La Revista Virtual de Montañas Rusas y Parques de Diversiones


Zona Q - Número 4 - Noviembre, Diciembre 2002

Editorial Noticias Reportajes Parque Montaña Links Records Anterior Contacto
 

SixFlags México vs. el Gobierno del DF

¿Nos Quedaremos sin una Nueva Montaña Rusa?


 

SixFlags México esta a punto de perder la oportunidad de tener una nueva montaña rusa.

Desde el mes de noviembre del año pasado SixFlags México se ha tenido que enfrentar a problemas legales frente al gobierno de la ciudad de México y en especial con la Secretaria del Medio Ambiente y la delegación Tlalpan.

Todo comenzó el 29 de noviembre de 2001 cuando la Secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal clausuro las obras de construcción de la nueva montaña rusa Escape de Superman porque según se informo el parque realiza la tala ilegal de árboles. Además, se le impuso una multa de 2 millones de pesos por el daño que ocasionó a una zona de conservación ecológica. La empresa no tenía autorización para derribar árboles, sin embargo, procedió al retiro de encinos, eucaliptos y zompantles.
 

¿Que dice el Gobierno?

Según dijo el gobierno desde septiembre SixFlags inició con esos trabajos en una área verde colindante con el fraccionamiento Jardines en la Montaña. Se explicó que SixFlags gozaba de una concesión para utilizar parte de la sección norponiente del Parque Nacional del Pedregal, sin embargo, no estaba autorizada para afectar el entorno.

El proceso administrativo contra el parque inició ante una queja de vecinos del fraccionamiento Jardines en la Montaña, quienes acusaron que la firma llevó maquinaria pesada al Parque Nacional del Pedregal y trabajó por las noches en el retiro de decenas de árboles.

El 4 de septiembre del mismo año se publico una nota en el periódico El Universal de esta capital en la que se decía que el gobierno estaba realizando  revisiones en las instalaciones del parque. Según informo la secretaria del Medio Ambiente de la ciudad, Six Flags pidió autorización para la instalación de nuevos juegos mecánicos pero antes de obtener esta autorización comenzó a talar árboles para despejar el terreno que ocupara la nueva montaña rusa.

¿Que dice SixFlags México?

El parque ha mantenido un gran hermetismo respecto a este tema. El 5 de septiembre en el mismo periódico se presentaron las declaraciones del vocero del parque en las que asegura que los trabajos que se estaban realizando era en realidad la limpieza de una cañada interior con el fin de cumplir un requerimiento específico de la Secretaría del Medio Ambiente y que dichos trabajos estaban siendo supervisados por el área ecológica del gobierno y de la delegación Tlalpan. Asimismo, rechazó que se realizo la tala de árboles, porque la Secretaría del Medio Ambiente tiene inventariados todos los que existen en el parque y solamente ha autorizado que se tiren troncos muertos. SixFlags esta utilizando todos los recursos legales para salir de esta situación y evitar el pago de la multa de 4 millones de pesos.

Pero la nueva montaña rusa no tiene solo como enemigo al gobierno de esta ciudad, sino también el tiempo. El proyecto corre el peligro de ser cancelado por parte de SixFlags Inc. y llevado a otro parque de esta compañía si el problema no se resuelve pronto, lo cual nos dejaría sin Escape de Superman.

No queremos quedarnos sin Montaña Rusa, creemos que esta cuidad se merece esta nueva montaña rusa de nivel mundial y que el gobierno debe preocuparse por asuntos mas importantes como la inseguridad de esta cuidad, en donde un niño de 14 años puede asaltar con un arma de juguete, o en cualquier taxi puedes ser victima de la delincuencia (ambos casos los menciono por experiencia propia), estos son los temas que deben tener prioridad y no el de privar a los capitalinos de una forma sana de entretenimiento que sin duda ayudara a acrecentar el turismo.

 

Volver a Reportajes

 


Esta Página esta diseñada para verse en Microsoft Internet Explorer a una resolución de 600 x 800.
 
 ©2002 Derechos Reservados Zona Q
 Diseño y Realización: Carlos Vargas, para Imagen Web
 Todas las marcas y personajes mencionados son propiedad intelectual de sus dueños.

1