mayor parte de las veces esta persona es mujer. Otros, que son heterosexuales en otras situaciones, fantasean con sexo con hombres, pero solo cuando ellos estan vestidos de mujer. Algunos travestis tiene la suerte de que sus parejas les permitan estar vestidos mientras tiene sexo. Cuando un travesti no se puede vestir, el por lo general fantasea que está usando ropas de mujer al momento de tener sexo con otra persona o mientras se masturba. Algunos no poueden ser excitados de ninguna otra manera.

2. Descarga de tensión

Algunos travestis dicen que "se visten" cuando están sintiendo demasiada presión en sus vidas como hombres. Para algunos de estos hombres, el acto de usar ropas femeninas les permite "alejarse" de su masculinidad y de todo lo que la sociedad espera de ellos. Otros hombres reportan que mientras ellos disfrutan de adoptar el rol masculino, su trasvestismo les da un refugio muy bienvenido. Estos motivos estan relacionados a características de personalidad escondidas.

3. Expresar caracteristicas de personalidad escondidas

El transvestismo permite a algunos hombres la oportunidad de expresar porciones de sus personalidades que esta sociedad no acepta en hombres "masculinos". Mientras estas características, tales como la gentiileza, pasividad, y sensibilidad emocional, no son especificamente ni masculinas ni femeninas, estas se asocian por lo general con las mujeres. Algunos hombres también reportan la necesidad que sienten de ser coquetos, de ser hermosos y glamorosos, o de ser pasivos y frágiles. El travesti se siente mas libre de expresar estas características solo cuando esta vestido de mujer.

3a. La Hipótesis andrógina

Varios Psicólogos clínicos sostienen la hipótesis que el psique de cada hombre y cada mujer es andrógino de manera innata. Es decir, que tiene caracterósticas de ambos sexo. A traves de procesos culturales la mayoría de los niños crecen para ser hombres totalmente masculinos y la mayoría de las mujeres maduran a una total femeneidad. De acuerdo a estas hipotesis, estas personas reconcilian el "residuo" de su género características del sexo opuesto a traves de una variuedad de medios "aceptables". Pero para algunas personas este residuo es tan grande y su urgencia de expresar estas características es tan fuerte, que ellos desarrollan una disforia sexual que se manifiesta, por ejemplo, en la necesidad de actuar un rol femenino (transvestis hombres), o por la necesidad de cambiar su género anatómico (transexuales).

4. Envidia a las mujeres

Algunos travestis dicen que ellos envidian o idolizan a las mujeres, y por tanto quieren ser como ellas. La posición de una mujer en la sociedad es por lo general irrealista e idealizada, El ama de casa, la muñeca sexual o la Bruja. Algunos travestis también dicen que envidian los cuerpos femeninos. Aunque este motivo para transvestismo se acerca mas al transexualismo,ya que muchos hombres deseen tener pechos, no significa que ellos deseen despojarse de sus penes.

5. Engañar al mundo

La urgencia de aparecer en público en ropas de mujer y de pasar por una mujer provee toda la satisfaccion que algunos hombres buscan. Ellos refieren que aunque ellos frecuentemente tienen la oportunidad de vestirse cuando estan en casa, ellos no lo hacen. En vez de ellos, prefieren vestirse solo cuando tienen la oportunidad de salir a la calle. Aparecer en público en ropas de mujer dan cierta "emoción" a algunos travestis, lo cual es en sí mismo motivo suficiente para vestirse. Estos hombres disfrutan del ser pensados como mujeres, aunque esto pueda traer algunas implicacias de Stress para travestis heterosexuales cuya apariencia femenina sea lo suficientemente buena como para atraer la atención de admiradores masculinos. Para otros, en cambio, esta atención es solo un testimonio de sus éxito en la farsa. Ellos tienen en cuenta que una invitación so solicitada no necesita ser aceptada.

6. Una Personalidad alternativa conciente.

Esto difiere de # 3 en que la personalidad alternativa "femenina" es una persona diferente de la masculina. "Ella" frecuentemente tiene su propio nombre, hace su propio universo social, y tiene su propia historia. Muchos travestis se refieren a sus componentes femeninos como a "hermana" o con otro término en tercera persona cuando no estan de travestis. (mi hermana salió la otra noche y se divirtió bastante) Esto es mas por conveniencia cuando hablan con otros travestis Perop para otros travestis, esta alternativa de personalidad tiene una "vida propia". Esto de no se trata de ningún modo de una personalidad disociada, por que el travesti sabe que el "personaje" femenino es una ilusión, un personaje en el drama producido y dirigido por el travesti mismo. El travesti quer ha creado una personalidad alternativa en realidad encuentra satisfacción en traer este personaje a la "vida" y en participar en episodios de este drama.

7. Creatividad.

Algunos travestis dicen que su hábil apariencia como mujer es una forma de arte que involucra el hacer aparecer algo como lo que no es. Esta habilidad requiere de una gran gama de artes teatrales (vestuario, maquillaje, y actuación) mas el ojo del artista para el color, textura y medidas. Algunos travestis también llaman al travestismo como un Hobby con el que ocupar placenteramente sus ratos libres, sea que esten vestidos en ropas de mujer o ropas de hombre, de compras, o planeando su vestuaria para su siguiente presentación como travesti. Algunos hombres se travestean puramente como una forma creativa, por ejemplo el travesti ilusionista. Mientras quie algunos travestis ilusionistas llaman esto solo "un trabajo" y lo dejan ahí, otros reaccionan de una manera bastante negativa a la mínima sugerencia de que ellos sean travestis. Esta reacción refleja la creencia social que el travestismo en respuesta a necesidades psicológicas o personales es "enfermo".


These Background Papers were translated into Spanish with the kind assistance of the GALAEI Project in Philadelphia, PA. USA. To them we must say, muchas gracias.

GALAEI Project

1233 Locust St. 3rd Floor

Philadelphia, PA 19107

215-985-3383

http://www.critpath.org/galaei/


ENTENDAMOS EL TRAVESTISMO

Hombres que se visten de mujer ???

 

El Travestismo en su definición más simple es el "vestir según el código de imagen del sexo opuesto al propio", sobreentendiendo por sexo: sexo genital.

Sin embargo, las cosas son mucho más complicadas.

Básicamente hay cuatro clases de travestismo. Unos que se originan en la propia sexualidad y el que se fundamenta en la propia identidad sexual.

 

Travestismo Fetichista

El travestismo como expresión de la propia sexualidad es sencillamente un tipo de fetichismo, y no compromete necesariamente a la identidad sexual de quien lo practica. Hay hombres que se sienten hombres en su interior y que sin embargo, disfrutan de imitar a la mujer con fines eróticos; es una forma de fantasía de auto-transposición al objeto sexual y de acercamiento virtual al mismo. En pocas palabras, es una manera un tanto sorprendente de hacer el amor sin que la pareja ideal esté presente y puede ser considerado como un desviación de la psicología endógena y social del sujeto.

 

Travestismo Histrionico

El travestismo como expresión teatral o transformismo es una de tantas formas de expresión artística y si bien es dificil que a un actor de renombre le guste aparecer vestido de mujer, quien es verdaderamente actor lo puede hacer con mucha calidad y apoyado por los caracterizadores, que buscarán obtener el personaje ideal de acuerdo al guión o al libreto de la obra. Hay "actores" que repetitivamente actúan como mujeres, son los llamados "Performers" en el mundo del teatro ligero, esto se ha extendido a la televisión. A la actuación en si misma se debe agregar la sospecha que la caracterización constante es una de las cualquiera otras formas de travestismo.

 

Travestismo Homosexual

El travestismo como una forma de cortejo en la prostitución homosexual es el artificio que usa el homosexual que se prostituye frente a sus clientes también homosexuales pero ocultos, (homosexuales de closet) que se sentirán menos culpables al relacionarse con alguien que tiene al menos la apariencia de una mujer. El travesti prostituto callejero se vale de la inseguridad del homosexual para incrementar su clientela a través del travestismo.

 

Travestismo Existencial

El travestismo como expresión de la propia identidad sexual implica que la psique no está en el fondo conforme con el propio sexo físico y con la propia personalidad sexual pública (sexo social adquirido). Trae entonces la producción de una personalidad sexual privada que resuelva el conflicto entre identidad y morfología o apariencia sexual. Por lo tanto, desde el punto de vista subjetivo de quien lo practica, es en ese momento cuando la persona reencuentra su unidad y coherencia sexual, y cuando menos travestida se siente.

 

ENTONCES ...

¿ CUANDO UN HOMBRE VESTIDO DE MUJER NO ES UN TRAVESTIDO ?

La persona que se traviste por identificación de identidad, sólo se siente travestida cuando se ve obligada a producir una apariencia conforme a su sexo físico, es decir, cuando las demás personas la perciben como sexualmente congruente ( Paradójico ¿No? ).

Normalmente, el travestismo por identificación con el sexo físicamente opuesto, progresa hacia estados de mayor ansia y presión interior por restablecer la unidad sexual (léase disforia de género), hasta asumir la condición de transexualidad que se vive consciente o inconscientemente desde el comienzo de l vida, e iniciar un proceso de completa transición sexual (anatómica, genital, social y legal).

Una persona que ha transformado totalmente su sexo físico y genital, ya no puede considerarse travestida bajo ningún punto de vista, porque está asumiendo la apariencia correspondiente al sexo físico de su innata identidad psicosexual.

Puesto que la identidad sexual de una persona nacida transexual está en muchas ocasiones escondida por el yo sexual socializado desde la infancia (léase personalidad sexual inducida), ocurre en esos casos que el travestismo es la generación de una personalidad sexual alternativa (casi siempre en privado), y suele ser durante mucho tiempo la única manera de adquirir coherencia sexual subjetiva, hasta que en algún momento, la propia identidad sexual es asumida con plena conciencia (lo que requiere auto-reconocimiento de los propios instintos, recuperación de la autoestima e independencia personal), para actuar desde uno mismo, desinhibidamente y no desde los condicionamientos sociales.

El encuentro momentáneo con la propia y coherente verdad sexual, que la persona travestida experimenta cuando asume la personalidad sexual que es congruente con su identidad sexual profunda, le produce estados de euforia y gozo que liberan sus energías sexuales con toda naturalidad y la pueden llevar al orgasmo. A su vez, cualquier estado de excitación sexual de esa persona cuya identidad sexual aún no se ha vuelto pública y permanente, hace que automáticamente emerja su identidad sexual fundamental, ya que los instintos sexuales inherentes al individuo se despiertan y se activan, y sobreviene el deseo irreprimible de expresarse, cosa que en el estadio de cotidiano enmascaramiento de identidad, consiste todavía en el acto episódico de travestirse.

En este sentido, esta respuesta sexual y psicológicamente eufórica que algunos psiquiatras denominan "autoginefilia", es de hecho un indicador de la verdadera identidad sexual de la persona, y de la coherencia sexual que se produce con el alineamiento de su forma, de su apariencia y de su personalidad con su identidad sexual. En ningún caso la autoginefilia (léase gustarse a sí misma) puede ser tomada como un síntoma de un desorden mental de género padecido por un varón, sino la señal de que se está en presencia de una mujer psicológica en etapa de reconocimiento absoluto de su identidad sexual verdadera.

El travestismo en este caso no es ni un acto sexual, ni una desviación psicosocial del sujeto, sino la manifestación de su genuina personalidad sexual, condicionada y limitada por sus inapropiados genitales y anatomía, y es el vehículo para la recuperación paulatina de su integridad sexual. Conforme la práctica del travestismo le permita llegar a reconocerse plenamente en sus sentimientos de género y emprender finalmente el ajuste de su sexo físico y social, obtendrá la unidad sexual definitiva, la paz de su alma y la erradicación de su hasta entonces latente conflicto transexual.

Este pequeño ensayo esta basado en los trabajos llevados a cabo por Clarita.

Gina Alva I.

Lima Perú


REFLEXIÓN 1

FORMA es el medio

por el que los espíritus nos manifestamos.

Nuestra individualidad

vive su proceso de evolución a través de ella.

Nos comunicamos ya con nuestra misma presencia...

 

Nombre y Forma son atributos sagrados

de nuestra creatividad e independencia.

 

La Materia es Forma y la Forma es Luz, Energía.

La Belleza es un derecho y una conquista de cada ser

en su propio desarrollo y auto-aceptación...

 

El juicio pertenece al intelecto limitador, y supone

la manipulación de la inocencia original del Corazón...

 

Transformación significa cambio, dinamismo...

un viaje constante hacia lo desconocido...

la integración del Sí mismo, la Totalidad.

 

Todos somos artistas, genios potenciales...

La imaginación derriba siempre las barreras

de la conciencia...

 

La humanidad crece al albergar

infinitos nuevos rostros,

cuerpos, modos... formas...

 

Somos el Alma colectiva de lo Divino...

nodos del Holo-Universo en incesante mutación...

olas del océano cósmico

en holo-movimientos interdependientes...

 

Transformarse... ser otro y el mismo...

adoptar modelos distintos... expresar,

aprender, comprender, trascender...

los gestos de la Danza creadora de Nataraya,

el YO SOY del cosmos,

el vacío pleno en la singularidad de todo ser...

masculino y femenino, sin dualidad...

 

Acción ...esencia de la TransForma Habilidad...

pues es tiempo de un nuevo paradigma

en la Cultura humana.

 

El momento de la armonía en la Luz,

de la verdad de cada ser coexistiendo en paz y amor

con la de cada otro.

 

Acción propulsada por la escucha interna

y la atención a la divergencia...

 

¿Podemos encontrarnos en el mismo Planeta Tierra

como viajeros de cada rincón del espacio estelar?

 

Salvar Gaia... empezando por aceptarnos

y respetarnos unos a otros...

 

DzaDawa, 1997.


Reflexiones

(2002)

La transexualidad es un mito. No existe.

Nadie "cambia" de sexo.

No porque los cromosomas sean inalterables,

sino porque la identidad sexual,

el fundamento del sexo,

es innata.

 

Hay seres humanos que vienen al mundo

con una identidad sexual reversa.

Se podría decir que es un síndrome intersexual.

"Síndrome de Identidad Sexual Reversa".

Su cerebro es femenino, estructuralmente,

biológicamente, neurológicamente;

desde su formación en el claustro materno.

Mientras que sus órganos reproductivos

son masculinos. O viceversa.

Es a ese síndrome al que se ha mal llamado

transexualidad, o transexualismo.

 

Ese síndrome no tiene una solución perfecta,

por ahora, que la medicina provea.

Pero puede ser atenuado,

corrigiendo los caracteres sexuales externos

en armonía con el sexo esencial del individuo.

 

No se trata de paliar un desorden mental:

la identidad sexual reversa

está completamente sana.

Simplemente no concuerda con su instrumento físico.

 

La identidad es soberana,

el cuerpo es su vehículo de expresión.

El músico requiere un piano, no una paleta.

El pintor requiere una tela, no un arpa.

No sirve invitarles a cambiar su sensibilidad.

 

El sentimiento mujer es perfectamente sano,

independientemente del cuerpo de su experimentadora.

No hay nada que cambiar en esa identidad.

 

Mujer es un estado de conciencia. Fundamental.

Como ser hombre lo es.

El yin y el yang de la sabiduría china.

Estados espirituales previos a la encarnación.

Son fuerzas cósmicas, polos universales.

Shiva y Shakti.

 

Hombre y mujer humanos son expresiones de eso.

Y cada ser es espíritu en forma, encarnado.

Por eso el género, la identidad, precede.

El cuerpo, siguiente eslabón

en la escala de manifestación, expresa.

Luego aparece la cultura, condicionando,

normatizando, limitando.

 

Hay que redescubrir la verdad espiritual del sexo.

El género como identidad en lo cósmico.

Es un giro copernicano para superar

el paradigma materialista que reza:

"el sexo está en los genitales", o

"el sexo está en los cromosomas".

Todo eso es falso, por inverso a la verdad.

El sexo está en el alma, el cuerpo es su medium.

 

No es el cerebro el que depende de los genitales.

Es al revés. Los genitales, la totalidad

del instrumento sexual y reproductivo,

gira alrededor del cerebro,

como la Tierra alrededor del Sol.

 

Los estereotipos sexuales son resultado de la cultura.

Significan reducciones y exageraciones

de cualidades en origen verdaderas,

propias del espíritu humano,

de sus polos masculino y femenino.

 

Algunos movimientos tiran el bebé con el agua sucia.

Al negar las expresiones impuestas por el sistema,

olvidan las verdaderas semillas espirituales

de cualquier forma de género o sexo.

Eso conduce a una esterilidad del alma,

incapaz de reconocer sus sentimientos,

más femeninos o más masculinos. Como sean.

 

Estos movimientos han llegado a negar

el propio género, pensando que es

mera construcción social,

cuando está inscrito en lo más hondo

del espíritu, de la conciencia,

antes de nacer.

Antes de que exista el ser humano mismo.

 

Ser sexual es canalizar pulsiones cósmicas.

Es no sólo reproducción; es creación.

Es vida. Es cambio. Movimiento.Naturaleza.

 

El ser humano es una expresión divina.

Reune en su ser a Shiva y a Shakti.

Lo masculino y lo femenino.

Cada ser individual en distintas proporciones

y en continuo dinamismo.

 

Ningún individuo humano es 'sólo hombre'

o 'sólo mujer', sino como en matemáticas:

"tiende a". Su conciencia

posee un acorde predominante,

que proviene del Hombre

o de la Mujer arquetipales.

 

Y ningún cuerpo humano es absolutamente

macho o hembra, al margen de sus capacidades.

Todos somos intersexuados,

y a la vez sujetos a diferenciación sexual.

Cada cual con distinto "éxito" y peculiaridades.

Es decir, y al entender del paradigma reinante,

más enteramente hombres, o menos,

más enteramente mujeres, o menos.

 

La verdad es que somos, como dice el Génesis,

hombre y mujer. Cada uno.

Dándole cada cual el peso que sienta

a cada uno de esos dos nombres

en lo que respecta a su propia constitución y ser.

 

Para unos será "hombre y mujer",

para otros quizás "mujer y hombre",

o "MUJER y hombre", o "mujer y HOMBRE".

Quién sabe.

 

Quien piense que no hay nada de masculino

o de femenino, en ella o él, se engaña

y está negando a sus progenitores,

los que dieron principio a su cuerpo.

 

Todos provenimos de la esencia Madre y Padre.

Y continuamos esa esencia siempre.

A nuestra manera, según nuestro Tao.

 

El arco Yin posee un punto yang,

el arco Yang posee un punto yin.

 

Hombres y mujeres tienen que comprender

y asumir la energía femenina.

Es el reto de nuestra era.

 

No se trata de un feminismo político,

sino de un avanzar espiritual de la humanidad.

 

Muchas mujeres han sido desconectadas

de su propia esencia Yin,

por negación ideológica, machista o feminista.

Hoy les toca redescubrir su fuente íntima,

en su propio espíritu.

 

Las gentes reverso-sexuadas pueden alumbrar.

Dar luz sobre la verdad: cada alma es sexuada,

pulsa con un principio cósmico

Masculino, o Femenino,

en su particular misión terrena, humana.

 

Los hombres y mujeres nacidos

con Síndrome de Identidad Sexual Reversa

son hombres y mujeres medicina,

hombres y mujeres sobrenaturales.

Guías hacia la verdad espiritual del sexo.

Pruebas vivientes de la raíz anímica del género.

Incluso más cuando son socializados a la contra,

a contragénero.

 

Los varones, los hombres, igualmente

padecen de sequía de yin.

Se les ha hecho negar toda feminidad en ellos.

Su Yang se ha vuelto un Moloch devorador de criaturas,

devastador de la tierra y la naturaleza.

 

Carentes de equilibrio sexual dentro de sí mismos,

hombres y mujeres vagan neuróticos, deprimidos,

histéricos, y con toda clase de trastornos.

 

Es tiempo de abrazar el Principio Femenino,

se sea varón o mujer.

Desde la identidad sexual de cada cual.

Aceptar el puntito yin de tu ser, si eres hombre.

Asumir la verdad espiritual de tu esencia,

si eres mujer.

 

Y se necesita un clima de completa libertad

para la expresión del propio género,

para reconectar con él y darle cauce.

Reconocer que el cuerpo no lo determina.

Y que no tienen sentido los mandatos culturales.

Que toda identidad -toda alma- debe poder

sentirse amada.

Para ser quien es.

Ella misma.

 

Totalmente.

 

Entonces entraremos en un mundo desconocido.

En el que la divinidad inmanente a cada ser

es vivida plenamente.

 

DzaDawa, 2002.


 

Adicionalmente voy a incluir algunos cuentos e historias que he encontrado en la red.

 


CUENTO 1

Cuento o Realidad: La Ropa de Mi hermana.

Es verdad que hasta los 13 años use ropa de mi hermana sin su consentimiento, apenas usaba algo, y lo volvía a guardar. Era tanta mi timidez, que ni siquiera llegaba a arrugarle nada. También es verdad, que a los 13 años empezando a ser varoncito, no tenia la mejor relación con mi hermana de 15 años en ese entonces, llenos de rivalidades y chantajes baratos ( la amenazaba con contarles a mis padres sus andadas con chicos mayores y otras travesuras). Pero una noche de sábado, todo cambio !!. Mis padres no estaban en casa, se habían ido y hasta las 11 o 12 de la noche no volvían, eran las 19:30 y ella arregló para salir con el novio a dar una vuelta (sin permiso de nuestros padres ) y volver antes que ellos, es por eso que estaba muy simpática conmigo, hasta me pidió que la ayudara a elegir que ropa ponerse. Para mi no era nuevo ver a mi hermana en ropa interior, estando en su cuarto, empezó a probarse de todo, polleras, vestidos, minis, pantalones ajustados, esa pollerita escocesa que tanto me gustaba, etc., hasta que se decidió por un pantalón y sonó el timbre, era su príncipe que la venia a buscar, se llamaba Hernán y le llevaba dos años a mi hermana, dejo todo tirado y me hizo prometerle no decir nada a mama y papa. Cuando bajo, me quede paradito en su habitación con toda su ropa a la vista diseminada por todos lados, estaba feliz !!! solo en casa y con tanta ropa a disposición !!!! No sabia por donde empezar, SI, desnudándome, lentamente fui probándome cada cosita de mi hermana y mirándome en el espejo una y otra vez, como ella lo solía hacer. Para ese entonces no estaba muy desarrollado y era muy lampiño, les juro que parecía una verdadera mina. Decidí no maquillarme, porque aparte de no saber, no tenia la menor idea de como limpiarme antes que todos vuelvan. Pero no me prive de quedarme vestidita con unas medias negras una minifalda tipo campana casi escocesa de color verde, que resaltaba mis piernas con las medias negras y hacia resaltar la pollerita, una blusa blanca y zapatos de taco alto (recién adquiridos por ella). Me miraba en cada espejo de la casa, lave los platos e intente hacer otras tareas femeninas como ella u otra mujer haría, para vivenciar y ver como se siente hacer distintas actividades vestidita para matar !!. Como les puedo explicar el lugar en donde yo estaba en el salón de la casa cuando se abrió la puerta ?? En una situación que si me movía, la persona que entraba me veía y yo sin poder esconderme o llegar al baño u otro lugar para cambiarme, ya ni eso me importaba, atine a quitarme la ropa, pero ya estaba ante la presencia de mi hermana que no me quitaba ojo de encima, SORPRENDIDA, de como estaba vestido y casi sin reconocerme. Ya venia gritando, enojada con el novio Hernán porque se habían peleado para siempre y (razón por la que volvió a los 30-40 minutos) y se quedo sin saber que decir, si gritar, reírse de mi o llorar. Yo había quedado inmóvil como una estatua, callado y sin saber que decir, cuando paso el susto, todavía estaba shockeado, empece a caminar hacia el pasillo que conduce a las habitaciones, pero ella, me tomo del brazo y me dijo: a verte ?? y me examino de arriba hacia abajo, yo esperaba en silencio, que me deje ir, pero ella se interpuso en el camino y me pregunto: hace cuanto que usas mi ropa ?, solo la mire y de ahí en mas empezaron una serie de preguntas que no conteste. lo único que le llegue a pedir era su silencio y que olvidara el tema, pero me dijo: dale charlemos como hermanos, intente seguir hacia los dormitorios, y me pidió que le hiciera un café, para charlar. Espera que me cambio, le dije con mas vergüenza de la que nunca sentí en mi vida. No, un rotundo no escuche decirle, para agregar, si te vestiste así, por algo es. Así te quedas y me condujo a la cocina. Me deje llevar por su juego, (ya que no me permitía cambiarme) y aproveche para ser mirado con esa pollerita que tanto me gustaba y que mi hermana tan poco usaba..........lamentablemente........... Le empece a hacer el café a ella y otro para mi, creo que llego el momento de empezar a tomar café. De a poquito me fui distendiendo y sintiéndome mas cómoda y menos rara con esta hermosa ropa que elegí minuciosamente para la GRAN noche a solas. No por casualidad, empezó a hablar ella y de temas muy ajenos al presente, el dialogo fue ameno y fluido, como nunca antes con mi hermana.

 

Desde aquella noche, todo cambio, hasta el año pasado que se caso, a los 23 años, o sea estuvimos en un pacto de silencio y colaboración durante 8 años, es mas, todavía lo respetamos.Desde aquella noche, fui muy compinche en sus travesuras y siempre la defendí y apadrine para que mis padres no se dieran cuenta. Ella a cambio, me permitía usar algo de su ropa, otro tanto se compraba para mi, o si le regalaban algo grande, me lo dejaba. En un cajón de su armario, yo guardaba mi ropa, para no levantar sospecha, termine usándole 3 cajones y 2 subdivisiones. claro, en un principio teníamos el mismo talle, pero con el correr del tiempo, necesitaba ropa mas amplia para mi, que yo empece a comprarme solo o con su ayuda.\par Me enseño a caminar, a maquillarme, a sentarme, a lucirme, en otras palabras, me acepto, sin tener que darle demasiadas explicaciones. Le encantaba maquillarme y tenerme como su sirvienta cuando estabamos solos, a lo cual, yo encantada obedecía ya que me vestía como diosa a veces, muy sexy otras y me paseaba por toda la casa libremente ante sus ojos y espejos, gozando cada segundo de mis vestidos, tacos, faldas, ropa interior, medias, etc.

 

No dudes enmandarnos tus Relatos.

Travestis@travestis.net

 


 

Aquí va la información de copyright.
Última revisión: Marzo 08, 2003.
1