Tratamientos pregerminativos aplicados a semillas de mandarino Citrus reticulata

Autores: Marcela González y Sabrina Oga

Asignatura: Diseño de Proyectos.

Cuarto Año de Nivel Medio del Ciclo de Especialización en Ciencias Naturales.

Instituto Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

Av. Revolución de Mayo 1476; B Crisol; 5014 Córdoba; Argentina.

Director del proyecto: Prof. Federico Kopta.

Año: 2003.

Resumen:

En el presente trabajo, se determinó y comparó la influencia que tuvo el tratamiento de remojo por 72 h. junto con el tratamiento de testigo, en los semillas de Citrus reticulata Blanca.

Las semillas remojadas tuvieron una germinación significativamente mejor a los 28 y 35 días.

Introducción:

Los cítricos se originaron hace unos 20 millones de años en el sudeste asiático. Desde entonces hasta ahora han sufrido numerosas modificaciones debidas a la selección natural y a hibridaciones tanto naturales como producidas por el hombre.

La dispersión de los cítricos desde sus lugares de origen se debió fundamentalmente a los grandes movimientos migratorios: conquistas de Alejandro Magno, expansión del Islam, cruzadas, descubrimiento de América, etc.

Citrus Reticulata Blanca conocida vulgarmente como Mandarino pertenece a la familia de las Rutáceas.

- Subfamilia: Aurantioidea.

- Género: Citrus.

- Especie: Existen numerosas especies: Citrus reticulata, C. unshiu, C, reshni (clementinas, satsumas y comunes).

- Porte: menor que el naranjo y algo más redondeado.

- Raíz: sólida, blanca y, bajo condiciones de cultivo, posee gran cantidad de pelos radiculares.

- Hojas: unifoliadas y de nerviación reticulata, con alas rudimentarias pequeñas.

- Flores: solitarias o en grupos de 3 ó 4.

- Fruto: llamado hesperidio. Existen variedades muy semilladas y otras partenocárpicas.

Son cultivados por sus frutos de agradable sabor, sin semillas y muy fáciles de pelar, lo que hacen que sean muy atractivos  para el consumidor. Han alcanzado su máximo desarrollo en las áreas subtropicales (30-40 latitud N y S). En estas áreas la producción es estacional y la calidad del fruto para el consumo en fresco es excelente. La producción de mandarinas muestra un ritmo creciente más acusado que el de las naranjas.

Es más resistente al frío y más tolerante a la sequía que el naranjo, pero los frutos son sensibles. El factor limitante es la temperatura mínima, ya que no tolera las inferiores a 3; pues la temperatura determina el desarrollo vegetativo, floración, cuajado y calidad de los frutos. Las temperaturas altas constantes mantienen altos niveles de clorofila y su color es persistentemente verde.
Necesitan suelos permeables y poco calizos y un medio ambiente húmedo tanto en el suelo como en la atmósfera.

Se recomienda que el suelo sea profundo para garantizar el anclaje del árbol, una amplia exploración para garantizar una buena nutrición y un crecimiento adecuado.

Los suelos deben tener una proporción equilibrada de elementos gruesos y finos (textura), para garantizar una buena aireación y facilitar el paso de agua, además de proporcionar una estructura que mantenga un buen estado de humedad y una buena capacidad de cambio catiónico.

No toleran la salinidad y son sensibles a la asfixia radicular. En general la salinidad afecta al crecimiento de las plantas mediante tres mecanismos relacionados entre sí pero distintos:

*Alteraciones hídricas producidas por sus efectos osmóticos sobre la disponibilidad de agua.

*Acumulación de iones tóxicos.

*Interferencias con la absorción de elementos nutritivos esenciales, que provocan desequilibrios en el balance de elementos minerales.

En los cítricos los efectos dañinos de las sales se combaten con:

*Estrategias de riego.

*Uso de material vegetal tolerante.

*Utilización de sales de calcio.

En teoría en los cítricos es posible la propagación sexual mediante semillas que son apomícticas (poliembriónicas) y que vienen saneadas. No obstante la reproducción a través de semillas presenta una serie de inconvenientes: dan plantas que tienen que pasar un período juvenil, que además son bastante más vigorosas y que presentan heterogeneidad. Por tanto, es preferible la propagación asexual y en concreto mediante injerto de escudete a yema velando en el mes de marzo, dando prendimientos muy buenos. Si se precisa de reinjertado para cambiar de variedad, se puede hacer el injerto de chapa que también da muy buenos resultados. El estaquillado es posible en algunas variedades de algunas especies, mientras que todas las especies se pueden micropropagar, pero en ambos casos solamente se utilizarán como plantas madre para posteriores injertos.

 

Objetivo:

Establecer un tratamiento de pregerminación para semillas de Citrus reticulata Blanca.

 

Materiales y métodos:

Las semillas fueron estratificadas en condiciones frías y húmedas para que las semillas conserven viabilidad.

Se sembraron por tratamiento, 5 lotes de 40 semillas cada uno en parcelas aleatorizadas con 20 semillas cada una. Cada parcela se compuso de un recipiente plástico cilíndrico de 2 litros de capacidad con una boca de 2 centímetros de diámetro llenos con tierra negra hasta 2 centímetros antes del borde y luego tapadas las semillas con 1 centímetro de mantillo.

El vivero esta ubicado en la ciudad de Córdoba en el patio del Instituto Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

Con respecto al riego para el mantenimiento de las plántulas se realizo y se realiza a través de una regadera, la misma esta fabricada por una botella de 2 litros perforada en varios lugares cerca de la tapa y una perforación en el extremo contrario.

Se han realizado mediciones semanales posteriores a la tarea de sembrado y los datos han sido ordenados según cuadros de estadísticas.

 

Resultados:

TRATAMIENTO

14 días

21 días

28 días

35 días

Testigo

0 0

21 2,96

39,5 1,92

53,5 1,6

Remojo 3 días

0 0

16,5 2,30

48 1,48

75,5 7,04

Las semillas remojadas tuvieron una germinación significativamente mejor a los 28 y 35 días.

 

Bibliografía:

Búsqueda en Internet

1