Unificacion de USCA-ASA

En la Internet desde el 24 de agosto de 1999 a la tarde.

Asamblea de Constitución de Scouts de Argentina

1º de Diciembre de 1996.

Palabras de Monseñor Roberto Rodríguez, Capellán Nacional Scout Católico y Asesor Nacional de Formación Religiosa de Scouts de Argentina, en el acto de la firma de los Términos de Referencia.

Quiero expresar unas breves palabras antes de la suscripción de los Términos de Referencia entre Scouts de Argentina y la Conferencia Episcopal Argentina, a la cual en este momento represento por delegación de su Presidente, Su Excia. Mons. Estanislao E. Karlic.

Con la suscripción de estos Términos de Referencia, se concretiza la fusión de las asociaciones civiles preexistentes; continuando el accionar pastoral de la Iglesia Católica en Scouts de Argentina, por medio de la Comisión Pastoral Scout Católica, como Asociación Privada de Fieles.

Culmina así –en esta significativa ceremonia y con este acto– el largo camino del Proceso de Unidad del Movimiento Scout en Argentina.

Camino de la unidad que no esta hecha, sino que hoy –y de ahora en más, todos los días– comienza a hacerse, porque la unidad para que sea viva tiene que ser dinámica. Y en ese dinamismo, se van consiguiendo los objetivos comunes y las realizaciones comunes.

Unidad que debe ser en primer lugar la búsqueda en un diálogo fecundo de la Verdad, de manera que encontrando ese camino de la Verdad nosotros podamos llegar a ir consolidando esa unidad dinámica y cotidiana a lo largo de la vida de Scouts de Argentina, hasta que llegue a su plenitud allá al final de los tiempos.

Hoy también quiero agradecer a todos aquellos con los cuales –desde que la Conferencia Episcopal Argentina me nombro Capellán Nacional Scout– fui, poco a poco, dando los "últimos toques" a este Proceso de Unidad: a Emilio Navarro, al Consejo Nacional de USCA, a Rodolfo Vincent –con quien mantuve una larga conversación un día allá en Córdoba y en otros distintos encuentros–, al Directorio de ASA, al Comité de Constitución y también a aquellos que fueron mis colaboradores más estrechos, como son: el Padre Carlos Accaputo, Julián Domergue y Jorge Pérez los que pusieron su entusiasmo scout y su conocimiento profundo de la Iglesia, de la mística, del método, de los principios y de todo lo que constituye la realidad del escultismo. Con todos ellos y gracias a la buena voluntad de todos ustedes se fue generando todo esto que hoy termina en esta hermosa ceremonia, donde realmente siento la alegría de estos jóvenes por "ser Uno".

Dichosos por esta circunstancia, damos gracias a Dios y pedimos que Él, especialmente Él que es el UNO por excelencia –a pesar de que es Trino–, acompañe nuestro camino en Scouts de Argentina


Palabras de RODOLFO VINCENT, Presidente de Scouts de Argentina, en el acto de la firma de los Términos de Referencia

Los Scouts tenemos algo que decir también. Es un problema porque Monseñor ya habló, como Obispo y como Scout, pero esto fue una cosa tan deseada por nosotros, desde hace tantos años, en una sensación de motivo de escándalo de nuestros niños, cuando la Ley Scout dice en su artículo cuarto que un Scout es amigo de todos y hermano de todo Scout, y si tantas cosas nos unen, continuar separados, ¿como explicarlo?. Se nos pide ser testimonios de la fe y no motivo de escándalo , es por eso que se hace la Unidad, para sumar las potencias.

Encontramos en el momento preciso la comprensión del Episcopado, que esta en una situación especial en esta época en nuestro país y requiere de los brazos y el esfuerzo de todos. Para eso estamos uniendo las fuerzas: hace falta trabajar en pastoral de juventud, en pastoral social, hace falta trabajar el diálogo entre las iglesias, hace falta trabajar en nuestros propios corazones para darle profundidad a la fe, para aceptar al hermano bajo el mandato de que nos amemos los unos a los otros como hermanos que somos.

Tuvimos la enorme felicidad el día 26 de abril de recibir un deposito de confianza casi a ciegas de la Conferencia Episcopal. Tienen sobrados antecedentes para saber que pueden confiar, pero no pueden tener garantía del futuro. Esa garantía nosotros la estamos dando sobre nuestra propia vida y sobre nuestro propio honor. Por eso voy a pasar ahora –bajo estas convicciones– a firmar estos Términos de Referencia en nombre de Scouts de Argentina.


Palabras de RODOLFO VINCENT, Presidente de Scouts de Argentina, en el Cierre del Orden del Día de la Asamblea de Constitución

Luego de este cierre tendremos nuestra celebración en la que realizaremos las promesas y daremos gracias al Gran Jefe y a su Madre, nuestra Madre María, Señora de los Scouts y recibiremos la palabra de nuestras autoridades internacionales.

Quiero que estas palabras mías al cerrar esta primera Asamblea de Scouts de Argentina –su asamblea fundacional– enlacen con las promesas que vienen. A mis lados se encuentran dos dirigentes, el presidente del Foro Nacional de Jóvenes, Mariano y Hugo que es jefe de grupo de USCA, pero que fue de scout a 1er Guía en mi Grupo, cuando yo era Jefe de tropa y hoy es Diácono Permanente. Ambos van a ser mis padrinos de Promesa: este es el compromiso que asumo ante todos ustedes, los jóvenes y la fe y el compromiso que cierra para mi simbólicamente este momento: Hugo como testimonio de quien fue un joven confiado a mi cuidado y hoy es mi padrino de promesa ante esto que nace, que es Scouts de Argentina y Mariano que es la fuerza del futuro de los que vienen. Los necesito a ambos, se los dije a ambos y les pedí que eligieran libremente, yo voy a renovar mi promesa ante el Secretario General del Movimiento Scout Mundial, porque es ante el Movimiento que la hacemos y ante Dios, pero he sentido esta necesidad porque el momento es de una conmoción afectiva y espiritual tan enorme, que nos resulta sumamente difícil pensar en los minutos que siguen, porque no hay ninguna referencia previa que alcance lo suficiente.

Apelando a la escolástica todas son condiciones necesarias pero no suficientes: hace falta grandeza, amor hacia el hermano, comprensión y tolerancia; saber que tenemos un hermoso camino y un hermoso desafío, y bueno sería que supieran ustedes –como yo sé– que: ustedes están preparados y son capaces de hacerlo, porque son ustedes las autoridades a las que estamos subordinados y así será para siempre en Scouts de Argentina.

Nuestra prioridad son los jóvenes, estamos absolutamente en servicio, y como se comentaba en la Misa de ayer: "el alerta y la vigilancia –que pide Isaías– es para saber cuando llega el amigo, para poder abrir el corazón y para estar dispuesto al abrazo fraterno".

Se que hay dudas sobre uniformes, insignias y asambleas. Vivan esta fiesta en paz, nuestra convicción y certeza es que debemos simplificar las cosas a nuestros Grupos. Por tanto, no habrá ningún cambio de uniforme para nadie, siguen todos igual. Los programas son los que se vienen cumpliendo en cada asociación, sin variantes de ningún tipo. Solamente cambiaremos insignias, pero para eso les llegará una circular a su debido tiempo. Hasta tanto se celebren las Asambleas de Distrito, continuarán en funciones los Comisionados y Directores de Distrito y Región de ambas asociaciones –USCA y ASA– quienes darán los permisos de acampe para éste verano y siguen en uso de todas sus atribuciones hasta que se concrete su relevo –o confirmación– en el momento apropiado.

Sobre las Asambleas de Distrito, oportunamente recibirán la convocatoria, su orden del día y comentarios sobre su metodología, así como las disposiciones transitorias necesarias. Estos temas tendrán acuerdo pleno del Consejo Directivo y del Comité Ejecutivo. En los restantes, se iniciarán las consultas para que los Grupos y Distritos puedan opinar sobre todos los temas que deban ser decididos luego por la Asamblea Nacional.

Lleven este mensaje a sus Grupos y a todos cuantos puedan hacerlo llegar. Dios quiera que podamos transmitir fielmente este clima de hermandad y la fuerza de todos ustedes. Sean testimonio fiel de lo que están viviendo y predíquenlo.

Sirvan estas palabras para anunciar nuestra celebración, a la que todos tenemos ganas de llegar ya mismo si es posible. Un abrazo fuerte a todos.


Discurso del Dr. Jacques Moreillón, Secretario General de la Organización Mundial del Movimiento Scout.

Saludos iniciales

Hermanas y hermanos Scouts.

Sin duda que hoy es un momento histórico. Tras la sencillez de este acto, una profunda solemnidad nos emociona a todos. Hay algo solemne en el ambiente cuando todos los que venimos de afuera somos testigos privilegiados del abrazo fraterno de los hombres y mujeres que durante 59 años estuvieron separados.

Síntesis Histórica

Lo que ocurre no es un acto más ni es la firma de un nuevo documento. Es el encuentro, la reconciliación definitiva, el abrazo permanente que sella un proceso que ha durado 22 años y que comenzó en 1974 cuando se constituyó COCSA y cuando en el CIP de Mar del Plata en enero de 1975, los Jefes Scouts Nacionales de ambas asociaciones fueron levantados en andas por una masa de jóvenes participantes que coreaban aquel slogan que todavía hoy muchos recuerdan: "¡INSA, USCA, la unión es lo que buscan!".

De lo que ha pasado hasta 1988 yo sólo soy testigo. En julio de 1989, a iniciativa mía, se suscribió el acuerdo de asociación en virtud del cual, por primera vez, todos los scouts de Argentina pasaron a formar parte de la hermandad scout mundial. Y muy particularmente, desde setiembre de 1992, cuando iniciando la última fase de este largo proceso, se suscribió el convenio de unidad que todos festejamos esta mañana

Agradecimientos

Este es el momento apropiado para que todos agradezcamos a tantos hombres y mujeres que han dado lo mejor de sí para llegar hasta donde hemos llegado. Muchos de ellos son actualmente dirigentes de Scouts de Argentina y hemos tenido hoy la ocasión de agradecerles personalmente su visión y su esfuerzo. Pero muchos también ya no están activos entre nosotros y yo quiero simbolizarlos en un pequeño puñado de dirigentes, cuyos nombres he oído como actores permanentes y relevantes en el proceso de estos 22 años: Elio Del Boca, Roberto Pereiras, Mary Grandjean, David Auletta, Ronald Field, Nieves Pozzi, Juan Carlos Reyes, Mons. Adolfo Arana, Domingo "Lobo" Rodriguez, Roberto Machín, Sergio Laurenti, Roberto Torres, Manuel Díaz, Horacio Pietruszka, Jorge Pérez, Roberto Bonifacio y tantos otros que seguramente permanecen y permanecerán en el recuerdo emocionado de todos ustedes. Y es el momento también para agradecer a los que hasta hoy han continuado activos en este proceso y que han desarrollado un intenso trabajo en el Comité de Constitución de Scouts de Argentina, que ha funcionado entre septiembre de 1992 y hoy, en que culmina sus funciones, traspasando la antorcha al nuevo Consejo Directivo de la asociación unificada. Muchos nombres podría yo destacar, pero permítanme que mencione los que han estado más presentes en este Comité y , según me dicen, están entre nosotros hoy: Emilio Navarro, Rodolfo Vincent, Rafael Espinola, Jorge Pozzi, Diana de Molinas, José Accaputo, Héctor Carrer, Daniel ñañez, Marta Rago, Eduardo Schimkus, Claudio Segretín, Daniel Vázquez, Mónica Maillet y muchos otros a quienes pido disculpas por no recordar sus nombres pero tengo muy presentes sus rostros. Y tampoco puedo dejar de mencionar, algunos nombres de nuestra Organización Mundial del Movimiento Scout que los han acompañado a ustedes en este proceso, como Jean Cassaigneau, amigo permanente de ustedes, con sede en Ginebra; Alberto Del Brutto, embajador de ustedes en nuestra Organización Interamericana; y Gerardo Gonzalez, que desde distintas posiciones ha sido un animador constante de este proceso desde 1977 hasta ahora. De hecho, el Convenio de Unidad de 1992 se firmo a iniciativa suya, en su calidad de Director Regional recién designado por mí; y desde que se creó el Comité de Constitución, Gerardo ha sido el único que ha permanecido desde el inicio hasta el final. Debo mencionar también la determinación del Episcopado Argentino, sin cuya decisión este proceso no habría sido posible. Saludo la visión y generosidad de los señores Obispos de la Iglesia Católica en la persona de los Monseñores Antonio Quarracino, Arzobispo de Buenos Aires; José María Arancedo, Obispo de Mar del Plata y Presidente de la Comisión para el Apostolado de los Laicos; Estanislao Karlic, Arzobispo de Paraná y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina; y Roberto Rodríguez, Obispo Auxiliar de Córdoba y Capellán Nacional de Scouts de Argentina, quien representa esta mañana a todos los dignatarios de la Iglesia Católica. Al mencionar a los señores Obispos, debo también dejar testimonio ante ustedes del papel que ha jugado en el proceso de unidad la Conferencia Internacional Católica de Escultismo, cuyo anterior Secretario general, el señor Gualtiero Zanolini, amigo personal mío, contribuyó eficazmente a demostrar la visión que contenía la formula ideada por los laicos en Argentina. Igual contribución tuvo mi amigo Roberto Linn, ahora Subsecretario General de la CICE, también aquí presente.

 El modelo de asociación

La mayor alegría que puedo transmitirles a nombre de la Organización Mundial del Movimiento Scout, es comprobar que ustedes han obtenido la unidad en base a un modelo que deja intacta la pluralidad de diversidades que felizmente existen entre las personas. En un país homogéneo étnica, histórica y culturalmente, como es Argentina, nunca imaginamos una federación.

Al adoptar este modelo, ustedes han evitado la tentación de la solución fácil de suscribir un simple documento jurídico, que les habría dado la sensación de estar unidos, pero que les habría quitado la fuerza de tener, para Argentina, para los jóvenes y para el mundo scout, un solo rostro y una sola voz.

Las federaciones tienen muy poca presencia nacional y prácticamente ninguna significación internacional. Scouts de Argentina, como asociación única, se abre ahora al futuro y les da la oportunidad de tener un mensaje claro para los jóvenes, para su Patria y para la hermandad mundial que todos formamos.

Quiero expresarles también la alegría que embarga a la Organización Mundial del Movimiento Scout, al comprobar que el modelo que ustedes han construido valora y destaca el lugar que ocupa la dimensión espiritual dentro del Movimiento. Esta dimensión se refleja en todos los componentes de nuestra Constitución; en el Propósito del Movimiento Scout, que nos invita a contribuir al desarrollo integral de los jóvenes, sin excluir ningún aspecto de su personalidad, especialmente su aspiración a la trascendencia y a la búsqueda de lo Absoluto; en los Principios Fundamentales, que incluyen los deberes para con Dios; en el Método, que nos invita a través de la Promesa a asumir un compromiso con nuestra fe, que nos presenta la naturaleza como un instrumento de Dios por medio de su obra, y en el papel que asigna a los líderes adultos, a los que propone ser testimonios de vida, con su ejemplo y con su conducta personal.

Oportunidad privilegiada

Pero la más trascendente que ocurre gracias a la unidad que celebran hoy día, es que ahora se inaugura un oportunidad privilegiada para que ustedes se conviertan en respuesta eficaz a las necesidades de los jóvenes de hoy.

La Juventud Hoy

Como les señalé en mis improvisadas palabras de ayer al llegar a Buenos Aires, hoy podemos comprobar que la escuela enseña cada vez más, pero educa cada vez menos. Empeñada en transmitir cada vez con más eficiencia la información acumulada, para preparar a los jóvenes para su enfrentamiento con una sociedad triunfalista y competitiva, ha postergado el desarrollo de la persona en humanidad, desatendiendo la construcción armónica de todas las facetas de la personalidad y la preparación de los jóvenes para el ejercicio de su libertad, tarea fundamental de la educación.

Ante la presión de un ambiente que promueve en los jóvenes llegar muy lejos lo más pronto posible, la familia les da cada día más independencia, pero cada vez les entrega menos autonomía, lo que implica jóvenes aparentemente libres que desconocen cómo usar esa libertad para construir su futuro.

La sociedad de consumo, por su parte, les informa a los jóvenes del costo de todo, pero no les proporciona el valor de nada.

Estos hechos conforman una situación que conduce a nuestros jóvenes a un realismo desencantado, que no los lleva a ninguna parte porque no saben dónde van y cuyo único destino es la apatía o la evasión. Todos conocemos los resultados de esa evasión en los altos índices de alcoholismo, drogadicción, violencia y delincuencia, que hoy nos preocupan a todos: padres, iglesias, autoridades y gobernantes.

Nunca antes habíamos estado tan invadidos de estadísticas, informes y datos sobre la realidad juvenil. Todos saben lo que pasa con los jóvenes, pero muy pocos se ocupan de que algo realmente nuevo pase con los jóvenes. Hablamos demasiado del problema de los jóvenes, pero no discernimos suficientemente sobre el problema de los adultos, que les hemos entregado este mundo en herencia y que no sabemos cómo presentarles un escenario diferente, en el que ellos puedan construir una sociedad distinta, más humana, más centrada en valores, más justa, más verdaderamente libre.

 La respuesta del Movimiento Scout

Y de eso si se ocupa el Movimiento Scout.

En mi opinión, y luego de recorrer cada día distintas partes del mundo y de estar informado de mucho de los que se escribe sobre nuestra juventud, considero que no existe ninguna otra respuesta que tenga la fuerza que tiene el Movimiento Scout.

Necesitamos tener la capacidad de aplicar esa respuesta con la mayor eficiencia posible y de aprender a comunicarla al resto de la sociedad en un lenguaje y a través de testimonios que los actores sociales, y principalmente los gobernantes de hoy, puedan comprender.

Pero antes de eso, necesitamos nosotros creer firmemente en que tenemos esa respuesta.

Y es aquí donde yo veo que la unidad que ustedes hoy celebran constituye un paso fundamental para lograr ese íntimo convencimiento. Siendo uno solo, ustedes potencian sus posibilidades, adquieren confianza en sí mismos y son capaces de mostrar el mensaje scout a la comunidad con la alegría de aquellos que tienen una buena autoimagen.

Nuestro futuro

Pero eso supone que la historia de Scouts de Argentina en los años venideros será distinta a la historia de sus discrepancias en los años pasados. Para que la sociedad vea en los scouts la respuesta que necesita para sus jóvenes, ustedes deben levantar la mirada más allá de sus mesas de reuniones, más allá de la confrontación de sus diferencias, más allá del reproche, la desconfianza o el mutuo temor.

No han hecho ustedes la unidad para mirar más de cerca sus propias imperfecciones. Ustedes han construido una nueva asociación para proyectarla al servicio de los jóvenes y de su Patria. Si nunca olvidan esta modesta sugerencia que les hace su amigo el Secretario General de los Scouts en esta mañana de fiesta, tengan la certeza que el futuro, el grande y abierto futuro, será de ustedes.

Y si el futuro es de ustedes también lo será de nosotros, los 25 millones de jóvenes a nombre de los cuales yo estoy hablando esta mañana.

Y si ustedes hoy se comprometen a asumir ese futuro, jamás dejaremos de estar junto a ustedes, como nunca hemos dejado de estarlo en este largo camino hacia el reencuentro.

Pido a Dios que a todos nosotros, a los jóvenes y a su Patria, nos bendiga esta mañana, para que nunca renunciemos a ese grande y abierto futuro.


Discurso de Roberto Linn, Coordinador CICE América.

Saludos iniciales

Es una inmensa alegría y un gran honor para mí, participar de esta instancia tan anhelada, tan querida. Indudablemente cierra un capitulo en el proceso de transformación que esta viviendo todo el escultismo en América y en este particular momento: Argentina. Traigo los buenos deseos y afectuosos saludos de todos los miembros del Comité Permanente de nuestra Conferencia, en particular del Capellán Mundial Monseñor Richard LaRoque y del Secretario General Enrique López Viguria.

 Modelo de Unidad

La CICE coincide en general con los lineamientos tanto del Comité Scout Regional como el Mundial, en lo referente al tipo de organización que debe tener una Asociación Scout. Coincidimos plenamente en el inconveniente de una Federación en nuestra Región y apoyamos firmemente la constitución de una organización plural con una Comisión Pastoral estructurada en plena armonía con el resto de la Asociación como la que han constituido aquí en Argentina o las que ya existen en Estados Unidos, Chile y Uruguay. Confiamos que el modelo argentino, como los ya existentes, sirvan de base para la transformación del resto de las Asociaciones de la Región.

 Desafíos de cara al futuro

En la nueva etapa que hoy comienza; los Scouts de Argentina deben hacer frente a varios desafíos en el futuro inmediato.

A nivel Institucional debe asegurarse el pluralismo religioso activo. Como Asociación abierta o heterogénea se entiende que las Iglesias tendrán oportunidad de educar en su fe a sus miembros. Pero eso debe ser una realidad, estar presente, ser activo, sin avasallar pero sin ocultarse. Debe darse igualdad de oportunidad a todos, respetar a las minorías dejar lugar al disenso. No es a la Conferencia que represento a quien le corresponde profundizar sobre estos aspectos institucionales. El Secretario General del Movimiento Scout Mundial desarrollará ampliamente este tema. Deseo en esta oportunidad plantear cuatro desafíos que como católicos deben asumir los miembros de esta Asociación que hoy nace y que profesan esta religión. El primer desafío es procurar el encuentro de todos los católicos, de los que provienen de USCA, que ya tienen una profunda experiencia en la pastoral Scout, y de los que vienen de ASA. Todos católicos, tal vez con una distinta visión no solo de la Iglesia sino y en especial sobre la educación de la fe dentro del Movimiento. La Comisión Pastoral debe abrazarlos a todos. No con una actitud paternal sino en sincero abrazo fraternal. El segundo desafío lo debe asumir la Comisión Pastoral Scout Católica, esta Asociación Privada de Fieles, que ahora se constituye a partir de USCA pero que es Scouts de Argentina. Comunión, Misión, Celebración son palabras claves para definir su tarea, que debe apuntar a la realización de Seminarios, Cursos, Encuentros, Retiros; elaborar publicaciones, material de apoyo; constituir y apoyar las Comisiones Diocesanas de Pastoral Scout; participar en la Pastoral Orgánica y de Conjunto de la Iglesia Católica; relacionarse activamente con CICE. Los Obispos argentinos han dado un gran paso al dar su bendición a esta Asociación que hoy se constituye, han confiado en todos los Scouts Argentinos, han confiado en los católicos que la integran y en particular han confiado en los adultos a quienes han traspasado una herramienta de evangelización de increíble valor. La Comisión pastoral debe recibir este don con un alto grado de responsabilidad. Cuenten con el constante apoyo de nuestra Conferencia para cumplir con su misión. El tercer desafío tiene que ver con la misma pastoral scout y representa un constante desafío a todas las Asociaciones de nuestra región América, que, a partir de hoy son todas pluriconfesionales y en especial a una Asociación nueva como esta y es llegar con la pastoral a todos los rincones, allá donde haya un católico. El reto mayor representa el como educar en la fe a los niños y jóvenes que integran grupos heterogéneos. En un grupo católico la educación en la fe tal vez no sea más fácil pero ya hay una amplia experiencia por eso creo que es en los grupos scout heterogéneos donde debe hacerse ahora un trabajo creativo. Es también en éste ámbito plural donde la fe es puesta a mayor prueba y por ende sale más fortalecida. El vivir nuestra fe en un ámbito plural, con la gran ventaja de que ese ámbito sea Scout, debe ser el eje de la pastoral scout.  El cuarto desafío es el saber ser católico en una Asociación plural, poniendo nuestra fe al servicio del Movimiento Scout o sea de la juventud argentina. Hoy los Scouts de Argentina reciben una gran herencia, todo el rico bagaje de dos Instituciones con una gran trayectoria, el apoyo de las autoridades del Movimiento Scout Mundial y de todas las Asociaciones Scouts hermanas, el apoyo de la Iglesia, del Estado, de toda la Sociedad Argentina, siendo el patrimonio mas valioso que recibe esta hermosa juventud. Scouts de Argentina tiene una oportunidad única en la historia, unida y fortalecida, de incidir en la transformación de la Sociedad a través de la educación de la juventud. Debe aprovecharse en beneficio de la juventud y del futuro del país. Todos los católicos deben asumir un papel protagonico en la construcción de esta Asociación, junto con sus hermanos de otras religiones, sin embargo es importante destacar que el papel de la Comisión Pastoral es exclusivamente el de la educación en la fe, jamás debe asumir un rol político en la vida de la Institución. 


Llamado a los que han optado por intentar un camino separado

Finalmente quiero hacer un llamado especial a aquellos que su escepticismo ante este nuevo amanecer los ha llevado a optar por intentar un camino separado. El proceso que esta viviendo la Argentina, es un fabuloso ejemplo para todo el mundo de como los hombres, cuando poseen valores sólidos, son humildes y tienen grandes ideales, pueden juntos construir un gran proyecto y llevarlo a la realidad. Como Scout Católico los exhorto a sumarse a esta empresa, enfrentar junto a todos los Hermanos Scouts estos desafíos que Dios puso por delante.

Que Dios los ilumine y bendiga.

 


 
 
Si estas buscando informacion especifica sobre Escultismo, usa este mini buscador que dara los resultados dentro de Valerina.


 
En la web desde el 24/8/1999 VALERINA Copyrigh t © 1999-2000
Jose Luis Horoszczuk (Pol@co)
Buenos Aires-Argentina
 

Ultima actualización: 

1