¡SOMOS CATÓLICOS!

 
ÍNDICE NOTICIAS DEL VATICANO ARCHIVOS GALERÍA
DE FOTOS
PREGUNTAS FRECUENTES
 
 

 

JUDÍOS INSASIABLES:


SIGUEN PROTESTANDO POR LA NUEVA

ORACIÓN DEL VIERNES SANTO[*]

 

EL RABINO LARAS ES EL DE LA DERECHA

   Los judíos italianos no celebrarán con los católicos, el próximo 17 de enero, la "Jornada del Hebraísmo" porque aún no hay un acuerdo "satisfactorio" sobre la plegaria que los católicos rezan el Viernes Santo siguiendo el ritual preconciliar.

   El rabino Giuseppe Laras, jefe de la Asamblea Rabínica Italiana, hizo el anuncio en una conferencia de prensa sobre diálogo inter-religioso celebrada en el Parlamento italiano. Dijo que aunque el Vaticano explicó que la oración del Viernes Santo no pretendió ofender la sensibilidad judía,  los judíos italianos siguen disgustados.

   La polémica sobre la plegaria por los judíos del Viernes Santo se desató después que en julio de 2007 el Papa Benedicto XVI liberalizara la celebración de la misa en latín, según el rito existente antes del Concilio Vaticano II.

   En ese misal, el "Missale Romanum", se calificaba a los judíos de "pérfidos" y se incluía la conocida como "plegaría del Viernes Santo" en la que los católicos pedían que los judíos se convirtieran al cristianismo.

   En esa oración se rogaba a Dios para que eliminara "la ceguera de este pueblo, para que, reconocida la verdad de tu luz, que es el Cristo, salga de las tinieblas".

   Aunque Juan XXIII eliminó de aquel misal la expresión "pérfidos", se mantuvo la plegaria del Viernes Santo.

   Tras entrar en vigor el nuevo misal surgido del Concilio Vaticano II en 1969, se dejaron de utilizar el viejo texto y la plegaria, pero al rehabilitarlo en 2007 Benedicto XVI la comunidad judía expresó su malestar por el retorno de un rezo que daban ya por desaparecido.

   Según la Unión de las Comunidades Judías italianas, se ponía en peligro el ya difícil diálogo entre religiones y se favorecían los antiguos prejuicios antijudíos.

   Ante la polémica desatada, el 5 de febrero de este año, Benedicto XVI dispuso que la plegaria del Viernes Santo, que se reza en latín, fuera cambiada y eliminó la frase en la que se pedía por la conversión del pueblo judío.

   Aunque en el texto sólo se dice ahora "oremos por los judíos" sigue el desacuerdo.    

   Laras, ex-rabino jefe en Milan, Ancona y Livorno, declaró expresamente que la decisión de no tomar parte en el día común de oración del 17 de enero no está vinculada a la controversia sobre los planes para la beatificación de Pío XII, el pontífice acusado de no haber defendido suficientemente a las víctimas judías del "Holocausto" nazi. Dijo que si bien los judíos tienen el derecho de criticar a Pío XII, su beatificación y canonización es "un asunto de la Iglesia".  

   Funcionarios del Vaticano dijeron que el pasado mes de octubre el rabino David Rosen, Director del Comité Judío Internacional que se reunió con Benedicto XVI, dijo que agradecía las explicaciones dadas por el Vaticano diciendo que la oración del Viernes Santo "de ninguna manera pretendía ser un acto de proselitismo hacia los judíos". El pasaje del Missale Romanum dice: "Oremos por los judíos. Que el Señor Dios nuestro ilumine sus corazones para que reconozcan a Jesucristo, Salvador de todos los hombres". 

   Tullia Zevi, ex jefe de la comunidad judía italiana, dijo que aunque el rabino Laras expresó correctamente la "desilución y pesar" de los judíos, el diálogo judeo-cristiano debe continuar y continuará. Señaló que la frase "oremos por los pérfidos judíos fue sacada de la oración.  

   El Cardenal Giovanni Battista Re, jefe de la Congregación de Obispos, dijo que le "sorprendieron" las aseveraciones del rabino Laras' "dadado lo bien que están nuestras relaciones con los judíos y los muchos gestos de buena fe hacia nuestros "hermanos mayores" hechos por Benedicto XVI.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:


  • [*] Tomado de: http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/faith/article5190702.ece
1